stanger23 Doctor Sa7an

Si os interesa el tema de experiencias personales paranormales, os invito a que lean mi historia. En esta, cuento lo que me sucedió hace unas semanas cuando decidí ejecutar un archivo posiblemente maldito de la Deep Web. Las consecuencias fueron inimaginables, irreales, aterradoras, pero gracias a Dios salí ileso y conservando mi salud mental. Me gustaría que mi historia os sirva de advertencia por si os llega el archivo en concreto. ¡No lo ejecutéis! ¡Gracias!


Horror Historias de fantasmas Todo público. © Baychev

#suspense #256 #scary #ghost #historiademiedo #miedo #muerte #adolescente #monstruo #371 #229 #real #cuento #creepypasta #drama #literatura #historia #fantasmas #fantasma #misterio #383 #paranormal #demonio #horror #terror
Cuento corto
2
369 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

RostroAtento.exe

Conocí a Justin en mi primer año de Universidad cuando, por casualidad, los dos coincidimos en el mismo grupo para un trabajo en equipo. Al principio me pareció un chaval muy reservado y poco amigable, pero a medida que íbamos avanzando en el trabajo, iba avanzando nuestra relación. Con el paso de los meses, nos volvimos muy cercanos hasta tal punto que le presenté a mi novia, cosa que raras veces hacia con gente externa por así decirlo. Les cayó bien a mis otros amigos, de hecho, con uno de ellos compartía aficiones que yo no aprobaba y siempre les reprochaba. Se trataba de acceder y "surfear" ,si se le podría llamar así, en páginas de la web profunda (Deep Web) y no hablo de una vez cada cinco meses, sino de casi cada día. Se había convertido en una obsesión, sobre todo para Justin, ya que Gregory recibía más control por parte de su padre y se frenó en los últimos meses.

De un momento a otro Justin desapareció, pues durante cerca de un mes no supimos nada de él: no venía a clase, no contestaba los mensajes, no respondía a la puerta de su casa, ni lo veíamos salir de esta. Llamamos varias veces a su puerta con la esperanza de que por lo menos aparezcan sus padres y nos informen de su estado, pero Gregory nos dijo que el chico vive solo. Esto hasta hace unas semanas cuando recibí un e-mail suyo que decía lo siguiente:

Hola, Martín

Siento haber estado ausente durante todo este tiempo, pero he estado metido en un proyecto solitario ajeno de la Universidad y me gustaría que lo pruebes. Te escribo por e-mail, porque tengo el móvil desconectado desde hace mucho tiempo, ya que no quiero distracciones. Se trata de un minijuego con mucho potencial que he diseñado, pero te aviso de que todavía se trata de la versión beta, así que no me juzgues. Te pido por favor que lo pruebes, porque sé que eres una persona directa y crítica. Te he enviado el archivo ".exe". La contraseña es "icur537hi5fil3"

¡Disfrútalo!

En su momento, me creí todo lo que me había escrito, aunque me parecieron raras dos cosas: su completa desconexión del mundo, ya que era una persona muy extrovertida y centrada en sus estudios; y su afición por los videojuegos y por el proceso de su diseño. A pesar de esto, fui muy tonto e ingenuo, por lo tanto, me descargué el archivo.


Cuando lo ejecuté me salió la típica ventana del intérprete de comandos que me pedía una contraseña, así que copié y pegué la contraseña de Justin. Posteriormente el archivo arrancó, pero se quedó en una pantalla negra acompañada de una melodía escalofriante. Unos gritos femeninos desgarradores me hicieron saltar y tirar los cascos al suelo. A pesar de ya no tener los cascos puestos, seguí escuchando como los gritos se hacían cada vez más fuertes hasta que cesaron y fueron seguidos por unos llantos todavía peores. Intenté buscar la "X" para cerrar el archivo, pero no lograba verla, así que hice la combinación de "Alt" y "F4" para acabar con esto, pero no funcionó. Finalmente no aguanté más y empecé a pisar los cascos con la intención de destruirlos y acabar con estos horribles sonidos. Lo logré... y nada más hacerlo, la ventana del supuesto juego se cerró y el archivo desapareció de la carpeta. Me pasé cerca de media hora buscándolo por todo... ni siquiera estaba en la papelera. Recuerdo estar muerto del miedo ante lo sucedido, mi corazón iba a mil revoluciones, me costaba respirar, los escalofríos recorrían mi cuerpo como si fueran corriente. Finalmente me rendí, ya eran las 00:10 AM y yo seguía navegando sin rumbo por mi ordenador. Estaba cansado, asustado, somnoliento, así que decidí acostarme y dormir, necesitaba descansar y tranquilizarme. En aquel momento, intenté relajarme convenciéndome de que se trataba de un error en el diseño del juego, al fin y al cabo, se trataba de una versión beta. No fue así...

Alrededor de las 2:00 AM escuché un llanto masculino que pareció provenir de muy cerca. Al principio pensé que se trataba de un sueño, pero cuando terminé por despertarme me di cuenta que no. Mis pulsaciones volvieron a dispararse, se me revolvió el estómago y los escalofríos volvieron. El llanto se hacía cada vez más fuerte y aterrador, incluso de vez en cuando iba acompañado de algún que otro grito. Normalmente yo duermo mirando la pared y esa noche no era una excepción. Ahora pienso que tal vez hubiera sido mejor para mí no haberme dado la vuelta y simplemente haberme hecho el dormido, pero ya es demasiado tarde. Cuando me di la vuelta vi algo que casi me provocó un paro cardiaco... en la pantalla de mi ordenador había una cara mirándome fijamente. Se veía en blanco y negro con una calidad de imagen mala, pero aún así pude apreciar sus cejas gruesas, su nariz grande, su rostro pálido y aquellos ojos extremadamente abiertos que me observaban. Al principio pareció tener un rostro triste, pero cuando se encontró con mi mirada esto cambió, pues me sonrió lentamente hasta que sonrisa se ensanchó de una forma caricaturesca. Me quedé quieto... evidentemente pensé en salir corriendo, pero como que no sentía mis piernas, me daba la sensación de que si lo intentara, me fallarían y las cosas se pondrían mucho peor. La cara me seguía mirando y a medida que iba pasando el tiempo, su mirada se volvía más y más penetrante. ¡No podía seguir viendo aquel rostro! Se me ocurrió intentar apagar el monitor para por lo menos quitarme aquella mirada de encima y salir de ahí, pero... cuando estiré la mano cuidadosamente, vi como de su boca se asomó una larga y gruesa lengua que deseaba hacer contacto con cualquier parte de mi cuerpo. Frené mis intenciones y la lengua se escondió de inmediato. Ya me imaginé que con cualquier movimiento mío, provocaría la salida de su órgano móvil, por lo tanto, no quise arriesgarme más. Parecía ser que si me quedaba quieto, no me haría nada, sólo se quedaría observándome atentamente. Decidí no hacer nada, pero se me vino a la cabeza una idea que me garantizaría la credibilidad de lo que estoy viendo ante los demás. Tenía mi teléfono móvil debajo de la sábana y entre mis piernas, así que lo cogí lentamente y encendí la cámara sin ni siquiera tener que mirarlo. Asomé la cámara fuera de la sábana y tomé varias fotografías sin que la cosa se diera cuenta. Guardé la cámara, cerré los ojos y recé para que se pasara rápido la peor noche de mi vida mientras que aquello no me quitaba los ojos de encima.

No pasó nada más en lo que quedaba de noche, yo evidentemente no pude dormir, pero fingí hacerlo.

Cuando me desperté a la mañana siguiente, me atreví a mirar al monitor con algo más de valentía, pero la cara ya se había esfumado. Lo primero que hice fue desenchufar el ordenador y sacarlo de la casa con la finalidad de destruirlo. Lo hice...

No sucedió nada más desde aquel momento en adelante, eso sí, nunca más vimos a Justin, pues desapareció del mapa de nuevo, pero esta vez para no volver nunca. Gregory estaba convencido de que Justin no diseñó ningún juego, simplemente sacó el archivo maldito de la Deep Web, pero no sabía por que razón me lo envió a mí. ¿Se trataba de alguna maldición? ¿Debí reenviárselo a otro? No quiero pensar más en esto...

Antes de finalizar mi historia, me gustaría dejar una de las fotos que logré hacerle a aquello y así borrarlas para siempre de mi móvil. Véanla bajo vuestra responsabilidad, no me hago responsable si la foto está maldita o algo por el estilo.




13 de Febrero de 2021 a las 12:35 2 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Doctor Sa7an Estas historias nacen directamente de una mente que convive 24/7 con múltiples ideas de terror que necesitan ser sacadas de mi cabeza antes de que provoquen mi locura.

Comenta algo

Publica!
Oscar Fernandez Oscar Fernandez
¡Buenas! Vengo por el post de la Comunidad de Horror, y tengo que contarte que me ha fascinado tu cuento corto!! Me encanta como lo has ejecutado con el tema de la Deep Web, archivos (incluso poniendo una imágen), y con ese final bastante escalofriante. Lo he sentido tipo leyenda urbana que se cuenta en campamentos, muy único en ese aspecto, mis dieces. ¡Gran trabajo! ¡Sigue así! :D
February 13, 2021, 15:11

  • Doctor Sa7an Doctor Sa7an
    ¡Muchas gracias por tu comentario y por dedicar tu tiempo en leerme! La verdad es que soy un gran aficionado a los CreepyPastas, así que decidí escribir uno. ¡Un saludo! February 13, 2021, 15:13
~