kookie_red7 ••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎••

Un acné fastidioso hará que Taehyung tome medidas drásticas para poner fin a sus problemas de belleza. ❍KookTae ❍Historia 100% mía ❍No copias|| No adaptaciones ❍Os ❍Contenido explícito Obra registrada en SafeCreative bajo el número: 2102096882442


Fanfiction Sólo para mayores de 18.

#kooktae
Cuento corto
82
1.6mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

❍Capítulo único❍

La vida no solo le odiaba, le aborrecía, eso fue lo que pensó Taehyung cuando despertó con un nuevo grano en su rostro, si fuera solo un pequeño granito el no diría nada, pero a sus 18 años se suponía que el acné debería ser cosa del pasado, desde los 15 años el acné comenzó a atacarlo, todos le juraron que conforme su edad avanzara esos problemas terminarían, en él no había funcionado, pues sus regordetas mejillas estaban llenas de horribles granitos.


Taehyung había visitado cientos de dermatólogos y todos le decían que pronto pasaría, que con pastillas y cremas su piel perfecta volvería, no pasaba, las cajas y ungüentos se terminaban, pero esas "perras" como solía decir el chico pelirrojo, ahí continuaban. Estaba desesperado, incluso siguió remedios caseros, pero su acné no mejoraba, nada parecía ayudarlo, eso desilusionaba al moreno de piernas largas.


— Tal vez son granos de agua. — dijo Hoseok, el mejor amigo de Taehyung, sonriendo por su comentario de doble sentido.


Ambos chicos yacían fuera del salón, aprovechando que los profesores no habían llegado para seguir chismeando, o en el caso de Taehyung, quejarse por un grano más a su lista de defectos interminables.


— ¿Agua? — cuestiono el pelirrojo hacía el castaño, sin entender como esas "perras" podían estar llenas de simple agua, apretó las correas de su mochila, haciéndose pequeño al sentir a las personas pasar a sus lados para ingresar al aula escolar.


— Si, de aguante. — Hoseok exploto en carcajadas, burlándose de la situación de su mejor amigo. Detuvo sus risas al ver el puchero del menor, los ojitos brillosos cargados de lágrimas listas para liberarse sin importar estar a nada de iniciar las clases. — Ya, ya, bebito, lo siento, fue una bromita.


— Hobi, no es gracioso ¿Qué no ves que me veo horrible? — puchereo, llevando una mano empuñada a uno de sus ojitos. — Si sigo con esto, Jungkook jamás se va a fijar en mi — zangoloteo su cuerpo, haciendo un berrinche como un infante, sin importar ser observado. — Por culpa de estos granos asquerosos voy a morir virgen.


— Tae, estas exagerando, estoy seguro que si fueras y hablaras con Jungkook él no tendría problema en invitarte a salir ¿acaso no ves cómo te mira?


— Mira mi trasero no mi rostro. — se quejó el pelirrojo.


— Bueno, algo es algo. — el castaño soltó el aire y se acercó al pelirrojo, pasando su brazo por los hombros del menor, buscando dar apoyo.


— Es que, si yo no tuviera estas cosas, estoy seguro que muchos chicos se acercarían a mí, pero no lo hacen porque nadie quiere juntarse con el granoso.


Taehyung siempre decía que de no ser por el severo acné en su rostro el incluso podía ser nombrado el chico más guapo del mundo, pero esas cosas rojizas en sus mejillas impedían que el tuviera la dicha, irrumpiendo en sus planes de éxito y sensualidad, pues ese defecto, como el decía, afectaba directamente en su autoestima, haciéndolo sentir inseguro de su belleza natural, siempre temeroso de que alguien lo mirara detenidamente y observara los granos aun cubiertos con maquillaje, o peor aún, recibir una cara de asco, por eso evitaba a toda costa estar con alguien fuera de su zona de confort, no soportaría el rechazo y ser juzgado por el malestar en su piel.


— Tu ya eres hermoso, Tae. — animó Hoseok. — Solo necesitas creerlo, enserio, tus granitos no se ven tan mal, y aparte ellos no te hacen una persona horrible, tu eres la persona más dulce y preciosa que he conocido, con los sentimientos más hermosos, quien diga lo contrario es...


— Una persona que ve todo con normalidad, Hobi, no quiero ser el tipo de los buenos sentimientos y buena onda, quiero ser bonito. — se liberó del abrazo del mayor sin ánimos de continuar. — Iré a refrescar mi rostro al baño.


El pelirrojo ignoro los llamados de Hoseok, caminaba con la cabeza gacha, buscando esconderse de sus tragedias, se encerró en el baño, faltando a su primera clase, nada importaba, Taehyung solo quería ser bonito, ser mirado sin caras de asco, que su crush, el capitán de natación, Jungkook lo mirara por su precioso rostro y no por su trasero esponjoso. Suspiro y se mantuvo escondido en un cubículo del baño, sollozando por sus desgracias, ignorando todo hasta que su lugar seguro fue irrumpido por las porristas.


— ¡Genial, Kim Taehyung! De todos los baños, debiste elegir el de las damas, muy bien, tu muy bien. — se regaño a si mismo, rogando porque las chichas no intentaran entrar a donde el estaba.


La voz de JiEun y HyeJin sonaba por el lugar, aunque Taehyung no se consideraba un chismoso, no pudo evitar escuchar la amena conversación que amabas chicas mantenían, prestando atención a la anécdota que una de ellas relataba.


— Te lo juro Ji, esa mascarilla es lo mejor que he probado, un poco viscosa pero no importa, igual es mejor en el rostro que en mi garganta. — dijo con voz burlona. — Aparte de que fue totalmente gratis, bueno casi, solo me costó abrir las piernas por un rato, cosa que por supuesto disfrute. — alardeo mientras retocaba el gloss en sus labios.


— ¿Enserio? ¿Dónde la conseguiste? Yo necesito una con urgencia, mi piel está demasiado seca ¿pero porque debo abrir mis piernas? — respondió la chica contraria, recibiendo una gran carcajada por parte de HyeJin. — ¿Qué es gracioso?

— Tu lo eres, tonta. No puedo creer que no entendieras. — negó con su cabeza. — ¡Dios, Ji! Me refirió a que solo tuve que follar para obtener mi mascarilla milagrosa.


— No entiendo ¿te cogiste a un dermatólogo? — cuestiono JiEun.


— ¡Noo! — rió alto, causando curiosidad en Taehyung, quien pegó más su oído contra la puerta para escuchar. — No puedo creer que no sepas de lo que hablo, pero bueno como soy una buena amiga te daré la mejor receta para tener una piel suave y hermosa como la mía. — la chica miró a todos lados, buscando comprobar que estaban solas, pero ignorando que un pelirrojo curioso escuchaba todo en un cubículo escondido. — ¿Has escuchado de las mascarillas de semen?


— ¡Iughhh! Claro que no — se quejo la chica, quitando su malestar por curiosidad — Pero cuéntame más. — con una mano, alentó a que su amiga continuara.


— Pues muy fácil mi querida Ji. Solo te consigues a un chico de confianza, te sugiero a los deportistas, ellos realmente cuidan su alimentación, luego los llevas a tu casa, los masturbas, tomas la lechita y la pones en tu rostro, pero no dejes que te caiga en los ojos, esa cosa arde como chile.


En el interior del cubículo, Taehyung anotaba todo de manera mental, sin poder creer que ese era el secreto de la hermosa piel de HyeJin, esperó a que las amigas salieran para poder escapar, ahora tenia un plan para terminar con sus días de acné, si ya había intentado incluso con remedios caseros, no veía lo malo de probar algo natural y normal como lo era el semen, sonrió victorioso.


— ¡Genial! Ahora solo necesito convencer a un deportista de que se corra en mi cara.


[❍❍❍]


Llevaba días espiando a los deportistas, tachando en su lista los nombres de los chicos que iba descartando, desde Jimin por verlo consumir mucho picante, y como Taehyung no se consideraba un idiota, alegaba que seguro ese semen irritaría su rostro delicado, hasta el apuesto Eunwoo, que fue tachado de su lista por ver que no solía bañarse después de su entrenamiento de basquetbol ¡Iugh! Se rehusaba a tener ese queso apestoso en su carita bonita.


Taehyung miraba a lo lejos a sus prospectos, ignorando al sensual pelinegro de cabello largo, su amor prohibido, su precioso y adorado crush, ni siquiera se atrevió a contemplarlo, pues creía que no era digno de ser manchado con ese semen perfecto que seguro emanaba el hermoso Jeon Jungkook. Suspiró y como un enamorado comenzó a dibujar corazones en su lista, colocando el nombre de Jungkook hasta la cima, como algo que nunca iba a pasar.


— Jungkook, ojalá tú te corrieras en mi cara, seguramente tu leche espesa quitaría la fealdad de mi rostro. — dijo el moreno, soltando un chillido cuando vio al objeto de sus deseos retirar su camisa sudada, dejando a la vista ese abdomen bien marcado.


Tanta fue la emoción de Taehyung, que ignoro el hecho de que de sus manos la lista se escapó, cayendo a sus pies, sin notarlo, el pitido que anunciaba sus clases, le hizo dejar aquella cancha para correr a su salón, dejando aquel trozo de papel a la vista de los curiosos.


Un chico de manos granes no perdió oportunidad para levantar aquella hoja que el pelirrojo de trasero enorme había dejado olvidado, con cuidado levanto el trozo de papel y sin titubeos comenzó a leer, sonriendo de lado al comprender.


"Lista de chicos que pueden poseer buen semen para vaciar en mi cara y curar mi acné


1.Jeon Jungkook

2. Min Yoongi

3. Kim SeokJin

4. P̶̶a̶̶r̶̶k̶ ̶J̶̶i̶̶m̶̶i̶̶n̶

5. C̶̶h̶̶a̶ ̶E̶̶u̶̶n̶̶w̶̶o̶̶o̶


Propiedad de Kim Taehyung"


El sonriente pelinegro no pudo evitar arrugar el papel entre sus manos, Taehyung no necesitaba una lista, no más, pues el le daría lo que necesitaba, por fin era su momento de acercarse al pelirrojo que tanto le gustaba, Jungkook no dejaría pasar la oportunidad.


[❍❍❍]


Buscaba desesperado su lista, nervioso de que alguien pudiera tener en sus manos su sucio secreto para mejorar su piel, aventaba sus libretas al lavabo, escondido en los baños, estaba vez de hombres, ansioso de no dar con lo que necesitaba. El pelirrojo dejo su mochila sobre los lavabos, intentando calmar sus manos temblorosas.


— Calma, Taehyung, todo esta bien, seguramente esa lista esta escondida en mi mochila. — se animaba a si mismo. — ¡Ay mierda! Pero si alguien ve eso, estaré acabado. — se detuvo a pensar, apenado de que esa lista saliera a la luz. — Bueno, pero no dice mi nombre ¿o sí?


Restregó su rostro, furioso por siempre membretar sus hojas con su nombre y apellido, se golpeo en la frente mientras se repetía idiota, demasiado absortó en dejar su frente colorada, ignorando el hecho de que Jungkook entraba al baño, atorando la puerta para quedar encerrados.


— ¡Tonto, tonto! Es que nada haces bien, Kim Taehyung, no comprendo como fuiste el esperma ganador. — se recriminaba a si mismo. — Una cosa debía hacer, una nada más, mantener mi lista segura y a salvo...


— ¿Esto es lo que buscas? — cuestionó Jungkook, mostrando el trozo de papel arrugado.


Taehyung perdió el color en su rostro, abrió su boca y ojos en grandes, sin poder creer que de todas las cosas feas que le podían pasar, justo esa pasaba. Su amado Jungkook estaba frente a él, tan perfecto, tan sublime, sosteniendo su maldita lista, esas preciosas manos apretaban el trozo insignificante donde plasmo sus planes.


El pelirrojo se tragó sus palabras junto al nudo que se formo en su garganta, sintió que incluso sus mejillas repletas de granitos se calentaban, como el chico calenturiento y virginal que era, se recrimino por justo ese día usar los calzones de fresitas de su hermanita. Intento calmarse, pero fue en vano, lo primero que su boca soltó fue un grito nada fenomenal.


— Eso no es mío, sea lo que sea que dice, miente. — dijo con falsa calma el pelirrojo.


Jungkook soltó una risa nasal, negó con la cabeza y camino hasta el chico que tanto le gustaba.


— ¿Seguro? Aquí dice propiedad de Kim Taehyung — habló muy cerca del morenito, acorralándolo contra los lavabos, viendo como las mejillas del pelirrojo se teñían de un tono similar al de sus mechones.


El alto pelinegro sonrió al ver como las piernas de Taehyung temblaban, dos popotitos bailaban sin parar en ese pantalón holgado, levanto una ceja mientras con elevaba una mano hasta la mejilla del moreno, viendo como este cerraba los ojos ante su tacto. La palma de Jungkook sintió la piel afectada bajo su tacto, no le molestaba, pues la belleza del pelirrojo no se opacaba ni por esos granitos, para el capitán de natación no había persona más hermosa que el chico que tenía entre sus brazos.


Sentía la mano de Jungkook sobre sus cochinas "perras", con miedo de asquear al guapo capitán, comenzó a alejarse lentamente, le apenaba que su crush sintiera sus defectos, bajo su cabeza, mirando sus zapatos. Sintiendo el rubor volver al recordar porque estaba en esa posición con el pelinegro.


— Seguro esa lista es de otro Kim Taehyung. — mintió, movía su cabeza tratando de convencer al atleta.


— ¿Sí? — volvió a pegarse al pelirrojo, tomando la cintura entre sus manos, susurrando en el oído contrario. — Una lástima, porque moría de ganas por ayudar. — pegó su cuerpo, al contrario, orgulloso de los temblores que causo en Taehyung. — Entonces Tae ¿seguro que no es tu lista? — con confianza chupo el lóbulo contrario. — Sería una pena, yo realmente muero por vaciarme en tu carita hermosa.


Las palabras de Jungkook lograron que las rodillas de Taehyung se doblaran, de no ser por las manos del atleta, era seguro que el pelirrojo impactaría contra el sucio piso, pero eso no paso, el cuerpo moreno fue sostenido con fuerza moderada, los latidos del corazón del moreno se aceleraron, debía ser un maldito sueño, el amor de su vida, su crush, su amor imposible le confesaba que deseaba bañarlo con su semen y aunque eso debía asquearle, le encantaba. Entonces el pelirrojo se dijo que si todo era alfo ficticio que solo en su mente pasaba, no tenia nada de malo en ser descarado.


— Bueno, puede que yo haya escrito una lista similar — dijo coqueto, subiendo sus manos largas por los brazos musculosos del contrario, enredando sus deditos en el cabello negro de Jungkook. — Sabes, yo enserio necesito ayuda para mejorar mi piel — ni siquiera el mismo sabia de donde salía tanto valor para hablar, pero recordaba que estaba soñando y se le pasaba. — Tal vez tu semen sea mágico y borre mi acné, no sé, deberíamos comprobarlo.


Sus pantalones se achicaron en la zona de su entrepierna, Jungkook sintió sus testículos apretarse, su virilidad dio un brinco entre su bóxer blanco, trago duro al ver lo descarado que estaba siendo su precioso chico pelirrojo, no mentiría, le encantaba ver esa faceta nueva, animado a cumplir los deseos del moreno, jalo el cuerpo delgado para pegar las pelvis, que Taehyung sintiera como su pene se hinchaba por sus palabras, fue glorificado con un gemido ahogado del contrario, los pezones del pelirrojo endurecieron contra su pecho firme, sin poder dejar escapar el momento, cogió el cuerpo para colocarlo sobre los lavabos, besando el cuello acanelado.


— ¡Oh por Dios! Voy a perder mi virginidad en un sueño y en el baño de la escuela, ¡joder, joder! — dijo Taehyung mientras Jungkook chupaba la piel de su cuello y quijada. — ¡Ay, a la mierda! — sintió las manos del pelinegro colarse bajo su camisa blanca. — Estoy seguro que mi hoyito seguirá intacto al despertar...


Ignoró las palabras incoherentes de Taehyung para retirar la prenda blanca superior, viendo un pecho moreno, los pezones como dos chispas de chocolate, unas que no pudo resistirse a probar, su lengua delineando la punta del pezón, los gemidos del pelirrojo no pararon, menos cuando bajo su lengua hasta el abdomen plano, su boca no se cansaba de probar la piel suave, excitado se animo a bajar hasta el pantalón ancho, bajándolo sin piedad, no pensaba esperar más, vio los calzones de fresitas, creyendo que era la mejor maldita escena.


— ¡Maldición, Taehyung! Eres una sucia cosita hermosa.


— Esto es un sueño, así que deja de hablar y vamos a follar. — se limitó a decir el pelirrojo.


Como el buen capitán que era, Jungkook sabia cuando tomar ordenes y cuando darlas, si Taehyung quería follar, el se lo iba a dar, retiro su ropa y la del contrario, sus pieles contrastando mientras se restregaban, las piernas delgadas del pelirrojo se cerraban en los hombros del deportista, la boca del pelinegro se encargaba de probar el dulce sabor del chico que casi gritaba, besos obscenos intercambiaban.


Taehyung sentía la boca de Jungkook chupar hasta sus bolas, era el mejor sueño del mundo, pero el ansiaba algo más, probar el sabor del semen de su gran amor, untar la viscosidad por su cara y sanar de ese acné que le aquejaba, con fuerza de voluntad se separó, viendo como de los labios del atleta un hilo de saliva se mezclaba con su pre semen, sonrió y bajo del lavo, se arrodillo hasta tener frente a sus ojos la verga del capitán de natación, trago duro, era el primer pene que chuparía, su primera mamada, se sintió tonto por disfrutar de eso solo en un sueño.


Abrió su boca en grande, intentando comprobar que el pene hinchado de Jungkook entraba en su cavidad bucal, causando las risas del pelinegro.


— Tae, cariño, si entrara, solo debes empezar chupando de poco a poco. — sostuvo la cabeza del pelirrojo, juntándolo más a su glande. — Chupa la punta como si fuera una rica paleta, dale lengüetazos.


El pelirrojo acató la orden, comenzó chupando la punta brillosa y rosada, con su lengüita probaba la salinidad, fue chupando más, paseaba su lengua por el tronco venoso, como sugerencia de Jungkook incluso lamio las bolas del contrario, separándose cuando un vello púbico se atoro, pero Taehyung no se iba a detener por algo tan normal como pelos rizados, siguió chupando, hasta que la sensación le alcanzo, una excitación nunca antes vivida le atrapo, sus manos en las nalgas del nadador, su cabello siendo sujetado por esos dedos anchos, cada segundo que pasaba su boca se llenaba de gloria.


— ¡Ahhh! — gimió Jungkook, sus dedos enredados en la melena roja, impulsando con sus manos para que Taehyung profundizara la mamada.


Se separo rápidamente para verificar que estaba haciéndolo de manera correcta, aun con un trozo de carne en su boca hablo.


— ¿Go egtoy hagiendo bieg? — cuestionó Taehyung, dejando que un hilo de saliva escurriera de sus labios.


— De puta madre, cariño, lo estas haciendo fabuloso, no dejes de chupar, ya casi viene la lechita que te va a curar tu preciosa carita. — el atleta echo su cabeza atrás, sintiendo un cosquilleo que bajaba hasta agruparse en sus testículos duros, estaba listo para explotar en placer.


Jungkook abrió su boca en grande, apretó las nalgas y gimió alto cuando su orgasmo llego, todo gracias a la lengua curiosa de Taehyung que insistió en usar la punta para chupar el orificio pequeño que se mantenía en la punta de su pene, separo el rostro del pelirrojo y dejo que su verga liberara chorros de su esencia blanca, gotas aperladas impactaron contra la hermosa cara, sobre el acné severo, sobre los labios hinchados, incluso sobre el cuello acanelado.


Cerró sus ojos, recordando las palabras de HyeJin, el semen ardía se en sus ojos caía, una lluvia caliente y densa cayó sobre su cara, escurriendo hasta perderse en las comisuras de sus labios, no pudo evitar tragar, probando el sabor del semen que le iba a ayudar. Abrió sus ojos solo para ver a Jungkook jadear, su rostro sonrojado, su pecho subiendo y bajando, le gusto lo que conservaba, pero se concentro en con sus deditos esparcir la viscosidad por su cara. Con una sonrisa untaba por su piel afectada.


— Tu semen debe ser sagrado, me comienzo a sentir más hermoso — dijo Taehyung sin pena, las manos de Jungkook se colocaron bajo sus axilas para elevarlo, engancho sus piernas a la cadera contraria, sus palmas seguían concentradas en dar masajes a su cara, que la viscosidad penetrara en sus poros dilatados.


— Lo es, cariño. Pero para mejores resultados deberíamos repetir las mascarillas con frecuencia. — Jungkook sostenía a Taehyung entre sus brazos, sus manos sobre esas enormes y perfectas nalgas, ansiaba clavarse entre ellas, pero le asustaba que el pelirrojo siguiera creyendo que se trataba de un imple sueño cuando era la realidad.


— Pues no se si los sueños puedan repetirse, espero que si — coloco sus manos manchadas sobre los hombros del atleta, pego sus labios a la mejilla de Jungkook y dejo un beso tronado. — Esto fue maravillo, enserio, espero se pueda repetir, pero aprovechando que no despierto ¿cogemos?


El deportista soltó el aire, Taehyung seguía creyendo que solo era un sueño, camino hasta dejar al pelirrojo sobre el lavabo, acaricio los mechones rojos y dejo un beso sobre la boquita paradita, tenía que decir la verdad, moría por cogerse al moreno, pero no quería que fuera porque solo creyera era ficción.


— Cariño, esto no es un sueño, tu enserio tienes mi semen en tu cara, nosotros nos dimos unas buenas mamadas. — habló Jungkook, dejando caricias sobre la mejilla cubierta de su semen seco.


— Que chistoso eres Jungkook de mis sueños...


— No lo soy, enserio es real. — afirmó el pelinegro.


Taehyung se separó ligeramente del atleta, llevo una mano hasta su lonjita para jalar y comprobar que todo era verdad, el grito que libero por el dolor le hizo comenzar a sudar. Abrió sus ojos en grande, giro su cabeza para verse en el espejo, su cara cubierta de semen, real, semen real y viscoso sobre su rostro granoso, tragó duro, con una falsa sonrisa se giró a Jungkook, su labio tembló, estuvo a nada de coger con su crush, pero eso no era lo peor, sino el hecho de que se había confesado y no solo eso, ahora tenia las mejillas llenas de leche seca, quiso reír, pero no pudo, cubrió su rostro con pena.


— ¡Mierda, mierda! Te juro que no era yo, era Patricia — intento engañar a Jungkook, pero este solo rio para retirar sus manos de su rostro avergonzado.


— Mmm, que mal, yo enserio disfrute estar con Taehyung, el chico más bonito de toda la escuela, mismo que hace mi corazón palpitar, bueno también mi verga, pero no arruinemos el romance. Tae, tu me gustas, y dirás que pendejada, acabamos de literalmente tragarnos nuestros mecos, es más el mío aun esta en tu cara, pero enserio me gustaría que intentáramos salir.


— Es que como no esperas que yo crea que esto es un sueño si dices cosas tan bonitas, bueno menos lo de mi cara cubierta de tu semen, digo si se siente bien y de verdad espero funcione, tipo te imaginas novios goals que hacen tardes de belleza, mascarillas de semen... — decía con una sonrisa — Pero me estoy desviando del tema ¿de verdad te gusto? ¿aunque tenga estos feos granos?


— Me encantas, con todo y tus granitos eres el más hermoso para mí, besaría tu carita en este momento, pero no quiero besar a mis hijos no nacidos. — ambos rieron por lo dicho. — Así que ¿Por qué no hacemos realidad lo de ser novios goals? Kim Taehyung ¿aceptas ser mi novio?


— Claro que sí, Jungkook bésame antes que te arrepientas. — jalo por el cuello al pelinegro para iniciar un beso.


Cuando dejaron de intercambiar saliva, ambos se vistieron, Taehyung enjuago su cara sintiendo su piel hidratada, feliz de que Jungkook aceptaba incluso sus granitos escandalosos, tomados de las manos salieron, llamando la atención e todos, pues los gemidos de los dos fueron algo que pocos iban a olvidar, pero ninguno se atrevió a hablar del tema, prefirieron suspirar como enamorados al ver a la nueva pareja caminar por el amplio pasillo escolar.


El inicio de un nuevo romance se daba, las medidas drásticas de Taehyung para alcanzar la piel perfecta fueron las mismas que le llevaron al amor más perfecto, todo por unos granitos traicioneros, unos que después de mascarillas de "pepino" y sesiones de desfogue sexual se esfumaron...


Colorín colorado Taehyung sin granos ha quedado.

9 de Febrero de 2021 a las 23:39 8 Reporte Insertar Seguir historia
71
Fin

Conoce al autor

••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎•• ホぁ !estas entrando a un sitio de pornoche. ⠀⠀⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⠀ →Sweek: kookie_7 →Ao3: kookiered_7 →Wattpad: GgukSeven

Comenta algo

Publica!
Taekook Lachimolala Taekook Lachimolala
fue la patricia JAJAJAJAJAJJAJA
August 07, 2021, 17:51
kim vante kim vante
Jajajajaj me encanto
April 02, 2021, 09:57
guk <3 guk <3
Lpm KSJSLSNEKWK se me hizo tierno k Tae pensara k era un sueño 😭✋🏻
March 10, 2021, 07:13
𝐉 🦋 𝐉 🦋
JSKSKSJAJJA EL FINAL ME ENCANTO, ame💜💜
February 14, 2021, 10:32
Mc Tatae Mc Tatae
Me encantó gracias por otra obra de arte, ni me canso de ti 🖖🏻💜
February 10, 2021, 04:56
lesley lesley
Que maravilla y muchas gracias. Es dolo que no quería que pensaras que te estaba acodando de pronto😊
February 09, 2021, 23:52
lesley lesley
Me encantooo. Muchas gracias . 🙈 te puedo preguntar cuando vas a actualizar ojitos bicolor? Que pena molestarte
February 09, 2021, 23:43

~