mariaelenaarias7 María Elena

La trastornada mente humana suele crear las más alocadas historias que desde sus puntos de vistas tienen una gran lógica. En estás historias la locura llega a su máxima expresión intentando comprender aquel mundo habitado por esquizofrénicos que se autodenominan "pensantes y cuerdos". ¿Quién es el loco realmente? Descúbrelo en estos cuentos...


Horror Horror gótico Todo público.

#horror #misterio #amor #fantasía #manicomio
10
520 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

EL INCRÉDULO Y EL DIOS

"Cazando vicuñas anduve en los cerros, heridas de balas se escaparon dos. No cases vicuñas con armas de fuego, Coquena se enoja, me dijo un pastor..."

Estaba leyendo ese poema por enésima vez como a la oración. Me gustaba leerlo a esa hora mientras veía a lo lejos, el ganado de vicuñas pastar bajo el cálido sol.

Sentía que aquello era una especie de conjuro protector, que cuidaba a los animales del cruel cazador. Y por alguna razón parecía funcionar ya que nadie podía cazarlos.

La voz empezaba a circular por el pueblo sobre el extraño suceso, de resultar imposible dañar a las vicuñas y demás animales del lugar. Ya sea porque las armas se descomponían y resultaban inservibles, o porque el cazador tenía algún inesperado accidente.

Pero hubo un cazador que desafió toda lógica y fue específicamente a cazar vicuñas. Era un incrédulo que nunca tuvo fe en nada. Las vió a lo lejos y sigilosamente se les acercó, pero el rifle no funcionó debido a un inesperado desperfecto. Sonreí mientras lo contemplaba en plena rabieta y arrojar finalmente el arma al suelo con furia. Pero en ese momento sacó un cuchillo y como loco arremetió contra el ganado.

Fue entonces cuando use una roca para impedirle el oscuro deseo concretar.

Tras tropezar con ella rodó varios metros colina abajo. Todo magullado yacía en el suelo sin entender qué sucedió.

Arrastré mis ojotas de duende hasta detenerme frente al incrédulo cazador, impidiéndole así al sol iluminar su cruel rostro. Su incrédula mirada se desfiguró tras observarme y murmurar:

– ¿Coquena?

– No cases vicuñas con armas de fuego...te lo digo yo.

Desde entonces el infelíz yace en el interior de una habitación amarrado a un chaleco de fuerzas balbuceando incoherencias.


"No caces vicuñas con armas de fuego, Coquena se venga, te lo digo yo".


9 de Febrero de 2021 a las 23:36 1 Reporte Insertar Seguir historia
7
Leer el siguiente capítulo EL SECUESTRO

Comenta algo

Publica!
Mina Murray Mina Murray
Wow me encantooooo!!!!!!!
March 06, 2021, 01:38
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 11 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión