4
588 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

1

|Como se conocieron|


Buster Bros


Ichiro


Le debes una grande a tu primo e Ichiro le debe un agradecimiento a su amor por el anime, los mangas y las novelas ligeras.

Cosa del destino fue que tu primo te pidiera ayuda en su tienda de mangas y cosas frikis, como el verano había llegado junto a tus vacaciones, pensaste que seria una buena idea ayudar a tu primo favorito mientras ganabas algo de dinero. Un especial dia de verano, cierto pelinegro entro por las puertas de vidrio de la tienda, dejando oir un tintineo de la campana que colgaba junto al vidrio. Mientras acomodabas algunos tomos en la estantería que se encontraba detrás del mostrador el se acerco lentamente. Su voz te hizo voltear, te dedico una pequeña sonrisa y pregunto por algunos tomos y novelas ligeras en especifico, mientras buscabas los nombres en la computadora sentiste su intensa mirada sobre ti, por lo que lo miraste de reojo haciendo que se sonrojara al ser descubierto. Le diste una pequeña lista sobre los pasillos y estanterías donde podría encontrar lo que buscaba.

Desde aquel caluroso dia de verano el mayor de los Yamada pasaba por la tienda cada vez que podía o tenia tiempo, cada vez que se presentaba en el lugar te dedicaba una cálida sonrisa y se inventaba alguna excusa de que necesitaba tal manga o cualquier cosa con tal de solo poder hablarte. Con el paso del tiempo se animaron a acercarse mas y se volvieron buenos amigos, la alegría que sintió cuando se entero que seguirías trabajando en la tienda era inmensa.

Jiro

No lo podías creer, por que te tenían que poner en dúo con el idiota de la clase? Ese era Jiro Yamada, un chico con aires de mujeriego, medio corto de mente, ex delincuente y todo un escapista de clases. No lo conocías personalmente pero ya los rumores te decían que harías todo el trabajo tu sola.

Sorpresa la tuya cuando se apareció frente a ti a la hora de la salida, te invito a su casa para que pudieran realizar aquel condenado trabajo de química, aunque quisieras negarte simplemente asentiste y lo seguiste rumbo a su destino. Al llegar los recibió el Yamada mayor, Ichiro, que te observo con sorpresa, era algo nuevo que su hermano trajera alguien a casa y mas si era una linda chica como tu. Con el pasar de las horas aquellos rumores y malos pensamientos sobre tu compañero de clases se fueron al retrete, solo se trataba de un tímido joven de 17 años con no mucha inteligencia que se escapaba de clases simplemente por que se aburría.

Tus suaves risas por sus fallidos intentos de leer y dictarte hicieron que mas de una vez se sonrojara y ocultara su rostro con la característica gorra que siempre llevaba, Mientras hacían el trabajo y le explicabas con bastante paciencia sobre el tema que les había tocado, Ichiro les preparaba unos sándwiches con zumo de naranja y Saburo observaba con cierto asombroso la atención que su segundo hermano mayor te ponía. En un intento de broma el menor comento que deberías darle tutorías a Jiro, cosa que el Yamada mayor acepto de inmediato alegando que era una excelente idea para mantener sus notas en un promedio mas o menos aceptable.

Y desde aquella tarde te encargaste de ayudarlo con sus tareas y exámenes (aunque este ultimo no fuera el punto mas fuerte del joven), se hizo costumbre para los hermanos verte tres o cuatro veces por semana en su casa, haciendo tarea con el heterocromatico de ojos miel y esmeralda o en una simple visita.

22 de Enero de 2021 a las 23:51 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 79 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión