harukipark Haruki Park

Todo cambió cuando desperté siendo el protagonista de una novela Yaio. Mí vida de ama de casa era aburrida, pero jamás pensé que podría reencarnar en un hombre. Y mucho menos que sea el protagonista por el que todos pelean. Una vida perfecta llena de emociones me espera. Esta es una obra registrada en Save creative, todos los derechos de autor se encuentran reservados. Registro 2103047078549


LGBT+ Romance adulto joven Sólo para mayores de 21 (adultos).

#traducción-a-inglés #reencarnacion #yaoi #amor #drama
5
1.7mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Cuando desperté no sabía si ponerme feliz o llorar por todo lo que me estaba pasando.

Supongo que morí en algún momento del trascurso de mí vida pasada, era una mujer con familia. Una típica ama de casa que se había aburrido de todo. La rutina había matado el amor, el sexo y el cariño que alguna vez habíamos tenido. En esos momentos mí única alegría era mí novela Yaoi, amaba la emoción, el amor de los protagonistas, lloraba y me enojaba todo el tiempo por todo lo que pasaban. Esos días pacíficos dejaron de serlo hace mucho tiempo.

Hubo un tiempo en el que creí que era un sueño más, amaba tanto a esos hombres de mí novela. No sé ni cuánto tiempo estuve llorando porque el protagonista no se quedó con mí personaje favorito.

El más perfecto hombre que pueda existir, cálido, amable, compañero. De esos hombres de novelas que te enamoran con tan solo una frase. Me sorprendía todo lo que hacía para ganar su amor, pero aún así jamás lo logro.

¿Por qué el autor lo dejo ser infeliz?

¿Por qué no encontró algún papel para que pueda ser feliz también?

Cada día lloraba al leer que nada salía como él quería. ¿Es su destino también sufrir por amor?

En mí vida pasada era una ama de casa, me junte muy joven, aún así en esos tiempos creía que existía la pareja perfecta.

Pero todo cambio… Los años pasaron…

El amor se fue…

Era vivir con él enemigo bajo un mismo techo, no había felicidad… Solo rutina.

Fue ahí cuando empecé a leer novelas, pero al leer no sentía nada. Me parecía tan odioso ver cómo ponían que eran todos felices, que todo era tan perfecto. Bodas, vidas, relaciones perfectas*. Donde todas las protagonistas mujeres perdonaban todo. Infidelidades, golpes, relaciones tóxicas*.

Jaja en esos tiempos recuerdo estallar por la bronca, fue una fantasía toda mí vida, el amor me hizo verlo perfecto. Estaba tan ciega. Fue ahí donde encontré mí primera novela Yaoi, al leerla fue como un nuevo mundo. Donde quisiera estar, sentía que ese era una vida que deseaba. Pero solo había un problema… Era una mujer… Llore semanas al darme cuenta que nunca podría probar ese nuevo mundo. Era como si me prohibieran algo por qué tan solo nací con el cuerpo equivocado. Me daba envidia el amor, la pasión que tenían los protagonistas. Toda su vida era una montaña rusa.

En esos tiempos no tenía nadie con quién hablar, mís amigas decían que era una pervertida y que estaba loca.

Pero todo eso no importaba, todo ese sufrimiento está en el pasado. Estoy muy feliz de ser Izumi-kun un estudiante de secundario. Aunque…

-¡No sé dónde encontrarte Hwi!… Estoy desesperada… ¡No! Llegué unos 5 años antes de que toda la trama de la novela inicie, no tengo que ponerme triste.



Tan solo tengo que recordar dónde iba él, así hacer un encuentro casual.

Jajaja si lo voy a lograr, Hwi serás mío en esta vida.

-( Modo fujoshi activado)


Camino en hacía el lugar donde realizan las prácticas de natación, pero me desánimo al no encontrarlo, tal vez no estemos destinados. Aún así no quiero resignarme, quiero verlo.

Llore por mucho tiempo por la historia de la novela, me preguntaba todo el tiempo ¿Porqué? ¿Por qué tuvo que sufrír así toda su vida?

Solo de recordarlo me duele el pecho.

Hwi Senas nació como hijo único, sus padres vivían en constantes peleas y golpes.

Era un hogar en una guerra constante, donde sus propios padres se desquitaban con él, siendo tan pequeño tuvo que sufrir a manos de las personas que te dieron la vida.

El abuso verbal fue horrible, tan solo imaginar que un pequeño de 5 años viviera esa clase de vida, fue un shock.

A la edad de 10 era una persona totalmente independiente, hacía trabajos ayudando a los ancianos mayores de la zona. Era un niño completamente solitario, lo que me impresionó en esta historia fue que…

A pesar que tenía una vida muy mala encontró que nadar lo hacía sentir libre, la libertad que sintió fue un gran cambio en su vida.

A los 13 años se encontró practicando natación, lo cual con la excusa del horario por las prácticas pudo anotarse en los dormitorios de la Escuela. Al fin era libre, podría ser feliz con sus nuevas amistades pero había descubierto que no era como los demás.

Le atraían demasiado los chicos, ame demasiado a mí protagonista, Hwi era un digno rival para cualquier hombre, alto, con muy buen cuerpo, atlético, inteligente.

Era muy dulce, amigable y gracioso. Jamás pude imaginar que terminaría solo.

Se enamoró de la persona incorrecta, por más lastimado que hubiese estado aún así ayudo hasta el final a ese amor imposible a ser feliz.

¿Porqué? Tal vez no quiso ver a esa persona triste, pero… aún así… el no merecía nada de esto.

Caminando en medio de mis pensamientos, llegue a los dormitorios.

Mis padres de esta nueva vida, son algo retrógrados.

Al darme cuenta que era un hombre me asustó mucho, aún más asustado estaba cuando me excitaba cuando veía algún chico guapo.

No pude evitar masturbarme a cada rato, era una sensación extraña y nueva, me imaginé una y mil veces a Hwi, su cuerpo, sus gestos, sus expresiones, su voz. Deseaba todo de ese hombre.

Deseaba sus manos tocándome… Al darme cuenta de mí preferencia sexual decidí irme, comprendí que no sentía nada por este lugar. No era mí hogar, y no sentía ningún apego hacía está clase de padres.

Quisiera que no impusieran sus propias creencias o su propio futuro a mí vida, no quisiera ser algo que no soy, tampoco podría seguir fingiendo. Dentro de mí corazón, los recuerdos del anterior Izumi eran algo extraño. Muchas recuerdos y cosas que no leí en la novela aparecieron en mí mente, pero no toda su vida fue color de rosas como lo había descrito el autor.

Creo que por alguna razón lo entendí, los padres nos hacen quienes somos, pero no todos los padres son un ejemplo.

¿Qué clase de padres te dicen que darían lo que fuera para no darte a luz?

Suspiró pensando el dolor al ver sus recuerdos, cumpleaños pasándolo completamente solo, viviendo nomás para ser un esclavo de los quehaceres del hogar.

Un perro para sus padres que lo amaban cuando lo precisaban, la puntada en el corazón, el odio, las lágrimas y la soledad me ahogan de pronto dejándome sin aire.

Estoy feliz de haber venido a los dormitorios de la escuela, pude escapar de esas personas. Pero los recuerdos de este cuerpo…

Entro en pánico rápidamente, trato de calmar mis emociones pero no lo logro, se que en el momento que lo recuerdo, todo eso es tan abrumador que terminó descompuesto.

-¿Disculpa, te sientes bien?

En medio de mí ataque de pánico, noto que alguien se me acerca. Al mirarlo no puedo evitar asombrarme, jamás en mí dos vidas me imaginé que está sería la forma en la que nos encontremos.


*Novelas shojo-josei

*retrógrado, retrógrada

Adjetivo

1.

Que retrocede.

“las armas de fuego realizan un movimiento retrógrado al ser disparadas”

2.

Adjetivo · nombre masculino y femenino

[persona] Que es partidario de ideas o instituciones políticas o sociales propias de tiempos pasados.

“dice que el presidente «representa el pasado, es un político retrógrado, anticuado y reaccionario»”






31 de Enero de 2021 a las 23:41 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 30 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión