susy-buisson1603067048 Susy Buisson

Estas llegando. Te espío los gestos por la rendija de la ventana siguiendo tus movimientos hasta que tus llaves tintinean en la reja. Mi corazón ya esta estallando desde que dijiste que venias.


Cuento No para niños menores de 13.

#amor #hojassueltas_sb #lakentsb
Cuento corto
0
629 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

latidos


El sol en la ventana.
Mi respiración se acelera al compás de mi canción favorita, que salta de repente en el playlist como un regalo.
La ansiedad me obliga a subir el volumen mientras te espero.
Estas llegando. Te espío los gestos por la rendija de la ventana siguiendo tus movimientos hasta que tus llaves tintinean en la reja. Mi corazón ya esta estallando desde que dijiste que venias.
Te extrañe. Está implícito, escondido en el juego de palabras con el que te doy permiso de que vengas un rato, igual que mi reclamo por obligarme a estar tantos días sin vos.
Todas las compuertas se abren mientras la luz entra con vos, iluminando el pasillo hasta que la penumbra nos envuelve una vez más, testigo de todas las conversaciones absurdas que acompañan la forma en que me dibujas los bordes. Mientras yo me grabo la sonrisa de tus ojos y te sigo, aguantándome las ganas de arrojarme a tus brazos hasta que vos decidís tirar de mí, y tu boca me busca en uno de esos besos que me niego a esperar, así me sorprende siempre, como si fuera la primera vez.
Me lleva unos segundos descifrar el sabor inesperado de tu boca y recordar el juego que empezamos más temprano, perdida en la sonrisa que acompaña al hola después del beso.
Ambos sabemos que ya ganaste, que cada parte de mí te reconoce y recuerda, que ya me perdí en la intensidad que nos envuelve, pero te niego, desafiándote a subir la apuesta.
Hay algo intenso en tus ojos, en todos tus gestos, una energía que vibra en todo tu cuerpo, que estas aguantándote de desatar mientras juego a no reconocerte.
Me susurras mientras tus manos me enloquecen, recordándome en cada toque que mi cuerpo te reconoce, que mi nariz se empecina en ir a tu cuello desesperada por una dosis de tu olor. Mis manos te buscan la piel con la misma desesperación que las tuyas van descubriendo la mía.
Hay una especie de danza conocida entre nosotros que se desata a pesar del guion nuevo, del juego de hoy, de la forma en que llenamos de ropa el pasillo, o anticipo si hoy será en silencio o necesitas palabras.
Hay susurros, preguntas, y hasta nos reímos mientras el tiempo deja correr otra vez, incluso después de que te quedas dormido esos minutos eternos, mientras debajo de mi mano late tu corazón lento.

23 de Noviembre de 2020 a las 23:44 2 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Susy Buisson Escribo mayormente poesía, y algunas historias.

Comenta algo

Publica!
Martin Girona Martin Girona
¡Muy bueno! Saludos, nos seguimos leyendo!
November 26, 2020, 00:02

  • Susy Buisson Susy Buisson
    Muchas gracias por leer y dejar tu comentario! Saludos. November 26, 2020, 18:38
~