¡Nueva app: Inkspired Writer! ¡Escribe, publica y gestiona tus historias en tu móvil!. Leer más.
paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Historias y anécdotas de nuestra Insólita Venezuela donde todo es posible desde la imaginación a la realidad donde en el siglo XXI, los buenos son los malos y los malos son los buenos.


Cuento Todo público.

#yerbatero
Cuento corto
0
887 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Dr. Yerbatero Jesús María Negrín

Dr. Yerbatero


-Abuelo, abuelo ¿hay doctores yerbateros?


-Bueno Max, no creo que eso título de Doctor lo haya otorgado alguna Universidad reconocida del mundo.


-Abuelo acá estoy leyendo que hubo un Doctor llamado Jesús María Negrín que ostentaba ese título universitario otorgado por nuestra ilustre Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas.


-Bueno Max ahora que bien recuerdo en el siglo XX pasado, yo leía algo sobre un tal Negrín de una historia de la época de General Juan Vicente Gómez por allá en 1912.


-Cuéntame abuelo que sabes de ese Dr. Negrín por que acá estoy leyendo una revista Elite del año 1934, donde le hicieron un reportaje a ese doctor que había fallecido un año antes en una reseña que le hicieron de sus curaciones a personas enfermas.


-Bueno te contaré algo que no sé si es leyenda o cuento de ese supuesto doctor.


-Dale abuelo para conocer los cuentos añejos de mi Venezuela Insólita.


-Okey Max, eso fue en tiempos del siglo XVIII, un supuesto Duque Francés conocido como el “Duque Varinés” fue exilado y expatriado a Venezuela por andar de galán de otoño al haber preñado a la hija del Rey Francés.


-Max este Duque trajo una gran fortuna y compro en esa época grandes extensiones de tierras en lo que es hora el estado Barinas, que le dio el nombre a esas posiciones agropecuarios del Duque Varinés y es por al año de 1912 que el Benemérito General Juan Vicente Gómez en uno sus viajes llegó la Hacienda Varineses muy conocida por que allí se fabricaban los famosos Tabacos Varineses de la época allá en Barinas con uno de sus hijos un menor péro no recuerdo si fue de la primera pareja oficial con Dionisia Gómez Bello con la que tuvo siete hijos o de su segundo frente oficial de Dolores Amelia Núñez de Cáceres con la que tuvieron ocho hijos, bueno de todos modos el “pelao” se llamaba Alejandro y este debió haber comido o bebido algo que le produjo una gran curcera y cayo totalmente deshidratado de la cagantina que le dio a todas estas Gómez preocupado por su retoño llamó al Cnel. Tarazona para que buscara un médico en ese pueblo de Barinas y este regreso con la novedad que no habían médicos en ese momento allá en Barinas y lo que pudo encontrar fue un yerbatero conocido como “Negrín” que decían era muy bueno.


-¡Pues ándale! dijo Gómez que le dé algún menjurje al pelao a ver si deja de cagarse tanto.


-Traen los chacharos (los guardaespaldas de Gómez) a Negrín un hombre de unos treinta años blanco con barba poblada vestido con una franela, pantalón y alpargatas como un llanero típico con su sombrero Pelo é Guama de la región ante su presencia y como que venía más cagado que el pelao, pues no sabía para qué lo estaban requiriendo, al decirlo que tenía que curar al hijo de Gómez de una fuerte diarrea, a Negrín que venía todo blanco del susto, le volvió el alma al cuerpo le dijo:


-No se preocupe más general que ya lo atiendo de inmediato a su hijo y salió rápidamente a buscar unas yerbas y le preparo una pócima caliente que enseguida se la dio a Alejandro que a las pocas horas ya le había pasado la diarrea y los cólicos que tenía ya para el día siguiente se encontraba reabastecido Alejandro.


-A toda estas Gómez le dice a Negrín me acompañarás hasta Caracas por si algo pasa en este viaje de regreso, dicho esto venían hablando amenamente Gómez cosas triviales y le pregunta de ¿dónde eres Negrín?


-Negrín le responde que de los Andes y en sus años mozos recibió un tiro en una de esas peleas que se suscitaban en esos lares siendo recogido y auxiliado por unos indígenas yerbateros del páramo donde lo curaron y aprendió todo sobre las yerbas medicinales de los curanderos ya qué, vivió con ellos unos seis años ante de bajar a las tierras bajas de Barinas donde residía actualmente.


-Al llegar a Caracas ya la ciudad conocida lo de la curación del hijo del Gómez, este le preguntó ¿qué quería como pago por sus honorarios de yerbatero?


-Negrín le dice:


-Mi general alguna tierrita que tenga un río y se pueda sembrar yerbas curativas.


-Eso es todo dice Gómez, bien le da una pequeña finca en lo que es donde está ahora el Hotel Meliá al lado del río Guaire y se llegaba por una pica que la gente la fue llamando calle Negrín que salía del Camino Real de Sabana Grande y empezaron a llegarle pacientes para que le recetaran para curarse de enfermedades y fue tanto el éxito que tuvo que con solo saber la gente que sabía mucho pues había curado a un hijo del general Gómez, venía cada día más pacientes a su consulta y hasta lo estaban llamando Doctor ante la aglomeración de personas solicitando sus servicios curativos, que en esa época hasta salían el tranvía y autobuses que tenía como parada Catedral / Sabana del Blanco, la segunda Catedral / El Paraíso en el Hipódromo y la tercera Catedral / Negrín, además hasta cuatro viajes de autobuses llenos de pacientes iban todos los días al consultorio del Dr. Negrín

-Ante estos varios médicos reconocidos escandalizados se quejaron ante el general Gómez, hasta el Dr. José Gregorio Hernández y el Dr. Luis Razetti fueron los enviados a que hablaron con el Gral. Gómez exponiendo el argumento que el señor Negrín no estaba titulado, ni certificado y no podía recetar haciéndose pasar por doctor.


-A lo que dijo el Gral. Gómez:


-A todo problema hay una solución y le ordenó al Cnel. Tarazona que fueran con los dos médicos a buscar al rector de la Universidad Central de Venezuela que en esa época era el Dr. Albert Smith quien dirigió entre 1911 a 1912 el rectorado, quien vino todo asustado como lo estuvo Negrín ante la presencia de Gómez.


¿Y qué paso abuelo? ¿se orinó Smith?


-No Max ya saliste con una de tus ocurrencias te habías tardado.


-Max eso no paso, bueno ni se sabe si paso.


-Bueno Max, sigo con el cuento de Gómez estando todos presentes, le pregunta a Tarazona que es lo hace Negrín, este le responde:


-Mi general es un yerbatero reconocido con mucho éxito.


-Ahh muy bien dice Gómez y se voltea hacia el Rector Smith y le ordeno darle un diploma de la República a “Negrín” de Yerbatero.


-No puede ser abuelo ¿es verdad eso?


-Si Max es verdad ha sido el único diploma de dicha especialidad otorgado por la Universidad Central de Venezuela (UCV) y consta en los libros de actas académicas de la universidad.


-Los dos médicos el Dr. José Gregorio Hernández y el Dr. Luis Razetti, se fueron y nunca más protestaron, ni dijeron nada del ejercicio de Negrín que continuó con sus encantos ejerciendo de tal manera que su prestigio profesional fue tanto que logró una pequeña fortuna con la que compró la Haciendas “La Florida” y “Sabana Grande” y tiene hasta una calle que lleva su nombre llamada Negrín en Sabana Grande y urbanización La Florida.


-Max, Jesús María Negrín falleció a finales del año 1933 y conmocionó a la ciudad una gran multitud de personas acudió a su sepelio.


“ASI SON LAS COSAS” como diría el finado periodista OSCAR YAÑEZ.

23 de Noviembre de 2020 a las 20:58 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~