A
Amairany Muñiz


Solamente un pequeño relato que pretende ser de terror.


Cuento Todo público. © Todos los derechos reservados.

#lago #bosque #monstruo #terror
Cuento corto
0
32 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El monstruo del bosque


Érase una vez, un muchacho llamado Fred que se encontraba sentado mirando fijamente a su peor miedo: el lago. Fred tenía un pasado un tanto terrorífico con él.

Aquella cosa que había provenido del lago nunca había podido salirse de su mente, haciendo que apareciera en sus pesadillas una y otra vez durante diez años. Sus manos llenas de cicatrices, su rostro deformado y sus asquerosos dientes negros le hacían tener escalofríos de tan solo pensarlos.

Ese momento en el cual aquella cosa se lo habría devorado de un solo bocado estaba en su mente en este mismo momento, se repetía constantemente, sacándolo de la realidad.

Sus pensamientos lo arrastraron hacia un abismo lleno de sus mayores miedos. De nuevo vendría un ataque de pánico si no salía de ese hoyo.

Maldecía internamente a la doctora Simons. Esa mujer le había obligado a visitar de nuevo este lugar. Creía que le haría bien visitarlo después de tantos años internado en el psiquiátrico.

Oh, que equivocada estaba, doctora Simons.

Sus manos comenzaron a sudar. Su respiración comenzó a acelerarse. Podía sentir su corazón palpitando a mil por segundo dentro de su pecho y oídos.

Decidió mejor darle la espalda al lago. Las señales que le estaba dando su cuerpo le indicaban que mejor debería regresar a la camioneta y dejar de sobrepensar las maneras en las que podría morir estando cerca.

El susurrar de algo arrastrándose por encima de las hojas secas le indicó que debía voltearse, mas no lo hizo. Le aterraba la idea de que podría encontrarse con aquella cosa.

Su miedo no hizo más que elevarse significativamente.

—Vamos, Freddie —se dio palabras de aliento a sí mismo—. Hazlo, tú puedes. Solo voltea.

Aquellas palabras le ayudaron. Él volteó.

El momento en el que se dio cuenta de que ese era el último día de su vida, fue cuando aquella cosa salida del lago traspasó completamente su estómago con las uñas.

Todos los órganos que había dentro de él fueron saliendo poco a poco de su cuerpo. Parte de la sangre era derramada en las hojas bajo él, la otra parte, que era una gran cantidad, iba directamente hacia los labios del monstruo que lo había asesinado. Solamente cuando la cosa se hubo saciado tras la muerte de Fred, se fue dejando un rastro de un líquido color carmín con cada paso que daba.

Después de esa muerte, nadie se acercaría al lago por miedo a que la cosa que mencionaba el lunático de Fredfuera real.




24 de Enero de 2022 a las 02:02 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~