irie-kun306 irie kun

¿cómo es que llegué aquí?, ¿Cómo es que todo terminó así?" " ah! Si! Ya lo recuerdo, ¡esa mujer que cree que lo sabe todo! Me ha metido en esto ¡¡¡y ahora no sé ni en dónde diablos estoy!!!" Dijo el peliflama al ver a su alrededor sin poder reconocer nada ni a nadie, perdído, desorientado, en una tierra extraña en la cual las cápsulas, teléfonos, autos y poderes como el "ki" no existen, una tierra que se rige por poderes distintos a los que conoce, de seres astrales, y humanos cuya ley está definida a través de la espada. Una tierra medieval... 《Historia cuenta con ilustraciones, estas se leen de derecha a izquierda 》


Fanfiction Anime/Manga Todo público.

#ilustraciones #berserk #vegeta #guts #dragonballz #yaoi #bl #homosexual #caballeria #fantasia #griffith #Casca #hadas #r18 #fanart #imagenes
1
2.0mil VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

CAPÍTULO I

"¿cómo es que llegué aquí?, ¿Cómo es que todo terminó así?"

" ah! Si! Ya lo recuerdo, ¡esa mujer que cree que lo sabe todo! Me ha metido en esto ¡¡¡y ahora no sé ni en dónde diablos estoy!!!"

"Aunque... ahora que lo recuerdo bien... también es mi culpa... estaba tan malditamente distraído por... agh, ¡al demonio! Olvidalo, mejor olvidalo. Ni siquiera me paré a preguntarle de que se trataba aquel aparato que había inventado... solo recuerdo que dijo algo sobre viajar a diferentes lugares en diferente tiempo... o ¿algo así?"

"bueno eso ya no importa... lo hecho, hecho esta... pero... ¿dónde estoy?..."

.
.
.
.

TIEMPO ANTES DEL FALLO DEL EXPERIMENTO...

El sol asoma por una ventana los delgados rayos de su blanca luz, la persona en la habitación se remueve en sus sabanas, el sol a dado directamente en su cara, son las 5:30 AM, se levanta pesadamente, va al baño y toma una ducha de agua fría, dejó que los chorros de agua fría dieran de lleno en su cuerpo, el agua se deslizaba por su suave y algo bronceada piel, cambiando la temperatura de ésta.

Sale del baño se mira al espejo, de su cabello aun caían gotas de agua, solo usaba una toalla a la cintura, toma otra toalla del ropero y seca suavemente su cabello, decide llevar la ropa de siempre, pero con una diferencia, hoy no llevará la armadura, frente al espejo se pone las prendas restantes, ha terminado, aún frente al espejo se mira a la cara, tiene la mirada decidida, traga grueso y exhala pesadamente, es el día, lo tiene decidido, lo ha pensado por mucho tiempo ahora todo lo tiene claro, se lo dirá, le dirá lo que ha sentido por tanto tiempo desde que lo vio, le dirá al fin aquello que por tanto tiempo había negado su existencia, " sus sentimientos".

Desliza la puerta de vidrio y alza vuelo, ira a ese lugar, ese lugar en el que tantas veces él lo citaba para entrenar, ese lugar que los veía dejarse llevar por la emoción del sonido de sus puños chocar en la piel del contrario, ese lugar en el que parecían ser ellos mismos, sin ataduras, sin remordimientos, sin nadie más que ellos dos, un universo en el que ellos eran los únicos habitantes.

Pero esta vez era diferente, esta vez fue él quien lo citó en ése lugar. Y ahí estaba, esperándolo, algo muy raro por cierto, él no suele ser muy puntual, pero ahí estaba, este voltea al sentir su presencia y le dedica una sonrisa, Esto aceleró un poco más su ya de por si agitado corazón.

Deciente lentamente hasta que sus botas tocan el pasto, se acerca lentamente y el otro hace lo mismo.

-¡¡¡Hola vegeta!!!- suelta de forma natural como todas las veces que lo ve.

-Kakaroto- dice, tratando de disimular un poco su nerviosismo, puede oír como late su corazón, <<que ruidoso>> piensa, pero no quita su típica mascara de "no me importa nada", esa mascara que le ha ayudado desde tiempos inmemorables desde que tiene uso de razón.

-Es raro que me hayas propuesto venir a entrenar, lo más común es que yo sea quien te pida venir- dice un poco extrañado. Pero le resta importancia,-Bueno empecemos entonces- dice poniéndose en pose de pelea.

-No te he llamado para eso- le dice fríamente.

Goku deja su pose de batalla y con gran signo de interrogación lo mira desconcertado.

-¿Entonces?- le pregunta.

-Hay algo que tengo que decirte...- ahora se podía notar un poco de su nerviosismo, tomó un largo respiro y miró a otro lado.

-y... ¿Qué es lo que tienes que decirme?- la curiosidad lo había invadido.

-Kakaroto... yo... me he dado cuenta de que eres un guerrero formidable, me cuesta admitirlo pero así es...- el aun miraba hacia un lado.

-...- Goku no decía nada, estaba estupefacto, Vegeta diciendo que él era un guerrero ¿formidable? Eso era algo raro, incluso ya estaba dándole un poco de miedo, quizás esta mañana se había despertado en un mundo alterno o quizá seguía dormido.

-Eres muy infantil e inocente algunas veces, eso era algo que me molestaba, no podía creerme eso de que había un sayajin benévolo que pelea solo por diversión. Por un tiempo te odié con todas mis fuerzas, me centre en que todo lo que sentía por ti era odio porque siempre me superaste en poderes, mi orgullo es algo que he ante puesto ante todas las cosas, y me quedé en la tierra con la excusa de querer superarte, pero me he dado cuenta de que esa era una mentira... estaba mintiéndome a mí mismo, ahora lo sé. Me di cuenta en aquella batalla con Majin Boo- aún miraba al horizonte, pero ahora voltea y le mira con gran decisión a los ojos.

-ahora sé que es lo que siento por ti- dice mirando a Goku, este aún estaba sin decir palabra alguna pero miraba con gran atención a Vegeta, a pesar de no poderse creer lo que escuchaban sus oídos.

-Y será mejor que escuches bien porque no lo repetiré ¡insecto!- cierra sus ojos, toma un largo respiro y lo suelta lentamente y abre sus ojos - y- ... yo te amo Kakaroto... te amo.- le suelta de golpe con gran decisión y sin vacilaciones.

La cara de Goku era como de "¿Qué?" el pobre no se la creía, luego pensó, << Vegeta seguro está bromeando... si eso debe de ser... es lo más lógico>> es entonces que se ríe como solo él sabe hacerlo, ahora Vegeta era el que tenía una cara de completa sorpresa.

-WOW VEGETA, JAJAJAJAJAJAJA ESA FUE UNA GRAN BROMA JAJAJAJA YA CASI ME LA CREIA- decía mientras reía y se sostenía el estoma de tanto reírse, pero volteó a ver a su compañero, este no reía y lo miraba serio, es entonces que le cayó al fin el veinte, Vegeta no bromeaba, Goku se enderezó y miró a su eterno rival, lo miró a los ojos, esos ojos negros tan profundos que lo hacían sentirse tan extraño, ahora que lo pensaba, él nunca odió al príncipe, es más, siempre le agradó, aun cuando era su enemigo, su intención jamás fue matarlo ni nada por el estilo, él siempre fue el único a quién siempre pudo enfrentarse casi como iguales, el único que parecía entenderlo, el único que nunca lo juzgó u obligó a hacer algo que no quería << como trabajar por ejemplo>> pero.... Será que lo que siente por él... ese nerviosismo, ésa inexplicable felicidad que sentía al verlo llegar... ¿será amor acaso?... pero luego vino a su mente el recuerdo De Gohan, Goten y Milk, su familia, no podía dejarla así porque si, ahora que tenía un tiempo con Milk podía entender el significado de algunas cosas, y el hecho de que Vegeta le amara significaba que si le correspondía tendría que dejar a su actual familia. ¡No! él no podía dejar a su familia por algo que ni siquiera sabía si en verdad sentía, y pensando en éso decidió.

-Vegeta... yo no te amo... no te veo de esa manera... eres... mi amigo y no puedo verte como algo más...pero, quiero que sigamos entrenando como siempre... así que... que tal si hacemos como que nunca pasó esto? ¿Si?...- decía incluso un poco dubitativo.

La respuesta para Vegeta fue como un balde del agua más fría que pudiese existir, sentía cómo dagas de hielo atravesaban su pecho, las palabras de Goku no daban tregua a su resquebrajado corazón, estaba roto, el sonido que hizo al romperse seguro se podía escuchar hasta el otro lado del continente, y luego el muy sínico le sale con:

" pero quiero seguir entrenando contigo así que... qué tal si hacemos como que nunca pasó esto ¿Si?"

Vegeta se quedó ahí en silencio parecía que juntaba rabia, oculta aún en un rostro sorprendido.

-Bueno Vegeta... si no entrenamos hoy entonces hagámoslo mañana... bueno entonces adiós- dijo al ver que Vegeta no reaccionaba, puso sus dedos en su frente y diciendo adiós le dedicó una última sonrisa y se teletransportó a casa.

Se quedó solo ahí... con el corazón hecho trizas, se había abierto ante él, le mostró sus sentimientos y los puso en sus manos, ¿y el muy insecto que hizo? Estrujó esos sentimientos como si no fueran nada y los tiró al suelo para luego pisotearlos como si no fueran más que basura, el dolor punzante en su pecho, un nudo en la garganta y un sinfín de lágrimas que no soltó pues su orgullo salió en ése momento, su orgullo que es que lo mantuvo siempre fuera de este peligro que ni todos los poderes del mundo podrían derrotar. Ahora se aferraría a él.

-Entonces deseas que lo olvide... ¿no?...- su voz amenazaba con quebrarse, pero apretó con gran fuerza sus puños, y miró al frente, - entonces así será... - soltó con rabia.

Vegeta se fue volando de regreso a capsule corp. Se metió a su cuarto, se quitó toda la ropa y se metió en la tina, quería que el agua caliente se llevara todos esos recuerdos, que el relajante olor de las sales y aceites penetraran en sus pensamientos y nublaran todo hasta que no dejar nada, miró al piso blanco del cuarto de baño, como si estuviese buscando el significado de la vida, su mirada era triste.

📷📷

Se hundió en la gran tina, pasaron algunos minutos, aguantar la respiración era algo de lo más sencillo.

Al salir fue al armario y se puso unos spandex negros, una camiseta sin mangas blanca, esta le quedaba un poco floja y la caída de esta marcaba las caderas de su usuario en una forma sumamente sensual, también se puso unos zapatos de deporte tipo Nike air Jordán de vuelo, pero no
se sentía del todo cómodo, "estúpidos zapatos" decía "¿por qué Bulma tiene que comprarme este tipo de calzado? A mí me gustan más mis botas de siempre."

Entonces se los cambió por sus botas blancas y luego se puso unos guantes de cuero si dedos para ciclistas.

📷📷

Bajó para ir a entrenar en la cámara de gravedad, seguramente el entrenar con todas sus fuerzas lo haría olvidar, siempre lo hacía.

Bulma se encontraba en el laboratorio, estaba haciendo un nuevo invento, esta vez procuraría ganar ésa feria internacional de científicos, superaría a todos ésos ilusos que no creyeron que merecía ése dichoso premio.

Su invento ahora consistía en una máquina que haría a las personas viajar por el tiempo, pero no era como la otra máquina que inventó sino que esta no solo los haría viajar a otro tiempo sino que también los transportaría a otros universos al mismo tiempo.

Pero ella sentía que sus cálculos quizá estarían erróneos, algo no le cuadraba, ¿quizá algún algoritmo estaba mal escrito?, pero tenía que probarla, tenía que probar la máquina para despejar estas dudas y encontrar el problema que no la dejaba avanzar, pero con quién... ¿con Quién?

Es entonces que la respuesta a sus plegarias pasa por su puerta, Vegeta que pasaba para ir a la cámara de gravedad para empezar a entrenar, fue interrumpido por la voz de su amiga.

"En este caso Bulma sabía que Vegeta no estaba con ella por amor, sino por el hecho de hacerse responsable de sus acciones << Trunks>> pero la mujer terrícola se había hecho querer por el príncipe sayajin, no de la forma en que ella quería pero había logrado hacerse un espacio en su corazón, había logrado hacerse su amiga, por lo que se había contentado con al menos ser eso en la vida del príncipe."

-¡Vegeta!- lo llama la mujer.

-¿Qué quieres mujer? No ves que estoy ocupado.- dijo un poco cansado, no estaba de ánimos para hablar con alguien.

-Vamos Vegeta no seas así... solo te necesito un momento... no te retrasare mucho.-

Es entonces que Vegeta la mira y mira a su alrededor, ve que hay una maquina nueva, es entonces que entendió, "así quieres probar éso ¿no?" fue entonces que sin escuchar a la mujer se cruzó de brazos y se fue directo a la máquina y de una se introdujo en ella.

-apresúrate mujer, no tengo todo el día- dijo Vegeta en la máquina.

Es entonces que Bulma corre al computador, inserta coordenadas, prepara la máquina y mira a Vegeta.

-Bueno Vegeta, el objetivo de la maquina es llevarte...-

-¡Ya! Mujer... Solo continúa con esto y termina de una vez!- dice Vegeta interrumpiéndola ya un poco cansado.

-que genio...- dice Bulma, pero total para que ponerse a discutir, cuando él se pone así no hay quien le gane.

Bulma cerró la puerta de la máquina, se fue al frente del PC y se puso a ver los logaritmos, gráficas y todo para luego ponerse unos lentes protectores.

Todo parecía llevar buen curso, el portal se habría al lado de la maquina según como lo tenía previsto Bulma... pero... algo salía mal, la PC empezaba a fallar y los datos y coordenadas a distorsionarse, la maquina empezaba a desmoronarse y todo empezó a sacar chispas, Bulma quiso detener todo pero no podía, Vegeta dentro de la maquina solo veía como todo empezaba a sacar chipas, humo y todo lo demás, intentó salir pero al querer tocar la puerta la maquina explotó, durante la explosión Vegeta cerró sus ojos debido a la luz, Bulma durante el gran destello solo logró ver como Vegeta caía en el portal de al lado y este se cerraba con él.

-¡¡¡VEGETA!!!- gritó la mujer, corrió al PC casi que se caía del escritorio, lo coloco de nuevo en su posición y se puso a tratar de encenderla, pero no encendía, estaba totalmente desesperada, a donde habrá mandado a Vegeta, será que ¿lo mató?, ¿lo mandó a una dimensión desconocida?, ¿lo dejó perdido en el espacio tiempo?, ¿podrá regresar?

Bulma no dejaba de pensar en donde podría estar Vegeta... lo único que recuerda o más bien lo único que medio logró ver fue a Vegeta cayendo al portal y desapareciendo con este.

Trunks llegó unos minutos después, había oído de lejos la explosión y ya un poco más cerca de casa escuchó el grito de su madre.

-¡MAMÁ!- dijo Trunks.

-Trunks...- Bulma se acerca al pequeño y lo abraza, el más joven aún no sabe la causa del repentino comportamiento de su madre.

Luego mira todo el desastre, no sabe que pasó, empieza a analizar, recuerda que escuchó a su madre gritar el nombre de su padre, piensa que pelearon... pero no... eso sería algo extraño... su padre no destruiría el laboratorio, pero dónde estaba entonces?... quiso localizar su ki pero no lo encontraba, es entonces que se separa de su madre y le pregunta.

-Mamá... ¿Dónde está papá? No puedo sentir su ki...-

.
.
.

TIEMPO PRESENTE

Mientras está sentado en un prado rodeado de blancas flores silvestres, observa que está en la tierra, pero algo es diferente... se siente y se ve como la tierra pero es diferente... algo no anda bien.

"¿cómo es que llegué aquí?"

6 de Julio de 2021 a las 17:42 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo CAPÍTULO II

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 14 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión