zuspect ZPT

Arco de la conquista. Vermilia tiene varias cartas en su contra, ¿ganarán?, ¿morirá alguien?, ¿perderán?, lo único seguro aquí es una cosa, esta guerra traerá un gran cambio en el mundo.


Fantasía Épico Todo público.

#vermilia #peleas #sangre #soy-el-villano #fantasía #evolución #anime #familia #gore #psicológico #horror #historia #viaje #villanos #héroes #poderes #misterio #sobrenatural
4
2.0mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Comienza la guerra

La jefa rompió la entrada a la base de una patada y del otro lado había varios cazarrecompensas, varios tanques de guerra y helicópteros.


Frania se quedó asombrada mirando todo lo que había del otro lado, la noche había llegado y a lo lejos se podía ver a varios camiones blindados llevándose a las personas a un lugar seguro.


La jefa volteó a mirar a Frania —¿Te puedo dejar a Velo?— Frania aceptó moviendo su cabeza.


Estaban por atacarlos, pero apareció un gran helicóptero de color blanco y se situó en la cima de la montaña.


Frania se asombró más al ver esa cosa gigantesca, el helicóptero blanco empezó a bajar una escalera de color rojo, de esa escalera empezó a bajar una mujer de cabello blanco y ojos increíblemente tranquilos de color blancos, estaba vestida totalmente de rojo.


Velo Grace volteó a verla —Al fin llegaste.


—Silencio, ahora baja la reina.


Hasta ese momento, todos pensaban que el que gobernaba el país era un hombre, pero... era una mujer la que empezó a bajar del helicóptero, tenía el cabello corto rubia, y unos ojos de color plateado.


Al ser una mujer la que gobierna el país, no se le llama gobernadora, se le conoce como reina.


Todos se arrodillaron ante ella, la jefa estaba totalmente impresionada al verla, Frania también estaba impresionada, ya que, ninguna de las dos sabían que era una mujer la que gobernaba el país.


La jefa miró a la reina —¿Por qué te hiciste pasar por un hombre?


La reina miró a la jefa y con la cabeza en alta le dijo —Líder de los Vermilia, te propongo que te unas a mí. Todos tus pecados serán ignorados, pero no serán perdonados.


La jefa se empezó a reír —Ajajaja... espera un momento, no siento mucho poder viniendo de tu parte como Velo o ese hombre que vino con él a verme.


La reina como si no la hubiera escuchado le dijo —Tienes todos las cartas en contra, únete a mí.


—Lo dices como si tuvieras algo en mente.


—Planeo declarar la guerra al bajo mundo.


La jefa no se río, simplemente la miró —¿Sabes quien lo gobierna?


—Solo conozco a su mano derecha.


—Entonces no me uniré, realmente lo pensé por un momento, pero, si esa persona no se apareció ante ti, significa que no le interesas en nada.


—Entiendo, entonces eres mi enemiga.


—Sí, siempre lo fuimos, pienso tomar el país y para eso debo matarte.


Todo se torno tranquilo, nadie se movía, sabían lo peligroso que era la jefa aunque estuviera sola, pero esta vez, estaba al lado de Frania, su mano derecha.


En el bajo mundo gobiernan los líderes de los grupos terroristas más grandes del mundo, pero hay personas que están por encima de ellos, entre esas personas está el líder del bajo mundo que administra todo, pero solo se sabe que nadie lo ah visto, solo su mano derecha lo ah visto, el líder del bajo mundo se muestra ante las personas que tienen la oportunidad de derrotarlo. Últimamente se rumorea que se mostró ante el presidente de Golden Heroic.


Volviendo al presente, la jefa se sentó en el pasto.


La reina la miró —¿Tienes confianza en que ganarás?


—Sí, pero por ciertas cosas no puedo pelear con todo mi poder, tengo que esperar a que ciertos niños cambien mi futuro.


—Entiendo— Volteó a mirar a Velo —Congela todo.


Velo abrió sus ojos y todo lo que empezaba a ver lo empezó a congelar, pero Frania se le acercó en un instante y lo miró fijamente a los ojos.


Velo retrocedió, se asombró que la había mirado directamente a los ojos y no le pasó nada.


—Ajajaja— El otro hombre que vino con Velo se empezó a reír —Tendré que jugar yo también.


Frania lo miró de reojo y el hombre dijo —Primera regla, no puedes usar tu poder.


Frania se le acercó caminando y uno de los tanques de guerra le disparó a Frania, y Frania puso su mano en medio pensando que no le pasaría nada, pero el disparo atravesó su mano.


Frania por primera vez en mucho tiempo, estaba sangrando. Velo aprovechó y gritó —¡No le disparen con balas!, ¡usen los misiles!


Pero esa no fue la primera vez que Frania sangró en mucho tiempo, también fue la primera vez que se enojó y gritó —¡¡AH!!


Velo le gritó al hombre —¡Sal de ahí idiota!


Frania empezó a expulsar una aura de color verde oscuro.


Velo también empezó a soltar una gran aura de color blanco. Todos retrocedieron y se ubicaron en frente de la reina.


Todos habían soltando sus auras, contra Frania.


Frania cerró su puño y todos, absolutamente todos, desaparecieron.


La jefa la miró —Tranquila Frania, ¿a dónde los teletransportaste?


Frania volteó a ver a la jefa muy enojada, la jefa no le tuvo miedo, simplemente le dijo —No me retes, no quiero matarte.


Frania se tranquilizó y fue a abrazar a la jefa, quería disculparse.


La jefa acarició su cabeza —Bueno, supongo que eso nos dio un poco más de tiempo.


Tyfa llegó en ese momento, había traído su cruz de madera —Estoy lista.


—Llegas tarde, Frania los acaba de echar a todos.


Tyfa invocó un diablo, este tenía dos cabezas y tres colas, no tenía brazos ni piernas.


La jefa se alejó un poco —Eso da asco...— Frania seguía abrazándola.


—Me hace sentir mal cuando dice que mis diablos son asquerosos...


—¿Qué están haciendo esos chicos que trajo Brily?


—No lo sé, vine directo hacia aquí. Supongo que estarán cambiando la realidad— Tyfa se sentó al lado de la jefa y Frania.


La jefa empezó a hablar —Hacemos esto por el dinero, no dejaremos que lo que me pasó le pase a alguien más. Todo el dinero del mundo será nuestro.


Tyfa sonriente le dijo —Falta mucho para eso jefa, primero conquistemos este país.


Todas sintieron que algo estaba viniendo a una gran velocidad. Las tres se pusieron de pie.


—Jefa, atrás, está cerca— Lo que se estaba acercando era una gran ataque en forma de media luna, era obvio que era de Velo Grace, porque era hielo.


El diablo de Tyfa con sus tres colas se abrió el estómago y se comió el ataque.


—Eso es asqueroso... yo podía eliminar ese ataque fácilmente...— La jefa empezó a sentir que venía algo más.


Tyfa volteó a ver a la jefa —¿Pasa algo?


—Creo...— Se dio cuenta del ataque sorpresa, del cielo empezaron a caer varias estacas de hielo a una gran velocidad.


Tyfa gritó —¡Frania!— Frania con solo cerrar su puño los eliminó, el poder de Frania le permite teletransportar cualquier cosa.


Pero luego cayó una silueta que empezó a caer a una velocidad mayor que las estacas de hielo.


No nos dio tiempo a reaccionar y esa silueta ya estaba pisando el mismo pasto en el que estábamos.


Las tres volteamos a mirar a esa silueta y era un hombre que tenía una cabeza de un oso de peluche y en sus hombros había una mujer que estaba vestida semi-desnuda.


—¿Quiénes son?— Preguntó la jefa.


—Hola— Dijo el hombre con la cabeza de oso —Somos de la familia principal de los Larpade.


—Jefa, mi diablo debería poder comer todo lo que vea peligroso, pero... no está reaccionando.


—Sabemos que tienen a un niño de nuestra familia en su base, si no le hicieron nada, puede que los dejemos vivir.


La jefa levantó la mano —Lo torturamos a más no poder.


Se quedó en silencio el hombre con cabeza de oso. Bajó a la mujer de sus hombros y empezó a caminar hacia la jefa.


—Es la primera vez que estoy ante una líder de un grupo terrorista de peligro a nivel mundial. Así que estoy algo nervioso por como pelear.


Frania se levantó y tocó el hombro del hombre, pero al tocarlo, su mano fue cortada. Nadie sabía lo que había pasado, pero su mano fue cortada en un instante. No había sido el hombre, si no la mujer.


Frania se alejó un poco, la jefa usó su poder para que nunca ocurriera lo que sucedió con su brazo.


El hombre se quedó mirando a la jefa —Así que puedes hacerle recuperar su brazo, interesante.


Frania estaba enojada, pero la jefa la volteó a mirarla, pero no para tranquilizarla —Vuélvete loca.


Frania a una velocidad increíble, fue hacia la mujer, esta no se movió y agarró el puño de Frania, aunque Frania le ganó en fuerza y le rompió la muñeca de su mano.


La mujer se alejó un poco —Esa mujer es fuerte, mejor volvamos después, aun no es el momento de pelear con todo nuestro poder.


—Sí... la noche aun no acaba, esperemos al amanecer— El hombre se alejó y Frania fue hacia él a atacarlo, pero el hombre con las manos en sus bolsillos la esquivó, para luego con su pierna golpearla en su estómago a Frania.


Frania recibió el golpe muy duramente que vomitó sangre. La jefa se levantó al verla —Espero que no piensen que se van a ir una vez que han atacado a Frania.


El hombre de espaldas le dijo —Me contrataron para matarte, y a la chica que tengo a mi lado la contrataron para matar a Frania. Estamos bien preparados, así que no te lo recomiendo.


La jefa avanzó hacia él sin dudar. El hombre volteó y de su bolsillo sacó una pistola.


—Tengo a mi hermana herida por Frania, así que te lo devolveré.


—Inténtalo— Cuando dijo eso la jefa, de su mano derecha empezó a salir sangre.


Sin haber ningún ruido ni movimiento, el hombre había disparado.


—Eso si que es raro, esto va a ser difícil— La jefa volteó a ver a Tyfa —Vete a por Gondi, rescátalo ahora mismo.


—S-Sí— Tyfa se fue en un instante.


Solo estaban la jefa y Frania contra la familia principal de Larpade.


—¿Estás lista?


La jefa con una mirada seria le dijo —Ven a por mí, mocoso.

29 de Noviembre de 2020 a las 18:52 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo La primera piedra del camino

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 12 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión