ginyales Gin Les

Desafío Inktober 2020 para la copa de autores.


Cuento Todo público.

#TheInktober2020 #theauthorscup
5
4.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Día 1, Pescado

La silueta desgarbada del hombre sobre el bote no hace más que acrecentar el temor que tiene al mar. Siente como su espina dorsal se tensa y un escalofrío recorre su cuerpo de pies a cabeza. Tiembla, pero deja pasar desapercibido la vibración en sus nervios para recomponerse lo antes posible.

Camina seguro entre las sombras con bolsa en mano, se va de viaje. ¿Dónde? Ni él mismo lo sabe.

—¡Buenas noches! —vocifera con gran escándalo en contraste con la parsimonia de sus movimientos.

—¿Quién es? —inquiere el viejo hombre con boina de lado y un puro en la boca.

Nadie responde, el anciano teme por su vida. Corre a su cabina y cierra la puerta tras de sí.

Niebla y viento se levantan entre las aguas, el olor a pescado inunda el lugar. Apesta.

Ahora el que tiembla es el viejo marinero y el hombre de cabellos plateados le mira fijamente desde el otro lado del ya quebradizo vidrio.

—¡He vuelto! —parlotea el hombre aun con la capucha sobre su cabeza, pero dejando ver aquella cabellar tan peculiar.

—Eh, estabas muerto... —confiesa el viejo.

—Tú lo has dicho, estaba.

Las palabras aún viajaban en el viento cuando el arpón atravesó el glaseado dejando colgado al capitán del Blue Nocte contra la cabina.

—Ahora, todo será mío —confesó el hombre dejando suelta el ancla que mantenía fijo el bote.

Debajo de él, en la bodega las ninfas encerradas oían el cántico de uno de sus descendientes, la libertad estaba a unas escaleras de distancia. ¡Por fin!





4 de Octubre de 2020 a las 20:41 1 Reporte Insertar Seguir historia
8
Leer el siguiente capítulo Día 2, Mechón

Comenta algo

Publica!
Andrés Díaz Andrés Díaz
¡Excelente micro! Te sigo leyendo y será un gusto descubrir tu ingenio durante todo el mes ;)
October 06, 2020, 15:43
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 30 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión