francisco-benitez1580486017 Francisco Benitez

Tras despertar sin recuerdos, Marx debe buscar la manera de averiguar su pasado y en el lugar donde despertó, en su viaje tendrá diversos aliados pero asi como enemigos que buscaran detenerlo a toda costa por alguna razon que el no sabe


Fanfiction Anime/Manga Sólo para mayores de 18.

#ecchi #yaoi #drama #belica #332 #psicologica #258 #terror #comedia #yuri #mahou-shoujo #381 #aventura #accion #SenkyZesshou #videojuego #novel #anime
0
506 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Presentación + Comienzo extraño

Hola a todos, Soy PhantomPain, un escritor novel el cual ha decidido en este 2020 comenzar a adentrarse en el gran universo que son las novelas ligeras, debido a que no tengo mucha habilidad en el dibujo por el momento, no será posible poner ilustraciones, sin embargo más adelante sí que la habrán lo cual eso quiere decir que las pondré igualmente al comienzo de esta historia (para que estén atentos y no se pierdan de todo el contenido que pueda ofrecer)

Es por ello que sería de gran ayuda si donaran 1 o más dólares para así mejorar ese tipo de aspectos, aunque claro, si no pueden o no quieren, lo comprendo y lo cual también podrán ayudar con las opiniones que tengan o sugerencias que quieran hacerme al respecto

Una maña mía es que tengo la tentación de contar algunas cosas a futuro a pesar que no sepa si se harán realidad, pero como pista, diré que esta historia se relacionara con otras que más adelante sacare en otros medios, de todas formas, no se perderán ya que siempre usare el mismo Pseudónimo e inmediatamente podrán notar las referencias y relaciones, pero creo que no es necesario hablar más de este aspecto

Por último, quiero agregar que iré agregando más contenido a la historia de forma lenta debido a mis otras responsabilidades pero que a fin de cuentas hare mi esfuerzo aunque no tengo una fecha de entrega definida

Entonces les deseo una grata lectura y también de comentarios críticos y constructivos ya que una obra no solo vive del autor sino que también de su público

Lo único que puedo sentir es una inmensa oscuridad rodeándome, aparte de eso que el silencio es tan ensordecedor

—Esto es extraño—dije a la nada

repentinamente una luz bastante tenue aparece enfrente de mí, a pesar que me acerco percibo todo borroso y poco audible, aunque con algo de esfuerzo me concentro y logro notar que estoy abajo de un gran árbol, intento levantarme pero aun siento el cuerpo bastante pesado aunque siento algo suave donde reposo mi nuca

lentamente subo mi mirada hasta donde puedo y siento como la textura es la de una suave piel

—que suaves— dije con calma mientras muevo lentamente mi cabeza

—¡je-je! hace un poco de cosquillas— me dice alguien y mueve instintivamente sus piernas un poco

sin darme cuenta fije mi mirada hacia el origen de aquella voz pero un fuerte resplandor me cejo repentinamente y eso sumándole que no podía ver claramente lo único que podía ver era como aquella chica al parecer me estaba viendo con una pequeña sonrisa

—...¿que... —intente decir algo pero mi mente se volvió más pesada causando que mi percepción poco a poco se fuera alejando de aquel lugar

a medida que todo se oscurecía aquella chica gentilmente me toco la frente y me acaricio por unos segundos aun mostrando su sonrisa gentil

—por favor...cuando la veas...cuídala...y también... — el tono de su voz cambio a una de melancolía y al terminar de hablar su sonrisa se apaga un poco

pero con algo de esfuerzo se anima y me vuelve a sonreír, acercándose un poco hacia mi aunque aún seguía sin ver su cara

—deseo que nos volvamos a ver— me dice la chica con algo de alegría aunque noto como varias lagrimas caen en mi cara

de repente todo se vuelve oscuro, aunque esta vez siento como puedo mover mi cuerpo a pesar que aún lo sienta pesado, aunque despierto bruscamente con mi respiración agitada

—¡Ha! — exhale con fuerza abriendo los ojos de golpe

aunque rápidamente me calmo, noto como estoy en una cama sencilla así como estar en lo que parece ser un cuarto sin iluminación con únicamente la cama, un retrete y un lavamanos

*¿qué es este lugar?* pensé con desconcierto y sintiendo un gran temor dentro de mí

me levanto y con cuidado reviso el lugar, hay manchas de sangre en algunas paredes y restos de comidas dañadas, aparte que no hay ventanas y la única forma de entrar o salir es por una puerta

cuidadosamente me acerco a esta y tras darle un pequeño empujo esta se abre

*al menos no me tengo que preocupar por quedarme encerrado en este lugar extraño* pensé con alivio por dentro

salgo de aquel lugar y me encuentro en una especie de pasillo que se extiende hacia mis lados, afortunadamente hay iluminación, decido ir por la izquierda y tras varios minutos caminando, de pronto me detengo ya que algo me ha estado molestando desde unos minutos

—...¿...quien...soy...? — me hice esa pregunta que apareció de pronto en mi mente

me detuve a analizarlo y de mi cuenta que realmente no sé quién soy, más bien...no recuerdo nada

al percatarme de eso un fuerte miedo empecé a sentir sumándole también un leve dolor de estómago que solo volvió más repulsivo el sentimiento de no saber nada

*vamos...cálmate...ahora mismo no es conveniente que pierda los estribos...después...buscare respuestas, por ahora me tengo que concentrar en buscar una salida* pensé y al mismo tiempo cerraba las ojos

estuve unos minutos así y el malestar se fue alejando hasta que deje de sentirlo permitiéndome así continuar, mientras recorría el pasillo observaba ocasionalmente rastros de sangre y algunas paredes con grietas ocasionadas por un fuerte impacto

*no me puedo imaginar lo que habrá pasado* pensé al ver una pared con una gran grieta y sangre en medio

bajo unas escaleras y llego a una habitación grande con varias puertas, intento abrir la que está cerca de mí pero no da resultado, intento lo mismo con otras puertas pero dando lo mismo

—¡ha! no es mi día de suerte...si no logro abrir ninguna entonces tendré que devolverme y buscar en otra parte— dije al aire con algo de decepción

al intentar con otra puerta, esta se abre dejándome un poco sorprendido, pero entro aunque no me esperaba ver lo que estaba al otro lado de esta

—joder, en serio...esto es una pesadilla— dije conteniendo las ganas de vomitar y desviando la mirada de una buena cantidad de perros que estaban brutalmente muertos

el olor a putrefacción impregnaba el lugar, las paredes estaban cubiertas de sangre mezcladas con restos de estos pobres animales

—¡ah! que dolor— dije mientras me sobaba la cabeza por un repentinamente dolor de cabeza

aunque esto no se detuvo al instante sino que empecé a recordar vagamente algo pero que no lograba comprender ni relacionar con nada

—sujeto...prueba...sobrevivir— era las únicas voces que lograba escuchar ya que no lograba ver nada por estar completamente borroso

salí un momento de aquel lugar para luego comenzar a calmarme, aunque esta vez mi respiración se volvió más rápida, cosa que no me percate sino hasta después

lentamente me calme y el dolor se había ido aunque aquel recuerdo difuso aún seguía en mi mente pero me sorprendió que al tratar de recordarlo no volvió a dolerme la cabeza

sin darme cuenta volteo hacia el interior de la habitación y noto como al final de esta, hay una puerta

—*tragar saliva* esto no puede ser cierto— dije con los nervios a tope

*¡maldición! ojala no esté cerrada* pensé con enojo por dentro

antes de seguir tome unos segundos para prepararme y tras eso fije mi vista únicamente a aquella puerta, ignorando todo lo que más pude a los cadáveres

a medida que pasaba por encima de estos, podía sentir como la sangre aún estaba fresca, también como en algunos momentos pisaba algo viscoso haciendo que casi me cayera pero recuperando el equilibrio

cuando estoy a punto de tocar la puerta, el dolor de cabeza vuelve y esta vez el recuerdo de antes aparece

escucho el sonido de perros aullando de dolor así como de furia

—¡AH! — escuche el grito mío aunque sabía que en ese momento no lo había hecho

tras eso, aparecen en mi mente imágenes de aquellos perros siendo asesinados

luego como hay un científico el cual no puedo identificar pero que mi mira con euforia

—bien...sujeto...poco...finalizar— dice refiriéndose a quien tiene al frente

mi respiración se vuelve a acelerar y con mucho nerviosismo abro la puerta, al pasarla, la cierro con mucha fuerza que hizo un gran eco que duro unos segundos

—no es cierto...no puedo creer que los haya asesinado— me dije mientras me tapaba la cara aun respirando fuerte

me recosté un poco en la puerta buscando calmarme pero esta vez no lo lograba, cierro mis ojos y siento el tacto de alguien, poco a poco mi dolor se va y aquellos recuerdos se vuelven difusos

al abrir mis ojos el tacto se va y noto como estoy solo

—...no entiendo nada...este lugar no me da buena espina, mejor salgo de aquí cuanto antes— me dije sintiendo una gran determinación por dentro

tras recomponerme sigo caminando por otro pasillo hasta encontrarme con el final de este, que era una puerta un tanto más grande que yo, note que era totalmente de metal, me acerque y con algo de fuerza logre abrirla

cuando termino de abrirse me percate como el otro lado era un cuarto grande con muchas cosas de laboratorio, computadoras por varias partes y documentos amontonadas en algunos rincones y mesas

comienzo a revisar cada escritorio en busca de algo que me sea útil aunque no había nada interesante que ver más allá de papeles

*bueno...supongo que si veo el contenido de uno de estos quizás sepa algo importante* pensé y acto seguido lo hago

aunque con el montón de papeles no sabía por dónde empezar así que agarre uno al azar, me acerco a un escritorio con una lámpara para leer mejor

—el sujeto 123 ha demostrado una gran capacidad de adaptación en entornos hostiles, acabando así con los enemigos de forma eficaz, sin embargo, para lograr el verdadero objetivo se recomienda aumentar la intensidad en el adiestramiento "especial"...esto...¿qué es esto para empezar? — me pregunte con desconcierto en mi voz

agarro otra hoja diciendo algo similar aunque no logro entender nada de lo que dice y termino por confundirme aunque con un último esfuerzo agarro otra hoja al azar

—esperemos que esta vez haya algo no tan extraño...como medida alternativa al proyecto principal, se ha tomado en cuenta el potencia que hay en los Noises, es por ello que la jefa ha autorizado empezar el desarrollo y se espera que en unas semanas hayan resultados prometedores...ya está...no entiendo nada— dije aún más confundido y dejando el papel a un lado

continuo revisando los alrededores y noto que hay una puerta, me acerco y trato de abrirla pero está cerrada

—¡ha! ¡Maldición! no puedes estar bromeando— con algo de furia dije y le di una patada pero termine por lastimarme por la dureza de esta

— ¡Ay! ¡Ay! en verdad no tengo suerte... —dije desanimado y frotándome el pie

*ni modo, tendré que volver y ver si tengo mejor suerte por el otro lado* pensé mientras observaba por donde entre

comienzo a caminar pero mis pies se enredan con unos cables de los cuales no me había fijado que estaban ahí hasta que ya estoy en el suelo con un montón de papeles encima

— ¡por dios! ¿Qué clase de broma es esta? — me pregunte ya enojado aunque me levante rápidamente

tras recomponerme me percato que en una esquina hay una pequeña luz amarilla bastante tenue que sobresale del borde de una pequeña biblioteca

me acerco a esta y tras revisarla la muevo un poco aunque esta se movió con relativa facilidad, cuando la termino por mover me deja en frente de una puerta con una ventana por donde sale aquella luz

muevo la manilla y esta se abre dejándome observar una habitación con solamente una repisa en medio de esta que era el origen de aquella luz, aunque esta no termino por cegarme, si sentí un escalofrió en mi espalda

*algo me dice que no debería entrar* pensé aunque la curiosidad me gano y decidí adentrarme a aquel lugar pero vigilando en caso de notar algo que no cuadrara

me acerco a esa repisa viendo así como esta tenía una serie de cristales que emanaban aquella luz, sin saber porque, agarro uno de los cristales

—que hermoso, primera vez que veo algo así— dije con un pequeño asombro en mi voz mientras lo observaba

trate de ver que había en su interior pero este solamente tenía una especie de humo

—basta de perder el tiempo, necesito volver y tratar de buscar una salida— me dije calmándome

aunque cuando estoy a punto de poner el cristal en su lugar escucho un ruido estruendoso detrás de mí, poniéndome alerta pero al mismo tiempo dejando caer aquel cristal

*¡oh mierda!* pensé mientras trate de agarrarlo aun en vano

al instante no había pasado nada poniéndome nervioso

—¡ha! que susto, pensé que iba a pasar algo extraño— me dije aliviándome rápidamente

aunque esto duro poco ya que de la nada apareció en el suelo un circulo amarillo con marcas extrañas apareciendo seguidamente algo bastante alto

—¡ah! ¿q-que? — inconscientemente pregunte al ver como la forma de esa cosa cambiaba a la de una especie de plátano con la parte superior descubierta y con 4 extremidades

no podía creer lo que estaba viendo y hasta mis piernas dejaron de responder haciendo que cayera hacia atrás

*¿¡que mierdas es eso!?....¿¡cómo lo voy a saber!? Más bien ¡tengo que huir! ¡no sé si eso me vaya a atacar!* pensé con bastante miedo pero al tratar de levantarme mis piernas no me respondían

—hoy, tu— repentinamente me habla aquella cosa haciendo que me ponga aún más alerta y con más miedo

eso se me acerca lentamente, lo único que puedo escuchar es sus pasos y como su gran cuerpo me cubre con su sombra, no tenía forma de decir algo por el miedo que sentía por lo que esperando que ocurra un milagro mi cubro con mis brazos cerrando así mis ojos

pasados unos segundos no pasa nada, lentamente abro mis ojos aunque aun siguiéndome cubriendo, noto como aquella cosa me tiende su mano y por su tamaño se inclina un poco

—¿eh? — pregunte al aire cuando lo veo

—no tengas miedo, no tengo intenciones de atacarte, más bien, estaba pensando si podrías ayudarme— me dijo tranquilamente aquello aun tendiéndome la mano

a pesar que no tenía expresión, por su voz tenía el presentimiento que estaba diciendo la verdad, aunque pasaron unos segundos mientras nos veíamos pero me percate de ello y con precaución agarro su mano

ya cuando la sujete por un instante me percato de lo cálido que se siente, aquello me levanta con mucha facilidad

—t-tu...¿no eres hostil? — le pregunte a pesar que la respuesta sería bastante obvia

la diferencia de altura era más que evidente, sin contar en las proporciones de ambos, era el doble de mi tamaño, tocando así la pared con su cabeza

— ¡fu-fu! ¡Claro que no! o al menos no veo necesidad de atacarte y debo suponer que tú no tienes tampoco intenciones de atacarme, ¿verdad? — me pregunta con una voz más infantil

—no, es cierto que me diste un buen susto pero no tengo tampoco esa intención— le dije ya un poco más calmado pero aun manteniendo mis dudas con el

— ¡perfecto! ahora bien, como dije antes, me gustaría que me ayudases— me pide aquello haciendo que su voz al final se apagara un poco mientras este toca lo que parece ser la punta de sus manos entre si y voltea su mirada levemente hacia la izquierda

—...esto...¿en qué? — le pregunto con nervios

tras eso, aquello no me dice nada por unos segundos poniéndome un poco alerta pero luego voltea hacia mí

— ¿me podrías decir que soy? — Me pregunta con voz seria

— ¿¡eh!? — pregunte al aire

sin duda esa pregunta no me la esperaba, pero al menos no era hacer algo peligroso o extraño

lo observo y me rasco la cabeza

—pues...la verdad es que no tengo idea que eres, para ser más preciso, yo tampoco tengo idea de quién soy— le dije más calmado

aquello al escuchar mi respuesta baja los brazos de golpe

—ya veo... ¡ha! es una lástima...ah pero espera, ¿cómo es que no sabes quién eres? — me pregunta mostrándose con curiosidad

—no tengo recuerdos ¿tú tienes lo mismo? — le pregunto sintiendo también curiosidad

aquello no responde al instante sino que hace como si estuviera pensando

—uuummm haber, no siento como si no recordara nada, sino más bien como si no supiera nada sobre mí— me dice mientras se rasca en mentón

—ya veo— dijo y de igual modo me rasco ligeramente le mentón

de reojo observo a aquella cosa

*al parecer estamos en la misma situación, dudo mucho que sepa dónde estamos, pero ¿qué hago? no confió del todo en eso, aunque diga la verdad, no puedo arriesgarme a creer en todo lo que dice* pienso pero de pronto noto como aquello comienza a revisar el lugar

—¿qué es este lugar? — me pregunta con curiosidad

—si te soy sincero, no tengo ni la más mínima idea, desperté en una habitación un poco lejos de acá y he tratado de buscar una salida— le comento mientras camino hacia la puerta

—¡oh! entonces ¿qué tal si te acompaño? si vamos los dos tendremos más posibilidades de salir— me dice con entusiasmo en su voz

no digo nada al instante sino que lo observo con algo de miedo pero logro disimularlo

*tiene un punto, pero no estoy seguro...*pienso pero veo como aquello al parecer me mira fijamente

—...¡ha! está bien— le dijo mientras me rasco la cabeza y camino hacia el otro cuarto

—¡bien! ¡Andando entonces! — dice aquello con entusiasmo en su voz siguiéndome así

al estar en la habitación grande observo como en una esquina hay una silla en suelo, lo cual es extraño ya que antes eso no estaba así

*eso tuvo que ser aquello que hizo el ruido de hace un rato, pero ¿cómo se cayó? ¿Habrá sido un gato?* por más que pienso no logro resolverlo

— ¿entonces a dónde vamos? — Me pregunto aquello mientras observa por los alrededores con curiosidad

—haber...tenia pensando volver pero me gustaría probar algo— dije y seguidamente vamos hacia la puerta que estaba cerrada

— ¿crees poder romperla o algo parecido? — le pregunto señalando le la puerta

— ¡fu-fu! ¡Será pan comido! — me dice con entusiasmo

seguidamente sus brazos cambian a unos látigos blancos, me aparto hacia atrás

— ¡toma esto! — Dice con energía y ataca la puerta cortándola con mucha facilidad en varios trozos

—eso fue impresionante, ¿cómo puedes cambiar la forma de tus brazos? — Le pregunto mientras veo como estos cambian a su forma de antes

—no estoy seguro pero, solamente me imagino la forma y esta aparece— me dice al mismo tiempo que se observa los brazos

—ya veo, aunque genial esa habilidad— le digo levantando el pulgar

me observa unos segundos pero luego se cubre las mejillas

— ¡he! ¡g-gracias! sigamos entonces— me indica

llegamos a un largo pasillo con otras puertas, pero en ninguna de ellas había nada interesante

—al parecer esta es el área de limpieza, quizás encontremos unas tuberías o algo que nos lleve hacia afuera— dijo tras salir del último cuarto

—sabes mucho a pesar que no recuerdas nada— me comenta aquello

igualmente me percate de ese detalle, es bastante curioso que eso suceda

—tienes razón, pero por alguna razón cuando veo algunas cosas automáticamente reconozco que es, pero con otras no pasa lo mismo— le respondo mientras caminabas por un pasillo algo largo

— ¡ya veo! ¡Ah! ¿Qué harás cuando salgas de acá? — Me pregunta y al mismo tiempo camina como si fuera un niño

al escuchar esa pregunta no respondo al instante sino que poso mi mano en mi barbilla

—veamos...supongo que iré a indagar sobre mis recuerdos y bueno del resto no sé qué pasara, ¿qué hay de ti? — le pregunto mientras cruzamos una esquina llevándonos a otro pasillo

— ¡también buscare respuesta de quien soy! aunque...no sé por dónde empezar— esto último lo dice con la voz un poco apagada

de reojo lo observo notando como su ánimo se había desplomado

*también tengo el mismo problema, no tengo ni idea por dónde empezar por lo que posiblemente nos unamos para hacer el asunto más fácil* pienso aun viéndolo

—oh, es cierto, ya que tu caso es diferente, ¿qué tal si pensamos un nombre para ti? — le pregunto

rápidamente sube sus ánimos como si de un niño se tratase

— ¡eso suena genial! aunque no tengo idea que ponerme— Me dice bajando otra vez sus ánimos

— uuummm, entonces empezare yo...haber... ¿John? — Le pregunto

— ¿qué clase de nombre es ese? no me gusta— dice aquello haciendo una 'X' con sus brazos

—fue lo primero que se me vino la mente, ¿qué tal...Jeff? — le vuelvo a preguntar

esta vez se tomó su tiempo para responder, pensando al parecer

— ¿no hay otro nombre que se te ocurra? — Me pregunta pensativo

— bueno...veamos... — dije pensando en otro nombre

pasamos varios minutos eligiendo nombre mientras caminábamos y pasábamos por habitaciones sin nada interesante más haya que unas puertas que nos llevaban a otras partes

tras subir unas escaleras y pasar por una puerta un poco destruida llegamos a un lugar bastante grande y espacioso aunque habían vehículos destruidos, objetos llenos de huecos y casquillos por varias partes en el suelo

—esto parece un campo de batalla, me pregunto que habrá pasado aquí— dice aquello observando los alrededores

—mantente alerta, no sabemos si esto es seguro— le indique por lo cual seguimos caminando pero con cuidado en nuestras pasos

en el transcurso podía notar como también había grandes marcas de sangre en las paredes, suelos y algunos objetos

— ¡Ugh! el olor aún sigue en el aire...es bastante asqueroso— dice aquello tapándose lo que parecía era su nariz con ambas manos

no me había percatado de ello antes por lo que me concentre en olerlo

—es cierto, aún está fresco, eso significa que lo que haya pasado ha sido bastante reciente— dije y seguidamente me tapo un poco la nariz por el insoportable olor a sangre

repentinamente se escucha algo detrás de nosotros cayendo y rodando lentamente, me volteo con muy nervioso

— ¿¡que es eso!? — pregunte y fije mi vista en el origen del sonido

— ¡ah! disculpa, sin querer patee algo, es bastante difícil caminar con un cuerpo muy grande, aun mas con la poca iluminación que hay— dice aquello rascándose la cabeza

mis nervios entonces se disiparon así como aparecieron e igualmente me rasco la cabeza

— ¡ha! entiendo, pero ten cuidado la próxima vez, no sabemos que nos esté esperando escondido— le dije y entonces note que aquello que pateo tenía una forma particular

me agacho para recogerlo y noto que es una linterna, apunto hacia la cara de aquello y pulso el botón, un gran resplandor apareció de pronto haciendo que aquello se tape la cara y echándose un poco hacia atrás

— ¡Uwa! mis ojos, no me sorprendas así, casi me matas del susto— me dijo rascándose los ojos mostrándose enojado en su voz

— ¡Jaja! disculpa, mala mía, pero esto es bastante útil, toma, es mejor que lo tengas tu— le dije entregándoselo al mismo tiempo

—¡oh! ¡Gracias! aunque no sé cómo usarlo ¡Jeje! — dice agarrándolo con torpeza debido a que no tiene dedos

—es bastante sencillo, creo, solamente apunta hacia el lugar que quieras y la luz hará el resto— le indique señalando hacia una pared

—ya veo, entonces— dice y repentinamente me alumbra en toda la cara dejándome ciego por unos instantes

haciéndome así taparme los ojos y retroceder un poco

— ¡fu-fu! es mi venganza— dice aquello con tono alegre

— ¡jajaja! vale, vale, me lo merezco, andando entonces— le dije lo cual empezamos a caminar

el resto del camino no hubo nada más interesante más haya de destrucción y rastros de lucha

tras pasar una compuerta de metal que era la mitad del tamaño de aquel espacio nos encontramos caminando en un túnel espacioso

—de seguro que por acá es donde entraron aquellos vehículos destruidos, eso quiere decir— dije al aire

— ¡que hay una salida más adelante! — agrega aquello y acto seguido se adelanta con paso alegre

caminamos por unos minutos y poco a poco una tenue luz roja empezaba a aparecer, ambos aceleramos el paso y cuando pasamos aquel túnel nos encontramos con una gran puerta de metal

—de seguro no la abres ¡fu-fu! — me dice aquello con tono burlón

— ¡ja! solo observa— le dije con confianza

me acerco y tras ver de más cerca lo grande que era me estiro un poco los brazos para luego ponerlos sobre la puerta y empujar con todas mis fuerzas

—vamos, vamos, de seguro...si empujo...un poco...más— decía haciendo un gran esfuerzo pero la puerta ni se movía ni un milímetro

estuvo así unos segundos pero ya me había cansado con facilidad

— ¡ha!...esto...¡ha!...creo que...¡ha!...es mucho para mí— dije arrodillándome un poco

— ¡débil! ¡Pero no temas! ¡Que estoy aquí para resolver tus problemas! — Dijo aquello inflando su pecho un poco y haciendo una pose de victoria

—sí, sí, te lo encargo— le dije para luego ponerme detrás de él

otra vez aquello volvió a cambiar sus manos por látigos blancos y se puso en posición de combate

— ¡aquí voy! — con entusiasmo dice por lo que está a punto de atacar la puerta

— ¡ah! espera un momento...se me acaba de ocurrir un nombre, ¿qué tal Charlie? — le sugerí haciendo que él me vea aun manteniendo su pose de combate

— ¿eh?... ¡oh! buen nombre, no sé porque pero gusta— dice aun estando como antes pero con rubor en sus mejillas

— ¡je! entonces... ¡Charlie ataca! — le indique señalando la puerta

entonces Charlie con varios ataques logra cortar la puerta en varios trozos haciendo que está al caerse deje una gran nube de humo

— ¡Cof! ¡Cof! ¡Bien hecho Charlie! — Le dije levantando mi pulgar

— ¡Jeje! ¡No conseguirás nada con halagarme! — me dijo Charlie empujándome ligeramente con su codo

pasamos los escombros y tras estar afuera pude sentir la brisa rosando mi cara, era de noche pero la luna nos permitía ver con relativa facilidad, también que estábamos rodeados por muchos árboles indicando que estábamos en un bosque aunque había una carretera

— ¡Uwa! ¡Por fin estamos afuera! ¿así que esto es el exterior?...es bonito— dijo Charlie observando con entusiasmos los alrededores

le agarro la linterna sin que se dé cuenta y la guardo en mi bolsillo de mi pantalón

—mientras caminamos puedes observar más los alrededores, vamos a seguir, sería bueno si llegamos hacia un pueblo o lugar con personas para así orientarnos mejor— le digo mientras le tocaba suavemente con un dedo en una de sus mejillas varias veces

— ¡cierto! esto solo es el principio ¡Jaja— bruscamente Charlie es interrumpido por una serie de disparos dirigidos hacia el

instintivamente empujo a Charlie un lado, haciendo que ambos cayéramos al suelo

— ¡auch! no me esperaba que tuviéramos que luchar tan rápido— dije al aire

— ¿¡eh!? ¿¡Que fue eso!? — pregunta Charlie observando por todos lados con nervios en su voz

aparecen de pronto 6 siluetas en fila, no podía ver de quienes se trataban ya que los arboles las cubrían

— ¡je! es simple Charlie, estamos siendo atacados por alguna razón— le dijo a Charlie nervioso por dentro pero manteniendo un gesto de confianza

aparece de pronto un helicóptero encima de nosotros y luego un gran haz de luz nos cubre

—objetivo localizado, hay un civil con él, tengan cuidado con el fuego cruzado— indica una de los silueta quien por su voz era una chica con un tono fuerte en su voz

—eviten a toda costa que vaya hacia la ciudad, el riesgo es bastante alto— dijo alguien con una voz gruesa y fuerte desde el helicóptero por medio de un megáfono

— ¡Tch! la situación no puede ser peor— dije cubriéndome un poco los ojos por el viento generado por el helicóptero

una de las siluetas a una gran velocidad corre hacia nosotros

cuando se acerca a la luz puedo ver como es una chica con cabello rosado con una armadura plateada y una especie de daga, mientras canta, hace un salto hacia Charlie con intención de atacarlo me interpongo haciendo que aquella chica se detuviera y retrocediera con un gesto de sorpresa pero aun manteniendo su posición de ataque y también dejando de cantar

— ¿qué significa esto? — me pregunta aquella chica con tono confundido

—no sé qué tienes en contra de Charlie, pero no dejare que le hagas nada— le digo mirándola seriamente

— ¿¡q-que!? ¿Charlie? oye, es un Noises, ellos atacan a los humanos, aléjate de él, ¡es peligroso! — me dice seriamente la chica

entonces las demás siluetas salen de las sombras para mostrar sus apariencias, en el extremo de ellas había una chica con cabello plateado ligeramente claro que tenía una armadura roja así como cargaba unas especies de pistolas

a su lado otra chica con cabello azul y una armadura del mismo color, teniendo así una Katana, cerca de ella se encontraba otra con cabello rubio ligeramente oscuro con una armadura amarilla y unas especies de guantes un poco grandes en sus muñecas

seguida de ella una chica con cabello negro y una armadura rosada, pero sus coletas estaban revestidas de metal, por ultimo otra chica con cabello rubio claro y una armadura verde portando consigo una guadaña bastante grande

*no me importa que problema tengan con él, pero...será difícil salir de esta, tengo que buscar una manera de escapar* pensé y de reojo nos observamos Charlie y yo, para luego asentir al mismo tiempo

— ¡si de verdad quieren seguir entonces tendrá que pasar por encima de mí, pero, les advierto que no la tendrán tan fácil! — Les dije volviéndolas a mirar con seriedad poniéndome en posición de combate

— ¡deja de decir estupideces! aléjate del Noises— me dice la chica de armadura roja con tono molesto

— ¡exacto! ellos atacan a los humanos apenas los ven, ¿no sabes eso? Death— me dice la chica de armadura verde

— ¿¡ha!? no tengo idea de que están hablando y no sé qué son los Noises, pero les aseguro que Charlie es inofensivo, es cierto que con su forma y tamaño intimida pero no creo que él sea capaz de lastimar siquiera a una hormiga— les dije aun con seriedad

— ¡cierto!-¡espera! eso lo de mi tamaño y forma fue innecesario, ¡discúlpate! — dijo levantándose rápidamente pero esto último fue dirigido hacia mi mostrando su cara levemente roja

sin embargo la cara de aquellas chicas tras escuchar lo que dijo Charlie fue de terror y asombro

—el Noises...¿hablo?... —pregunto al aire la chica con armadura plateada retrocediendo un poco aun mostrando su rostro de shock

—no puedo creerlo, nunca antes había pasado— agrego la chica con armadura amarilla pero aun manteniendo su posición de combate

*es nuestra oportunidad, debemos aprovechar esto y escapar* pensé preparándome así para correr y viendo de reojo a Charlie indicándole

—no se dejen engañar, debe ser la ilusión de aquella persona— les dice la chica con armadura azul y acto seguido me apunta con su espada

— ¡eh! e-espera— le dije nervioso levantando mis manos levemente

pero ella corre rápidamente hacia Charlie para atacarlo

similar a la otra chica, comienza a cantar y al mismo tiempo su espada repentinamente comienza a brillar y con mucha velocidad se acerca

*¡demonios!* pienso y rápidamente la tacleo enviándola a volar unos metros pero con una gran agilidad se recompone en el aire cayendo de pie

— ¡aquí voy! — dice la chica con armadura amarilla con entusiasmo

pero esta vez se dirige hacia mí, comienza a lanzarme combinaciones de golpes y patadas los cuales a duras penas logro contener, de reojo observo como el resto de las demás lanzan ataques hacia Charlie

— ¡eh! ¡Ayuda! — Dice Charlie asustado corriendo por todas partes evadiendo los ataques

— ¡Tch! solo quédate quieto y déjate exterminar— le dice la chica con armadura roja disparándole con furia en su voz

— ¡no hay manera que haga eso! — le dice Charlie aun corriendo asustado

la chica con armadura gris hace que su daga se abra como una cadena y con eso ataca a Charlie pero él lo evade con agilidad

—este Noises es más inteligente que el resto, ¡tengan cuidado! no sabemos de lo que es capaz— indica a las demás

por mi parte, no tenía oportunidad de asestar ningún golpe, por estar viendo de reojo no logro esquivar a tiempo un golpe en mi estómago, lo cual fui enviado a volar unos metros

— ¡ah! ¡Perdona! — me dice la chica de armadura amarilla acercándose un poco con nervios

ella me tiende la mano y la observo por unos segundos sin poder creerme lo que estaba haciendo

— ¡je! eres muy ingenua— le dije y con una gran velocidad me posiciono detrás de ella

— ¿eh? —antes que terminara de decir otra cosa más la interrumpo haciéndole un suplex y apartándome rápidamente para correr hacia la chica con armadura verde

— ¿¡que está haciendo esa idiota!? — pregunta la de armadura roja aun atacando a Charlie

antes que la de armadura verde atacara a Charlie logro taclearla con la suficiente fuerza para que cayera en los brazos de la de armadura rosada

— ¡Jeje! ¡Gracias Death! — le dice a la chica de armadura rosada algo sonrojada

— ¡solo es un civil! no dejen que los distraiga— dice la de armadura azul corriendo hacia mí

a menos de un metro ella me ataca pero esquivo el ataque y la trato de tumbar con un deslice por abajo pero con agilidad salta hacia adelante, y al caer vuelve a atacarme

— ¡Tsubasa! ¿Qué crees que hace? — le pregunta la que tiene armadura gris

—no se preocupen, solo lo distraeré, ustedes ocúpense del Noises— le respondió mientras alternaba entre ataque y defensa

la chica de armadura amarilla entonces se le unió a la de la espada

—no me la ponen fácil ¿eh? — les pregunte a duras penas esquivando los ataques

—eso deberíamos decir nosotras, una vez que acabemos con el Noises escucharemos tu historia— dijo entusiasmada la de la armadura amarilla lanzándome golpes a diestra y siniestra

— ¡como si fuera a permitirlo! — con furia le digo pero mis ataques fácilmente eran esquivados

de reojo observo como Charlie comienza a cansarse y tiene algunas heridas

— ¡Tch! es peligroso seguir así, ni modo, tendré que hacer una jugada arriesgada— dije para luego mirar por unos instante a la de la espada

ambas me observa igualmente por unos segundos, hasta que corro hacia la de la espada, ella lanza un ataque pero lo esquivo y al instante agarro la espada por el filo haciendo que me saliera sangre por la mano pero siendo lo suficiente fuerte para que no se moviera

— ¿¡pero que!? — pregunta y rápidamente saco la linterna apuntándole en la cara

al encenderlo el resplandor la ciega por unos instante haciendo que retrocediera un poco

*¡es mi oportunidad!* pienso y corro hacia la de armadura amarilla

— ¡Tsubasa-San! — Dice aquella chica observándola pero se percata de mí aunque esta vez la tacleo haciendo que pierda un poco el equilibrio

— ¡tomen esto! — Dije al aire agarrando por detrás a la de armadura amarilla y juntando todas mis fuerzas la lanzo hacia las demás

— ¿¡eh!? — Sorprendida pregunta mientras es mandada a volar

— ¡cuidado! — Dice la de armadura verde logrando agarrar a la otra

— ¡Charlie corre! — voy rápidamente hacia él y lo agarro por una de sus manos

—buen plan, entonces si vamos a escapar necesitaremos una mejor manera— indica Charlie para luego montarme en su espalda y con un gran impulso correr a toda velocidad

ya en menos de unos segundos logramos hacer una gran diferencia, aunque el helicóptero nos pisaba los talones

—Tsubasa, ¿estás bien? — le pregunta la de armadura plateada mientras corría

—sí, solo fue un destello, pero lo más importante es perseguirlo y evitar que lleguen a una zona poblada— dice igualmente corriendo

—no puedo creer que ese Noises sea tan rápido, incluso el helicóptero no lo ha podido alcanzar— comenta la de armadura rosada

—debe ser algún nuevo tipo de Noises, pero lo más extraño es que puede hablar— agrega la de armadura roja

de reojo observo como aquellas chicas junto al helicóptero nos están pisando los talones

—al menos logramos escapar— comenta Charlie esquivando varios árboles

—no cantes victoria antes de tiempo, primero tenemos que despistarlas, estoy pensando en una forma de hacerlo— le digo con algo de nervios por dentro

— ¡te lo encargo entonces! — me dice Charlie

—oye, ¿qué es eso de Noises? — le pregunto notando de reojo como ellas ya se estaban acercando

—no tengo idea, pero sea lo que fuera no les agrada para nada, ¡ahí vienen! — Indica Charlie y la de armadura verde lanza varias hojas afiladas hacia nosotros aunque él logra esquivarlo con dificultad

— ¡ah! — dije ya que por el movimiento brusco casi salgo volando pero me agarro fuertemente

con algo de esfuerzo vuelvo a recomponerme y observo como la de armadura saca de la nada una gran cantidad de pequeñas cosas

— ¡toma esto! — dice con furia lo cual seguidamente un montón de esas pequeñas cosas vuelan y después comienzan a caer explotando al tocar el suelo

—joder, están exagerando— dije mientras Charlie esquivaba las explosiones a menos de 1 metros

aparece en mi izquierda la de armadura rosada utilizando sus coletas como si fueran ruedas, una de ellas la convierte en una gran cierra y comienza a lanzar ataques hacia Charlie aunque en varias ocasiones casi me toca

— ¡oye! ¿¡Estás loca!? ¡Casi me rebanas la cabeza! — Le grito esquivando uno de sus ataques cortando unos milímetros de mi cabello

— oh vaya, disculpa, pero si no se moviera tanto sería más fácil— me dice aun atacando a Charlie

— ¿¡qué clase de disculpa es esa!? — Le digo con furia

—Chicas, cambio de planes— indica alguien por el intercomunicador a las chicas

— ¿¡ha!? ¿Qué estás diciendo ahora viejo? — pregunta la de armadura roja

a medida que Charlie corría se empezaba a ver desde lo lejos focos de luz que seguía aumentando su intensidad a medida que nos acercábamos

—Charlie sigue así, ya estamos por salir de acá— le digo con un poco de emoción

— ¡genial! no voy a perder justo ahora— tras decir eso aumenta su velocidad aún más dejando un poco detrás a aquellas chicas

rápidamente pasamos los últimos arboles llegando a una zona llana y más adelante un gran foco de luz estaba al otro lado

*bien, si logramos llegar a una zona poblada será más fácil despistarlas* pensé con alegría

sin embargo Charlie se detiene en seco, no entendí porque lo hizo pero al fijarme al frente baje mi mirada y vi como un gran abismo se interponía

de reojo observo como el helicóptero y las chicas se acercan, por lo que vi por todas partes buscando una salida pero sin resultados

— ¿no puedes saltar? — le pregunte con nervios por dentro

—eso me gustaría pero hay muchas piedras en el fondo, quizás yo sobreviva al impacto pero no puedo decir lo mismo de ti— me dice con voz un poco apagada

— ¡maldición! — dije con la voz un poco más alta

me baje de Charlie para luego ponerme en posición de combate, ya el helicóptero se volvió a posar sobre nosotros y las chicas nos habían rodeado dejando sin salidas

aprieto mis manos y en mi mano izquierda empezó a gotear sangre

— ¡tu mano! ¿Cómo te la hiciste? — pregunta Charlie con tono preocupado

—no te preocupes, solo es un pequeño corte— le respondo con confianza

— ¿planeas protegerlo hasta el final? — me pregunta la chica con la espada apuntándome con esta

—sí, y saldremos de esta— le respondo con seriedad

ella se pone en posición de combate, nos observamos por unos segundos que parecían eternos

—...luego no te arrepientes— dice y seguidamente corre hacia mi

empieza a maniobrar y me ataca con un patada pero lo bloqueo aunque haciéndome retroceder un poco, sin embargo le agarro por el tobillo y con todas mis fuerzas la lanzo

— ¡toma esto! — grite aunque ella se reincorpora en el aire

la de la armadura plateada corre hacia mí de igual modo pero esta vez me lanza una serie de golpes a todo mi cuerpo

— ¡eso es injusto! — dice Charlie enojado y cambia sus manos por tentáculos para luego lanzar un ataque pero las otras chicas bloquean dichos ataques para luego sujetarle los tentáculos

la de armadura roja y la de amarillo saltan encima de el para luego inmovilizarlo

— ¡demonios! — grite viendo de reojo lo que estaba pasando pero al voltear recibo un fuerte golpe en la cara de ambas chicas mandándome a volar unos metros

por la gran fuerza que recibí mis sentidos se entumecieron haciendo que poco a poco comenzara a desmayarme

en el suelo volteo hacia donde estaba Charlie y observo como es cubierto por una gran red negra, me arrastro lentamente tratando de alcanzarlo aunque todo de pronto se volvió oscuro

—...C-Charlie... — dije con voz apagada estirando mi mano hacia el pero termine por desmayarme

todo volvió a estar oscuro, como al principio

—...que fastidio...mi cuerpo lo siento...pesado...pero— tras decir eso, pasa por mi mente aquel recuerdo donde me encontré con una chica desconocida

pero por más que trataba de revivirlo me vi incapaz de hacerlo

—aquella chica...¿quién era? — pregunte al vacío

La chica de cabello rosado se encontraba junto a las demás comiendo Ramen en un comedor donde había muchas personas con uniformes militares

— ¡uuummm! ¡Qué delicioso! — entusiastamente dice la de cabello rubio oscuro, seguidamente con su tenedor agarra una porción de Ramen y lo come haciendo un gesto de placer

—eres bastante simple, solo es Ramen— le dice la de cabello plateado claro

— ¡Jeje! tú también estas comiéndolo, no lo olvides— contraataca aun comiendo en el proceso

— ¿e-eh? bueno...prefiero más el espagueti con albóndigas— comenta con algo de rubor

*aun no puedo creer que realmente exista un Noises capaz de comportarse como un humano, pero lo más extraño es que aquel chico no dudo en protegerlo, no hay manera que no sepa del peligro que son ellos* piensa la de cabello rosado masticando lentamente su Ramen

— ¿qué sucede? — le pregunta la de cabello azul mirándola levemente preocupada

— ¡ah! no es nada, solamente que estoy un poco impresionada por el nuevo Noises que apareció— respondió calmadamente

— ¡sí! eso de verdad es una noticia inesperada, ¿quién lo diría que ahora hay Alter-Noises? Death— pregunta al aire la chica de cabello rubio claro

—y aún más impactante es que haya una organización involucrada en su desarrollo, los de inteligencia son de verdad impresionantes para averiguar eso— comenta la de cabello negro

—pero, ¿qué hay de aquel chico?, el maestro se sorprendió al verlo ya que según lo que investigaron, no hubo nada que lo mencionase o relacionase con aquella organización— agrega la chica de cabello rubio oscuro

—buena pregunta, pero supongo que cuando despierte podremos resolver nuestras dudas, ¡y si no quiere cooperar se lo sacare a golpes! — declara la de cabello gris claro haciendo un gesto amenazador

*ahora que lo estoy pensando mejor, creo que me resulta familiar, no pensé en ello debido a que era de noche y estuvimos luchando, pero ahora creo que es momento de averiguarlo* piensa la de cabello rosado

— ¿en dónde se encuentra ahora aquel chico? — pregunta la de cabello rosado

—uuummm, haber, creo que está en una de las celdas, ¿porque lo preguntas? — le pregunta la de cabello azul

antes de responder la de cabello rosado se levanta y agarra su bandeja de comida

—iré al puesto de mando para averiguar algunas cosas de él, no tardo— responde

a paso rápido se dirige al puesto de mando, encontrándose con un hombre bastante alto y musculoso con cabello rojo

—oh, hola, ¿necesitas algo? — le pregunta a la de cabello rosado tranquilamente

—sí, necesito saber quién es el chico que capturamos junto al Alter-Noises— le dice seriamente

—vale, pero ¿hay alguna razón detrás de eso? — le pregunta con curiosidad aunque manteniendo su aura calmada

—es solo una suposición, pero quizás lo conozca— le dice un poco más tranquila

— ¡ho! ¿En el FIS? — le pregunta curiosamente

—quizás aunque no estoy segura— le dice con algo de confusión

aquel hombre la observa por unos segundos tranquilamente pero luego asiente

—Aoi-san, por favor, busca en la base de datos la identidad del chico— le pide el hombre a una de las operadoras

—entendido, no tardare mucho— dice para luego comenzar a teclear rápidamente

varios minutos han pasado y de repente aparece en la pantalla grande, la foto de un chico no mayor a 10 años, de cabello marrón y piel ligeramente morena, junto al lado una serie de datos

—según los análisis de ADN, solamente se pudo encontrar un expediente de cuando era un niño, nombre: Marx Jhonson, fue huérfano hasta que fue recogido por el FIS pero tras el incidente del Nephilim muchos niños fueron enviados a casas adoptivas, aunque en el caso de él, había sido secuestrado y nunca se halló indicio de su paradero durante esos años— indica Aoi tranquilamente

— ¿lo reconoces? — Le pregunta el hombre aun viendo a la pantalla pero al no obtener respuesta voltea hacia la de cabello rosado y se impresiona un poco al notar su cara de impresión

— ¿¡Marx!? — Pregunta al aire mostrando su asombro

—Marx Jhonson, así que él fue uno de los niños que estuvo en el proyecto del FIS— comenta el hombre

— ¿¡donde se encuentra su celda!? — le pregunta aun asombrada

— ¿eh? bueno, este es el lugar— dice con duda por dentro y seguidamente pone en la pantalla un mapa con la ubicación de las celdas y una serie de números al lado

rápidamente la chica de cabello rosado sale del lugar

— ¡oye! ¿Qué planeas hacer? — pregunta sorprendido el hombre aunque no recibe respuesta

— ¡por dios! estos jóvenes solo me dan dolores de cabeza— comenta sobándose la cabeza

*no puedo creer que te haya olvidado tan fácil, no puedo perdonármelo* se dice a si mismo por dentro dirigiéndose rápidamente a la ubicación de Marx

cruza una esquina y se topa con las demás chicas, casi chocando con la de cabello rubio oscuro

— ¡Uwa! por un poco, disculpa, no me fije si había alguien cruzando— dice sobándose la cabeza con algo de rubor en su cara

—no te preocupes, pero hablamos más tarde, tengo que hacer algo— dice y sin esperar respuesta vuelve a caminar con rapidez

— ¿por qué estará tan apresurada? Death— pregunta la de cabello rubio claro

pasados unos minutos ella llega a un pasillo donde hay varios guardias cerca de unas puertas de metal, cerca de ella hay una habitación con una ventana y al otro lado alguien con un uniforme militar

— ¿si, desea algo señorita? — pregunta el sujeto

—necesito ver al prisionero de la celda 8— indica la chica con seriedad

aunque el sujeto la observa por un instante inocentemente pero luego reacciona

—esto...bueno, necesito verificar si tiene un permiso para hacerlo— le dice tranquilamente

— ¡ha! hable con el comandante— le dice pero el sujeto al escucharla, se ríe a carcajadas pero luego se pone serio al ver la mirada de la chica

—oh, perdona, pero no creo que el comandante este libre ahora para atender un asunto como este— le responde aunque seguidamente el teléfono que tenía a su lado suena

por un instante queda perplejo pero luego lo agarra

—si...entiendo, disculpe las molestias— indica para luego colgar el teléfono

—bueno, el comandante llamo ordenándome que te dejara verlo, puedes pasar— le dice para luego darle una tarjeta

—gracias— le dice la chica y luego se acerca a la celda 8

está a punto de poner la tarjeta en la ranura pero se detiene por unos segundos

*...tranquila, pase lo que tenga que pasare, aceptare el resultado* piensa para luego abrir la puerta eléctrica

al entrar se encuentra a Marx sentado en la cama sobándose la cabeza y haciendo un gesto de dolor ligero

— ¡ah! que fastidio, ¿qué quieren ahora? ¿mi orina?... —esto último lo dice algo sorprendido al ver a la chica parada observándolo con algo de impresión

—...yo... — dice la chica con voz baja pero observándome

— ¡Tch! ¿¡qué quieres ahora!? Si solo vienes a jactarte de lo que hiciste entonces vete a otro lado, ¡no tengo nada de qué hablar contigo— con furia digo para luego acostarme en la cama observando la pared

cerré mis ojos aunque trate de dormir pero no pude hacerlo ya que sabía que aquella chica estaba aún ahí, pero luego empecé a escuchar sus pisadas dirigiéndose hacia mí

— ¿no me recuerdas? — pregunta la chica con voz temerosa

—...— pero no dije nada fingiendo que estaba dormido

—soy Maria, estuvimos en el FIS cuando éramos niños— me dice lo cual al escuchar su nombre empecé a sentir un leve dolor de cabeza haciendo que me retorciera un poco

lentamente se acerca a mí para luego sentarse al borde de la cama, de reojo observo como su mirada se fija en mi gentilmente pero mostrando un pequeño gesto de tristeza

— ¡ha! oye... — le digo sentándome en la cama mientras me rasco la cabeza

antes de continuar nos observamos por unos segundos, su cara, sus gestos e incluso como me veía, se me hacía bastante familiar, pero era extraño, por lo cual un fuerte dolor de cabeza apareció

— ¿estás bien? — me pregunta tocándome en la espalda mientras me miraba con mucha preocupación

pero así como apareció así se fue, aunque hay había rastro del dolor

—si...no te preocupes, es un dolor de cabeza que me suele dar— le indico frotándome la frente

tras recuperarme la vuelvo a observar pero esta vez no se presentó el dolor de cabeza

—disculpa pero, no sé quién eres— le digo mirándola con tristeza

su mirada al escuchar eso fue con algo de terror poniéndose su mano derecha en el pecho, pero luego se tranquilizó

—no puedo creérmelo ¿cómo es posible eso? estuvimos por muchos años conviviendo con otros niños en el pasado— me dice seriamente

—eso puede ser verdad, pero lo digo ya que no se ni siquiera quien soy— le digo viendo de reojo a otra parte con furia por dentro

pero al voltear noto como su rostro cambia a una de tristeza

—espera...¿te refieres a que tienes amnesia? — me pregunta tapándose la boca

—probablemente...lo cierto es que no recuerdo nada— le indico sintiendo una gran frustración por dentro

aparto mi mirada de ella para luego observar la pared que tenía al frente mío, pero por más que trataba de disimular sentía como mi rostro se retorcía por cada vez que pensaba en la idea de no saber quién demonios era yo ni cómo es que termine en esta situación

pero repentinamente siento como soy abrazado desde atrás

—e-espera... ¿que-que tratas de hacer? — le pregunto a Maria pero me empezó a abrazar con más un poco más de fuerza, como aferrándose pero manteniendo su gentileza

—Marx...perdóname...por no haber cumplido nuestra promesa— me dice con voz triste

por un momento me ruborice pero al verla de reojo y notar como se sentía me logre calmar, aunque superficialmente le toco una de las manos con las que me estaba sujetando

*esta calidez...no importa si no lo recuerdo sé que es familiar, tranquilo...puedo confiar en ella entonces* pienso aun tocándole la mano mientras mantenía mis ojos cerrados

— ¡Maria! ¿Qué estás haciendo? Death— pregunta una voz femenina desde la puerta

instintivamente nos separamos abruptamente un poco, al ver el origen de aquella voz, veo como las demás chicas de antes entran a la celda

Maria se levanta para luego recomponerse

—puedo explicarlo— indica Maria seriamente

—sí, es necesario que lo hagas— dice la chica de cabello azul mirándola seriamente con los brazos cruzados

entonces ella comienza a explicarle sobre algunas eventos y nombres de las cuales no recuerdo pero que se me hacían igualmente familiar

—es bastante intrigante— dice la chica de cabello negro

—a mí me cuesta creérmelo, pero supongo que confiare en lo que dice Maria— comenta la de cabello plateado claro

—entonces Marx, ¿cómo fue que terminaste en aquel lugar? — pregunta la de cabello rubio oscuro

—no sé, simplemente desperté en aquel lugar sin recuerdos ni ningún indicio...eh, esto— digo viéndola pero ella tarda en reaccionar aunque luego se percata

— ¡Jaja! es verdad, Soy Hibiki Tachibana, un gusto— dice ella haciendo una pequeña reverencia

— ¿en serio tenemos que presentarnos con ese patán?...qué más da, soy Yukine Chris— dice confiada pero mirándome con hostilidad en sus ojos

— ¡entonces es mi turno! Soy Kirika Akatsuki, un gusto en conocerte Death— me dice haciendo una pose de victoria con su mano

la chica de cabello negro se queda viéndome por unos segundos fijamente pero luego se ruboriza un poco

—...Shirabe Tsukoyomi...un gusto— me dice observando luego a otra parte

— ¡Hump! sería bastante descortés de mi parte no hacerlo tampoco, soy Tsubasa Kazanari— me dice haciendo una pequeña reverencia

—aunque antes te dije mi nombre déjame presentarme de nuevo, soy Maria Cadenzavna Eve— me dice pero esta vez su mirada era más gentil y tranquila

me levante para luego arreglarme un poco la ropa

— ¿cuál era mi apellido? — Le pregunte a Maria un poco avergonzado

—Jhonson— me indica mostrando una pequeña sonrisa

—gracias, soy Marx Jhonson... —les digo con nervios por dentro

— ¡jajaja! ¿Qué clase de nombre es ese? — me dice mostrando confianza en sus palabras

doy un paso al frente y con mirada altanera la observo

— ¿ha? ¿qué fue lo que escuche? porque lo único que oigo es a alguien quien no sabe disparar— digo mirándola confiadamente

ella hace lo mismo pero señalándome mientras me observaba con furia

—tienes agallas, veremos si puedes decir lo mismo después de hacer que te tragues tus palabras— me dice con tono amenazante

cruzo mis brazos y sigo observándola pero esta vez mostrando le mi burla hacia ella con una pequeña mueca de risa

—que así sea, ven cuando quieras— le digo mientras aun nos observamos atentamente

pero Hibiki se pone en medio de ambos impidiéndonos acercarnos, no puedo decir que reacción tenia las demás pero sentía la tensión de sus miradas, pero la de ella fue simplemente darnos una sonrisa

—no es necesario luchar, si tienen un problema tienen que hablarlo en la medida de lo posible— nos dice a ambos para luego apartarse tranquilamente

sin embargo aún nos seguíamos observando con hostilidad aunque por dentro ya me había fastidiado

— ¡ha! lo que sea, no tengo intenciones de montar una escena ahora, pido disculpas— le digo viendo de reojo a otra parte y al mismo tiempo me rasco la cabeza

Chris cruza sus brazos y cierra los ojos, dura así unos segundos, de reojo observa a Hibiki quien le da una gentil sonrisa haciendo que se sonroje y luego voltee un poco sonrojada a otra parte

—buen...admito que dije algo fuera de lugar, así que me disculpo...¡pero no creas que lo hago por ti, simplemente es porque la idiota de Hibiki me lo pide— me dice apuntándome con su dedo para luego voltearse cruzando sus brazos

— ¡no eres sincera! Death— le dice Kirika con tono alegre

pero al escucharla se exalta y voltea a verla sonrojada

— ¿¡ha!? ¿Por qué demonios tengo que ser sincera con el sí apenas lo conozco? — Le dice levemente enojada

pero el resto se comienza a reír generando que Chris se sonroje un poco mostrando su descontento

—bien, ahora que resolvimos esto...tengo algo que preguntar... ¿dónde está Charlie? — les pregunto seriamente aunque estaba viendo a Hibiki

sin embargo ninguna tras unos segundos me dijo nada y algunas hicieron un gesto de no saber nada

—lo siento Marx, pero no tenemos idea, aunque lo cierto es que esta en este lugar— me dice Hibiki con algo de desconcierto

cruzo mis brazos mientras la observo tranquilamente pero luego de unos segundos los bajo

—ya veo— digo esto tranquilamente y comienzo a caminar hacia la salida

pero Tsubasa se pone enfrente mío con tanta velocidad que no me había percatado sino hasta estar a unos centímetros de distancia

— ¿a dónde crees que vas? no creas que puedes caminar libremente por ahí, no sin antes que se sepa de tus verdaderas intenciones— me dice con seriedad

—...iré a buscar a Charlie, apártate— le respondo observándola con mucha seriedad pero ella no se inmuta

—lo siento, pero no puedo dejar que abandones esta habitación, pero sí de todas formas no decides escuchar, entonces prepárate para una buena lucha— me dice pero esta vez podía notar su determinación en sus ojos

por un momento me congele por el miedo y retrocedí por un momento

*no sé qué tienes en contra de Charlie, pero no dejare que le hagas nada* aquel recuerdo de cuando nos encontramos por primera vez con las chicas apareció en mi mente para luego aparecer una imagen mental de él

*no me importa si el mundo tiene algo en contra de Charlie...yo no siento lo mismo, ¡y eso está bien!* sosteniendo aquel pensamiento me recompongo y doy un paso adelante

— ¡apártate! solamente quiero saber cómo esta— igualmente muestro mi determinación pero ella en cambio se sorprende por un instante

— ¡es solo un Noises! esos son los enemigos de la humanidad, de todas formas no dejare que salgas de acá— me dice seriamente

— ¡eh! ¡eh! esto es malo Shirabe, a este paso alguien morirá Death— dice Kirika poniéndose detrás de Shirabe mientras se tapa los ojos aunque dejando unas aberturas para ver

—tranquila Kiri-Chan, Tsubasa es fuerte, no perderá— dice tranquilamente

— ¿en serio piensan hacerlo? — pregunta Chris observando a Marx con hostilidad

—conociendo como son ambos, no cederán, debería detenerlos pero ninguno escuchara razones— dice Maria con los brazos cruzados viendo seriamente

Hibiki observa a Maria para luego posar su mirada en los dos

—Marx-san...Tsubasa-san... — dice con voz baja

aun nos seguíamos observando, fácilmente pude notar que no estaba muy lejos la puerta por lo que con la suficiente velocidad debería ser suficiente

en un movimiento rápido paso al lado de Tsubasa, estiro mi mano para abrir la puerta pero al parpadear de nuevo me encuentro en el suelo boca arriba

—eres bastante lento— me dice Tsubasa con picardía en su sonrisa

— ¡Tch! no te creas la gran cosa— le digo enojado

me vuelvo a levantar e intento lo mismo aunque Tsubasa hace lo mismo varias veces

—no creí que alguien fuera tan testarudo para hacer eso— dice Shirabe viendo a Marx en el suelo exhalando con dificultad en el suelo

— ¡ha!..¡Ha!... ¡Ha! — respiro con dificultad

pero me vuelvo a levantar y observo a Tsubasa con furia aunque ella se muestra tranquila, doy varios pasos pero siento como alguien agarra mi hombro gentilmente

—Marx-san, por favor no sigas, entiendo cómo te sientes, sin embargo la forma en que quieres lograrlo solo empeorara las cosas— me dice seriamente aunque manteniendo su expresión tranquila

— ¡ha!...¿en serio?...¡ha!...pues no me importa, tengo que saber si él está bien— le digo para luego dar otro paso y así volver a prepararme

—te tengo una propuesta, ¿te interesaría escucharla? — me dice Hibiki

de reojo voltea a verla y frunzo el ceño levemente

—... ¿qué es? — le pregunto con duda por dentro

—si desiste en seguir entonces hablare con el comandante para que te diga sobre Charlie— me responde con seriedad en su mirada

— ¿cómo sé que no me engañaran? — le pregunto con hostilidad en mi voz

Maria se acerca, pone su puño en su pecho mientras me mira con seriedad

—yo te garantizo que se cumplirá— me indica seriamente

aun de reojo la sigo observando a ambas, siento desconfianza más que todo en Hibiki, en cuanto a Maria no tanto

*demonios, otra vez solo me queda una opción* pienso con remordimiento por dentro

cierro mis ojos por unos segundos y al abrirlos me alejo de Tsubasa para volverme a la cama

—espero que puedan cumplir con su palabra— les digo para luego sentarme en la cama

— ¡ha! menos mal que nada se salió de control Death— dice Kirika tranquilamente

— ¡Idiota! ¿Cómo se supone que averiguaras el estado de aquel Noises? — le pregunta Chris enojada a Hibiki

—tiene razón, aquel Noises es raro y quizás norte América o alguna organización ya esté buscando la forma de tenerlo y por eso lo estarán escondiendo— le dice Shirabe con tono escéptica

— ¡Uwa! bueno...debo suponer que...si somos nosotros nos podrá facilitar la información...tal vez— dice Hibiki con voz tímida, cabeza abajo y jugando con sus dedos torpemente

—no te preocupes, estoy segura que el comandante podrá decirnos algo— le dice Maria tocándole el hombro y viéndola con tranquilidad

—supongo que tienes razón— dice Tsubasa con los brazos cruzados mientras me ve, sin embargo su mirada no me dio la impresión de hostilidad sino que de alguna forma como si quisiera decirme algo

se escucha entonces como la puerta de abre mostrando a dos personas, un señor bastante alto y musculoso con cabello rojo, y una chica muy pequeña con una bata de laboratorio a la medida y con el cabello rubio claro

— ¡oh! bien, aprovechemos que están todas reunidas— dice el hombre entrando con la chica

— ¡Maestro! tengo algo que pedirle— va Hibiki seriamente hacia aquel hombre

—sí, sí, lo sé, quieres que les dé información sobre aquel Noises, ¿cierto? — le indica tranquilamente

— ¿¡cómo lo supo!? — Le pregunta sorprendida

— ¡jajajajaja! por las cámaras de seguridad, no por nada están ahí— alegre le responde con los brazos cruzados

— ¿entonces tu eres su jefe? — le pregunto mirándolo seriamente

no responde al instante sino que mantiene sus brazos cruzados y hace un gesto como si estuviera pensando

—uuummm, me pregunto lo mismo a veces, se podría decir que también evito que ellas causen más estragos de lo esperado— dice guiñándoles el ojo

— ¡Comandante! eso es innecesario, sé que tomamos algunas veces decisiones inesperadas pero eso es inevitable Death— le dice Kirika ligeramente triste

los demás menos Marx ríen por unos segundos

—déjame presentarme, Soy Genjuurou Kazanari, no hace falta que lo hagas tú ya que sabemos quién eres— me indica tranquilamente

—Kazanari...Tsubasa, ¿ustedes son familia? — le pregunto

pero su reacción fue bastante impresionante ya que volteo a un lado sonrojada

—...es algo complejo de explicar, pero si, en esencia lo somos— me responde mientras juega con su pelo un poco

observo por un instante a la chica de su lado y por alguna razón me causa curiosidad

— ¿quién es aquella niña? — Pregunto y la señalo

—Soy Elfnein...esto, como tengo entendido, en realidad soy una adulta a pesar de mi apariencia— me responde tranquilamente

bajo un poco el dedo con el que la apunto y la mira con expectación

— ¿cuánto años tienes? — Le pregunto aun manteniendo mi expresión

—haber...según como tengo entendido, fui creada hace 20 años atrás— me responde haciendo un gesto tierno

— ¡eh! espera ¿es enserio? — pregunto a las demás mientras que las veía con incredulidad

—totalmente Death— responde Kirika mostrando algo impresionada

—no te dejes engañar por su apariencia, realmente es una genio que nos ha salvado muchas veces antes— me dice Chris confiada

— ¡Jeje! al propósito Elfnein-chan, estaba preguntándome si... ¿podrías decirnos sobre el estado de aquel Noises que capturamos? — Le dice Hibiki tímidamente mientras se acerca lentamente a Elfnein

— ¡Hump! ¡Hump! ese "Noises" se llama Charlie— digo con molestia

— ¡perdón! ¡Perdón! entonces ¿qué dices Elfnein? — le vuelve a preguntar pero más entusiasmada

—sobre eso— dice para luego al mismo tiempo para verse con Genjuurou

esta vez el me observa tranquilamente

—vinimos para saber más acerca de él, ya te investigamos y no tienes relación con la organización que estamos buscando, por lo que quisiéramos saber algunas cosas al respecto directamente de ti— me dice levemente serio

— ¿si les respondo me dirán sobre Charlie? — le pregunto tranquilamente

—sí, te aseguro que podrás verlo— con seriedad me responde

lo observo igualmente, de reojo observo a Hibiki, cruzamos miradas

*¡Hump! supongo que sí puedo confiar en ustedes* pienso algo aliviado

me levanto y doy unos pasos al frente

—está bien, diré todo lo que se— respondo con seriedad

de reojo noto como las demás se relajan un poco

—bien, para empezar ¿cómo conociste a "Charlie"?— me pregunta

le respondí lo mejor que pude tratando de explicar a detalle lo que pude notar

—ya veo, eso explica muchas cosas— me responde

—entonces lo prometido es deuda— le indico

sin perder más tiempo, salimos de aquella celda pero antes Tsubasa me detiene interponiéndose

—déjame decirte algo, si tratas de hacer algo sospechoso no dudare en acabar con aquel Noises y asegurarme de que nunca salgas de una celda— me dice con hostilidad en su voz

— ¡ha!...para que sepas, solamente quiero saber si Charlie está bien, no me importa lo que me pase luego— le respondo tranquilamente

nos observamos de reojo y puedo notar como cambia su hostilidad por aquella mirada extraña pero luego se aparta y sigue caminando

durante unos minutos pasamos diversos pasillos, pasamos por al frente de una pequeña ventana circular, doy un vistazo pero de pronto aparece un pescado que desaparece rápidamente al verme

—genial, nunca me imaginé que estaría debajo del mar— digo dándole leves golpecitos a la ventana con el dedo

—estamos en el buque de la unidad S.O.N.G., actualmente estamos viajando por el pacifico— responde Genjuurou

—oh, eso es impresionante, pero ahora que me percato, ¿entonces ustedes son como una contra medida contra los Noises? — pregunto mientras seguimos caminando

—exacto, para ser más preciso, las chicas son las que se encargan de luchar contra ellos, y el resto del personal le proporciona diversos tipos de apoyo— indica Genjuurou

—por cierto Marx, tengo curiosidad en saber ¿porque protegías tanto a aquel Noises? — Me pregunta Elfnein con expectación

—...se podría decir que, lo hice porque él me pidió que lo ayudase— le respondo con voz levemente apagada

— ¿a qué te refieres? — Pregunta Maria con extrañeza

—a buscar una forma de escapar de aquel lugar, pero también de saber qué es lo que es— le respondo

—realmente no lo entiendo, un Noises es un Noises, siempre nos han atacado apenas nos ven, pero, ¿porque ahora hay uno que es capaz de razonar como un humano? — pregunta Shirabe escéptica

pero nadie respondió aunque seguimos caminando hasta llegar a una puerta con dos guardias bien armados

—pueden retirarse— les ordena

hacen un gesto de aceptación y se van

— ¡Tch! en serio no confió en este sujeto, no me importa cuántos motivos diga, es obvio que ese Noises tiene algo diferente, probablemente le esté manipulando para que haga lo que quiera— dice Chris viéndome con enojo

—en eso te equivocas, realmente lo hago por voluntad propia— respondo observándola de reojo

— ¡si claro! y Hibiki es la más inteligente de su clase, ¡como si ambas cosas fueran verdad! — Indica Chris mostrándose más agresiva en su voz

— ¡eso fue cruel Chris-Chan! eso cierto que soy bastante mala en mis notas pero me esfuerzo— le dice Hibiki algo enojada pero sonrojada

—es peor que lo aceptes— le dice Shirabe tranquilamente

— ¿¡eh!? ¿En serio? — pregunta Hibiki en shock

— ¡ha! sea lo que sea, no importa si no me crees, Charlie es diferente y no sería capaz de lastimar a un humano— indico con enojo

—es cierto, aunque sea difícil de creerlo, "Charlie" presenta muchos rasgos humanos, lo cual lo hace un espécimen único, entre los Noises— dice Elfnein con algo de asombro

—a todo esto, ¿qué son los Noises? desde que fui capturado no he parado de escuchar cómo le tienen un fuerte odio hacia ellos— digo con curiosidad

Elfnein me mira con algo de asombro por un instante pero luego hace un gesto como si se hubiera acordado de algo

—es cierto lo había olvidado, como tienes amnesia no sabes nada de los Noises, así que déjame explicarte rápidamente de ellos— un poco emocionada me indica Elfnein inflando su pecho levemente

aunque dijo "rápidamente" duro como 10 minutos, entendí en esencia sobre ellos, pero aún me había quedado muchas dudas

— ¿y bien? ¿Lograste entenderlo? — me pregunta Elfnein

— uuummm bueno, más o menos, pero eso no quiere decir que Charlie sea malo— indico tranquilamente

pero Tsubasa se acerca y de reojo me observa

—eso veremos— me indica mostrando su hostilidad

pero más que eso, por un instante pude sentir su sentido del deber, mostrando de cierta forma lo genial que se ve totalmente decidida

— ¡je! te ves genial cuando te decides por algo, ¿no te lo han dicho? — le digo tranquilamente

rápidamente ella se aparta un poco tratando de ocultar su rubor viendo a otra parte

—n-no sé de qué estás hablando— me dice aun mirando a otra parte

— ¡h-ho! no me esperaba este giro de los acontecimientos Death— dice Kirika utilizando sus manos como su fueran binoculares

—por dios no puedo creer que aun con amnesia siga haciendo eso— dice Maria tocándose levemente la cara con tono de decepción

—Tsubasa, no te dejes engañar— le dice Shirabe mirándome con cuidado aunque manteniendo su aura calmada

— ¿¡eh!? ¿¡Eh!? Esperen, ¿qué significa eso? — pregunta Hibiki mirando a los demás

— Jo, no me esperaba eso— indica Genjuurou en voz baja mirando la reacción de Tsubasa

— ¡Oye tú! deja de molestar a mi senpai, te dejare como una coladera si sigues— me dice Chris furiosa pero sonrojada

— ¡Jeje! debo admitir también que tú también tienes un encanto bastante particular, eres ruda pero elegante, cualquier hombre caería al instante si te lo propusieras— le digo confiado

sin embargo ella no responde sino que aprieta el puño con fuerza mientras cierra los ojos tratando de calmarse aunque también mostrándose sonrojada

— ¡t-tu!... — dice furiosa en voz baja

camina hacia la puerta aunque en eso me empuja con fuerza haciéndome tambalear un poco, la abre pero se encuentra a Charlie jugando Backgammon con un científico

— ¡ajajajaja! 6 Victorias, mejor date por vencido ya que nunca me ganaras— le dice Charlie al científico el cual hace gestos de queja y se retira desconsolado

junto a las demás observamos atónitos a Charlie que hace una pose de victoria encima de la mesa aunque Chris ya estaba al borde de contener su furia

— ¡Tch!...que clase... ¿¡qué clase de Noises juega Backgammon!? — desata su furia en palabras contra Charlie lo cual también le señala

rápidamente se dirige hacia el pero Hibiki y Kirika la sujeta por detrás pero ella forcejea

— ¡suéltenme! juro que solo lo dejare incapacitado— dice Chris

—tranquila, tranquila, no puedes hacer eso Death— le responde Kirika

—Chris-Chan cálmate—igualmente le dice Hibiki

pero ella seguía forcejeando hasta cansarse y apartarse

— ¡oh! pensé que nunca más te vería— me dice Charlie acercándose emocionado aunque las chicas se apartan un poco mostrando temor aunque rápidamente se recomponen

—disculpa Marx, es algo instintivo— indica Hibiki mostrándose nerviosa

—no te preocupes, ahora estoy tranquilo ya que cumpliste con tu palabra— de reojo la observo mostrando una pequeña sonrisa al final lo cual ella hace lo mismo

al voltear veo como Charlie al parecer me está observando detenidamente pero lo más extraño es que debido a su tamaño tenga que agacharse un poco

— ¡felicidades! — me dice emocionado

con algo de shock me aparto un poco viéndolo confundido

— ¿¡e-eh!? ¿De qué? — le pregunto

— por recibir un nombre, en realidad no me gusta "Marx" pero si a ti si, entonces respetare tu decisión— me indica aun viéndome de la misma forma

Tsubasa y Chris se cubren la cara con una mano, lo cual Hibiki se ríe a carcajadas con nerviosismo

— ¡ese es mi nombre real! o bueno...al menos es lo que ellos me afirman— le respondo algo sonrojado

Charlie se fija en las chicas que están atrás de mí y puedo notar que tiene una gran desconfianza en ellas

— ¿en serio? — me pregunta con tono serio

— ¡claro! pero dejemos eso de lado, me alegra que estés bien— le indico

— ¡Jeje! no conseguirás nada con halagos— sonrojado me da golpes suaves en la espalda

—es irreal ver a un humano tratar con mucha amistad a un Noises— comenta Tsubasa perpleja

—como el cuento del ratón y el león Death— agrega Kirika con igual reacción

pero Tsubasa observa de reojo a Chris que observa a Marx hablando tan amistosa mente con Charlie, ella hace un gesto de enojo pero sigue observándolos

—entonces Genjuurou, ¿que pasara con Charlie? debo suponer que aunque estén de acuerdo que él no representa una amenaza no lo dejaran ir libremente, ¿verdad? — le pregunto tranquilamente

me percato que lo agarre desprevenido pero al instante se recompone

—es cierto, pero no lo malinterpretes, es por seguridad, a pesar que acá ya se haya aceptado este hecho, en el exterior las personas no harán lo mismo, pero aparte de eso, es que otros países y agencias querrán tenerlo a toda costa para proyectos militares, es por ello que he tomado le decisión de ponerlo en custodia en una zona bajo el mar— me responde con seriedad

al escuchar aquello me aparto un poco observándolo perplejo

— ¿q-que estás diciendo? ¿Te refieres que lo encerraras en algún lugar así nada más? — pregunto aun si poder digerir el asunto

—solo es por seguridad, nunca sabremos cuando podrá ser capturado por aquella organización u otra para un mal mayor— indica Maria

— ¡no fastidies! él no es un objeto o algo que pueda ser escondido así sin más— replico con más furia pero manteniendo la compostura

—eso ni siquiera es un ser vivo para empezar— contra ataca Chris con hostilidad

—puedes tener razón pero aun así no dejare que él tenga ese destino— seriamente replico

Tsubasa da un paso adelante y me vuelve a observar pero esta vez detenidamente

— ¿crees que serás capaz de proteger? — Me pregunta seriamente

— ¿a qué viene esa pregunta? — le respondo con otra pregunta confundido

— ¡responde! ¿Serás capaz de tener el valor para proteger? — me vuelve a preguntar

al notar la determinación en sus palabras, por un instante mi voluntad flaqueo un poco por lo que miro de reojo a Charlie, sin saber realmente porque, sentí como al tener algo que proteger deje de tener miedo y supe cuál era la respuesta

volteo hacia Tsubasa pero esta vez haciendo ver mi determinación, los demás a mi alrededor menos ella se sorprenden un poco

— ¡sí! aunque no tenga recuerdos eso no impedirá que cumpla con mi palabra— le respondo

ella no responde al instante sino se queda observándome, como si me estuviera analizando, se cruza de brazos y cierra sus ojos por unos segundos hasta que los abre

—ya veo...Comandante, propongo entrenar a Marx para posteriormente en caso de aprobar ser el guardián de Charlie— le pide a Genjuurou

concuerdo con la reacción de los demás al escuchar aquello, realmente no me esperaba tal cosa, por lo que fue una sorpresa inesperada

— ¿¡ha!? ¿Te volviste loca Senpai? — le pregunta Chris con gran impresión

— bueno...siendo Tsubasa no sería tan inesperado si lo pones a pensar un poco— comenta Maria

— ¡ese no es el problema! lo que no tiene sentido es que trate de hacer algo así con alguien que no sabemos si es un espía o algo parecido— indica Chris señalándome

— ¡ja! eso no será problema ya que Shinji nos ayudara, entonces, ¿qué dice comandante? — le dice Tsubasa con confianza

Genjuurou hace un gesto reflexivo por unos segundos mientras se rasca la barbilla

—uuummm....bueno, realmente no tengo problemas en hacerlo... — indica aun con tono reflexivo

— ¡Viejo! ¿No pensaras en aprobarlo? — pregunta Chris furiosa

—solamente daré una oportunidad, pero es necesario que estés sujetos a ciertas condiciones— me dice seriamente

— ¡no me importa! haré lo que sea para protegerlo lo que crea correcto— le respondo

por un instante hizo un gesto de alegría aunque luego cambio a uno serio

—primero: si intentas hacer algo sospechoso inmediatamente serás arrestado, segundo: nada de lo que pase acá podrás hablarlo con otras personas, y por ultimo: en caso que no superes el entrenamiento serás enviado a otro lugar lo cual no podrás relacionarte con nadie de acá, ¿quedo claro? — seriamente me pregunta

— ¡como el agua! — aseguro confiadamente

— ¡ha! esto tiene que ser una broma, no lo aceptare— indica Chris muy furiosa y seguidamente sale del lugar

—no te preocupes, se le pasara— me dice Hibiki tranquilamente

—vaya, vaya, algunas personas son difíciles de tratar— digo soban dome levemente la cabeza viendo en dirección donde Chris se fue

—bienvenidos entonces Marx— me dice Shirabe serena mente

— ¡Es cierto! Death—agrega Kirika con alegría

— ¡Hump! primero debe terminar el entrenamiento y luego se le dará una bienvenida apropiada, ¡Así que prepárate! — Indica Genjuurou con los brazos cruzados pero con cierta emoción

me percato que las chicas se ponen tensas aunque lo ocultan nerviosamente

— ¿por qué ese cambio de reacción? — les pregunto observándolas perplejo

—bueno...Genjuurou es...un poco estricto con los entrenamientos— me responde Maria mirando nerviosa a otra parte

—...si...no sé si llamar eso un "entrenamiento"...Death— agrega Kirika con los ánimos abajo

—Kiri-Chan tranquila, después de la tormenta hay calma— le dice a Kirika tocándoles los hombros

—es cierto que el comandante es estricto pero lo hace para que seamos más fuerte, es digno aunque duela mucho el proceso... —esto último Tsubasa lo dice con voz baja pero lo logre escuchar

— ¡Jeje! ¡Cierto! pero es divertido— agrega Hibiki sobándose la cabeza pero tratando de ocultar su timidez

— ¡jajajajaja! no se preocupen, estoy seguro que Marx será capaz de soportar el entrenamiento, ¿verdad? — me pregunta haciendo a su vez una gran sonrisa

antes de responder trago saliva por el hecho de que las chicas se atemorizaron al instante, es me quiere decir que hay cosas aún peores de las que me tengo que enfrentar de ahora en adelante

—... ¡c-claro! — Le respondo manteniendo mis nervios al mínimo e igualmente haciendo una sonrisa con dificultad

sin previo aviso Charlie se lanza levemente sobre mí dándome un abrazo que me cubrió completamente

— ¡Marx! ¡Nunca nadie se había preocupado por mí! — Me dice Charlie soltando una extraña y viscosa cosa verde

— ¡oye! aléjate ¿qué demonios es eso? — le pregunto mientras trato de quitármelo de encima pero cada vez se agarraba con fuerza

*¡Ha! me pregunto si todo irá bien de ahora en adelante...eso espero* piensa Maria observando con preocupación a Marx

sin embargo tras eso, brevemente por su mente pasa una imagen mental de ellos tres, ella, Marx y Serena de pequeños, junto a otros niños en las instalaciones del FIS

27 de Septiembre de 2020 a las 16:54 2 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Rutina de entrenamiento disonante

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión