david-quispe1600581965 David Quispe

Los Fowler, una familia noble que esta al frente de una orden de caballeros protectores de la diosa Krytia. Pero concentremos en Jean, una joven chica que sucederá en la linea de mando para mandar a legiones de soldados, aunque de momento no entraremos en peleas épicas como las que acostumbran. Nos centraremos mas en su desarrollo como persona y la superación que tiene que llevar acabo para merecerse el lugar que ocupa su madre.


Fantasía Medieval Todo público. © Reservado

#batalla #dioses #371 #258 #romance-ligero #duelos
0
357 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo: Renacer de la luz

La noche era fría y tormentosa, los relámpagos iluminan el cielo. El viento se llevaba los sollozos de tristeza y dolor, perdiéndose en el inmenso bosque que nos rodeaba. La sangre se acumulaba en pequeñas charcas, corrompiendo el pasto junto a la esencia oscura del pozo demoníaco.

"No puedo dejarlo ir, no luego de tanto sacrificio", te motivas con recuerdos amargos.

Aquel maldito, esa bestia, que no merecía vivir, era solo un parásito del mundo. Su ambición de consumir la pureza de la gente había desecho a una comunidad a pedazos. Niños, mujeres y hombres de bien fueron consumidos por su sed de humanidad; desear algo que no tenía.

Todo aquello representaba al demonio que tenían enfrente, y este les grita:

— ¿Por qué se tenían que meter en esto? —su rabia fue tal que un trueno no pudo opacar su voz.

—Porque eres un monstruo —respondes enojada.

—A sus ojos, niña, a sus ojos —se agrava sus palabras con intensidad, mientras juega con sus garras moradas—.Pero a los míos no.

Tu compañera, que estaba de pie a tu lado, se encontraba herida; su brazo había sido dañado por las garras del demonio, dejándola con un sangrado constante que apeligraba su vida.

Pero, aun con el dolor intenso, ella se aferraba a sus dos espadas skavas, mientras la sangre tibia recorría su antebrazo hasta llegar al mango del arma.

—Jean, no es buena idea enfrentarlo directamente, no tenemos oportunidad —susurraba con cansancio—. Si aprecias tu vida, retírate, porque yo lo haré.

—No, ¿acaso no viste lo que le hizo a los demás? —increpas indignada en voz baja, volteándote a verla.

—Nunca dije que vamos a huir —te sonríe con ironía—. Yo también quiero ver su cabeza rodando por el suelo.

De pronto el demonio empieza a correr agachado haciendo que su figura oscura y morada se desvaneciera en el aire, dejando una estela de humo del mismo color.

—Kath, quédate cerca —le dices al intuir que se acerca hasta estar espalda con espalda.

La noche era oscura, pero la niebla que expelió el demonio era más densa e intensa que cualquier otra forma de oscuridad vista. Y ahora estaban rodeadas de esa negrura morada.

Y solo tensas tu espada, conteniendo la respiración y agudizando tus sentidos para poder captar cualquier señal de aquel infeliz.

— ¡Disfrutare desgarrar sus entrañas y dársela de comer a las bestias¡ —el demonio muestra su exaltación y ansias de acabar con ustedes.

"Acércate maldito. No dudare en usar mi luz, aunque me lastime, con tal de vengar a mis amigas", alimentas tu fervor con recuerdos que nunca volverán a ocurrir.

—Ya sabes que hacer Jean —dice Kath con firmeza, mientras el círculo oscuro se acerca lentamente y se apegan el uno a la otra—. Se lo debemos a ellas.

Aquellas últimas palabras tocaron en lo más profundo de tu ser, haciendo recordar sus nombres: "Eva, Arlyn, Drytnia".

Cada vez ven menos y el espacio se reduce. Mantienes tu espada al frente, preparada para cualquier ataque.

Del mismo modo Kath mantenía su posición defensiva con esas llamativas hojas curvas.

—Que ridículas —oyes en las sombras.

"Y la luz resplandecerá hasta sofocar la oscuridad, aunque esta vuelva"

Suena valiente, pero para tu madre solo es una frase que transmite cadenas a uno, haciendo que uno está amarrada a un solo objetivo que podría desencadenar sucesos trágicos.

Aunque para llegar a este punto en concreto debías aprender muchas cosas y adquirir conocimiento...

Lo siguiente que veras... será el inicio...

📷
20 de Septiembre de 2020 a las 06:23 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Parte 1: Una despedida inconclusa

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 21 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión