erenjaeger2641583263886 @emmaKrychowiak Garcia

Cuando la joven Hawaiana Sudal Leterrier, ya establecida como una de las heroínas de la élite de la polémica súper agencia es visitada en la noche por su amiga imaginaria, el hada Belarmise, para que la acompañe a su mundo de fantasía, la gente del sub pueblo suponen que a la chica la hicieron desaparecer Fedra y compañía. De ahí en mas estas serán acusadas y tildadas de asesinas. Por otra parte, la bis abuela de la alegre Coreana Loompey, también integrante de la élite de heroínas, llega a la ciudad buscándola , y advierte a Moeix y Ienadel, lideres de la élite, acerca de un mal inminente que se está por venir... una bruja milenaria ha despertado y esta buscará traer a la vida a un gigantesco demonio ancestral, el cual saldrá desde una misteriosa fisura creada en el cielo del sub pueblo luego de que Glen se robara unas monedas de oros del cofre del Mitgard que estaba debajo de la cama de Lisbeth...


Ciencia ficción Sólo para mayores de 21 (adultos).

#LaMíticaSerpiente #Bruja-EncuentroEntreDosPlanos-SectaAncestral-PortadoraYElegidaParaSalvarnos-"DesaparecidaYBuscada-EscenasSexuales-ContenidoGrosero #LenguajeYContenidoDeAltoTono
0
423 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Adelanto...

. .. ... .... .....


Tanto los guardias como aquel grupo de soldados a las ordenes del malévolo Withetooth no vieron con malos ojos el hecho de dejar solo a su amo, el petiso Witetooth, para que éste diera un paseo por el bosque junto a Sudal como ésta lo requirió. Después de todo, la chica tenía una hermosa sonrisa de ángel...


Toda aquella bella campiña del pueblo de Brrodar Fierce estaba ambientada con un sabroso hedor pestilente a rico otoño, y el agua del extenso lago parecía brillar al canto de aquella tarde en su final. Era un paisaje de ensueño, pero Sudal, fuera de mostrarse angelical y alegre, era un infierno en su interior y sus ojos de almendra lo advertían.

El pequeño y perverso capitán Withetooth lo sabía, por tanto su temor lo ponía a temblar...


Ya una vez a solas, cerca del ingreso al bosque, la sonrisa de Sudal se volvió infernal y Withetooth intentó escapar corriendo.

- Deténlo- Ordenó la chica, por tanto que Poga hizo caso tirándose a los pies del escurridizo capitán.

- ¿Estás segura de esto?- Preguntó Poga, un tanto indeciso ante la acción.

- No segura- Niega la mocosa- si no caliente...

- Eso, mamacita, podemos arreglarlo- Propuso Poga, relamiéndose pero también dejando en claro lo próximo- Bueno, si eres una fiera insaciable y te conformas con unos juguetones dos centímetros.

- ¡Enojada! ¡Quise decir enojada, pendejo caliente!- Aclaró Sudal, a rabiares.

- Oye, Sudal, tal vez tu malinterpretaste mis verdaderas intenciones de antes- Trata de excusarse el temeroso y cobarde Withetooth, viendo lo furiosa que estaba la chica... y no era para menos.

- Trataste de propasarte conmigo y luego me ibas a enviar a morir como un sacrificio para ese monstruo o lo que sea- Gritó la pendeja, sacada.

Withetooth menea la cabeza y dice- Ah, bueno, veo que no malinterpretaste nada entonces...

Viendo que ésta se le acerca para castigarlo, Withetooth se ataja y ruega así

- Un momento, belleza, un momento... te daré oro, tengo oro- Y dicho ello entre lloriqueos quita de una bolsita que colgaba de su cinturón unos cuantos doblones de oro que deja rodar por el pasto.

- Tal vez no sea mala idea- Dice Poga, un tanto ambicioso al recoger algunos doblones del suelo- Pero al verlos, los reconoce y clama- ¡Un momento! ¡Esto es oro robado vilmente al pueblo de los Adathoons!...

- ¿Ahora te convences?- Pregunta Sudal- ¿Ahora puedo matarlo o qué?...

- Haz lo que quieras- Responde Poga- No es por lo que me ofendí, de todas formas, nena. No, si no porque ha querido sobornarnos con doblones de oro Adathoon... que no valen una mierda. Lo sé, Jeada es del pueblo de los Adathoons y siempre que andamos por ahí, siempre tengo que pagar yo... su dinero no vale una mierda de elfo.

- Tengo Oro del reino de Broodar Fierce- Gritó Withetooth, asustado, mientras Sudal lo había capturado por el cuello mientras levantó su otro puño- Les daré el que quieran, lo juro.

Una vez mas, Poga cambia su semblante

- ¿Cuanto nos darías?- Pregunta.

Withetooth se lo piensa y responde- Siete doblones. No, tal vez ocho...

- Ya mátalo- Pide Poga...


.. ... . ..... ....

Poga quita de su bolsillo un reloj de sol y observa el tiempo, tras calcularlo con el reloj de arena que antes había quitado y dejado a un lado, junto a un árbol, este resopla exhausto.

Ya llevaba mas de doce minutos de haberse aburrido de oír los gritos de dolor del pequeño bastardo de Withetooth, y antes de finalmente interceder, el árbol junto al que había dejado antes el reloj de arena toma la palabra y preocupado dice

- Yo creo que el cretino ya aprendió la lección, mocoso. Yo que tu ya intervendría... a menos que quieras enterrar y después explicar una extraña muerte causada por una mocosa odiosa, furiosa y malgeniada.

- ¿Pues si, no?- Pregunta Poga, ya preocupado.

- Ahamn- Asiente el árbol.

poga se acerca a Sudal y la abraza sujetándole los brazos de repente- Ya está, princesita. Ya no lo dejarás mas amoldado- Pide éste, al tiempo en que Withetooth cae redondo al suelo, con la cara toda sangrada e inflada a golpes... destruido por la paliza.

- ¡Suéltame!- Ordena Sudal, todavía furiosa, solo que Poga no la obedece, y dice- No, muñeca... ya es suficiente. Creo que ya lo dejaste bien amoldado.

Un mas que maltrecho Withetooth, desangrado y todo inflado a golpes, apenas si logra a mover la mano para levantar su índice allí todo roto sobre el césped y dice- Ya basta...

O trata, porque no se le entiende nada y balbucea algo a la vez que escupe unos cuantos dientes en el intento.

Una todavía rabiosa Sudal hace un berrinche mientras Poga insiste en calmarla y sin lograrlo, ésta le propina una patada al maltrecho en el suelo. Ya calmada y agitada, Sudal cede a la petición de Poga, el cual le dice- Ya, muñeca, suficiente por ahora...

Sudal se calma y se abraza al pequeño Poga mientras éste la consuela palmeandole la espalda.

- Perdóname, yo no soy así... nunca soy así- Procura y ruega la mocosa, avergonzada y sollozando contra su hombro.

- Ya, amiguita- Le dice éste, consternado- Dejemos eso de lado. ¡Claro que tu no eres así, princesita! Yo te creo- Confiesa Poga, enternecido con ella(... y mas que enternecido)

- Bueno, deja de tocarme el culo, pendejo- Ordena Sudal, también apartándoselo de un empujón- ¡Mocoso manióso!- Acusa la ofendida mientras Poga se sonríe y dice- No me culpes por intentarlo, princesita... perdóname.

... .. . ..... ....


- Si, pues igual quitame la mano del culo- Se molesta la pendeja Sudal, dándole la espalda y cruzándose de brazos.

- ¡Hay, carajos!- Exclama de repente Poga, asustado- ¡Sudal! ¡Mírame!...

Aquella base del mítico bastón de Kófiaran que el pequeño Lilithian( o sea Poga ) no soltaba desde que Jeada y el resto junto con Loompey regresaron al Paraverso desde el portal en el sector ENE ahora, y de buenas a primeras, comenzó a manifestar una extraña reacción... parecía que estallaría...


- Vete a la verga- Reniega Sudal, sin darle importancia y negandole la mirada.

- ¡Pero mírame el bastón!- Grita poga, tratando de sostener la mitad de abajo del bastón en sus manos mientras este comenzó a brillar y temblar a la vez que elevaba desde sí un poderoso zumbido. Parecía que explotaría o algo peor, pero Poga se negaba a soltarlo

- ¡Míramelo! ¡Que me lo mires!- Pidió, rogó este, desesperado- ¡Que veas como me tiembla el pedazo de bastón que tengo entre las manos, pendeja! ¡Mira lo caliente que se me puso, Sudal!

- Deja de ser un degenerado cuando me hablas, y guárdate eso, mocoso pajero- Ordenó Sudal, ofendida y sin mirarlo.

- Tómame de la mano mientras lo sostengo con la otra, nena- Pide el desesperado Poga, viendo como la mitad del bastón de Kófiaran se iluminaba y alocaba en su mano...

- No voy a mirarte- Se enervó al gritar Sudal- Deja de tocartelo y deja de pedirme que te mire, pendejo...

- Ya quisieras, pero no es eso- Trata de explicar Poga- Solo voltea hacia mi, Sudal...

- ¿por qué todos los hombres son iguales?- Grita una desesperada Sudal, sacada... pero notando al instante que Poga no estaba hablando o insinuando a que ella le mirara la verga...

- ¡¿Que haces?!- De pronto pregunta Sudal, al verlo sostenido como podía aquella base del bastón de Kófiaran mientras con la otra mano buscaba cogerla a ella por la propia( Mano )...

Antes de que ella pueda tomarse de él, Poga se eleva a velocidad por el aire y desaparece.

La chica queda desconcertada y aturdida mientras ve como Poga desaparece en el cielo...

En ello se acercan los soldados de Whitetooth, intentando ver que pasaba...

Aquellos, viendo a su amo todo castigado y destartalado, apuntan sus espadas a Sudal de golpe mientras Withetooth, apenas reponiéndose, la señala y dice- Atnln...

Uno de sus guardias se le acerca para escucharlo mejor, así que Withetooth repite- Atnln...

- Dijo que matenla- Traduce el guardia, señalando a Sudal.


Nuestra joven y preciosa heroína queda acorralada...



19 de Septiembre de 2020 a las 08:29 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Un mal inminente se acerca...

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas