unacaracolamas Andrea Correa

"Tiempos de cuarentena" refleja los acontecimientos que han acontecido en España durante estos meses de caos y miedo al virus originado en el país asiático y que, lamentablemente, se ha expandido hasta contagiar a casi todo el mundo. Desde aquí, brindo todo el apoyo posible a los países a los que, ahora mismo, se encuentran más afectados y a los que, también, están superando esta mala racha. Espero que todo esto se solucione cuanto antes y que sea una anécdota más para el futuro.


Historias de vida Todo público.

#despoblación #miedo #terror #virus #cuarentena #tiemposdecuarentena
Cuento corto
1
4.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

TIEMPOS DE CUARENTENA

Todo comenzó aquella fatídica tarde de marzo, cuando aún las flores no vestían de gala.

Los televisores se encendieron al unísono, las noticias apelaban a la tormenta que se avecinaba; pero nadie quiso creerlo. Todo parecía salido de una novela de terror, parecía que el autor se había convertido en el villano de la historia.

De la noche a la mañana, los parques, que una vez estuvieron llenos de vida, se convirtieron en fantasmas sin rumbo. Los llantos y el desconcierto silenciaron las calles. Ya no había gritos de exaltación, ni juegos, ni alegría. Ya no quedaba nada.

Cada calle de la ciudad indagaba en busca de vida, el villano bailaba al son del tic tac de aquel reloj que pareció haber desaparecido junto al ser humano.

Pero la noche llegó y, con ella, los balcones comenzaron a brillar. El ruido de mil aplausos retumbaron en cada rincón, la música se convirtió en la última esperanza, bailábamos y combatimos juntos. Encontramos la diversión tras aquellos cristales que escondían mil batallas.

Los hospitales se convirtieron en una fortaleza, el héroe estaba resurgiendo de sus cenizas.

Tic, tac…

Las manecillas del reloj trajeron consigo a su primera víctima. El miedo volvió a hacer eco en la ciudad. Una multitud invadió supermercados, prevalecía la propia supervivencia.

El autor de aquel 2020 no había ni comenzado con las primeras líneas.

Tic, tac…

El tiempo recorría la ciudad en silencio.

El miedo se había convertido en nuestra peor pesadilla; y mientras que unos pedían calma, otros infundían el miedo mediante palabras pasajeras y datos inciertos. Pero hasta ellos bien sabían que no podíamos luchar contra aquello que nos mantenía en casa.

Los hospitales comenzaron a llenarse. Los sanitarios exigían ayuda, los materiales acabarían siendo cenizas. Las personas dejaron de ser personas, para transformarse en números y estadísticas. Ya no importaban las vidas, sino la enfermedad.

Tic, tac…

El tiempo seguía pasando, apenas habíamos entrado en mayo. Ya no juzgaban por vidas, sino por probabilidad de salvación.

Las personas se marchitaban en sus camas, apenas quedaban miradas cómplices y abrazos. Llegaban los momentos de duelo, pero no podías tocar aquella fría pared.

Los sanitarios se convirtieron en los mejores soldados de la guerra pero, hasta ellos, luchaban contra la propia enfermedad.

Tic, tac…

La calma llegó en pleno huracán. Nos situamos en el centro de la tormenta, comenzamos a retomar la vida normal. Los trabajos se reanudaron con tal de recuperar sus pérdidas, los hospitales lloraban por la victoria.

Todo el mundo aplaudía mientras daban sus primeros pasos, victoriosos y sonrientes.

Después de todo, todo había vuelto a la normalidad, ¿no? Cuán equivocados estábamos.

Tic, tac…

El autor resurgió con fuerza. Volvíamos a estar en peligro; pero nadie quiso darse cuenta. No queríamos sufrir una segunda ola, pero no podíamos evitar el contacto contra otra piel, tan cálida, tan llena de vida. El país comenzó a besarse con lágrimas en los ojos, nadie podía imaginarse que todo esto no había terminado.

Total, el trono proclamaba a su rey y él, poderoso, ya se había puesto su corona.

24 de Agosto de 2020 a las 10:42 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Fin

Conoce al autor

Andrea Correa Me llamo Andrea y tengo 20 otoños bajo mi piel. Nací en Madrid, aunque ahora vivo inmersa entre papel y bolígrafos desgastados de ideas y palabras. Llevo escribiendo desde que tengo uso de razón y, de vez en cuando, subo fragmentos de poesía en mi Instagram. ¿Os gustaría leerme desde más de cerca? Recito poesía en IG: @unacaracolamas_ ¡Espero leeros pronto!

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~