gonzalo-baleato1558951351 Gonzalo R Baleato

Uno debe tener mucho cuidado con todo lo que hace. Fijarse en todo detalle para no sufrir las consecuencias. Y esta historia trata de eso; de un accidente que podría haber acabado fatal, pero sin embargo, termino siendo cómico.


Humor Todo público.

#comedia #fuego #accidente #experiencia-de-vida #combustible
Cuento corto
0
41 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La Hoguera

Era ese día del año en el que en mi país millones de personas encienden una o varias hogueras en conmemoración a San Juan Bautista por parte del cristianismo, que haciendo una pequeña reflexión, es curioso que muchos siendo ateos, hagan este tipo de fiestas, yo incluido, aunque a desgana, la verdad.

Corría el año 2019, en verano. En casa de un familiar se juntaron muchas ramas que fueron recortadas previamente de un seto para su control de crecimiento y la búsqueda de una cierta belleza. Mi padre y yo nos quedamos a cargo de las tres hogueras que hicimos, dos de ellas bastantes grandes.

Con la primera fue rápido, prendimos un pequeño foco que se iba agrandando a medida que echábamos las ramas de un montón que teníamos al lado, no pudimos hacerlo directamente sobre él ya que las ramas aún estaban húmedas y no ardían bien. Nos llevó esfuerzo, no obstante, fue más eficaz.

Luego prendimos la segunda. En ese momento estaba también mi madre, pero estaba en la era, otra zona de la propiedad haciendo no sé qué cosas. En esa segunda hoguera estaba todo demasiado seco, cuyo resultado dio lugar a llamas de casi diez metros de altura, poniendo en riesgo la seguridad de un cable cercano de un poste de luz. El calor era aterrador aun estando lejos del fuego. El miedo me hizo correr hacia un lavadero y coger la manguera de agua para disminuir la intensidad de las llamas, pero el agua al venir de una mina y no tener un motor que la envíe con fuerza, no llegaba. Llené cubos de agua y fui mojando estratégicamente el terreno alrededor de la hoguera para evitar su propagación. Lentamente el fuego iba disminuyendo al igual que el susto en los rostros de mis padres, y el mío, por supuesto. Finalmente se extinguió sin lamentar daños significativos.

En la tercera hoguera y adelantando que casi me lleva por delante, las ramas estaban también tan mojadas que mi padre decidió ayudar a que el fuego se avivara echándole gasolina, en donde poco a poco empezaron a arder muy bien las hojas. Con la hoguera ardiendo, mi padre se fue a descansar mientras yo me quedaba a cargo de que no se apagara. Con el paso de los minutos las llamas iban descendiendo, y ahí fue cuando cometí el error que pudo haber sido el último de mi vida. Al bidón de gasolina no le quedaba mucho, o al menos a mí me lo pareció, y fui echando por un lugar de la montaña de ramas y más hojas ocultas, lo que creía suficientemente lejos de las llamas. Fui echando gasolina dándome cuenta de que no había tan poca como yo pensaba, y de pronto, un fogonazo y un ruido estremecedor estalló justo enfrente de mí. Alguna llama oculta reaccionó con el combustible. Rápidamente giré mi cuerpo en dirección opuesta para huir, y aunque lo hice, la onda expansiva me empujó haciendo que tirara el bidón y tirándome a mí al suelo. Con premura me levanté escuchando como mi madre asustada preguntaba que había pasado, y mi padre saliendo de casa preguntando que había sido eso, que se escuchó hasta dentro. Me zafé como pude ya que no habían visto lo ocurrido, dándoles a entender que todo había sido controlado.

A pesar de seguir teniendo el susto en el cuerpo, gran parte del día me lo pasé riendo por el suceso que casi me carboniza y las reacciones de mis padres a los que casi les da un ataque.

Luego vino mi tío y se ocupó personalmente de hacer que la hoguera ardiera, ya que mi intento no hizo prácticamente nada, salvo reflexionar en que juntar gasolina y fuego no es buena idea.

19 de Agosto de 2021 a las 14:47 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Gonzalo R Baleato Llevo escribiendo algunos años, al principio empecé con un libro, luego con frases y reflexiones y hoy en día continúo con lo mismo y hace un tiempo que empecé a escribir historias cortas.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~