Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
neuromante Demian Atlas

La tripulación del NSC Boomer se prepara para una temporada más de cacería. El Snark; el monstruo encontrado en las entrañas del planeta Tiamat promete trillones de créditos a los cazadores que se atrevan a adentrarse hasta su hogar, su casa... aunque muy pocos logren tal hazaña. La Casa del Snark es un cuento corto de ciencia ficción de aventura para quienes gusten de acción espacial


Ciencia ficción Todo público.

#aventura #cuento #mercenarios #cazadores #scifi #ciencia-ficcion #381
1
681 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Lewis observó al recién llegado con desconfianza; no aparentaba más de 20 años, su cabello rizado castaño le caía a los lados de la cara que aun mostraba huellas de acné juvenil acentuando su novatez. Si las experiencias previas le indicaban algo era que ese novato no duraría en el trabajo mas allá de dos temporadas; lo más probable es que muriera o que renunciara cuando viera lo peligroso de este.


Por su parte Lewis era un tipo con suerte; 15 temporadas cazando al snark lo atestiguaban. Si todo salía como lo tenía planeado, en 3 temporadas más se podría retirar para disfrutar de sus ganancias en las playas de Bali.


Era el día de partida y las órdenes del capitán Moby habían sido claras: ayudar al recién llegado en la medida de lo posible. Reclutar psiconavegantes no era una tarea fácil y a opinión del capitán el chico se veía prometedor, así que Lewis decidió acercársele después de registrarse en el scanner de retina de la nave y en la bitácora de vuelo.


- ¿Terminaste el proceso de registro prevuelo? - la voz de Lewis se escuchaba profunda y grave, lo que aunado a su apariencia de mercenario resultaba intimidante.


El novato volteó al escuchar la pregunta; se encontró con una figura de unos 2 metros, fornida, con una calva rapada que reflejaba levemente las luces del interior de la nave y un implante óptico en el ojo derecho que terminó de darle el saludo de bienvenida a bordo con un destello luminoso rojo.


- Si, el scaneo y el registro de vuelo; hola mi nombre es Marco, ¿y tú eres...? -


- Lewis, artillero – utilizó un tono informal y amistoso para saludarlo - Tienes entrenamiento psiónico, supongo - la frase sonaba más a pregunta que a afirmación.


- Fui psiconavegante en una nave mercantil por 3 años - Marco intentó ser lo mas casual posible.


- Bueno, esperemos que sepas moverte, amigo, porque esto es completamente otro cantar. Acompáñame, tu y yo compartimos gabinete - Lewis dio la vuelta y comenzó a andar por los estrechos pasillos del astronavío, el sonido metálico de sus botas al contacto con el piso acompasaba la marcha.


- ¿Que le pasó al navegante anterior?, el capitán Moby no fue muy claro cuando se lo pregunté en la entrevista - Marco esquivaba los escapes de vapor que el sistema refrigerante soltaba ocasionalmente por los pasillos.


- Murió la temporada pasada - Lewis tronó la boca; decidió ser completamente honesto con el chico - regresábamos con la carga y nos asaltaron piratas antes de llegar al impulsor de Menkar -


- Pero él era navegante..., ¿porque entró en el combate? - Marco sonaba nervioso.


- Chico, cuando sales de los límites de la galaxia, a la División de Seguridad le importas un carajo; todos debemos combatir para poder regresar a casa. ¿Pensabas que los trillones de créditos que vale nuestra carga no implicaban riesgos? - Lewis tiró de una palanca metálica y se abrió el gabinete que contenía su litera, arrojó su maleta sobre la cama superior y le hizo una seña con la cabeza al muchacho para que tomara la de abajo.


- Solo necesito una... con la paga proyectada que me mostró el capitán no necesitaré más, una temporada y estoy fuera - después de dejar su mochila en el piso Marco se sentó en la cama inferior de la litera.


- Lo mismo dije yo hace siete años amigo, pero el dinero puede mucho; si tienes mil, gastas diez mil más, créeme todos aquí lo hemos visto; además por cómo te ves, la mitad de la paga se te irá en bioreconstrucción al regresar - "si es que regresas" pensó Lewis.


- No creo que sea para tanto viejo; si no tenemos ataques de piratas no veo porque habría de repararme -


- ¿Crees que tengo esto de adorno? - Lewis se tocaba el bíceps derecho con la mano izquierda mostrando su desarrollada musculatura - siempre terminamos la temporada casi en los huesos; ni siquiera la solución proteínica que inunda los tanques de aislamiento al iniciar la cacería puede evitar eso. Trabajamos al mil por ciento; la temporada pasada baje 50 kilos, cuando regresamos los pellejos me colgaban de todos lados - se pellizcó la parte lateral del abdomen con la mano derecha.


Marco era flaco, tenia buena condición física y el capitán le había sugerido ponerse en forma al contratarlo, pero nunca había imaginado un desgaste así - Cuando regresemos tendrás que recomendarme a tu reparador; igual y me robo un kilo de cargamento para la terapia - bromeó.


El snark era la única fuente de donde se extraían células madre compatibles con los humanos; a Lewis siempre le había parecido una ironía que se pudieran utilizar células de un monstruo horrendo para curar a personas; en el fondo, sentía que eso mostraba algo de la naturaleza humana.


Mientras Lewis usaba una pinza de resistencia para ejercitar su antebrazo, la voz del capitán se reprodujo en el sonido local del navío anunciando el pronto despegue del astillero. El NSC Boomer había recibido serios daños producto de su enfrentamiento con piratas la temporada anterior y había quedado en reparación en los muelles de Titán mientras la carga era llevada a su destino final, el capitán mientras tanto se dedicó a entrevistar a los prospectos que la compañía le enviaba para reemplazar a los miembros de la tripulación que no habían logrado regresar.


- Vamos, debemos estar en la cubierta de vuelo para el registro inicial de despegue - guardó la pinza en una pequeña bolsa lateral de su maleta y emprendió el camino.

9 de Agosto de 2020 a las 01:33 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 6 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión