Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
L
Luvdrik L


Al ver el mundo pensamos que el poder se basa en el dinero, la gloria, la fama, o en la política, pero el verdadero poder está en el conocimiento. Entonces ¿qué pasaría si una persona tuviese todo el conocimiento del mundo? En un mundo normal sería solo una persona con mucha sabiduría, pero si fuese en otro mundo podría ser lo que el desease, esta es la historia de Reily, y como de un simple bibliotecario llegara a forjar su propia leyenda en un mundo donde continuaran sus sueños. A veces llega el tiempo de escribir tu propia historia


Aventura No para niños menores de 13.

#UnEscritorDeOtroMundo
7
1.4mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los miércoles
tiempo de lectura
AA Compartir

Bibliotecario en Apuros

Cada mañana las rosas fuera de la biblioteca de la ciudad se veían más intensas, la brisa de la primavera mostraba un bello amanecer, combinando con un cálido sol que hacia soñar mil y un mundos de fantasía. Mientras muchos trabajadores caminaban en sus alrededores, un chico, encerrado en su oficina, revisaba desde primera hora, con un café a su lado y su infalible pluma, cada detalle de los libros que llegaban a aquel lugar. Su nombre es Reily, y es el bibliotecario encargado de la integridad de cada uno de los libros que llegan a la biblioteca de su ciudad natal Curicó.

A pesar de ser tan joven con apenas 27 años, ha recorrido a través del mundo, trabajando en todas las bibliotecas que estaban a su alcance, incluyendo la biblioteca más grande del mundo, la cual está ubicada en Washington D.C. La biblioteca del congreso. En cada trabajo destacaba por sobre los demás, pero todo esto porque tras de su oficio escondía un sueño bastante ambicioso, y ese es el leer cada libro creado a través de la historia. Desde niño fue capaz de aprender cada idioma que le fue posible, todo debido al hábito de lectura inculcado por su difunto abuelo quien siempre le decía "cada libro es una aventura, con ellos aprendes a comprender más a la gente, a la mente humana y descubrir mundos que jamás pensaste, además de que todo el conocimiento esta en los libros, si alguien fuese capaz de leer cada libro de este mundo, sería la persona más poderosa de todas, porque ningún detalle se le escaparía nunca". Para cualquier persona solo serían palabras vagas que no tenían sentido, pero para Reily se volvieron la mayor inspiración en su vida. Estudio con dedicación cada año desde que tenía 6 años, matemáticas, ciencias e historia, además de los idiomas a su alcance, sus padres estaban impresionados A los 10 años ya había leído libros de medicina, de filosofía, ingeniería, todo lo que encontraba. Cuando al fin se graduó era capaz de estudiar lo que él deseaba, su genio era alabado por sus profesores, así que con apenas 15 años fue a estudiar Literatura al extranjero para cumplir su sueño. A sus 20 años logro salir de su Carrera siendo el mejor de su generación, recibiendo solicitudes de todo el mundo. Durante los siguientes años viajo de trabajo en trabajo a través de todo el mundo, buscando libros que no haya leído antes, libros de cocina, nuevas historias, cuentos de niños, todo lo que se pudiese leer, en cada trabajo que tenía leía todos los libros de la biblioteca, una vez cumplía se iba renunciando y trasladándose a la siguiente. Su capacidad de lectura estaba tan bien entrenada que era capaz de vaciar estanterías de lecturas en menos de 1 día, llegando así a completar su sueño. Una vez leyó el último libro que le faltaba decidió volver a Chile, a quedarse en su casa, el dinero no le faltaba, pero tampoco le sobraba, se había separado a vivir solo sin sus padres, su casa era una verdadera biblioteca llena de obras de todo el mundo en los idiomas que se te vengan a la mente, pero el aun así sentía un vació en todo aquello.


Cayo en un estado de depresión bastante severo, que lo llevo a casi estar en bancarrota. Debido a ello su padre fue a recogerlo y consiguió un trabajo para el en la biblioteca pública, así al menos podría mantenerse ocupado. Así es como han pasado dos años desde aquello y Reily sigue trabajando en el mismo lugar buscando que fue lo que produjo llevar su sueño a ese estado.

- Reily, ¿estás bien? - una voz femenina llego a su cabeza mientras este dormitaba - deberías ir a casa a descansar, no se te ve bien

- Perdón, quede embobado otra vez con la lectura jejeje - El joven estaba todo despeinado, su pelo llegaba casi a cubrir sus ojos, era liso y negro como la tinta china que a veces tenia para revisiones en su escritorio - creo que sí debería ir a casa a dormir. Este fue el último libro que llego, la revisión ya está en todo en orden, dejare que revise todo después jefa - se levanta de su silla y se pone su abrigo que lo acompañaba desde que salió a viajar por el mundo, era negro y largo cubriendo hasta sus rodillas

- Está bien, déjame a mí y revisare el resto de cosas, y no olvides tu pluma, parece que aun la conservas a pesar que ya no se usan - la mujer toma aquella pluma que tenía un mango echo de acacia, con una punta refinada de plata que se conservaba como nueva, además de un pomo inferior que usualmente no tenían esa clase de plumas - debe ser muy importante para ti

- Pues la verdad si, esta es la pluma que me dio mi abuelo, es un tesoro invaluable para mí - guarda la pluma dentro de su abrigo al lado de su corazón

- ¿Tu abuelo el que te inspiro a tu sueño?, debe ser muy preciada - la señora toma asiento donde estaba antes Reily y comenzó a revisar los documentos

- Pues el mismo, siempre me dijo que la guardase y cuando sea el momento la usara para algo especial, aunque aún no sé a qué se refería – refirió el joven

- Tal vez quería que escribieras, después de todo aquellos que leen mucho tienden también a escribir sus propias historias ¿no lo has pensado? – le pregunto la dama

- Pues jamás lo pensé, puede no ser una mala idea, quizás así pueda después leer un nuevo libro escrito por mi - Reily sonría a la mujer y se retira de la oficina.

Pasadas unas horas Reily llega a su casa después de hacer unas compras, recordando un poco las palabras de su abuelo y las de su jefa acerca de escribir, decidió no pensarlo tanto, sacando su abrigo y colgándola. En ese mismo momento la pluma de su abuelo cayó al suelo golpeando el pomo de esta, lo que hizo que se abriese una pequeña rendija en la parte del mismo.

- ¿Qué es esto? - Reily se preguntó al ver que la pluma tenía un pequeño espacio en su interior.

Al revisarlo se topó con un pequeño trozo de papel enroscado, este lo tomo y volvió a cerrar el pomo. En el papel estaba la letra inconfundible de su abuelo, la cual estaba claramente destacada la letra E de Ernest el cual era su nombre, siempre en la línea superior destacaba un pequeño círculo enroscado como la forma de un caracol, al leerlo decía una pequeña frase "Cuando terminas de conocerlo todo, deberías probar a darlo todo, nunca dejes de soñar, y crea tu propia historia mi amado nieto". Por unos momentos se quedó en silencio, sonriendo, después como si un golpe de inspiración llegase a su cuerpo se fue a su pequeño escritorio en una sala que tenía apartada para sus libros más especiales, dentro del escritorio saco un pequeño cuadernillo en blanco, con cubierta de cuero y líneas doradas que le regalo su madre, en otro cajón saco la tinta china que le regalo su padre años atrás, y por supuesto en su mano la pluma que le regalo su abuelo. Cuando estaba por escribir una fuerte brisa helada entro por la ventana, este fue a buscar su abrigo, y una bufanda de lino y seda que recibió de su abuela, una vez cómodo y más tibio apunto su mano a aquel cuadernillo. En cuando se acercó, una pequeña gota cayo manchando la primera página. Por unos instantes Reily quedo pensando en cómo borrarla, pero de pronto la gota desaparecía mientras que las páginas del cuadernillo empezaron a brillar de una forma intensa cegando el ambiente. Unos instantes después Reily recupero la conciencia levemente, sintió una brisa suave y sabía que estaba recostado en el césped por el aroma que emanaba, pensó que estaba soñando, pero una vez abrió los ojos vio un paisaje de ensueños, un cielo azul intenso, campos sembrados y otros llenos de el césped más verde que había visto. Estiro su mano para pellizcar su mejilla. Al incorporarse se siente más liviano de lo normal, a su lado estaba la pluma de su abuelo, el cuadernillo y el frasco de tinta cerrado, al verse observa que traía puesto su abrigo y la bufanda. pero algo no estaba bien, sentía que algo era diferente, además del lugar donde estaba. Se incorpora y camina un poco donde se veía un pequeño lago, aun no sabía si estaba soñando o si de verdad había sido transportado a un sitio extraño, en su cabeza muchas preguntas seguían apareciendo, aunque igual que siempre mostraba un rostro bastante frío. Al verse reflejado en el agua pudo notarlo, ya no era el mismo de 27 años, tenía la apariencia de cuando tenía 16 años, con el mismo peinado. Una vez comprobó aquello entendió porque se sentía más liviano y por qué su abrigo llegaba un poco más abajo de las rodillas, ya que aún no había crecido tanto.

- ¿Esto será real o solo tengo recuerdos de tantas historias que he leído?, solo faltaría que un dragón apareciera sobre mi cabeza - hablaba en voz alta el chico, cuando sintió el rugido de una extraña criatura acercarse

Él no lo podía creer en ese momento, un dragón enorme de color blanco paso empujando el viento a su paso, por un momento quedo inmóvil solo para después de unos segundos tomar aire y gritar

- ¡Cómo fue que llegue aquí!

6 de Agosto de 2020 a las 21:58 4 Reporte Insertar Seguir historia
4
Leer el siguiente capítulo Cuadernillo Peculiar

Comenta algo

Publica!
s sergio
Buenardo
August 20, 2020, 03:46

Vicente Díaz Vicente Díaz
Buenardo la historia
August 12, 2020, 21:22

~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión