Estamos teniendo algunos problemas de lentitud en nuestra web. Nos disculpamos y te agradecemos por la paciencia mientras seguimos trabajando para restablecer la velocidad.
raulongo raulongo

La #tuitnovela fue un proyecto literario creado por @raulongo en el verano de 2019. En él se va desarrollando una novela que fue creciendo con las 4 propuestas que se lanzaban como propuestas en cada tuit. La trama, que toca diversos géneros como la novela histórica, o la acción, va desvelando qué sucede con la joven Sofía Pazzi. Varios personajes irán participando en las tramas que ve san intercalando.


Acción Todo público.

#art #historic #rome #tuitnovela #SantiagodeCompostela #compostela
0
688 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1

Bajó del coche. El asfalto parecía derretirse bajo sus pies. Lejos del alcance del aire acondicionado, la vida parecía un milagro utópico. En su cabeza no paraban de martillearle las palabras que le dijo su confidente: ¡Jamás volveré a confiar en ti!


Esa maldita frase era su tormento; pero lo era más aún el recuerdo de su mirada. Apuñalaba su corazón. Lo sabía. Había perdido definitivamente a su amor. Yendo junto a la pared, por lo sombrío, llegó a su portal. Vio su nombre en el buzón y volvió a la realidad.


Sofía Pazzi pasaba holgadamente la treintena. Su rostro juvenil y su aspecto atlético, no reflejaban la edad que en realidad tenía. La terquedad y la constancia eran algunas de sus cualidades, sin las que nunca habría podido llegar a alcanzar su ocupación. Ella era profesora de universidad. Impartía en el Grado de Historia del Arte algunas materias concernientes a la Edad Moderna. Era una apasionada del Quattrocento. Y precisamente esa pasión, le llevó a conocerle a él. Compañero, amigo, confidente, amante. O eso era antes.


Mientras bajaba las persianas para que no entrara calor, se vio reflejada en el cristal.


Mirándose, se decía:


- ¡Ay, Sofía! ¿Cómo has podido sacrificar a Juan? ¡Tu Juan Salazar!


Como queriendo escapar de sí misma, su mirada huía por las rendijas viendo la Torre Berenguela. Esos días, Santiago era un hervidero. Santiagueses, gallegos, peregrinos y turistas copaban la ciudad para celebrar "As festas do Apóstolo".


Ahora que al fin tenía un momento tranquilo, Sofía volvió a mirarlo. No podía creer que estuviera en sus manos. Con la casa ya en penumbra, decidió que era un buen momento para empezar a estudiarlo.


Se trataba de un pergamino en excelente estado de conservación. Las letras capitales lucían majestuosas sobre el grueso del texto. Sofía estaba extasiada contemplándolo. Cuando se disponía a empezar a leerlo meticulosamente, notó la vibración que el móvil producía en la mesa.


- ¡Vaya! ¡En qué momento me llega un WhatsApp!


Apartó la vista del pergamino y encendió la pantalla de su móvil. Leyó: "Promo Jazztel. Pásate a Jazztel por..." Y de repente la pantalla se cambió a modo teléfono. Aparecía su nombre: Juan Salazar.


Tras unos segundos de duda, decidió aceptar volver a escuchar su voz. Fuera lo que fuera.


Y solamente escuchó: "¡Sal de ahí corriendo!"


Fueron unos segundos de confusión para ella. ¿Por qué tendría que salir corriendo? ¿De quién debía huir? ¿Por qué Juan sabía que debía escapar? ¿Por qué la había avisado después de todo? ¿Qué le movía a hacerlo?


Mientras le daba vueltas a todo, tocaron al timbre.


- "¡No puede ser!" Pensó, agarrotada.


Volvió a sonar el timbre, y este segundo timbrazo la espoleó a ir sigilosamente a la mirilla. Miró, pero no abrió. Una capucha le impedía ver su rostro.


Después, se oyó un ruido en la puerta y Sofía se escondió en un armario. Embutida entre su ropa de invierno, a Sofía le faltaba el aire y le sobraba tensión. Por si fuera poco, su móvil volvió a vibrar, pues la estaban llamando. Colgó.


Por un resquicio, consiguió ver al encapuchado. ¡Estaba en casa! Éste, también recibió una llamada. Asintió con la cabeza, y acabó su conversación con una palabra inteligible para Sofía. Entonces se giró hacia el armario, abrió las puertas y la descubrió.


Ella intentó gritar, pero ni si quiera la voz le respondía. De repente, sitió que se mareaba y se desvaneció.

6 de Agosto de 2020 a las 17:53 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias

Código Expósito Código Expósito
Suyan Suyan
TOGETHER TOGETHER