0
767 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

La niebla

No sabía que la niebla se convertiría en tu cómplice, ¡Querida madre!, ahí estabas mirando el cielo, con tu vestido largo que tanto te gustaba, llevabas el pelo suelto como siempre, ese color negro que perturba como la misma noche, mira que la luna te vigila, los demonios solo quieren tu cabeza y te acorralan como su víctima.

¡Querida madre!

¿Qué tanto dolor ahí en tu corazón?, para que tus latidos se aceleren de esa manera…

No pretendo juzgarte, pero tus actos me hacen dudar del amor que nos tenías.

¡DETENTE!

Mírame a los ojos, déjate de esconderte, como si el demonio viniera a comerte.

El olor a tierra mojada es intenso, a lo lejos se podía oír el ruido abrumador del rio, ¿Será que está enojado? ¿Qué tanto me quieres decir?

Deja que tus pasos me guíen, que lo peor está por venir, la niebla cubre mis ojos, para que no te encuentre, confiesa tus problemas y saca tu espada del tu corazón que puedo seguir tu rastro de sangre como animal herido.

La puedo ver hincada frente a un viejo árbol, ¿Acaso pide a dios que la ayude?

Me acerque un poco más, con cada paso que daba podía oír el latir de mi corazón, de pronto la neblina cubrió a aquella mujer y haciéndome volver a mi realidad.

Es posible soñar el mismo sueño una y otra vez…

Mis sueños se empiezan a desvanecerse, como si no quisieran que los recordara, tienen un guardado automático en lo profundo de mi subconsciente, donde los archivos son clasificados o serán simplemente la percepción de mi alma y la forma en que vibra .

Después de hacer mis labores matinales, vienen a mi mente, pequeñas imágenes recordando un poco, pero siempre es lo mismo, solo sé que mi madre está en mis sueños, no alcanzó a comprender nada de lo que pasa, como si fuera un video que se reproduce en automático o algún secreto que guarda mi vida.

6 de Agosto de 2020 a las 05:37 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Recuerdos

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión