Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
paul-centeno-salas1596684522 Paul Centeno Salas

En la vida del amor, dos personas que se aman con el corazón, si llegan a unirse crean un nuevo mundo, uno tan maravilloso que crea una variedad de situaciones y posibilidades. Esta nueva pareja es tan sólida como el acero, pero, puede caer tan fácil como el papel, el cual hace que la vida tenga sentido, ya que son muchas cosas para intentar sobresalir y tener un futuro. Esta es la historia de Milós y Liebe, un romance del cual ya conocerán y verán el desarrollo de esta vida amorosa, cual cada uno piensa y se expresa.


Historias de vida Todo público.

#258
Cuento corto
0
738 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Romance de novato

Etapa I

El primer encuentro

Lunes por la mañana, en un instituto de idiomas es el primer día de clases, siendo las 7:30 a.m. , Milós va corriendo al salón de clases, el cual llega tarde, y se asoma por la ventana con una mirada desdichada por su tardanza, el profesor molesto lo deja entrar. Al entrar se produce el primer encuentro entre la joven Libe y el tardón de Milós, el cual chocan miradas.

Milós:

Quien será tan hermosa señorita, tiene una mirada de ángel, con un labio rojo tal cual fresa, unas mejillas como las carmelitas misioneras, el cual contemplaría sin cesar. Carajo desde cuándo pienso de esta manera, es más por qué la estoy comparando. Esta sensación me abruma, pero ¿Qué es? Nunca sentí esto y ¿Por qué ahora?, esto es resultado de tan bella señorita o solo será atracción momentánea y esto solo es el sentimiento de un amor platónico.

Liebe:

Que chico tan raro, por qué me mirara tano, pero ¿Por qué lo miro tanto? ¿Por qué no aparto la mirada?, ¡dios mío, qué es esto!, que es eso que no puedo dejar de mirarlo, y ¿Por qué me siento rara?, de tantos chicos ¿Por qué solo él?, caso será lo que creo que es. No, ¡imposible! no puede ser verdad, que con una sola mirada me pueda sentir así.

Etapa II

La conversación

Pasaron una semana desde que chocaron miradas, y es lunes, es un día crucial ya que ambos se sentaron uno al lado del otro, pasan las horas y la joven Liebe siente la necesidad de hablar con Milós, pero, tienta el miedo de ser ignorada y de igual manera se siente Milós, en un segundo ambos voltean la mirada.

Liebe

Por qué no puedo hablarle, que me pasa, nunca es llegado a ser así, y ¿Por qué juntamente con él?, un momento es mi oportunidad, es ahora o nunca, justamente él está sentado a mi lado, vamos aprovecha el momento, háblale, dile algo, pero ¿qué?, ¡Ay no!, me está mirando, ¿qué hago?

Milós

Diablos, está mirándome, qué hago, una mueca tal vez o mejor si volteo al otro lado, ¡ESPERA UN MOMENTO!, esta es tu oportunidad, que desde el primer día que la viste, quisiste esto, háblale, charla, conversa, dialoga, platica; Carajo que más me puedo decir, solo hazlo, pero de una maldita ves hazlo, que si no lo haces perderás la oportunidad.

El joven Milós con una vos temblorosa y tímida le pide a Liebe hablar en la hora del descanso, el cual esta sonrojada solo hace un pequeño movimiento con la cabeza diciendo que sí. Milós empieza a calmase y sentirse muy aliviado pues todo salió bien; llega la campana y ambos salen dirigiéndose al patio y comienza una conversación que pareciese eterna.

Etapa III

La petición

Pasaron dos semanadas y lo mágico es, que después de esa conversación ambos empezaron a sentarse juntos, y de igual manera salían a la hora del descanso. El timbre suena, es hora del descanso, Milós y Liebe salen a sentarse a la misma banca, pero esta ocasión Liebe es la que tiene una iniciativa el cual es que quiere pedirle una cita, pero se siente muy apenada y temerosa al rechazo. Milós se da cuenta de la situación, que hay algo que le quiere pedir así que este le dice que puede preguntarle cualquier cosa, pero para Liebe no es fácil así que comienza un silencio un poco incómodo.

Liebe

¡VAMOS, VAMOS! Es tu oportunidad, él ya se dio cuenta, te dijo que le puedes preguntar cualquier cosa. De tantos días, hoy te armaste de valor y decidiste invitarle a una cita, no seas tonta, si ya son amigos. ¡ESPERA! ¿Pero si él lo toma de la peor manera?, ay no, puede que termine la amistad, y fue tan difícil empezar hablar con él. Qué puedo hacer, si no lo hago de igual manera me arrepentiré, piensa y piensa bien lo que harás Liebe.

El silencio está dándose su tiempo, Milós se dio cuenta muy bien y cree que decir algo ahora será arruinarlo todo. Pero al final termina este diciéndole a Libre:

­─ Sabes Liebe, hace tiempo que no salgo, las calles ¿crees que este igual? que pregunta más tonta verdad.

Liebe al escuchar esas palabras empezó a reírse, así que levanto los ánimos y le dijo a Milós que, si pudieran salir, el cual este sin dudarlo un segundo acepta.

Milos

Vaya que se dio su momento, fue buena idea dar el comentario de la calle, bueno ya está hecho las cosas, aunque sigue sorprendiéndome que ella lo hiciera. ¡Un momento! ¿Por qué me late muy fuerte el corazón?, si sabía lo que iba a decir, entonces, por qué estoy así, carajo la estoy viendo a los ojos y me estoy poniendo nervioso. La primera vez que la vi, me puse así porque es hermosa nada más, entonces, por qué ahora me pongo así. Mil demonios ¿Es amor?

Toca el timbre es momento de volver a clases, ambos van de camino al claustro mientras planifican el día de su encuentro.

La cita

Después de la petición por parte de Liebe, ambos pasaron toda la semana planificando que día, donde y a qué hora encontrarse. Y al fin ese día llego, es sábado, y Milós espera a Liebe, pero este llega más temprano ya que la hora acordada era a la 1:00 p.m. , y por los nervios de no hacerla esperar por el cual llego temprano.

Milós

Carajo, por que llegué muy temprano, y justo hoy tiene que hacer mucho calor y ya me estoy sintiendo muy pero muy fatigado.

Llega Liebe un poco cansada pues creía que era tarde, entonces ambos se saludan, pero, Milós al verla empieza a contemplarla, y de igual manera ella.

Liebe

Miércoles, se ve muy bien con esa ropa, un momento, pero ¿Cómo estoy yo?, ¿me veo bien? Creo que estoy desarreglada, hubiera usado más maquillaje, mejor no hubiera venido, me siento mal, ya me quiero ir.

Milós

Increíble, se ve muy bien, está muy hermosa, fue la mejor decisión que he tomado en toda mi vida, qué más podría pedir. Ahora lo único que tengo que hacer es no cagarla para que no se espante de mí.

Luego de un momento Liebe le dice:

─ Bueno vamos a ver que depara las calles que crees que cambiaron

─Hay muchas cosas que hacer, y la tarde se va volando.

Ambos empiezan a caminar, y como toda cita van a diferentes lugares, dialogan, se ríen y sobre todo se conocen, pero, aun no es momento de llegar a la siguiente etapa.

Etapa IV

La confesión

Paso un mes desde la cita que tuvieron, ambos se sienten más seguros ya que se conocen mejor y aún más porque luego de la cita empezaron a salir cada sábado, pero aun así no se sienten conformes, Milós tiene un sentimiento muy fuerte, es más que simple amistad. Es sábado, llega de nuevo la cita esperada, pero esta vez será diferente. Siendo como las 4:00 pm, Milós y Liebe van a un parque a sentarse para contemplar el atardecer.

Milós empieza a sentirse nervioso, no sabe cómo iniciar la conversación mucho menos tocar el tema de que si ella quisiera salir con él, pero no como amigo sino como enamorados. Milós muy nervioso, no sabe qué hacer.

Milos

Vamos campeón, tu puedes es tu momento, hazte famoso, ya la conoces, sabes cómo es ella. Si acepta estarás feliz toda la vida, es lo que tanto anhelabas en un tiempo, no lo eches a perder y mucho menos a dejarla ir.

Al fin Milós asienta la cabeza y con una confianza y voz firme le explica de cómo se siente, y de cómo empezó a sentirse así. Luego de explicarle con mucha sutileza le pide a Liebe ser enamorados.

Liebe

¡SI! Al fin, llego el momento que esperaba, pase por mucho para este momento. Todo el esfuerzo dio su fruto. Me siento aliviada y muy feliz, estoy muy enamorada de él, hare todo lo que pueda para ser felices juntos.

Ella sonrojada, pero sabiendo que iba a pasar y acepta la propuesta de Milós, ella empieza a apegarse más y más hasta llegar a sus hombros, lo agarra muy fuerte a sus brazos.

Liebe levanta la mirada y le dice:

─Sabes espere mucho por este momento, estoy muy feliz, mi corazón late tan fuerte por ti que quiero que este momento dure para siempre, te amo tanto y tanto, que nunca dejare de hacerlo. Sabes Milos, te amo y te amo con todo mi corazón.

Milos, se sonroja y en un milésimo de segundo sus labios dan una sonrisa muy reconfortante y le responde a Liebe:

─Liebe, te amo mucho, sin darme cuenta me enamore poco a poco de ti, y sabes, ahora no quiero perder estos sentimientos que tengo, sé que soy torpe y un completo imbécil, pero, prometo dar todo de mi para que seas muy feliz y nunca perdamos estos sentimientos que nos estamos correspondiendo.

Así ambos contemplaban como el sol se ocultaba, luego de un momento ambos cruzaron miradas muy fijamente y llego el primer beso.

6 de Agosto de 2020 a las 03:51 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

K de Killer K de Killer
Mensajes de la vida Mensajes de la vida
Winter Dreams Winter Dreams