Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
lidia-arauz1586707095 Lidia Arauz

Es la crítica de un poeta ante la sociedad que no lo deja expresar sus sentimientos, ni aceptan su tendencias por el movimiento romántico.


Cuento Todo público.

#critica-literaria #critica-social
Cuento corto
0
811 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

EL ÚLTIMO ROMÁNTICO

Erase una vez un poeta aficionado que se creía un pequeño engendro tardío de los idealistas que rendían culto al sentimiento.

De aquellos fieles discípulos de la melancolía que adoraban la belleza.

Aquellos solitarios, hijos de la tragedia que vagaban noctámbulos como sombríos espectros, por las oscuras sendas de algún cementerio tratando de despertar a su amada inerte con sus versos de amor.

Al igual que ellos, él también fue golpeado muchas veces por el desamor y la adversidad y guardaba el imborrable recuerdo de un amor interrumpido por la muerte, el que convirtió en fuente de su inspiración y quiso inmortalizarla, erigiéndole un altar literario, que a diario perfumaba con el incienso sacro de sus poemas.

La gente acostumbra atacar con críticas lo que no entiende, lo que considera diferente.

Los poetas más que nadie necesita de la comprensión de los demás porque en cada poema desnudan una parte de su alma y la muestran a otros, esperando ser comprendidos.

La poesía es un puente para establecer una comunión entre las raras almas de los poetas y el resto del mundo.

Nuestro protagonista fue considerado un anacrónico depresivo y carente de inteligencia emocional.

Le aconsejaron que dejara de escribir, que no infectara al mundo con su melancolía, pues ya había suficientes problemas económicos, enfermedades, guerras, para que un aprendiz de escritor agregara otro dolor a la humanidad, con su trágico drama personal que no le importaba a nadie más que a él.

Este defendió su derecho a expresar sus sentimientos y alegó que, ante tal razonamiento, no se habrían conocido las grandes obras, de los famosos que fueron adeptos a este desafortunado grupo.

Nunca hubiese pronunciado sus lúgubres palabras, el misterioso cuervo de Poe.

Las oscuras golondrinas de Bécquer, no cruzarían aun por el espacio onírico, del sueño de los últimos románticos.

Neruda no hubiera roto el nebuloso cristal del silencio nocturno con sus versos más tristes.

El mencionado poeta se consideraba un asiduo buscador de la belleza, afirmaba en sus escritos que:

La belleza es diamante

y el poeta un minero,

que excava entre las rocas,

para hallar su tesoro.

Y lo más importante,

es buscar la belleza,

ya sea en la alegría

o sea, en la tristeza.

Pues igual en lo alegre o en lo triste,

la belleza existe.

Decía que lo importante era transmitir el sentimiento con belleza o encontrar la belleza del sentimiento para transmitirla.

Y la diferencia entre él y los que criticaban su arte era que,

otros buscaban lo bello en la alegría, mientras que él lo había hallado en la tristeza.

Le sugirieron que mejor buscara ayuda psiquiátrica o sicológica,

porque él amor más allá de la muerte, era solo una sentimental

y quimérica hipótesis todavía no comprobada por la ciencia.

Pues amar a una persona que no se puede ver ni tocar, es un claro signo patológico de un terrible trastorno mental llamado comúnmente locura.

Así su historia terminó disecada, como un raro espécimen, en un consultorio psiquiátrico, siendo objeto de estudio y análisis de algún ferviente apóstol de Freud. Después de recibir el tratamiento

adecuado y asistir durante un tiempo a efectivas sesiones terapéuticas, que le ayudaron a conectarse con la realidad, pudo sanar y convertirse en un hombre de provecho para la sociedad.

Se preguntarán: ¿Que fue de sus obras, las cuales eran exponentes de la más exaltada vehemencia romántica?

Estas acabaron archivadas como un expediente más en las insensibles carpetas del departamento de registros médicos de

una Institución psiquiátrica, porque el romanticismo ya había pasado de moda y es considerado una peligrosa enfermedad que enferma el alma.

2 de Agosto de 2020 a las 05:24 2 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Mael Sánchez Mael Sánchez
Hola! Me gusto mucho este escrito. Acompaño a ese ultimo romántico💖.
August 02, 2020, 18:42

~

Más historias

El Abismo El Abismo
MOT MOT
Tiempo, besos, amor y hormigas. Tiempo, besos, amor ...