Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
Cuento corto
0
773 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Último aliento

Sentía como el corazón aún rebotaba en su pecho, queriendo huir de su lugar natural, al igual que él.

¿Cómo pudo haberse permitido tal error? ¡Él era la persona más atenta! "¡Oh, tan cuidadoso que he sido durante mi vida! ¡Yo, que nada he hecho mal en este mundo hasta esta maldita noche que me ensimismé por...!"

Desvío la vista del techo que admiraba desde la fría cerámica del suelo y la dirigió hacia su verdugo a su izquierda. Se preguntaba a sí mismo por qué le haría algo así. No se había preocupado, además de ser una persona de bien en la comunidad, a darle todo. Todo el mundo lo amaba, siempre dio lo mejor de sí.

Sintió como la sangre brotaba de su abdomen, un frío helado recorrió su piel seguido de la tos que también hacía expulsar de su cuerpo ese líquido escarlata que le pertenecía y ahora escapaba de él. Su mano derecha estaba sujetando el atizador que atravesaba su vientre.

Él se ocupaba de su ejecutor cada día, siempre lo cuidó y le brindó lo mejor, ¿por qué haría algo así? Si era un perfecto ejemplo a seguir. Siempre lo trató con su cariño especial. ¿Se cansó de vivir en una majestuosa casa? ¿Acaso estaba harto de los regalos? Si él creía que lo quería, que le encantaban esos juegos que eran un secreto entre los dos, el mismo que no le podían contar a mami porque ella no lo podía jugar con ellos; ¿serían los celos apoderándose de él por jugar los mismos juegos con su nueva hermanita?; ¿habrán sido las últimas comidas? Sabía que no le gustaba la comida "sana", que preferiría la comida chatarra o un helado... "oh, pero si tan sólo te hubiera mimado más con helado, llevándolo al circo o permitirle unirse cuando se quedaba a solas con la bebé para acariciarla de la misma forma en que lo hacía con él, tal vez no estaríamos aquí", pensó.

Él nunca estuvo mal, jamás fue visto como alguien malvado, "¿por qué? ¿por qué?", replicaba.

El cansancio se apoderaba de él. "Pero si yo te amo", masgulló. "Yo...", fue lo último que alcanzó a soltar con su último aliento, el frío abrazó su cuerpo y la dama Muerte lo reclamó suyo.

1 de Agosto de 2020 a las 23:58 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Anothr Jestr Escritor reciente. "Historias, eso dejaremos detrás además de nuestros cuerpos." Autores que han impulsado la pasión por la escritura: Stephen King, J. K. Rowling, Ted Bekker, P. Coelho, entre otros.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~