A
Autor Novato


Seres demoníacos llamados "Oscuros", desde hace siglos, han oscurecido el alma de las personas, lo que los ha fortalecido, pero un grupo antiguo de personas llamados "Tamers" o "Domadores de almas" logran usar al máximo el poder de sus almas para así, luchar contra aquellos temibles criaturas.


Fantasía Sólo para mayores de 18.

#371 #poderes-especiales
0
717 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los martes
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 0 - Prólogo

En una habitación grande, lo que parece ser la biblioteca de la casa, hay varios objetos, muchos con sellos adheridos, todo como medida de protección. No hay nadie allí, excepto un hombre algo mayor quien acaba de entrar, él carga a una bebé quien duerme, el hombre camina hasta quedar al medio de la habitación.


El hombre cuidadosamente coloca a la bebé, él se arrodilla frente a ella.


- Discúlpame por lo que haré.


El hombre pone la palma de su mano a centímetros de la bebé, él se concentra y su mano comienza a brillar, luego la bebé es quien comienza a brillar.


Los objetos de la habitación se mueven, algunos libros caen al suelo. El hombre continúa haciendo aquella extraña maniobra.


- ¡¿Qué estás haciendo, Jacob?! -La voz de una mujer se escucha detrás de él, lo que lo hace interrumpir su acción.


Al girarse y ponerse de pie observa que a una mujer algo mayor acompañada de un hombre y mujer joven y de otro hombre al parecer también algo mayor.


- ¡Eso no te concierne! -Le responde el hombre, Jacob.


El otro hombre algo mayor se acerca a él y usando ambas manos, lo toma, alejándolo de la bebé quien era tomada en brazos por los jóvenes quienes al parecer, son sus padres


Jacob es llevado junto al librero.


- ¡¿Qué fue lo que hiciste?! ¡Dímelo!

- No lo entenderías, Albert, esa niña tiene un aura demasiado fuerte, sólo quise quitarle el peso de sus hombros y que tuviera una vida normal..


La bebé comienza a llorar.


- ¡¿Pero de qué estás hablando?! -Le pregunta la mujer mayor.

- ¿Acaso nunca sentiste su aura, Evelyn? -Le pregunta Jacob.


Ella se queda pensativa un momento, luego se enfada nuevamente.


- ¡Pero pudiste haberla matado! ¡Una bebé no resistiría una transfusión de aura! -Le dice Evelyn.

- ¡Además, sabes que está prohibido eso, sólo puedes ayudar a despertar almas, no a usarlas a tu favor! -Le grita Albert.

- ¿Cómo pudiste hacerle eso a tu propia nieta? -Le pregunta Evelyn.

- No creo que te guste que se sepa de tus acciones, ¿o si? -Lo amenaza Albert, eso molesta a Jacob.

- Si lo haces, ten por seguro que al saber que su alma tiene un gran potencial, querrán tenerla vigilada y al crecer, reclutarla, por lo que olviden que pueda tener una vida normal.

- Sabes que no nos pueden obligar a eso, padre. -Le responde el padre de la bebé.

- Creeme, yo los conozco demasiado bien, ustedes también, Evelyn y Jacob.


Transcurren unos segundos de silencio absoluto.


- ¿Abuelito? -Una jovencita de 13 años entra a la habitación.

- Samantha, querida, todo está bien, por favor acompaña a los señores Pierce abajo, Evelyn y yo conversaremos con Jacob.

- Sí abuelito.


La Samantha se acerca a la bebé.


- ¿Por qué lloras Emma? -Le pregunta Samantha, al oírla, Emma deja de llorar.


Los padres de Emma junto a Samantha, abandonan la habitación.


- Así que es mejor que hagamos que nada sucedió, ella está bien, ¿ven que nada malo ocurrió? -Les pregunta Jacob intentando librarse de la situación..


Esto hace que albert le de un golpe en la cara a Jacob, él cae al suelo.


- ¡Imbécil! ¡Todo por ser el más fuerte! ¡Ya eres el más destacado del Escuadrón 1! ¡¿Cuanto poder necesitas?! -Le grita Albert.

- ¡Nunca será suficiente! ¡Pero ustedes no saben nada, abandonado el Gremio, creanme cuando les digo que se aproximan tiempos difíciles!

- ¿Qué quieres decir? -Le pregunta Evelyn.

- Han estado apareciendo más. -Les dice Jacob quien ahora suena preocupado.


Albert mira hacia una ventana, luego regresa la vista hacia Evelyn y Jacob.


- Debemos estudiar cuidadosamente la situación y ver qué es lo mejor para Emma.

- Sí, y por ahora es que tenga una vida tranquila. -Responde Evelyn.

- Estoy de acuerdo. -Le dice Jacob.- Pero dime una cosa, si ella pudiera de ser de gran ayuda, ¿que harías?


Aquella pregunta dejó a Evelyn sin poder responder.


- Eso pensé, ahora, si me disculpan, debo irme, no se preocupen, conozco la salida.


Albert de mala gana, abandona la habitación, la casa y se aleja de su familia, de Emma, pero no para siempre.


Los padres de Emma se encuentran sentados alrededor de una mesa, los acompaña Evelyn, quien es la abuela paterna de Emma y Albert, abuelo de Samantha y amigo de Evelyn y de Jacob.


Samantha se encuentra en la sala contigua, sostiene a Emma quien duerme, las acompaña a su lado, un gato de color negro.


- ¿Qué es lo que vamos hacer? -Pregunta el padre de Emma.

- Lo único que sé hijo, es que nadie del Gremio debe saber de esto. -Comenta Evelyn.

- ¿De verdad podrían obligarnos a que ella entre? -Pregunta la madre de Emma.

- En el Alto Mando sólo piensan en ellos, en el Gremio, si creen que Emma les será de ayuda, estoy seguro que algo harán y peor si ahora se enteran de lo que dijo Jacob. -Albert es tajante.

- ¿Creen que sea verdad lo que él dijo? -Pregunta el padre de Emma.

- No lo sé, nunca antes me había siquiera preocupado por sentir el aura de Emma, ahora no logro sentir nada. - Dice Evelyn.

- Tendremos que estar pendientes por si ocurre algo.


Evelyn observa a su nieta quien duerme tranquilamente.

5 de Agosto de 2020 a las 02:44 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1 - Aquel sueño

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 7 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas