Estamos teniendo algunos problemas de lentitud en nuestra web. Nos disculpamos y te agradecemos por la paciencia mientras seguimos trabajando para restablecer la velocidad.
lisnem Lisney Miranda

Eliza proviene de una familia poderosa, después de perder a su madre siendo una niña convirtió a su padre en héroe, para ella un hombre ejemplar. Creía tener la familia perfecta hasta que un fuerte acontecimiento sacara las verdades a luz. Los santos caerán de sus pedestales y se dará cuenta que su vida ha sido construida a través de mentiras. En medio de aquel caos, deberá enfrentarse a una nueva realidad, donde aprenderá a no entregar su confianza a cualquiera, mientras descubre las verdaderas intenciones de quienes le rodean. Eliza intentará sobrevivir en ese nuevo ambiente lleno de dolor y desconfianza, a la vez que buscará descubrir al enemigo que la acecha sin perderse en el camino. OBRA REGISTRADA EN SAFE CREATIVE 1606298243984 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS


Acción No para niños menores de 13.

#romance #misterio #accion #muerte #amor #traicion #mentiras #rencor #besos
0
976 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

PRÓLOGO

En medio del impoluto consultorio Ignacio esperaba impaciente los resultados de sus exámenes, presentía que no serían buenas noticias, conocía su cuerpo y sufría los malestares de su enfermedad, cada día era más complicando esconderlo de sus hijas, sus dolores se acrecentaban tornándose insoportables.

La puerta se abrió dando paso al doctor Gabriel con una cara de preocupación mientras llevaba los papeles en la mano, no sabía cómo decirle a su paciente la desagradable noticia, era su deber sin embargo había sido testigo de cómo había luchado contra el cáncer con todas sus fuerzas, incluso a escondidas de su familia se había ido a otro país con la excusa de sus negocios cuando en realidad estaba recibiendo su tratamiento.

_ Ignacio, ¿cómo te has sentido en estos días?_ pregunto tratando de crear un buen ambiente, pero Ignacio no estaba dispuesto a esperar.

_ Vamos Gabriel, no le des vueltas al asunto. Ve al punto _ le dijo mientras se acomodaba en la silla. El doctor optó por entregarle los documentos aunque sabía que Ignacio ni siquiera iba a leerlos.

_ ¿Qué significa esto? habla ya, estoy perdiendo la paciencia expresó Ignacio golpeteando la mesa con sus dedos, Gabriel se levantó de la silla y posó su mano sobre su hombro _ Lo siento Ignacio, el cáncer es agresivo y está muy avanzado.

_ Al grano. ¿Cuánto tiempo me queda?_ el negó con la cabeza.

_ Veras, Te quedan seis meses de vida. Hay un tratamiento es fuerte, si te sometes a él podrás vivir a lo sumo dos o tres meses más. _ Informó Gabriel aunque conocía la respuesta de su paciente sin necesidad de escucharlo pero era su obligación darle esa opción.

_ ¡No!, no pienso someterme a eso prefiero esperar el momento en paz, tomó aire sopesando la situación _ Gracias por todo, girará un cheque para pagar por tus honorarios._ dijo Ignacio mientras salía del consultorio, pero antes de que la puerta se cerrara escuchó la respuesta de su doctor.

_¡Oye!, solo el dinero que me corresponde, ni un peso más ni uno menos. Aprovecha los meses para solucionar tus cosas eh._ Aunque era su médico había sido un gran apoyo en ese difícil proceso así que camino hacia la calle con una sonrisa de agradecimiento, uno no se encontraba en su círculo fácilmente con gente así.

Se dirigió directamente a sus oficinas, ya que al parecer lo estaban esperando. Al llegar estacionó su coche y tomo el ascensor privado, su secretaria lo recibió con una sonrisa en su rostro, él la saludo

_ Buenos días, Luz

_ Buen día. Señor Mancini. El señor Romanetti vino a buscarlo, lo hice pasar a su oficina está esperando. _ Agradeció con un asentimiento y entró a su oficina, Argus se encontraba de pie delante del gran ventanal observando la ciudad mientras fumaba un puro, su aspecto era un poco intimidante pero Ignacio lo conocía desde hacía mucho tiempo atrás y nunca había sido de los que le temía. Se acercó al bar para servirse un trago de whisky.

_ Por fin llegas dijo mientras soltaba el humo retenido

_ Me retrase. ¿Qué información conseguiste?_ pregunto sentándose en el sofá, Argus lo tomo como una invitación ubicándose en el sillón de enfrente.

_ Nada. Le callaron la boca a unos con dinero y a otros simplemente los desaparecieron. _ Me tome lo que quedaba en el vaso de un trago Ignacio hizo lo mismo con el suyo, sentía mucha rabia quien fuera nos llevaba ventaja, siempre iba un paso más adelante. Se enfrentaban a alguien muy poderoso.

_ Argus, ya hable con Lombardi, acepto. Solo falta aclarar unos puntos.

_¿Cómo puedes confiar en el? _ preguntó ceñudo, Ignacio sabia la enemistad que existía entre Lucio Lombardi y Argus.

_El es un hombre de palabra, necesito de su ayuda y tengo algo que quiere. El arreglo nos beneficia a ambos. _ Asintió

_¿Qué te dijo el doctor?_ cambio drástico de tema. Ignacio respondió sabiendo que nada que tuviera que ver con los Lombardi era agradable para él.

_ Estoy desahuciado- Argus se tenso, no era lo que esperaba o más bien había querido tranquilizarse con un pensamiento más positivo.

_ ¿Cuánto? Ignacio

_ Seis meses. _ Argus iba a decir algo pero no se lo permitió.

_ Lo sé, les contare todo a mis hijas

_ ¿Cuándo lo harás? Porque tu tiempo se agota _ dijo mientras apagaba el puro en el cenicero

_ Primero voy a arreglar unos detalles, cuando todo esté claro pondré las cartas sobre la mesa.

_ Sé que es difícil para ti, pero si no lo haces correrá mucho peligro. Toma la decisión correcta.

_ Son lo que más amo, me odiaran cuando sepan la verdad y no sé si pueda soportarlo.

Argus se acercó al minibar, sirvió dos vasos de whisky le entregó uno a el y se acercó al ventanal.

_ Ellas también te adoran solo tienes que confiar en que haces lo mejor para ellas._

_ Lo haré dentro de dos semanas. Primero debo hablar con ellos para plantearles la situación, solo quiero que me prometas que cuidarás de ellas en mi ausencia, sabes que pronto moriré _ respondió ubicándose al lado de Argus pero sin mirarlo

_Ni siquiera tienes que pedirlo, las quiero como unas hijas, Despreocúpate cuando tu no estés, yo estaré al pendiente _ respondió su amigo colocando una mano en su espalda. Se quedaron mucho tiempo observando con atención la ciudad, luego de eso se fue y lo dejó solo para que hiciera su trabajo.

Tres meses después

Venecia-Italia

En medio de un cuarto oscuro, lleno de humedad y ratas estaba atado un hombre lleno de golpes y moretones.

_ ¿Cómo puedes hacer esto? el confió en ti, ¡Maldito traidor!_ El hombre de espalda al que vociferaba sonrió sardónicamente cortarle la lengua le resultaba bastante tentador.

_ Cierra la boca, viniste aquí por tu cuenta. ¿Creías que podrías matarme? _ El muchacho intentó lanzarse sobre él pero fue inútil, las cadenas se enterraban en sus muñecas dejándolo sin energía. El desconocido le lanzó un puñetazo haciendo que gimiera de dolor.

_ Solo finges, nunca lo has querido ayudar ¡Mentiroso!_ Grito mientras intentaba soportar el dolor, sus heridas escocían.

_ sabes, Ignacio me ha facilitado las cosas, el mismo se ha encargado de colocar las piezas como y donde las quería. Todo esta a mi favor, ¿no es maravilloso?, cuando llegue el momento de mover mis fichas los destruiré porque tengo el control. Lastima que no veras nada, morirás ahora._ Pronunció mientras apuntaba con el arma directo a su cabeza _ cometió el peor error, ¡Confiar es de estúpidos! _ Grito apretando el gatillo _ Nos vemos en el infierno _ dijo mientras guardaba su arma y arreglaba su traje..

Basto una mirada para que los guardias entraran y recogieran el cadáver.

"El juego apenas comienza" pensó emocionado saliendo de la habitación.

1 de Agosto de 2020 a las 15:50 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo capítulo 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas

Más historias

Código Expósito Código Expósito
Suyan Suyan
TOGETHER TOGETHER