sirgray SirGray Gray

Después de la desaparición de su padre, y después de crecer, Haku se encargó de ayudar a su madre en cualquier área que le fuera posible. Un día, cuando fue al mercado, Haku encontró una carta dirigida específicamente a él. En dicha carta se encontraba una oportunidad que lo llevaría a tomar una decisión, una decisión que cambiará toda su vida.


Aventura Todo público. © Todos los derechos reservados

#accion #aventura #amistad
0
851 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Carta para Haku

— ¡Haku!

Gritó la madre llamando a su hijo desde la cocina


— ¡Ya voy! ¡Estoy regando el jardín!

Dijo Haku desde el jardín


— No entiendo por qué riega el jardín... Vivimos frente a un lago..

Susurro la madre mientras cortaba un poco de cebolla


— ¿Qué pasa mamá?

Preguntó el adolescente entrando a la cocina


— Necesito que vayas a comprar

Dijo ella mientras le entregaba una lista


— Arroz... Brócoli... Zanahorias ¿Necesitas la verdura fresca?

Dijo el chico leyendo la lista, para después preguntar a su madre mientras le miraba


— Claro que sí

Contestó ella mirándole de mala gana


— ¡Pero la tienda del Señor Lee está lejos!

Se quejó pataleando leve


— Entonces no pierdas el tiempo y vete ahora

Contestó su madre empujándolo leve en dirección a la salida


El suspiro y guardo la lista, después salió de la casa y fue corriendo hasta la tienda del Señor Lee


— ¡Señor Lee! ¡Señor Lee!

Gritaba el adolescente mientras más se acercaba a la tienda


— Oh, hola Haku

Saludo el viejo


— Aun... ¿Tiene Apio?

Preguntó mientras recuperaba el aire


— Claro, adelante

Dijo el anciano con una sonrisa


— Ah... ¿No quiere que le ayude a acomodar estas cajas?

Pregunto el chico percatandose de varias cajas regadas por todos lados


— ¿Que? ¡Ah! No, no, para eso están los trabajadores de la carga

Dijo el viejo riendo leve


— Bueno, ¡Iré por el apio!

Cuando Haku dio media vuelta, choco con un trabajador que llevaba una caja de nabos


— Hey ten cuidado

Se quejó Haku haciéndose a un lado


— Perdón

El trabajador bajo la mirada y continuó su camino


Haku dio un paso y al sentir que había pisado algo, bajo su mirada, encontrándose un sobre


— ¡Oye! Se te cayó tu... Sob... Bre

Dijo entre cortado al darse cuenta de a quien iba dirigido el sobre


— Para Haku....

Después de susurrar lo escrito, volteo a los lados y guardó la carta. Después tomó las verduras y fue a pagar.


— ¡Gracias Señor Lee!

Agradeció Haku


— ¡Buenas noches! ¡Ten cuidado!

Dijo el viejo


—¡Si, gracias!

Haku salió corriendo, cuidando que la carta no volará


— Rayos ya está oscuro...


Haku continuo corriendo hasta que por fin llegó a su casa, antes de entrar escondió la carta, fue a entregar las verduras a su madre y después se fue a descansar un poco.


Cuando por fin estuvo lista la cena, ambos se sentaron y disfrutaron de ella.


— La cena estuvo deliciosa.

Dijo el chico mientras se limpiaba los labios


La madre sonrió y lo miro por unos segundos.


— Mírate, estás todo sucio

El chico hizo una mueca y después ambos se levantaron para limpiar la mesa.


Cuando la limpieza finalizó, cada quien fue a su habitación.

Necesito saber que hay en esa carta –Pensó Haku–


Saliendo cuidadosamente de su habitación, se dirigió a la habitación de su madre para confirma que ya se encontraba durmiendo. Confirmando las sospechas, salió de la casa y se dirigió al pequeño muelle del lago.


El chico se olfateo y pensó por unos segundos, analizando su aroma.


— En realidad no apesto


A causa de dichas palabras se podría escuchar levemente a las moscas reír.


Haku se desvistió y se sumergió en el lago comenzando a ducharse. Cuando terminó su ducha se sentó en el muelle, y secándose busco la carta.


—Veamos que dice....

Abrió la carta y comenzó a leer su contenido.




Cuando Haku termino de leer la carta, solo observó a la nada, su mente se había quedado en blanco.

— Si acepto podré ayudar a mamá con los gastos... Podría darnos una vida digna. Podría trabajar mejor... ¡Debo ir a

esa academia!

Haku sonrió y tomo su ropa, después entró corriendo a su casa.


Mamá, cambiaré nuestra vida... –Pensó Haku antes de quedarse dormido–






29 de Julio de 2020 a las 06:01 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo El Acuerdo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 24 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión