Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
sebasmonroy1011 Sebastian Monroy

Una ola de asesinatos ocurren a los mafiosos más poderosos de Gotham, Batman se encamina en investigar los asesinatos, a medida en que lo hace descubre que un misterioso personaje es quien los ocasiona, desencadenado una serie de eventos desafortunados. Mientras Bruce investiga el caso se cuestiona si ser Batman es lo correcto o solo le trae pesares.


Suspenso/Misterio Sólo para mayores de 18.

#pasion #ira #traicion #NovelaDetectivesca #noir #ComisionadoGordon #harleyquinn #MadHatter #Scarecrow #BlackMask #PoisonIvy #Firefly #KillerCroc #romance #dilema #secretos #misterio #detective #maldad #ghost #AlfredPennyworth #Joker #Batgirl #dc #comic #venganza #justicia #Italoamericano #CarmineFalcone #RomanSionis #Deathstroke #mortal #fantasma #pecado #arte #asesinato #crimen #mafia #AndreaCaspian #brucewayne #batman
1
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La tormenta.

Es una noche lluviosa en Gotham, sus edificios lucen construcciones con una estética sublime e impotente en las noches, la ciudad se siente diferente cuando la oscuridad se apodera de ella, cuando la noche cae, sale el murciélago, Batman, el caballero nocturno y guardián de la ciudad, dicho personaje, quien viste con un traje gris oscuro, un cinturón gris, en su pecho luce como símbolo un murciélago trazado en su pecho del mismo color que su capa, guantes, botas y mascara cuyo aspecto recuerda a la forma de un murciélago por sus orejas, sin embargo su mandíbula es la única parte que se encuentra expuesta de la dicho atuendo, el cual es de color negro como la propia noche.


Feria de Gotham. Casa de los espejos.


Batman se encuentra en la casa de los espejos, un lugar el cual está rodeado por espejos, es un laberinto, en el cual uno al encontrar lo que busca, no lo está y lo llega a confundir, el caballero nocturno, se encuentra ahí poco después de haber enfrentado a los matones del Joker, los cuales son hombres que vistes con máscaras de plástico de payaso, su jefe es un criminal cuya piel es de color blanco como el papel, cabello verde y luce una macabra sonrisa pintada de color rojo, su enloquecido aspecto va a acompañado de un elegante saco, guantes y pantalón de color morado, con un chaleco anaranjado, una camisa con cuello color verde, un moño morado y en la solapa de su saco luce una flor, luce como un payaso, un comediante.

El payaso y el murciélago batallan en la casa de los espejos, la risa de este se escucha eh por todo el lugar, mientras Batman camina por el lugar, para encontrarlo.

- ¿Sabes que es real y que es una ilusión Batsy? – Pregunta el Joker.

Batman se queda en silencio, buscando al criminal por el lugar, mientras escucha sus alaridos de loco, el murciélago activa el Modo Detective, una aplicación que se encuentra en su máscara, esta le cambia su vista totalmente, todo el ambiente se torna de color azul, ahí puede detectar a sus enemigos con mayor facilidad, ya que los latidos del corazón le indican su ubicación. Batman camina por una zona de dicho laberinto, mientras tanto el Joker con un revolver en la mano.

- ¿Dónde estás?, vamos, vamos, sal de donde quiera que estés… vamoooos… - Dice el Joker, apuntando con el revolver a los espejos, este siente que detrás de el, se encuentra Batman, el ríe psicóticamente y dispara contra el espejo, al hacerlo, lo rompe y solo se encuentra con nada, luego voltea y se topa con más reflejos de Batman.

A lo que este procede a disparar en diversas ocasiones a todos, pero no lo logra, frustrado tira el arma y saca de su saco una carta que dice “Guason”, el payaso, camina por el lugar hasta encontrarse con una niña que se encontraba sollozando, el payaso, aprovecha la situación y toma a la niña del cabello, ella tan solo grita de miedo, mientras el payaso se carcajea, el le pone la carta en el cuello.

- Oye linda, ¿quieres saber como obtuve estas cicatrices? – Pregunta el Joker.

- No, pero sabre como obtendrás estas. – Responde Batman, quien atraviesa el espejo, como un depredador atacando a su presa, el murciélago aprovecha que el Joker no reacciona inmediatamente, a lo que lo empuja contra los espejos.

La niña a lo lejos mira como inicia una lucha entre el bien y el mal, Batman estando encima del payaso, atestigua como este lo golpeando hasta sacarle sangre, pero cada golpe que da, l violencia se intensifica más, la niña ya desconoce quien es el bueno aquí, solo mira como el héroe se está volviendo un salvaje, ella aterrada solloza y corre espantada.

En su camino se encuentra con Batgirl, la compañera de Batman, una chica que viste como el de su mentor, solo que la máscara le permite lucir su cabello pelirrojo, pero con un traje por completo de color negro con elementos como el murciélago en su pecho, su cinturón y el fondo de la capa de color dorado, ella abraza a la niña para consolarla, pero ella inevitablemente escucha los golpes que Batman le da y una ahogada risa, Batgirl toma a la niña y la lleva a la salida del laberinto, la niña la abraza, pues sabe que ella no la lastimaría.

La chica deja la infante en la entrada y se vuelve a adentrar a aquel lugar, pero al hacerlo, encuentra los cuerpos de una pareja, ambos con dos horribles sonrisas, a medida en que va avanzando, ya no escucha los golpe, ni la risa ahogada del Joker, tan solo mira como Batman sale de ahí con las manos ensangrentadas y arrastrando al Joker, cuya cara está llena de sangre, Batgirl, activa el modo detective y al hacerlo, para su buena noticia, Batman no lo asesino, pero estuvo cerca de hacerlo.

Una vez ha terminado todo este circo de horrores, ambos murciélagos se reúnen en el techo más cercano.

- ¿Qué demonios paso ahí? – Pregunta molesta Batgirl.

- Yo…Necesito tiempo Barbara. – Responde Batman, aparentando seriedad.

- Tu y yo, no nos manejamos así. – Comenta la joven.

- Yo… Nos vemos otro día. – Sentencia Batman.

Batman desaparece en las sombras, dejando a Batgirl sola en el techo, ella siente como su cabello pelirrojo se mueve con el viento, seguida de escuchar un trueno, al mirar al cielo nota como las nubes se van formando, una tormenta se aproxima.


Bosque.


En el bosque a las afueras de Gotham, el Batimovil, un auto futurista de color negro, va recorriendo el bosque, en su interior, es piloteado por Batman, el está arrepentido po lo que hizo, casi mata al Joker, estuvo a punto de romper la regla que mejor lo caracterizaba, lo que lo separaba de los criminales, pero las cosas han camniado, antes el enfrentaba mafiosos, ahora que surgen mas criminales como el Joker, Killer Croc, etc. Su trabajo se va complicando más, pasado a un nivel más alto que un jefe de la mafia convencional o un pandillero, las cosas cambiaron de golpe en la ciudad y en el mundo, cada vez más hay mas justicieros en diversas ciudades y en distintos países, algunos con poderes y otros como él.

A medida en que el vehículo atraviesa el camino que le creo, hasta llegar a la Baticueva, una caverna, la cual funciona como su base de operaciones, está llena de tecnologia, desde una gran computadora en el centro hasta un garaje para una moto, en otra parte, se encuentra estacionado un jet en una pista, así como un lugar especial, para lo trajes.

Batman camina hacia la computadora, mientras se quita la máscara, revelando el rostro de un hombre de 30 años, de cabello negro, este hombre es Bruce Wayne, al caminar hacia la silla de la computadora, se sienta, solo para inhalar y exhalar, poniendo su mano en la cara, mostrando lo agotado que está.


Mansión Wayne.


En el comedor de la mansión Bruce, quien solo viste con una camisa blanca y pants azules se encuentra sentado en la barra de la cocina, mientras desayuna cereal con avena y yogurt y al mismo tiempo mira las noticias en la tableta electrónica.

Las cuales referencian los eventos con el Joker anoche, Bruce siente vergüenza por lo sucedido y le cuesta digerir el momento en el que casi, cobra una vida, pero una parte de el piensa, “¿Y si lo hubiera hecho?”. La nota cambia rápidamente ahora con un segmento especial hacia el fiscal de distrito Harvey Dent, el cual es un hombre de cabello castaño, quien viste con un traje formal gris y con corbata azul marino, la noticia habla acerca del proceso que lleva a la caída de Albert Falcone, el líder de la mafia italoamericana en Gotham.

- Estamos haciendo todo en nuestro poder para llevar a Falcone a donde pertenece, claro que ha querido deshacerse de mí, pero yo, les aseguro que la mafia italiana será retirada de Gotham, su era ha llegado a su fin. – Sentencia con mucha seguridad Harvey.

- Seños Dent, ¿Cuál es la participación de Batman en esto y que pasara con después de los eventos de anoche? – Pregunta un reportero.

- Batman y Batgirl han ayudado mucho al Departamento de policía, así como a la fiscalía y al Buro Federal de Investigaciones, por lo tanto, él ha sido de gran ayuda para detener ciertos cabos, pero con lo de anoche, actuó en defensa personal, el no es una amenaza para la ciudadanía, en cambio el concejal Arthur Reeves es todo lo contrario.

Harvey se retira a su oficina, mientras unos policías les tapan el paso a los reporteros, la noticia cambia con el periodista Jack Ryder, un hombre de cabello castaño, con lentes y traje formal azul.

- Eso fue lo que dijo el fiscal Harvey Dent, aquí en el estudio tenemos al concejal Arthur Reeves. – Anuncia el presentador – Buenos días, señor Reeves.

- Jack – asienta el hombre de cabello oscuro, quien viste con un traje formal color gris y con corbata roja – Es un privilegio estar en vivo en tu programa.

- Gracias por aceptar un espacio con nosotros, aquí va mi pregunta, ¿Cuál es su opinión con respecto a los llamados justicieros?

- Seré honesto, hemos caído muy bajo, al tal grado de pensar que estamos en el viejo oeste, ¿ahora tenemos individuos que cazan a los criminales y los entregan a los policías?, ¿acaso por tener habilidades “superiores” a nuestros policías, les da el derecho quitarles su trabajo?, es una pena que nuestro fiscal de distrito y nuestro comisionado no vean las cosas en un panorama realista, ellos creen que el tener a un tipo como Batman por ahí, solucionaran las cosas, pero no. El solo desata que más y más locos disfrazados salgan, ¿Cuánto tiempo lleva?, ¿tres años?, bastante decepcionante que la policía y nuestro fiscal no hagan nada por detenerlo, ha cometido versos delitos, ¿en serio dejaremos que el salga impune?

- ¿Y que pasa con ese rumor de que usted está implicado con Carmine Flacone?

- Falcone, no es un criminal, Maroni y Batman lo son, Falcone es un humilde magnate, no es un asesino o un criminal como Salvatore, quien burlo la justicia, no entiendo porque Dent no está satisfecho con ya tener al gran cerdo en su corral, ahora quiere ir contra mi amigo, solo porque tanto el como yo, estamos de acuerdo en que, necesitan a un vulgar criminal para hacer su trabajo, anoche estuvo cerca de asesinar a un pobre enfermo mental, no se debe romantizar la brutalidad, ¿Cómo una sociedad como….

Bruce ante dicho comentario, aprieta el botón de la tableta y se hace hacia atrás, pensado en todo lo que dijo el concejal, en eso su mayordomo, Alfred Pennyworth, un hombre algo mayor de cabello oscuro con canas, quien viste con un saco negro, camisa blanca y pantalón gris se acerca a su amo.

- El ultimo recurso que tienen los culpables, es buscar desesperadamente un evento parecido para opacar su estupidez. - Dice Alfred.

- ¿Qué pasa si tiene razón Alfred? – Expresa Bruce con algo de tristeza. - Anoche estuve a punto de romper mi única regla.

- Amo Wayne, todos tenemos nuestros arranques de ira, solo debemos aprender a manejarlos, la ira es un gran motor de construcción, pero también uno de destrucción, recuerde mucho que hacer, trate de pensar en el ¿Qué pasaría si…? – Comenta Alfred, mientras agarra una silla para sentarse.

- ¿Qué debo hacer Alfred?

- Vaya a descansar, no se sienta presionado por cometer un error, el equivocarse es algo hermoso, es parte de nuestro aprendizaje, cambiando de tema, está noche es la gala de arte señor Wayne.

- Bueno, es hora de prepararse, supongo. – Dice sonriente.

A medida en que Bruce se va preparando para la fiesta, escucha una alerta en su celular, al tomar el aparato, mira en la pantalla el símbolo de Batman, es la Batwave, le ha dado una alerta.


Calle Loeb.


Al caer la noche, comienza a llover, en uno de los callejones se agrupan diversas patrullas, en ese conjunto reunido en dicho callejón unos oficiales de policía y forenses se encuentran, acordonando el lugar, para realizar una investigación acerca de un crimen.

En la zona, muchos patrulleros se concretan en recoger los cadáveres, todos y cada uno embolsados y en camillas, había cerca de cuatro ambulancias que a lo mucho transportaban cuatro o seis, mientras los forenses los metían, el comisionado de policía James Gordon un hombre pelirrojo, con lentes y un mostacho, vestía un saco de color marrón el cual estaba cerrado y tenía un sombrero marrón el cual lo tapaba de la lluvia, el comisionado fumaba mientras se paseaba en la escena del crimen, en el callejón había una cabeza, tirada como si fuera una basura, la lluvia empapaba esa cabeza haciendo que la sangre corra hacia la alcantarilla, Gordon mira como uno de sus oficiales contiene el vómito al ver esa cabeza, uno de los forenses la toma y se asusta al ver el rostro, dejando la caer en el mismo suelo en donde estaba, el oficial que luchaba por no vomitar salió corriendo como una cebra huyendo de un león, para luego escuchar como vomita a lo lejos, Gordon le hace un ademán a uno de sus oficiales para que se lleven al pobre policía a casa.

El comisionado se acerca a donde estaban los forenses, uno de ellos toma la cabeza y al caer un trueno ilumina que la cabeza era del criminal Rupert Thorne era un hombre con una barba rubia y con canas, si rostro, le faltaban los ojos y fue cortado profundamente con una línea recta en los ojos, el forense sin titubear mete la cabeza en una de las bolsas en las que estaba un cuerpo sin cabeza, Gordon mira a lo lejos ve la silueta espectral de una capa y una cabeza con unas orejas similares a un murciélago, desaparecer rápidamente.

Gordon se adentra al edificio, en su elegante interior era un bar, muchos de sus oficiales y los forenses toman fotos de la escena, Jim ve las paredes de color blanco salpicadas de enormes manchas de sangre, las paredes llenas de agujeros de bala, el suelo contaminado con balas, sangre, vidrios de tarros cerveceros, cigarros aplastados, cuchillos y cocaína en el piso.

Luego mira una inusual pintura, la cual es Saturno devorando a sus hijos del pintor Fransico de Goya, el cuadro estaba intacto, es lo único que no fue afectado, dando a entender que el asesino es un fanático del arte, al comisionado le parecía una aterradora coincidencia ver ese cuadro en esta escena, luego ante una puerta metálica, la cual conduce a un pequeño pasillo con escaleras las cuales llevan al techo, Gordon abre la puerta viendo la lluvia y la noche de la ciudad, luego va al techo esperando a alguien, luego toma su café para luego aplastar el vaso de plástico y metérselo en uno de sus bolsillos.

- Me alegra que hayas dejado el cigarro Jim. – Dice Batman

- Creo que ya me acostumbré a tus dramáticas entradas. – Responde el comisionado, viendo a Batman.

- Rupper Thorne, uno de los narcotraficantes de la ciudad más poderosos, se fue encontrado decapitado, esto no se parece en nada a lago que Zsasz o el Joker harían.

- Pero no fue el, porque Víctor está en Arkham, además el es demasiado delgado para enfrentar sólo a cerca de veintiséis matones y luego decapitar Thorne, este no es su estilo, hay lago muy curioso, en esto.

- Las pinturas están intactas, todo el lugar está lleno de sangre y daños por una lucha, pero no se daño la pintura.

- Y lo más interesante es… que este es el segundo asesinato con este modus operanti.

- El hijo de Falcone, solo que él no murió decapitado, sino en un atentado en su auto, entre las cosas que compró, fue un cuadro, de Abraham Lacalle, parece que cada cuadro predice un asesinato.

- La pintura de abajo…

- Thorne es amigo cercano de Falcone, iré a investigar más a fondo de ello.

Jim se quita los lentes para limpiarlos con un trapo que tiene en el bolsillo.

- Bueno sólo te pido que me hagas saber todo y... - ve que Batman desapareció - odio cuando hace eso.

Mientras tanto en un techo Batman salta otro techo, corriendo debajo de la lluvia llega al borde de un edificio para saltar en picada hacia el suelo, extendiendo su capa negra forma las alas de un murciélago, hasta aterrizar a otro callejón, de su capa saca un interruptor, el cual hace visible al Batimovil, Batman a punto de abordar pero se da la media vuelta rápido sintiéndose observado, luego mira al techo y observa una figura fantasmal que está ahí parada, Batman ante esto saca de su cinturón su pistola de ascenso, apunta al techo, pero luego un trueno hace que la figura desaparece, Batman igual disparará un gancho para subir, luego lo que mira es... Nada sólo un aburrido techo gris en medio de la lluvia, decepcionado, baja a donde se encuentra el Batimovil para irse, el vehículo se va, pero a lo lejos está esa figura fantasmal viendo como el vehículo se retira, sólo se ve que en su capucha negra como el carbón, se ve un cráneo de ojos rojos color sangre.

Mas tarde en un bosque el Batimovil se dirige a toda velocidad a una roca, la cual absorbe el vehículo, dejándolo en una cueva, la cual tiene mucha tecnología en su interior, Batman sale del auto, quitándose la máscara e inmediatamente, va a donde se encuentra un traje de gala, colgado en una silla, para hacerse un cambio de ropa.


Mansión Wayne.


Mientras tanto arriba en el interior de la mansión Wayne, muchos hombres visten con trajes de gala y las mujeres con variados vestidos de diferentes colores, muchos están charlando, bebiendo, comiendo y otros bailando, llega una chica rubia con un peinado similar a la de las mujeres en los años cuarenta, con vestido morado, de ojos verdes y luciendo unos labios color rojo, estaría paseándose viendo la elegancia de la mansión, queda fascinada con el ambiente que parece sacado de un cuento, ella mira una pintura impresionista, en la cual se ve a un hombre y una mujer bailando en una fiesta, la chica se queda admirando ese cuadro.

- El Baile en la Ciudad de Renoir, era el favorito de mi padre.

La chica ve a Bruce Wayne quien también mira la pintura, luego ella chica le sonríe, ambos se miran e intercambian miradas.

- ¿Bruce?

- ¿Andrea?

Ambos se abrazan.

- Ha sido mucho mucho mucho tiempo.

Bruce y Andrea se sueltan un poco.

- Lo sé, ¿cómo has estado?

- Bien, ¿y tu?

- Aburrido y haciendo cosas de millonarios.

- Yo igual, pero yo me entretengo con mi arte, tú necesitas una afición.

- Odio mucho jugar golf y el criket me aterra.

- ¿Un millonario así? Wow, es una sorpresa.

Bruce escucha que la música cambia y muchos se ponen a bailar, la estira su mano hacia la de Andrea.

- ¿Quieres concederme el placer de bailar conmigo? mientras nos ponemos al corriente.

- Por supuesto - Andrea toma la mano de Bruce -.

Ambos bailan, pareciendo una imitación de la pintura, mientras los dos bailan se miran a los ojos.

- ¿Me reconociste de inmediato?

- Si, no podía olvidar el rostro de quien fue mi primer beso, ¿lo recuerdas?

Andrea ríe, luego mira a Bruce a los ojos.

- ¿Te aburriste de hablar de finanzas con otros millonarios?

- Si, honestamente con quien me llevo está en Ciudad Estrella.

- ¿Ollie?, nunca me agradó.

- Luego de estar perdido en una isla, eso lo hizo cambiar.

- Tu no has cambiado mucho.

- Ni tu.

Ambos siguen bailando, mientras a lo lejos están Roman Sionis un hombre de cabello castaño y con ojos azules, el cual viste un traje de gala negro, está sentado en una mesa contemplando a las parejas bailar, mientras toma vino, pero luego es interrumpido por una voz.

- ¿Hay espacio para alguien más?

Roman mira a Falcone un hombre mayor de sesenta, el cual tendrá su cabello gris, viste con un similar.

- Don. - Estrecha la mano de Falcone-.

Falcone se sienta, Roman pide a un mesero otra copa.

- Mi más sincero pésame Don.

- Lo sé, por eso vine aquí, necesito que tu muevas tus contactos, necesitamos deshacernos de un problema.

- Wilson estará disponible en unos días.

- He pensado todo, lo hablé con Salvatore Valestra, mañana nos reuniremos para el plan, encontré muchos interesados, celebridades en esta ciudad, no sólo acabamos con el bastardo que mató a Chill y a mi hijo, sino con el murciélago.

La fiesta sigue en la mansión Wayne, Bruce Wayne y Andrea Caspian van saludando a los invitados, ambos parecen una pareja de jóvenes recién casados, a muchos de los invitados les causa una agradable impresión verlos a ambos juntos, a todos menos a Falcone, el cual se estaría paseando por la pequeña galería de arte que se montó en la fiesta, en su cara de molestia se ve algo de preocupación, justo atrás del esta la pintura del Grito, Falcone se nota cada vez más incómodo, al grado de alejarse de ellos. Mientras Andrea y Bruce caminan, ella se despega del brazo de Bruce.

- Quiero ir al baño, disculpa. – Expresa Andrea.

- Esta bien, te veré en la pintura de Romeo y Julieta. – Dice Bruce sonriente

Falcone a lo lejos ve con desprecio ve a los dos, luego este se retira, al cabo de unas horas la exhibición se iría terminando, dejando el salón de fiestas de la mansión vacío, Bruce junto con Andrea despiden a una mujer de cabello castaño, alta pero no tan alta como Bruce, trae consigo un vestido blanco y con un peinado el cual es circular.

- Un placer haber estado en su casa y evento señor Wayne y mucho gusto señorita Caspian.

Bruce estrecha su mano con el de la dama.

- El gusto ha sido mío señorita Pameltown.

Justo cuando Bruce veía a Andrea, pasa Falcone.

- Andrea, ¿dónde has estado?

- ¡Tio Falcone!

Andrea abraza a Falcone y este mira a Bruce.

- Veo que te reencontraste con ese muchacho que te volvió loca en tu adolescencia, ¿Quién lo iba a imaginar?, joven Wayne, usted y sus eventos nunca decepcionan, estaré fuera de la ciudad unos días Andrea, me alegra que tu y el joven Wayne.

- Pfff, para tío Falcone.

- Si, bueno, nos veremos pronto joven.

Andrea se queda con Bruce, mientras ve como Falcone se sube a su limusina.

- Bueno, ¿Quieres un día ir a mi galería?, es en el Museo Burton de Arte de Gotham, ya sabes dónde está ¿no?

- ¿El martes estaría bien?

- Si.

Andrea y Bruce se despiden con un beso en la mejilla, ella se va en el mismo auto que Falcone, Bruce se adentra en su mansión.

Mas tarde luego de una media hora, Alfred lo buscaría en toda la mansión, hasta encontrarlo en la sala frente a la chimenea, ahí estaría parado, viendo un retrato de sus padres y el de niño.

- ¿Joven Wayne?, ¿joven Wayne?, ¿Bruce?

- Tengo un raro presentimiento Alfred, no sé porque, pero… Algo malo se aproxima.

28 de Julio de 2020 a las 17:15 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Revelaciones

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 8 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión