Estamos teniendo algunos problemas de lentitud en nuestra web. Nos disculpamos y te agradecemos por la paciencia mientras seguimos trabajando para restablecer la velocidad.
gri_writings Gri 💕

La amatista, la Esmeralda, el Cuarzo rosado, la Aguamarina, el Jade, la Obsidiana, la Hematita, el Ámbar y por último la Fluorita. Todos fragmentos de minerales duro que se usaron para abrir un portal entre dos mundos. La realidad en la que vivimos y una especie de mundo espejo que posee sus poderes de cada una de esas piedras semipreciosas. Por un lado tenemos a Ethan y por otro a Ámbar, dos jóvenes con una vida común y corriente, que se ven envueltos en un gran cambio a partir de su primer contacto con seres de ese otro mundo. El mundo Amatista, habitado por demonios que cruzan el portal en busca de cumplir determinadas misiones, como Ander un joven Vampiro y por seres mágicos que obtienen su fuente de poder a través de los fragmentos de minerales, como Crystal. Lo que ninguno de estos jóvenes espera son las sorpresas y nuevas experiencias que les espera el cruzar sus caminos. Historia interactiva donde los lectores eligen a través de encuestas realizadas por Instagram: https://instagram.com/gri_writings?igshid=1nvrkh6tdklkz cómo sigue cada capítulo. Tú eres parte de esta historia. ¿Te animas a descubrir lo que le espera a estos chicos y los secretos del mundo Amatista?


Paranormal Vampiros No para niños menores de 13.

#paranormal #demonios #love #fantasia #misterio #drama #magia #amor #juvenil #amistad #amigos #vampiros #jovenes #217 #seresmagicos #amorhomoxesual
0
950 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los miércoles
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo 1: El Gato y la Luciernaga

Era un día otoñal, nublado y frío. El barrio de Palermo, Buenos Aires se

encontraba con sus calles casi repletas como de costumbre. La gente suele

elegir sus bosques para pasear en familia o simplemente para relajarse, aunque

no sólo por eso sino también por sus bellos lugares turísticos como el famoso

planetario o el llamativo Rosedal. Aun así Palermo no es sólo rural, tiene su zona de comercios y edificios donde varias personas pagan una enorme cantidad de dinero por el alquiler o los impuestos de vivir en una de las zonas más caras de la Capital, pero no deja de ser agradable.


Allí todo suele ser bastante tranquilo, aunque a veces se sale de control por

algún que otro idiota ebrio en días festivos.

Las personas que viven allí son normales, con empleos ordinarios (otros no

tanto), carreras universitarias o días escolares, hasta debe haber varios

desempleados como Carla Blud que acaba de ser despedida y no tiene idea de

cómo mirar a su único hijo a la cara, cuando llegue a casa.


Carla, solía trabajar en una oficina como recepcionista y lo único que tenía que

hacer era registrar quién entra y sale de la empresa, entre otras tareas nada

complicadas, pero por desgracia no fue lo suficientemente atenta para notar que un hombre de apariencia bastante extraña ingreso al establecimiento sin

permiso alguno. Este hombre, aparentemente "atacó" al hijo mayor de su jefe,

motivo suficiente para que la regañen y echen de su empleo.


Por fortuna de Carla, su hijo Ethan aún no había llegado. Hoy se había tomado el día para salir con sus amigos. Ethan tiene 22 años, su madre lo crió soltera ¿Su padre? Lo poco que sabe acerca de él es que su mamá lo conoció cuando viajó a New York y lo amo con locura. Ella jura que él también lo hacía pero por motivos que desconoce, poco tiempo después del nacimiento de su pequeño, no volvió a saber nada de él. Fue muy doloroso y decidió regresar a Buenos Aires para criar a su hijo con el apoyo de su familia.

A pesar de todo, Carla es una mujer muy amable y su hijo aún sabiendo aquella

historia no siente odio alguno hacia aquel hombre.



El reloj marcaba ya las 18hs, Ethan junto a sus amigos Darién y Dana se

encaminaba al restaurante de comida rápida más cercano para merendar algo juntos. Habían visto una película y ahora morían de hambre.

Ethan tiene el cabello largo y ondulado, unos bellos ojos cafés, una piel bastante pálida y suele vestir con camisas a cuadros. Por otro lado Dana es una chica muy simpática con cabello rizado y largo, su vestimenta suele ser bastante casual, sus ojos son de un bonito color pardo y su piel blanca (aunque no tanto como la de Ethan) y no olvidemos a Darién, el mejor amigo de ambos, un chico colorado, con la piel tan blanca como la de su amigo, salvó por el hecho de que tiene muchas pecas, sus ojos son azules y lleva lentes, le gusta mucho vestir con suéteres y pantalones no muy ajustados.


Darién es el más tímido del grupo. Ethan el más escandaloso, se diría que es el

alma de los tres ya que siempre está sacando una sonrisa a todos.

La merienda no les llevó mucho tiempo, ellos se encargaron de que así sea,

porque querían ir a los bosques un rato antes de que se haga demasiado tarde.

En Buenos Aires, los días de otoño e invierno terminan más rápido ya que a las

18:30 ya está todo completamente oscuro.


Los bosques de Palermo, no son ese tipo de bosques enormes donde uno suele

perderse, al contrario, es una especie de parque bastante lindo, lleno de árboles

pero donde predomina más un bonito césped en el cual las personas pueden

disfrutar de un lindo picnic o hasta de una siesta.


Los tres decidieron quedarse sentados cerca de unos árboles ubicados detrás

del planetario.


—¿Qué vamos a hacer con el trabajo del taller literario?

Pregunto Darién, en medio de la charla que venían teniendo.


—Yo que sé, estoy más preocupada por otras cosas.

Respondió la rizada con poco interés.


—¿Qué cosas?

Pregunto nuevamente el colorado.


—Dicen que el sábado va haber una feria de artesanía por acá y no sé si ponerme un puesto.

Respondió la chica.


Ante aquellas palabras, Ethan se rió en tono bajo y su amiga lo miró nada molesta pero sin comprender.


—¿De qué te reís?

Le preguntó con una mirada de asesina, aunque solo bromeaba.


—Es que no creo que te dejen. Tendrías que infiltrarte para eso y seguro está

lleno de polis.

Comento el castaño.


—La cana no me da miedo.

Soltó un pequeño suspiro, Dana.


—Pero tenés tanta razón.

Agregó pensándolo bien.


Fue en ese instante cuando Ethan escuchó unos pequeños crujidos, parecido al

sonido de las hojas secas al ser pisadas. Ante esto, observó hacia el gran árbol

que con sus ramas cubría el cielo nublado sobre ellos.


Las ramas de aquel árbol estaban desnudas y gracias a esto pudo ver un gato gris con llamativos ojos celestes. No era común ver animales domésticos sueltos por la zona y mucho menos sin sus dueños cerca.


—Igual si pone el puesto cerca pero no tanto seguro no le dicen nada, ¿No,

Ethan?

Decía Darién.


Ethan seguía mirando a aquel gato que también parecía que lo observaba

detenidamente.


—¡Ethan!

El grito de Dana, definitivamente captó la atención del castaño.

—¿En qué andas?

Preguntó cuando el chico la observó.


Ethan notó que sus amigos realmente querían saber a dónde tenía la cabeza,

estaba demasiado callado y eso no era común en él.


—Sólo miraba al gato.

Respondió levantando la cabeza para volver a verlo y allí estaba, firme y

penetrando su mirada en el joven.


—¿Qué gato?

Pregunto Darién, mientras observaba al mismo sitio que su amigo, Dana hacía

exactamente lo mismo.


Ethan los miró confundido.


—Ese, el gris que está ahí en el árbol.

Sus amigos lo miraron algo extrañados, no había ningún gato en ese árbol.

—¿No lo ven?

Preguntó el castaño con la mirada firme en sus amigos y luego volvió a ver al

gato, claramente allí estaba, observándolo pero no era lo único claro, también

era evidente que sus amigos no veían nada.


—¿Es una de tus bromas?

Preguntó Dana, esperando una respuesta afirmativa.


Ethan soltó una risa fingida y asintió con su cabeza. Su amiga le dió un pequeño golpe en el hombro y le comentó que ya comenzaba a asustarla, por otro lado Darién tomó su teléfono celular y al ver la hora se puso de pie.


—Es tarde, vamos yendo.

Le dijo el colorado a los demás.


Dana también se puso de pie y Ethan revisó discretamente con su mirada si el

gato seguía ahí. Y sí, aún estaba allí.


—Ustedes vayan, yo los alcanzo después.

Dijo aún sentado en el césped.


—¿Seguro?

Preguntó su amiga y al ver que asintió con su cabeza no le quedó más remedio

que hacerle caso.


Ethan esperó a que sus amigos se alejaran lo suficiente como para perderlos de

vista y se puso de pie. Se acercó al gran tronco de ese enorme árbol, posó la

palma de su mano sobre este y pensó en alguna manera de subir. Por fortuna el

animal bajó de un salto, lo observó como si le mirara de arriba a abajo y luego

caminó unos pasos hacia adelante.


Ethan dio un paso ligero, no quería espantar al animal pero este se detuvo, volvió a mirarlo como antes y nuevamente comenzó a caminar.


«Es como si quisiera que lo siga» pensó Ethan y en cuestión de segundos el

animal echó a correr.


////

En el jardín de una antigua casa, sentada sobre un banco de mármol. Una joven

de 20 años, cabello rubio, corto y desordenado, con sus grandes auriculares

rojos, remera negra, short de jeans, medias finas negras, botas con cordones y

una camisa de diseño cuadriculado, se encontraba perdida en sus pensamientos, y en la melodía que llegaba directamente a sus oídos, Ámbar.


Ámbar vive con su abuela desde que tuvo problemas con su madre. Problemas

que comenzaron poco tiempo después de la misteriosa muerte de su padre.

Su abuela, Susana, es una mujer muy solidaria y querida por todo el barrio pero más que nada por su nieta.


Esa noche, Ámbar había salido al jardín a despejar su mente. Le gustaba mucho

tener tiempo para ella, disfrutar del agradable aroma de las plantas que su

abuela tanto amaba y escuchar un poco de música.

Lo más común era que prestará más atención a la música que a sus propios

pensamientos, pero esta vez era diferente. La rubia no podía dejar de pensar en

una sensación de angustia que sintió casi todo el día. Sensación que no lograba

comprender porque todo en su vida parecía estar bien.


Sonaba "November Rain~Guns N'Roses" cuando una llamativa luz de color rosa apareció frente a ella.

Confundida ante lo que estaba frente a sus ojos, la joven centró su mirada en

ella, intentando descifrar de qué se trataba. No lo logró hasta que juntó sus

manos, con ambas palmas abiertas y la luz se posó sobre ellas.

Se trataba de una luciérnaga, bastante extraña.


Ámbar cerró ligeramente sus manos para atrapar al pequeño insecto. Se levantó del banco y caminó con cuidado y rápidamente hacia el interior de la casa.


Su abuela se acercó al verla.


—¿Todo está bien, cariño?

Le preguntó la anciana.


Ámbar le sonrió al oírla.


—Sí, todo en orden.

Dijo y se alejó subiendo las escaleras de camino a su cuarto.


Entró a la habitación y dejó la luciérnaga dentro de un frasquito donde solía

guardar sus aros. El bichito volaba en círculos como si quisiera escapar. Ámbar

acercó su cara, lo más posible, al frasco para poder verlo mejor. No solo tenía

una luz rosa en su cola sino que también tenía unos enormes ojos y a esa

distancia se la podía describir como la luciérnaga más espantosa del mundo.

Luego de observar el frasco tan detenidamente, alejó su cara de este y dejando el frasco sobre el mueble, se echó en su cama.


Ámbar miraba el techo de su habitación y pensaba una y otra vez en el insecto.

Se preguntaba a sí misma si había descubierto algo que no estaba aún resuelto

por la ciencia.


Volvió a observar el frasco y notó una gran luz de colores que se mezclaban

entre varios tonos de azul y rosado desprenderse dentro.

Impresionada se sentó en su cama sin apartar la vista de aquellas luces y al poco

tiempo éstas se fueron apagando hasta solo quedar encendida la cola rosada de

la luciérnaga.


Inmediatamente Ámbar buscó desde su celular, alguna página de Internet que

hablara sobre luciérnagas rosas pero no halló nada al respecto.


¿Qué se supone que era eso?



///



Informe 340975:

Debido a las altas circunstancias de riesgo, se le ha sido otorgado al clan Bestial un viaje significativo. Dicho viaje tendrá su destino en el mundo ordinario de los

humanos, más precisamente en Buenos Aires, Argentina.

En la carpeta encontrarán información sobre las costumbres y principios de estos seres. Sobre sus características, leyes y diccionarios. Contarán con grandes cantidades de mapas que deberán ser estudiados.

El objetivo de su misión: HALLAR Y ELIMINAR A ETHAN BLUD.



////

Hola, espero te haya gustado el primer capitulo de esta historia interactiva donde los lectores deciden como continua cada episodio. Actualmente publico la historia en la plataforma de Wattpad y en Instagram. Las encuestas las realizó por Instagram y pueden encontrarme con el usuario de @gri_writings.

Muchas gracias por tomarte tu tiempo en leer mi historia y espero formes parte de ella.

con mucho amor. Gri.

28 de Julio de 2020 a las 02:00 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: ETHAN

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 11 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión