Estamos teniendo algunos problemas de lentitud en nuestra web. Nos disculpamos y te agradecemos por la paciencia mientras seguimos trabajando para restablecer la velocidad.
25marioluiggi mario velazquez

Era un día normal me encontraba laborando, y al final de la jornada, conocí aun chico que llamó mi atención, era algo misterioso y timido, pero no sabía que el se había fijado en mí mucho antes que yo....


Erótico Sólo para mayores de 21 (adultos).
1
910 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

RESULTADOS DE BÚSQUEDA

Albert Einstein, dijo una vez: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” esta es la esencia de la innovación.

Era un día como cualquiera, con la agenda full llena de responsabilidades y todas prioridades, (había sido una semana estresante solo quería vacaciones, pero sola, en un sitio lejos, donde nada ni nadie supieran llegar, ni los estúpidos pájaros cantando; solo yo conmigo misma, eso era lo que deseaba, pero como la vida no es color de rosa) esa mañana tenía que trabajar, todos andaban como locos, pues habían cambiado al jefe y el nuevo exigía trabajo y eficiencia como un desquiciado, lo bueno es que cada quien sabía exactamente qué hacer, al final teníamos dos jefes, uno de ellos me llevo a uno de los eventos deportivos programados por la empresa, esa vez la jornada de trabajo fue divertida y suave, solo acompañaba a los adultos mayores a jugar ajedrez y voleibol. Después de tres juegos de ajedrez y durante el segundo set del partido de voleibol, desde lejos me veía un caballero que pues yo no había notado en toda mi vida laboral, ni él a mi debido a que estábamos en departamentos diferentes, allí me observo durante todo el partido y preguntando a sus colegas quien era yo, le dijeron, una de las chicas de deporte, el respondió: - vaya nunca la había visto-, terminando el partido me fui a sentarme en el carro del jefe para comer algo, desayune y ya no tenía que hacer, y solo me quedaba un amigo de confianza, así que espere que estuviera solo para acercarme a él para charlar un rato cayendo la tarde ya todos partían yo no sabía quién me llevaría a casa y uno de los jefes dijo móntense yo los llevo, no lo dude ni un segundo en subir a su camioneta, ya reunidos esperando al jefe, platicamos un rato en grupo el caballero misterioso le dice a otro: -dame un cigarro por favor, que este es el ultimo que fumo por este año!- y yo pensé (él es lindo yo creo que necesito cambiar mis gusto), no porque haya hecho malas elecciones en mi vida pues le di un gran cambio, pero no es lo que quiero, ni lo que busco, así que tampoco es que este tan lejos de lo bueno, solo necesito algo que en realidad quiera y ese niño es lindo, es primera vez que me gusta alguien y me llamo la atención desde que lo vi (es muy guapo a mi parecer¡ pero que estoy pensando, si soy tonta creer que un hombre así de simpático seria mío, bueno si me esfuerzo a lo mejor se enamora de mí, yo no soy fea ni me falta un ojo, ni nada, pero a quien engaño, en mi vida he estado detrás de alguien, no sé ni seducir a un gato para tocarlo como voy hacer que alguien guste de mí, además fuma imagínate que le lleve un hombre así a mi familia jajaja, si a mi hermano lo dejan fumar fuera de casa y cuando llega se tiene que bañar. Pero si quiero cambiar un poco de gustos tengo que probar algo diferente, total quiero otro resultado, tengo que elegir diferente personalidad pero no sé si un fumador). En fin salgo de mis pensamientos, y vuelvo a la realidad sonrió y no participó en la plática solo me rio de sus bromas y me doy cuenta que el hombre que me parecía el más lindo en todo el mundo es conocido de todos menos de mi, ese día nos repartieron cada uno cerca de sus casas o en sus casas, llego a mi destino, saludo a todos, estaba tan cansada que ni recuerdo que hice solo que mi suegra me había guardado cena, ¡si mi suegra! Tenía una pareja, tuve una discusión con mis padres y me fui de casa, el único que me apoyaba en ese entonces era mi novio así que me quede en su casa por un mes, yo no quería irme a vivir con él y menos en esos términos, el tampoco lo quería, pero me apoyaba al 100; solo queríamos un noviazgo libre enamorarnos tranquilos y sin preocupaciones, que confiaran en mí, pero eso no lo hacían mis padres, ellos creían que yo me iba a embarazar y a perder la carrera, JA y JA, en el transcurso de la vida aprendí que para perder una carrera académica no hay que embarazarse, porque igual la perdí, se puso demasiada cara y no podía costearla, a los pocos días del evento donde había visto aquel joven le pregunto a mi amigo de confianza,

¿Oye tú conoces al chico de chaqueta azul que dijo que ese era su ultimo cigarrillo?

–si vale ese es mi amigo Deimon

-A ok, ok ¿yyyy tiene novia?

-no, ¿Aja y porque preguntas tanto?

-no, nada es que me pareció lindo y ya

-¡Aaa te gusta mi amigo! bueno si quieres yo le puedo dar tu numero?

- que dices, si me gustaría, pero yo no le voy a escribir, ni loca

-si él me quiere escribir bien, yo le contesto, si no, pues no y ya, allí muere. Además tengo novio lo único que puedo es contestarle los mensajes y si no se pone a escribir vainas que se pasen de la raya…

Terminando la semana me entero un jueves, por la madre de mi entonces novio, que se iba del país, por la situación económica, me sumerjo en mis pensamientos: (Que le pasa a este tipo, (me dolió muchísimo), dejo todo en mi casa mal, enfrente a mis padres, nos pelamos porque no aprueba nuestro noviazgo liberal… y todo eso que peleamos para que se vaya).

Pues mi reacción esa noche fue fría y dije, ummm ok, está bien. Esa noche ni le toque el tema. En la mañana siguiente día viernes 8:00 am iba camino al trabajo él me acompañaba hasta el portón y fui totalmente sincera con él.

-Con respecto a que te vas del país no me habías dicho nada que ya es algo concreto pesen que era solo una idea vaga, pero bueno ya sé que no; Quiero que vayas y hagas tu vida en otro país, no quiero que pienses en mí, no quiero que te sientas que dejas algo aquí, sigue tu vida y se feliz. Yo no quiero irme del país y tampoco me dijiste nada para hacer planes a futuro en otro país conmigo así que asumo que no estoy incluida -no te dije nada porque se que no vas a querer- tienes razón no me quiero ir y ya había hablado con mi abuelo para que me venga a buscar ni siquiera quería vivir contigo y tú lo sabes, solo quería un noviazgo más libre y ya, pero bueno las cosas no salen como uno las quiere, pero si te soy sincera quiero que estés bien, que te vaya bien y que seas muy feliz y el poco tiempo que he estado contigo me ha servido para conocerme y ser más fuerte y seguir tomando las riendas de mi vida sin que nadie elija por mí, gracias y no te preocupes por mí..Supongo que siempre seremos amigos…

Llegado sábado recibo un mensaje dice : (J hola) era de aquel hombre que me gustaba, le respondí, hola esperaba que me escribieras… el domingo en la mañana, mi abuelo me llama y dice -estas lista- y yo –siiiiiiii, te estoy esperando, te indico como llegar-, no había nadie en casa cosa normal, deje la línea de mi teléfono ya que era de él y así no me llamaría, sabía que no iba a aparecer en casa de mis abuelos así que estaba tranquila, ni siquiera lo había planeado pero como mi abuelo estaba cerca y una semana antes ya le había dicho que yo me quería ir a su casa y él me apoyaba en todo momento, se acordó y paso por mí, durante ese tiempo nos comenzamos a escribir me escribir… mi vida en menos de un mes había dado tantas vueltas, que yo solo hablaba con aquel chico como un amigo y conociéndolo, incluso el sabia que me estaba separando de mi entonces pareja y me respetaba mucho. Y eso me gustaba, que fuera tan educado.

El chico simpático sabia que me había quedado sin línea y como a través de la línea era que nos comenzamos a comunicar me había dicho que me compraría una, a mi me dio vergüenza y me negué pero el insistió, así que al final cuando se apareció en casa de mis abuelos con una línea para poder hablar conmigo acepte, me encanto el gesto de que me comprara una línea, porque no quería perder contacto conmigo, aparte de que ni me conocía bien eso me pareció muy noble incluso le dije: - y tu andas por allí regalándole líneas a las personas que apenas conoces para poder hablar con ellas o es un acoso, el sonrió, ósea yo que soy prácticamente una extraña para ti me puedo molestar contigo y no hablarte mas y quedarme con esta línea- el solo sonrió y se marcho. Seguimos texteando durante unas dos semanas todo se dio muy espontaneo hablar con él y conocer su personalidad fue muy interesante y si definitivamente era una personalidad muy pero muy diferente a mi ex novio, para hacerles una idea más clara de lo diferentes que son el chico nuevo en mi vida era ateo y mi exnovio religioso. ¡Qué diferencia no¡

Bueno como seguía diciendo, en esas dos semanas de hablar me conto que vivía súper cerca de casa de mis abuelos y yo tenía tres años viviendo, la semana en casa de mis abuelos y los fines de semana me iba al campo con mis padres, yo siempre me preguntaba cómo es que nunca te vi… trabajas en mi trabajo pero en otro departamento y nunca te vi, tienes un segundo trabajo que queda detrás de donde estudio y nunca te vi, vives cerca de mi casa y jamás nos cruzamos, agarramos la misma parada de buses y nunca te viii, bueno igual si lo hubiera visto nunca le hubiera hablado por pena. Terminando la segunda semana me encontraba muy aburrida en un salón de clases sola escribiéndole a mi nuevo amigo Edgar al cual le pregunte si podía acercarme a hablar con él a su oficina, jamás he sido la del grupo de amigas, ni la más popular, así que conocía mucha gente pero no eran mis amigos, solo unos pocos eran mis amigos y ya se habían ido puesto que vivían cerca y yo muy lejos y no quería volver a pasar por la travesía de devolverme porque apenas estaba llegando a la universidad. Además si estaba con él nos podíamos ir juntos ya que era muy tarde y me daba miedo bajar sola en bus a casa, mi trasporte no aparecía.

El me contesto,- si tranquila ven, no estoy ocupado y falta poco para que termine mi jornada laboral, así que fui y este fue nuestro primer encuentro donde nos pudimos sentar a hablar, platicamos de todo, nuestras vidas, de nuestras edades, el es 8 años mayor que yo, de nuestros noviazgos anteriores, (ya saben una chica siempre debería saber porque otra chica dejo al hombre que estas conociendo, hay mucho loco en la calle y hay que asegurarse de que no sea un sicópata o algo así y para confirmar tienes que conocer a la familia (hermanos, madre, sobrinos y amigos) jajaja, me compro unos dulces para compartir, estuvimos hablando y la tarde/noche paso en un parpadear, ya el cielo con su traje más elegante y oscuro con lentejuelas y diamantes asomo sus hermosas brizas risadas, al ver este espectáculo me despedí y me di cuenta que quería seguir hablando con él, cada quien esa noche se fue por su lado yo tenía mi trasporte el cual tenía unos minutos marcandome y me fui a alcanzarlo, pasamos toda la noche texteandonos.

cuando me tocaba estudiar hasta la madrugada en casa, nos escribíamos y cuando culminaba mis asignaciones el estaba allí, esperando que le diera las buenas noches, nos despedíamos y en las mañanas a primera hora antes de irnos a trabajar nos dábamos los buenos días mediante whtsapp, no nos íbamos juntos al trabajo porque el dedicaba más tiempo al segundo trabajo que era más fuerte, así que casi todas las tardes nos veíamos en su oficina luego de su jornada laboral y si yo no tenía exámenes, me quede sin trasporte se le había dañado una pieza al auto y yo no podía dejar de ir a la univ. comencé a irme con Deimon en su trasporte, transcurrieron pocos tiempo exactamente 5 días desde el primer encuentro para engancharnos tanto, que hasta me parecía raro y algo fuera de lo normal en mí, me pidió que conociera a su familia cosa que me encanto porque para yo tener algo con alguien yo tengo que conocer su entorno familiar. Ese día estaba tan nerviosa no sabía que ponerme. Pero no quería ir elegante así que me vestí sencilla con una camisa casual y pantalones por encima de los tobillos, no quería ir muy arreglada, para no llamar la atención en casa, sabía que si me arreglaba mucho iba ser hasta raro.

Entonces conocí a su madre, una señora muy autoritaria, me parecía una versión totalmente femenina de mi padre. Y a una de sus hermanas, una hermosa mujer jovial, amable, bondadosa y cariñosa me encantaba, era muy dulce conmigo, la primera impresión que tuvo su mama de mí fue:

- es muy joven para mi hijo no te vayas a meter en problemas-,

Lo sé porque no tardo mucho en comentárnoslo, Deimon le dijo:

-mama tiene 21 años tranquila-.

(Pues sí, mi familia tiene el elixir de la juventud y yo no era la acepción, tanto así que mi abuela aun tiene cabello negro, a sus 65 años no le salen canas y a mi abuelo ahora es que se le empiezan a notar los años ya que enfermo de asma.)

Bueno ese día hablamos un rato en su cuarto conocí su entorno, su hermana me preparo cena y su mamá luego de aclarar sus dudas estaba tranquila, estando en su cuarto vi sus hábitos un plato guardado en una gaveta, cosa que no me agrado pero me dio risa porque note que le dio pena que viera eso allí, deduje que nadie entraba allí, por lo tanto me quede tranquila en privacidad de aquella habitación, me pareció normal, coqueteamos un rato y conversamos un rato ya veía el día despidiéndose por un rayito que disminuía atraves de una pequeña abertura del aire acondicionado, me tenía que ir pero, antes pedí un poco de agua tenia sed, fuimos a la cocina me despedí de su mama con un abrazo, cosa a la que no tenía idea que ella no estaba acostumbrada, pero bueno estando ya solos en la cocina le robe un pequeño y tímido beso de sus delgados labios, fue nuestro primer beso y al separarme de él rápidamente acelere el paso, me sentía muy nerviosa, pues antes jamás había iniciado yo un beso, el me siguió y me pregunto:

- adónde vas corriendo

-me voy, me tengo que ir yyy no estoy corriendo, me di cuenta que estaba que volaba, ya parada en el frente de su casa el me dice

-yaba, espera que agarre las llaves, te voy acompañar.

-a ok, ok

Busco las llaves y nos fuimos, ya caminando por la avenida, nos fuimos hablando durante el camino de en que momento vernos al siguiente día, y me pregunto:

-Porque te querías ir corriendo

Y yo le explique. - me dio pena robarte un beso-. Pero tenía en mente, como es el primer chico que me gusta y me llama la atención, me las voy a jugar todas para que se enamore de mi.

La avenida es lo único que separaba nuestras casas y la primera hilera de casas claro, puesto que, yo vivía en la segunda hilera me dejo en la esquina de esta, nos despedimos, sin más besos y ya.

Luego de este encuentro ambos teníamos claro que queríamos, pero para él poder tener algo conmigo tenía que ir a conocer a mis padres a ver si se atrevía, era una especie de prueba, sin tener nada solo un minúsculo beso entre nosotros…se lo propuse y acepto encantado, me pareció hasta algo loco pero bueno el no dejaba de sorprenderme,

Pasaron los días y ya nos estábamos acostumbrando a nuestras compañía, un día cualquiera de clase fui a su oficina ya como de rutina a platicar, entre tanto coqueteo y caricias hubo un momento donde se fue la luz y la temperatura en aquella oficina a oscuras comenzó a subir, con caricias fuertes pero delicadas y sobretodo tímidas, pero arriesgándose a lo que le permitiera…con besos llenos de lujuria y pasión se asomo un bulto en su entre piernas, subiéndome a su escritorio para besarnos mejor casi, tocando mi trasero rozando su bulto de mi cierre…paramos y nos separamos controlando nuestras ansias, pensando en quedarnos tranquilos y fuimos a comprar dulces para ir comiendo en el trasporte…fue un momento de pasión que quedara enmarcado en mi memoria, ya que fuera de la oficina había tanta gente y lo que nos dividía de esa multitud eran unos ventanales transparentes que dejaban poca visibilidad a los pasajeros de aquel lugar.

A los pocos días fui a visitarlo a su casa, entre platica, tacto y besos llenos de amor, esta vez si nos dejamos llevar en un momento más intimo, dando paso a nuestro primer encuentro sexual nunca pensé en ir y terminar en aquella situación, ni él pensó que pasaría algo como aquel acto, ya que él era tímido, pero ante aquel ambiente cambio totalmente, a todo un caballero y amante apasionado a la hora del placer además muy creativo. Con sus manos tibias y caricias en mi trasero, deseando que retirará mi ropa, para darle visibilidad a lo que le esperaba humedecida y ansiosa de que se comiera, con aquel bulto apetecibles entre sus piernas, hacia movimientos sensuales para acariciar mi vagina, retirando solo lo que le estorbaba, en la cama y en mi, sacando su venoso pero suculento falo me acariciaba el trasero, estando frente a él comenzó a besarme los senos, me mordía, me chupaba como un desquiciado o un hambriento de mi piel, mientras su miembro rosaba mi clítoris, mis manos aruñaban su piel excitándolo cada vez mas sabiéndolo por sus gruñidos, posaba su miembro en la puerta de mi virtud y jugaba con ella hasta humedecerla a su gusto para luego con sus manos grandes y gruesas acariciar tanto hasta la excitación máxima, y producirme un placentero orgasmo, para luego hacerme rogarle que me embistiera pero yo no lo hacía porque quería que se desesperara, deseaba tanto que yo se lo rogara, que con sus manos me excitada cada vez más, lo deseaba tanto dentro de mí que intente colocarme encima de él y no lo permitió; me volteo y poniéndome en cuatro, comenzó a jugar con mi clítoris, una vez más hasta hacerme sentir más deseo y clímax, disfrutando de aquel extasiado orgasmo le comencé a rogar que lo introdujera pues quería sentir aquel grueso y moreno falo dentro de mí a él le excito mucho verme venirme, le gustaba jugar con mi cuerpo, le gustaba observarme temblar al acabar de lujuria ocasionada por él, jugar con mi clítoris hasta hacerme rogar por qué me hiciera suya, y al fin me dio todo lo que quería, comenzó con las embestidas agresivas y descomunales, poseía el tamaño perfecto para mi cuello…no me dejaba moverme me tenia inmovilizada con sus manos atando las mías mi trasero hacia arriba disfrutando de todas sus deseos y ansias, jugando a su antojo con mi clítoris para ponerme más sensible y hacerme acabar junto a él, con sus movimientos fuertes me soltó me aguante de la pared frente a mí, mientras el tapaba mi boca yo gemía de pasión, él metía sus dedos en mi boca y la otra mano castigaba mi vagina hasta acabar los dos, quedando suspendidos de placer y cosquillas en nuestro interior, me dolía la espalda, las piernas y hasta los brazos, el acabo sintiendo mucho placer aun después de acabar, su cuerpo también temblaba y me comento que antes el jamás había experimentado un orgasmo semejante, logre sacar su pervertido interior fueron los orgasmos mas placenteros y sensibles de nuestras vidas…

Continuara…….

26 de Julio de 2020 a las 15:34 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

El viejo y el bar El viejo y el bar
A fuego lento. A fuego lento.
Becca Becca