paparazzip19 Gabriel Gutierrez

Muchos crímenes se dan en ocasiones especiales de gran afluencia de personas, en la mayoría de los casos cuando la población se moviliza de un lugar a otro en vacaciones o días festivos, es muy difícil relacionar los casos para resolverlos


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
812 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Vampira

¡Abuelo me cuentas otro cuento de espantos!

-De espanto, que tal mejor de vampiros.

-Sí abuelo, de los chupa sangree…. Jii..jii..jii..

-Ok. Por allá en Transilvania en Rumania había un Conde muy condenado llamado Drácula.

-No abuelo, ese cuento ya me lo sé es muy viejo, y hasta vi las películas del Hotel Transilvania 1, 2 y 3 en dibujos animados, son muy buenas, dale mejor con uno nuevo de mi época del siglo XXI.

-¡Aja! Déjame inventar algo, ¡Ya se me prendió la musa!

-¿Cuál moza? Abuelo le voy a decir a mi abuela.

-Jaa.., jaa.. jaa.. Mozas no Max, dije ¡Musa! son las divinidades de los griegos inspiradores de los artistas, de las artes plásticas, músicos, poetas, escritores etc., son nueve musas de la mitología griega y son: Caliope, Clío, Erato, Euterpe, Malpóne, Polimnia, Talís, Terpsícore y Urania son las hijas de Zeus.

-¡Ahhh muy bien abuelo!, pero dejemos a esas mujeres en paz y cuéntame de una vampira mejor, de acá de donde estamos ahora.

-Bueno empezaré así; en esa época antigua cuando Vlad III conocido como “El Empalador” hace como 550 años atrás vivía en Rumania, uno de sus descendientes fue el Conde Drácula, que vivía en un castillo allá por Transilvania por el siglo XIX siguiendo su tradición de vampiro bebiendo la sangre de las personas, antes que los caza vampiros lo mataran, tuvo descendencia, su hijo que llamaron Conde Drácula V, que viendo lo que le había pasado a su padre, huyo para evitar ser muerto por los caza vampiros.

-El Conde se radicó en la Selva Negra en Alemania un lugar muy apartado, montañoso y sobrio por el bosque oscuro y negro de los abetos del lugar, las noches le eran ideales para sus correrías buscando incautos viajeros nocturnos que recorrían los caminos solos sin ninguna protección, les llegaba y los mordía mediantes ardides que inventaba, chupándoles la sangre hasta morir, así pasaron muchos años en sus festines sangrientos de vampiro, hasta que una noche se encontró con una hermosa mujer llamada Gretchen a la que no le chupo la sangre pues se había enamorado de ella, fue con quien vivió muchos años, concibiendo con ella una hija a la que llamaron Karina y haciéndole creer que era un respetado comerciante de la Selva Negra, hasta que un día Gretchen lo descubrió en uno de los festines, no le dijo nada ni le reclamo pues temía por su vida, sino a la mañana siguiente, ella tomo un carruaje cuando Drácula V dormía en el día, ella se dirigió al puerto Emden en Niedersachse en Alemania, donde compro dos pasajes pagando en monedas de oro y llevando un baúl repleto de estas monedas y a su pequeña hija Karina. El barco salió hacia el mediodía con rumbo a la isla de Curazao, para luego proseguir viaje hacia Suramérica, donde arribo a Buenos Aires, y posteriormente seguir a Chile, llegando a Valparaíso, casi un mes después de la travesía de haber salido de Alemania.

-¿Se vino para acá a Chile, abuelo?

-Sí Max salió como una emigrante alemana, utilizó el nombre de soltera de su madre, Hermelinde Wagner, para residenciarse en lo que es hoy la Villa Alemana, donde muchos de sus compatriotas vivían allí, hizo su vida normalmente montando una posada turística al estilo de la Selva Negra con arquitectura Bávara.

Estando allí con su hija Karina que creció y se convirtió en una preciosa mujer, se caso con un alemán residente de la Villa Alemana, resolvieron irse a vivir a Santiago de Chile.

-Karina ya era una mujer adulta de 45 años cuando salió embarazada y dio a luz el primero de enero de 2000, una niña que bautizaron como Inga Mechthild Schröde Wagner, que sería como la bisnieta de Drácula V.

-Inga era una muchachita de piel muy blanca y de pelo negro, aunque sus padres y abuela son rubios arios, Inga más bien parecía un salto atrás, una rumana autentica, se graduó de bachiller con excelentes calificaciones e ingreso en la universidad para estudiar medicina, independizándose ya se sus padres.

-Ya cursando estudios de medicina entre sus compañeros de clase, ella comentaba que quería ser médico patólogo y al llegar a la pasantía ingreso en la morgue como ayudante, se desempeñó muy bien durante su pasantía el Dr. Jefe de la Morgue la recomendó para un trabajo a medio tiempo como su ayudante, ella acepto y le aprobaron su ingreso, ya estaba feliz estudiaba en la mañana y las tardes trabajaba en la morgue.

-Los compañeros de clase la veían súper contenta y muy alegre, la invitaban a celebraciones o fiestas los fines de semana donde asistía con regularidad pasando ratos bailando y echando bromas entre sus compañeros de clases que tomaban vino o cervezas celebrando.

-Abuelo ¿Y esas mejorías de la salud a que se debían?

-Bueno Max, como todo, estando sola Inga en la morgue, un día le dio algo extraño, que la llevó a beber algo de sangre humana de un muerto, aunque estaba fría no había coagulado, pues era un paciente recién fallecido con menos de un hora, y eso le encendió la pasión de sus bajos instintos, que tenía reprimidos de sus ancestros vampiros de beber sangre humana.

-¡Huyyy así empezó abuelo!

-Abuelo, ¿Y los compañeros de clase no se daban cuenta?

-No que va, las pocas amigas que tenía no la trataban mucho, por lo que era un poco excéntrica con lo de la patología, la mayoría de sus compañeras querían ser pediatras, otras internistas o ginecólogas.

-Abuelo, ¿Y con los muchachos como se llevaba?

-Inga con los hombres se llevaba mucho mejor, pues la mayoría querían ser grandes médicos cirujanos, traumatólogos, neurocirujanos y le echaban mucha broma a la muchacha, diciéndole la vampiresa y ella les seguía la corriente. Cuando iban a bailar la sacaban por ser muy alegre y divertida, entonces cuando estaban bailando pegados les daba uno que otro chuponaso o besito con mordida en el cuello, diciéndoles al oído que era la vampiresa que les chupaba la sangre, así que todos sus compañeros tenían moretones en el cuello y sus novias se ponían muy bravas, porque el muchacho había salido con otra, aunque las novias ya sabían quién era la vampiresa de la universidad.

-Luego de pasar varios meses termino la pasantía, llego el gran día de la graduación y baile, Inga Mechthild Schröde Wagner, ocupo el primer lugar con los máximos honores mención Summa cum laude de la promoción de médicos de ese año de la Universidad de Chile.

-Abuelo, cuando se salió de su medio trabajo en la morgue, ¿Cómo se mantenía sin dinero, así de alegre y rozagante?

-Allí empezó a ocurrir algo raro en la ciudad, los jóvenes bien parecidos y con dinero aparecían muertos en lugares solos cerca de cajeros automáticos de entidades bancarias de la ciudad, era muy extraño el asunto, todos los casos que se conocían tenían un común denominador los cadáveres no tenían sangre.

-Ya sé, ella era la que les chupaba la sangre abuelo.

-Max muy buena deducción la tuya, eres todo un Sherlock Holmes picho de detective, pero en miniatura.

-Claro que si mi querido Watson Jii.., jii..,jii..

-Luego los crímenes de Inga se fueron haciendo más frecuentes, en especial los días festivos o fines de semana largo, ya los cadáveres no solo aparecían en la ciudad, sino hacia Valparaíso, Villa del Mar o hacia O´Higgins, aparecían dos o tres muertos con las mismas características, todos sin sangre.

-Abuelo, ¿Y la policía no se daba cuenta de esos decesos?

-No Max, no tenían ni idea, como eran en distintas regiones y fechas muy dispersas, no creían que tenían un asesino en serie, muy sutil y delicado que actuaba sin dejar evidencias.

-Abuelo y los Carabineros de Chile en la Dirección de Investigación Criminal la O.S.9 no se daban cuenta de los casos.

-Aparentemente no ataban cabos de los casos que estaban investigando, más no encontraban una pista sólida para abrir una investigación.

-Abuelo, ¿Y los del PDI no sabían nada?

-Pues te diré que estaban también en un limbo de información con los casos sin resolver, pensaban era un extranjero, a lo mejor turista por lo que tenían todo un operativo montado en búsqueda de información, pero nada de pruebas o denuncias, fue cuando promovieron a inspector a uno de los jóvenes policías, éste intuyó lo de la sangre y por curiosidad se puso a buscar las historias, todas estas siempre llevaba a Drácula, sus compañeros se burlaban de él, diciéndole que se colocara un collar de ajos que su caso era de vampiros.

-Abuelo, ¿Sabes cómo se llamaba ese inspector del PDI?

-Bueno su nombre es, si mal no recuerdo de apellido Abraham Van Helsing, él empezó a relacionar los primeros casos, eran ya de más de un año atrás, las víctimas habían retirado un dinero en efectivo de los cajeros automáticos, por la cantidad de 1.250 pesos, esa era la máxima cantidad de pesos retiradas antes de aparecer muertos, eso ocurrió durante seis meses. En algunas fotos de los cajeros automáticos aparecía cerca una joven, pero su rostro no se podía ver bien en las fotos, llego a pensar que podía ser por favores recibidos de la mujer, más no era nada concluyente en la investigación sino una suposición.

-Abuelo, ya sé lo que ocurría.

-Sí dime Sherlock Holmes.

-Yo creo que Van Helsing no se dio cuenta que eso era el pago de medio tiempo de un sueldo de un médico, lo que pasa es que la Inga había conocido a la víctima en alguna fonda o discoteca, estuvieron bailando y haciéndose amigos, les mostraba el cheque de pago y les decía que se lo endosaba porque necesitaba la plata, quería efectivo que ella pagaba en el hotel a donde fueran, los jóvenes se les hacía fácil, caían en la treta y eran despojados del dinero y de la sangre también, cuando estaban sacando el dinero del cajero.

-¡Ahh muy buena deducción! Así ella tenía efectivo y no dejaba rastro en las compras que hacía pagando con dinero en efectivo, después que les bebía la sangre a sus víctimas cuando viajaba a las regiones ¿es así Max?

-Correcto abuelo Watson, así es.

-Caramba Max, hacemos un dúo de investigadores, bueno siguió así el mismo patrón de los cajeros en las regiones, se presentó igual en los casos de Valparaíso, Villa del Mar, Ocquimbo, O´Higgins y Maule la misma cantidad, ya con eso Van Helsing tenía algo para empezar, haciendo un requerimiento a los bancos de las cuentas bancarias de retiro del día, que fallecieron los propietarios de las tarjetas de débito bancario. Seguía igual sin saber nada, hasta que le llego una buena foto de uno de los cajeros, de uno de los jóvenes fallecidos con una mujer a su lado, la toma era nítida, ya que el banco estaba probando un nuevo sistema fotográfico de cámara oculta con infrarrojos, toma fotos hasta en la oscuridad sin necesidad de luz, en ella se ve el rostro de una mujer con la boca abierta, con dos colmillos a punto de morder a su víctima, además le salen sus ojos rojizos en la toma fotográfica.

-Ya con esto de prueba Van Helsing tenía argumentos ante sus compañeros que tenían que buscar una vampira, empezaron a revisar los archivos fotográficos y nada ni en papel, ni digitales, ni en fotos de cámara fijas o videos en ninguna salía la muchacha con el reconocimiento facial de las nuevas tecnologías.

-Abuelo ¿qué paso después?

-Bueno un comisario viejo de la DPI jubilado, les dijo a los pichones de detectives, coloquen un aviso con esa foto en los periódicos y redes sociales y esperen que les lleguen la información, colocaron un “Se Busca” alguna persona les informará. Eso hicieron el primer día, publicaron la foto, les llego información de las novias de los muchachos que la vampira les había dado unos chuponasos en los bailes de la universidad, al tener el nombre de la muchacha es Inga Mechthild Schröde Wagner y es médico. De inmediato Van Helsing empezó a buscarla por todos lados y nada ni por las salidas del país aparecía, el comisario viejo zorro les dijo esa mujer ya no está al ver su foto, se iría a otro país quien sabe a Argentina, Perú o Brasil y con esta cuarentena y la cantidad de muertos que hay, no se sabrá sin son del coronavirus o si les esta chupado la sangre a muchos hombres, pues no habrán autopsias, así que hay que esperar pues esa vampira Inga se puso en cuarentena también.

-Abuelo una pregunta Inga el sol no la afectaba.

-No recuerda Max, era más humana que vampira, solo le quedaban en sus genes del recuerdo heredados la pasión de beber sangre, tan solo le crecieron dos colmillos que se retraían terminar de beber la sangre.

-Listo Max ya termine tu cuento, ¿qué te pareció?

-Abuelo, me dejaste con un pálpito que cuando saldrá a chupar sangre otra vez.

-Max no sé, a lo mejor hasta se contamina del coronavirus y estira la pata.

-Abuelo ese Abraham Van Helsing me sonaba pero no recordaba donde lo había leído, lo busque en internet y lo encontré era en esa época el enemigo acérrimo de Drácula y ahora que coincidencia es el inspector que va a buscar a Inga Drácula.

Jii..jii..jii.. Abuelo ahora eres tú con las ocurrencias locas, Jii..jii..jii..

-Bueno Max, pidamos alguna comida a un Delevery, que nos traiga algo, que te parece unas tortillas mexicanas o una pizzas.

-Digamos unas pizzas especiales con todo abuelo, que eso es más rápido y de postre una torta de chocolate.

-Listo ya llamo y esperamos para comer…..

-¡Ummm que rico abuelo!

10 de Julio de 2020 a las 01:31 0 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

Bogotá, 482 años Bogotá, 482 años
Montón de humo Montón de humo
El Gran Ángelo El Gran Ángelo