andys379 David Blum

Portada hecha por una personita muy especial: @GMTL00 La época de Lady Di o simplemente Diana de Gales, fue una de las más polémicas, todo el mundo estaba pendiente de qué ocurría a cada minuto con la vida de la Familia Real, en especial de la vida de Diana de Gales, un gran momento de la historia, cuando una mujer del común, no conocida por casi nadie, pasó a ser princesa, conocida a nivel mundial. By: David Blum @Andys379


Historias de vida No para niños menores de 13. © Todos los derechos reservados

#oscuro #trágico #Suceso #Diana-de-Gales #momento #vida #historia #341 #misterio #muerte #tragedía #239 #princesa #Lady-Di
1
484 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Cinta #1 | La Vida Es Sólo Un Viaje

"La vida es sólo un viaje"

Lady Di

Reino Unido, 1990...

La época de Lady Di o simplemente Diana de Gales, fue una de las más polémicas, todo el mundo estaba pendiente de qué ocurría a cada minuto con la vida de la Familia Real, en especial de la vida de Diana de Gales, un gran momento de la historia, cuando una mujer del común, no conocida por casi nadie, pasó a ser princesa, conocida a nivel mundial.

Inicio de la cinta #1...

—No, simplemente no puedo creerlo —inició el reportero—, es increíble, estoy con Diana de Galés, la princesa de la que todo el mundo habla.

—Me alegra saber que te sientas así —respondió Diana arreglándose un poco más el cabello, se le había caído un pequeño mechón de cabello a la frente, por lo que lo volvió a acomodar, hasta que no volviera a caérsele—. La gente no suele sentirse así a mi lado, más bien creo que todos quieren algo de mi, pero no exactamente mi presencia —se movió un poco del asiento para mirar fijamente al reportero, con una mirada que expresaba más de mil sensaciones a la vez—. Cosas como la fama o quizá sólo quieren sacarme una buena foto para ponerla en los titulares de los periódicos —añadió haciendo una tierna sonrisa—, que te puedo decir, así es mi vida.

—Sí, hoy en día sólo se habla de ti, la prensa está pendiente de tus fallas, siempre quieren ver lo negativo, de todo lo que haces, aunque miles de millones de personas te aman —comentó—. Es algo normal que una celebridad se sienta así, la fama no siempre debe de ser bonita.

—Pero me siento cansada, donde quiera que voy hay alguien que quiere arruinarme el momento —intentó no expresar dolor, pero en realidad no lo consiguió—, incluso atormentan a mis propios hijos, nos tratan como mercancía y eso duele, la fama no siempre es lo que se piensa, en eso tienes razón, no siempre es bonita.

—Yo también soy de la prensa, claro está —sacó de su maletín un pequeño cuaderno con varios apuntes—, pero no soy esa clase de persona, princesa...

—Dime Diana, el título de princesa, me tiene harta —le interrumpió y se hizo un silencio en la habitación—. Cuéntame, ¿Qué tienes en esa libreta?

—Tengo algunos temas de conversación —pasó a la siguiente página—. Le agradezco por aceptar mi entrevista, sólo quiero saber un poco más acerca de usted, ¿Qué siente?

—Me siento realmente agotada, ya no puedo más, pienso que en cualquier momento voy a colapsar, me dicen que no puedo hacer esto, que debo decir aquello, que no puedo saludar, todas estas reglas me hacen daño, no puedo ser yo misma —Diana se levantó del sillón para dirigirse hacía la ventana—. Mire señor, están día y noche pendientes de mi, me acechan, soy la víctima de ellos, todos necesitan algo de mi, no me dejan vivir, por Dios, hasta en la reja del palacio se encuentran, siempre apuntándome con sus cámaras.

—Me fue casi imposible entrar por ello, pero no todo es malo...

—Claro que no todo es malo, nunca he dicho eso, tengo a mis dos hermosos hijos, por ellos es que lucho, por ellos continuó aquí, trato de no rendirme, pero a veces es realmente imposible, es difícil ser de la realeza, todo el tiempo teniendo que ser pulcra y sofisticada, ni siquiera me dejan abrazar a una niña que me ofrece rosas en algún desfile —no podía parar de hablar, ni siquiera paraba para tomar más aire y poder continuar—, me parece injusto, una niña, sólo una niña.

—Es difícil, saber que todo el mundo quiere estar al tanto de lo que sucede contigo, que no puedes tomar un descanso en paz porque sabes que te espían, siempre intentando sacar algo de ti, para vendérselo a la prensa —el reportero se acercó a ella, le tomó de su delicada mano y caballerosamente la condujo de nuevo hacia el sillón.

—¿Sabes qué se siente ser acechada? —preguntó Diana—. Es una sensación espantosa, no puedes hacer mucho, debes mostrar el lado bonito que tienes, no puedes mostrar ningún defecto, porque créeme, si cometo un sólo error...

—La prensa la devora, lo sé Diana, normalmente nos pagan por ello, pero sabe, esto no lo hago por un maldito dinero, no —dijo el reportero mirándole el lujoso collar que colgaba de su blanco cuello—, mejor, por favor cuéntame la historia de tan bonito collar, no quiero que se sienta hostigada.

—Para nada me hostiga, no suelo hablar con personas que no sean de la Familia Real, por lo que se siente bien poder desahogarse con alguien que no conozco —le hizo una leve sonrisa, mostrándole sus muy blancos dientes—. Esto lo uso porque es una regla, llevar joyas, aunque no me queda nada mal...

—La hace resplandecer —disimuladamente se acomodó un poco el esmoquin.

—Me haces reír, este collar ha venido de generación en generación, siempre lo suelen llevar las princesas, pero pesa mucho, lo uso sólo en momentos importantes —se miró el fino collar que tenía incrustado un hermoso zafiro, sí se veía bastante pesado.

—Me hace sonrojar, pero, cambiando un poco de tema, quiero, sino es molestia, que me cuente un poco acerca de su vida —la cinta seguía grabando, el casete seguía allí.

—De niña quería ser bailarina de Ballet —tomó con su mano izquierda, un vaso de porcelana con varios adornos y bebió del mismo, era un fino té—, ¿Qué niña pequeña no quisiera saber como bailar Ballet?, pero era demasiado alta como para poder ser aceptada en la academia, lo intenté pero de igual manera me rechazaron, por lo que opté por el Tap, en ese sí me fue bien, todos los días lo practicaba.

Hubo un gran silencio mientras la princesa aún bebía de su té.

—Lo siento, es que este té, está delicioso —le ofreció una tasa de té al reportero—, fue muy extraño pasar de una guardería a ser una princesa en todo el Reino Unido, fue increíble que Carlos me escogiera a mi... pero todo eso con el tiempo cambió —dejó la tasita de té a un lado, justo en una pequeña mesa de noche—. Sabes, la vida es sólo un viaje.

Fin de la Cinta #1...

Fecha y hora de la grabación: Julio 7 de 1990, U.K, 3:37 p.m.

**********

By: David Blum |Andys379

📷

Portada y Banner Hechos por:GMTL00

10 de Julio de 2020 a las 00:06 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

David Blum Soy un chico de Colombia, tengo 15 años, soy un escritor que lucha por sobrevivir en una sociedad la cual es algo complicada, a veces finjo ser un crítico y un buen comentarista, casi siempre me aburro fácilmente, ¿por qué lo comento?, no lo sé. Siempre estoy dispuesto a ayudar.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~