sunhee_kookmin 선희❄ Kookmin

Park Jimin logró su sueño al entrar como bailarín en BigHit Entertainment, pero no contó con que se enamoraría del idol "Jeon Jungkook" y peor aún que quedaría embarazado de él. +Historia original no acepto copias o adaptaciones sin mi permiso. +Mpreg +kookmin +Historia corta >SunHee


Fanfiction Series/Doramas/Novelas Sólo para mayores de 18.

#jikook #bangtanboys #jikookmin #army #lemon #gay #nochu #jungkook #jimin #mochi #park-jimin #jeon-jungkook #bts #chicoxchico #boyxboy #loveboy #fanfiction #mpreg #kookmin
5
611 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Capítulo I

“¿Qué soy en realidad para ti Jungkook?, déjame sino me amas, déjame ir si no quieres pelear conmigo. Sólo dilo por favor, porque amarte duele.”

Park Jimin era un joven soñador de 24 años, amaba el baile y su mayor sueño era salir de Busan a la gran ciudad de Seúl y audicionar como bailarín en la gran empresa de Bighit Entertainment. Así que luego de años de duros caminos, donde trabajaba, estudiaba y bailaba por fin logra irse en busca de sus sueños, su madre tenía unos meses de haber muerto de cáncer así que era momento de un cambio rotundo en su vida.

Sin conocer Seúl se había atrevido a viajar un día antes de la audición, llegó a un pequeño apartamento que se acomodaba a su presupuesto, quedaba un poco lejos de la empresa pero no le importaba, camino a la audición se perdió ya que no conocía el lugar y no tomó un taxi porque eran algo costosos y no debía darse lujos, así que decidió pedir indicación a un joven muy apuesto que estaba afuera de una cafetería disfrutando de un frappe que al parecer era de caramelo – dulce, debe ser de carácter dulce si toma caramelo por la mañana – pensó Jimin.

-Hola, disculpe estoy un poco perdido y lamento molestar pero podría ayudarme a llegar a mí destino – dijo con pena luego de hacer una reverencia en forma de saludo, siempre fue un niño y ahora joven tímido, muchos le decían que por su timidez no lograría ser bailarín porque obviamente debe dejar la pena y subir a un escenario, pero Jimin amaba bailar, y en cierta forma él no sería la principal atracción para eso estaba el cantante, pero incluso si fuera el centro de atención no importaba, porque cuando bailaba sentía estar en un burbuja.

- Claro, ¿a dónde te diriges? – le contestó el chico con una hermosa sonrisa cuadrada.

- Oh gracias, me dirijo a Bighit Entertainment, tengo acá la dirección pero no sé cómo llegar – dijo haciendo un lindo puchero inconscientemente.

- Bueno, mira siéntate conmigo, me imagino que no has desayunado – dijo con su sonrisa perfecta.

- Mmmm no, pero creo que mejor me indica cómo llegar, no puedo llegar tarde es muy importante para mí estar a tiempo – dijo preocupado porque al parecer el chico no le iba ayudar en verdad.

- Mira chico, me imagino que vas a la audición de los nuevos bailarines que se contrataran, yo soy parte del grupo de bailarines de la empresa, igual voy para Bighit. Mi novio pasará por mí en un momento, desayunemos y luego te vas con nosotros. Por cierto mi nombre es Kim Taehyung, un gusto… - dijo extendiendo la mano a la espera de escuchar el nombre del chico adorable.

- Ohh es enserio – dijo asombrado por encontrarse con uno de los bailarines de la empresa, podría pedirle consejos – un gusto, mi nombre Park Jimin, que emoción poder encontrar un bailarín, quizás puedas darme algunos consejos por favor.

- jeje claro que sí, lo único importante es que seas tú mismo y disfruta el baile que hagas, al coreógrafo le gusta que sus bailarines se diviertan, si están tensos dice que no funcionarán en el escenario y sus movimiento se verán aburridos – tomando un sorbo a su bebida - Sos muy afortunado Jimin, ya lo sabrás. Qué quieres comer, yo invito, no me gusta comer solo y te me haces adorable.

- Mmmm no tienes que pagar por mí – dijo tratando de no parecer preocupado, el lugar se veía lindo y tan lindo que debía ser costoso un café sencillo.

- Jimin discúlpame por ser tan directo, pero creo que no tienes muchos ahorros porque de no ser así habrías tomado un taxi en lugar de caminar, déjame comprar un desayuno, si vas a audicionar no puedes correr el riesgo de desmayarte por falta de alimentos, y me recuerdas a mí, cuando llegué acá tampoco tenía nada, al menos veo que tú tienes donde alojarte porque no te veo tus maletas. Yo no tenía ni donde vivir, gracias al cielo que logré entrar a la empresa y personas muy lindas me ayudaron, entre ellas ahora mi actual novio – a Tae le brillaban los ojos cada vez que su novio cruzaba por su cabeza, así solo fueran unos segundos – entonces déjame comprar un rico americano para ti y unos panqueques, ¿te parece?

- Sí, claro está bien – dijo Jimin.

Tae llamó al mesero y le pidió el desayuno a Jimin – bueno cuéntame sobre ti.

- Mmmm bueno, soy de Busan, tengo 24 años…

- Wow tenemos la misma edad, que adorable... jeje continúa – dijo sonriente.

- Bueno, siempre soñé con ser bailarín aunque soy un poco tímido, pero era mi sueño y en parte el de mi mamá que falleció hace unos meses, pero creo que ella solo soñaba con que fuera feliz sin importar lo que hiciera. – en su mirada aún se veía la tristeza ante la pérdida de su madre.

- Lo lamento, debe ser terrible perder a tu mamá, bueno yo no tengo padres, no los conocí en realidad, me crío mi abuelita porque mis padres fallecieron cuando era un bebé, pero si mi abuelita falleciera no sé qué haría, ella es mi única familia – tae sentía pesar por el joven frente a él.

- Sí, bueno me tomó bastante valentía dejar mi vida para venir acá, mis ahorros no son muchos, desde los 15 años estuve trabajando, estudiando y asistiendo a clases de baile, tenía suficiente dinero para venir acá, pero hace dos años con el diagnóstico de mamá, obviamente no dude ni un instante en usar el dinero que tenía para tratarla en la mejor clínica y los mejores doctores pero lamentablemente el cáncer pudo más que nuestra lucha – suspiro ante el recuerdo del día de la muerte de su mamá, haciendo que una lágrima rodara por su mejilla – al menos logré despedirme de ella, y sus últimas palabras, fueron que quería desde el cielo verme bailando en un escenario con gente famosa, bueno siendo feliz en pocas palabras, por eso vendí todo lo que tenía y ahora acá estoy.

- Jimin, puedes contar conmigo para lo que necesites, como yo tuve ángeles en mi vida, yo quiero ser uno para ti, así no logres quedar entre los nuevos bailarines puedes contar conmigo, te ayudaré a seguir intentándolo en otras empresas.

- En verdad gracias Tae, te agradezco la ayuda – dijo sonriendo tanto que sus ojitos se convertían en finas líneas.

- Apuesto a que no ves nada cuando sonríes así – su comentario logró sacarle carcajadas a Jimin.

Luego de media hora donde terminaron de comer y se contaron diversas cosas de la vida de ambos, además de Jimin enseñarle algunos videos de sus prácticas de baile en un estudio pequeño, un auto se estacionó justo frente a la cafetería, Tae alzó la mano en señal de saludo y le indicó a Jimin que ya habían llegado por ellos. Al acercarse al auto salió un chico de sonrisa radiante el cual tenía la misma mirada de enamorado que Tae al mirarse el uno al otro.

- Hola bebé – dijo rodeando la cintura de Tae y dándole un corto beso en sus labio – lamento demorar pero aún estamos a tiempo, igual no empezarán sin nosotros – su mirada se dirigió a Jimin – oh, disculpa tú quién eres – dijo amablemente.

- Él es Jimin, es una ternura de niño, lo conocí hace un momento el pobre estaba perdido y me pidió indicaciones para llegar a Bighit – dijo sonriendo y alzando una ceja.

- Entonces vas a audicionar – dijo curioso, a lo que Jimin solo asintió – estemmm porqué no habla – dijo dirigiéndose a Tae.

- Perdón, si voy a audicionar y es un gusto conocerlo – dijo Jimin haciendo una reverencia.

- No es una dulzura, Hobi – mencionó Tae tomando de la mano a su novio.

- Sí eres muy dulce y tímido, espero puedas superar eso en la prueba – dijo algo serio.

-Sí lo intentaré, tú también eres bailarín ahí como Tae – preguntó curioso.

- Yo de hecho… – no puedo terminar de hablar pues Tae lo interrumpió.

- Mmmm algo así, ya lo verás – le susurro algo a su novio que Jimin no logró escuchar – por cierto amor Jimin bailar hermoso, me enseñó unos videos, y tú sabes que yo no elogió casi a nadie.

- ok, está bien, vámonos que aunque nosotros vamos con tiempo suficiente, Jimin debe estar pronto ahí para que se cambie y le den su número – los tres subieron al auto y llegaron rápidamente a la empresa.

Tae y Hobi le desearon suerte a Jimin en su audición, le recomendaron nuevamente que no se estresara, no pensara en las personas que lo veían y solo disfrutara de su baile, era lo único importante.

Jimin ya se había cambiado de ropa, portaba una licra negra ajusta al cuerpo junto a una camisa de seda blanca que su madre le había regalado para su primera audición. Muchos bailarines estaban ahí y eso lo ponía nervioso, nunca se consideró el mejor, si pensaba que era bueno pero no extraordinario, además que eran como 100 bailarines y solo quedarían cinco, es decir, no tenía mucha fe de ser parte de esos cinco afortunados, pero como dijo Tae, iba a disfrutarlo por la memoria de su madre, pensaría que ella está ahí, feliz de verlo audicionar eso le daría fuerza y valor.

Llegado el momento de hacer su presentación miro al cielo, respiró profundo y mentalmente le pidió a su madre sonreír por él y darle valentía, porque según los bailarines que pasaron antes de él, el coreógrafo de la empresa era muy estricto y tenía cara de pocos amigos, algo que en verdad lo ponía nervioso. Entro al salón donde debía presentarse para luego hacer las rutinas que tenía preparadas se sorprendió en grande al ver ahí a su jurado, eran tres personas, la primera era el CEO de la empresa, luego en el centro estaba Jeon Jungkook el cantante principal de la compañía y por último la persona que más lo sorprendió fue ver al coreógrafo principal de la compañía, el que en verdad tenía cara de pocos amigos pero al ver a Jimin le dedicó una mediana sonrisa, para presentarse con Jung Hoseok, mejor conocido con Jhope. No podía creer que Hobi el chico que lo trajo a la empresa era el coreógrafo con razón Tae le dijo que era afortunado por encontrarlo, y la verdad lo relajo recordar que Hobi le dijo que lo único importante era disfrutar y eso iba a hacer.

Se presentó, dio una reverencia y contestó algunas preguntas que se les hacían para luego hacer su baile. Cuando empezó a dar los primeros movimientos se sentía tenso, por eso la música se detuvo y pensó que había arruinado todo.

-Joven Park – dijo Hobi – relájese, podemos ver su tensión y eso hace que no sean tan fluidos sus movimientos.

- Piense que está en un lugar sin nadie a su alrededor, que quizás solo esta con la persona que más ama – dijo Jungkook, sorprendiendo a Hobi, pues Jungkook estaba ahí de mala gana, preferiría estar con Nam y Yoongi en el estudio o jugando video juegos, por eso en todo el día ni siquiera prestaba atención a los bailarines, pero a Jimin, a Jimin le prestaba toda su atención, cuando lo vio entrar fue como ver entrar a un ángel, era realmente hermoso en todos los sentidos, su cuerpo era por Dios, perfecto y sexy, en cambio su rostro era tan delicado y expresaba dulzura, no sabe porque pero no podía apartar la vista de ese chico, con los primeros movimientos, si bien estaban un poco rígidos, todos notaban incluso Jungkook que eran perfectos solo debía relajarse. Y eso hizo Jimin, respiró profundo e imagino estando en la sala de su casa, dándole el último baile a su madre, la cual gritaba y sonreía emocionada diciéndole lo perfecto que se veía, así que bailó con el corazón tanto así que al terminar su rostro estaba lleno de lágrimas, las cuales fueron reemplazadas por una enorme sonrisa que hacía ocultar sus ojitos, porque al terminar todos se pusieron de pie y aplaudieron a Jimin.

- Wow, simplemente Wow joven Park – dijo el CEO – la verdad hace mucho no veía a un bailarín expresar tan bien sus sentimientos en un baile, a tal punto de conmoverme.

- Oye, y yo qué – dijo Hobi con cara de indignado.

- Que dramático eres – le contesto.

- Yo sé que soy tu mejor bailarín, pero sí, eres increíble bailando Jimin, llevo 5 años aquí y desde que veo personas audicionando no veía a alguien tan apasionado, incluso lloraste y déjame decirte que casi haces que yo también – dijo con una sonrisa.

- Jimin, puedo tutearte ¿verdad? – dijo Jungkook, a lo que Jimin asintió – bueno Jimin, también me encantó tu baile, espero que quedes entre los escogidos.

- Ok joven Park, espere un correo nuestro en los próximos días, analizaremos las puntuaciones y los videos de cada bailarín, quede o no igual se les envía un correo. Pase buen día y llame al siguiente por favor.

Jimin salió feliz de ese salón, llamo al siguiente bailarín y se dirigió a los vestidores para cambiarse de ropa e ir a su departamento, al salir de la empresa estaba un contento Tae esperándolo en la entrada del edificio, el cual al verlo corrió hacia Jimin y lo abrazó.

-Hobi me dijo que lo hiciste muy bien, le encantó tu energía y tu manera de bailar, disculpa que no te dije quién era en la empresa no te quería poner nervioso – lo rodeo con un brazo en sus hombros – mañana veremos tu video, algunos bailarines estamos reunidos para ver a los aspirantes y darles una calificación, ya quiero ver tu presentación, incluso Hobi me contó que lloraste.

- Es que ese fue el último baile que mi madre logró ver y cuando estaba bailando solo pensaba en ella, la verdad eran lágrimas de felicidad, me imagine a ella al fondo del salón, radiante con una sonrisa de orgullo y eso me hizo llorar.

- Eso si me llegó – dijo tae – bueno, no te daré esperanzas, pero espero y creo que podrías quedar, Hobi es exigente y todos sabemos la cara de pocos amigos que pone cuando esta de jurado, pero según lo escuche le encantó todo, ya veremos. Ahora vamos a comer algo – dijo para llevar a Jimin a tomar un taxi e ir a comer.

- No, no Tae no puedo abusar de tu amabilidad, ya me pagaste el desayuno, no puedo aceptar ahora que me invites a comer – dijo apenado ante la situación, deseaba tener dinero suficiente pero aunque podía pagarse una comida no debía gastar hasta no encontrar trabajo o ser aceptado en la empresa.

- Hagamos algo, vamos a un supermercado, compramos algunas cosas y vamos a tu departamento, preparamos algo y comemos juntos – dijo con las manos en forma de súplica.

- Esta bien, eso sí lo acepto – dijo siendo él ahora el que rodeaba los hombros de Tae – pero te advierto que mi departamento es pequeño y aun es un desastre.

- No te preocupes, podemos ordenar un poco incluso.

-Por qué eres tan bueno conmigo, si solo tenemos un día de conocernos – pregunto Jimin, pues le parecía increíble la amabilidad de ese chico.

-La verdad si me recuerdas mucho a mí, además que no tengo muchos amigos, en realidad casi no tengo, ya luego los conocerás a los pocos de la lista. Pero vámonos que tengo hambre y te estuve esperando para ir a comer.

Ambos nuevos y futuros grandes amigos se encaminaron a comprar algunas provisiones que Jimin necesitaría, además de comprar para hacer una rica comida en casa. Al llegar Tae vio el desorden en ese pequeño lugar, así que se dispusieron a ordenar y luego cocinar, estuvieron hablando de todo un poco, además de encontrar tantas cosas en común, Tae se dispuso a contarle sobre cada miembro importante de la empresa, obvio empezó por su novio Hobi el cuál era el coreógrafo principal y de vez en cuando rapeaba, luego el mejor amigo de su novio Yoongi mejor conocido como el rapero y compositor Agust D, luego Nam otro gran rapero de la empresa, Jin el novio de Nam quién era un excelente vocalista de la empresa y por último el maknae de la empresa, el idol Jeon Jungkook, quien en esto días era uno de los idols más famosos.

Dos días habían pasado desde que Jimin audicionó, no había visto a Tae pero si se escribían y según le informó hoy enviarían los correos a cada aspirante. Lo elogió por su presentación, pero no podía decirle si clasificó o no porque los bailarines solo dieron puntuación y Hobi junto al CEO decidirían, además su novio era cuidadoso con su trabajo por eso no le dijo nada tampoco.

Así que Jimin ahí estaba en una silla actualizando cada 5 segundos su correo, viendo la carpeta de Spam, se estaba muriendo de los nervios y nunca llegaba el bendito correo, tenía horas de estar sentado esperando pero nada que llegaba, ni siquiera había comido algo. Ya con hambre se decidió ir a preparar Ramen para luego seguir esperando, además sólo le tomaría unos minutos. Al terminar de preparar su comida se dirigió a la sala para ver su correo pero en eso sonó el timbre, se encaminó a la puerta y vio a un Tae muy sonriente con unos chocolates y un girasol en la mano.

-¡FELICIDADES! – gritó Tae emocionado. Jimin extrañado no sabía que decir.

- No has revisado tu correo supongo – hasta ese momento se percató de que Hobi también estaba. Esperen si Hobi y a Tae lo estaban felicitando, Hobi dijo que no ha revisado su correo, quiere decir…

- OH POR DIOS – gritó para salir corriendo directo a su computador y ver su email, ahí estaba un correo dándole las felicitaciones por ser admitido como bailarín de Bighit Entertainment. No lo podía creer, había logrado ser aceptado en la empresa que siempre soñó estar y sin importarle que los chicos fueran personas que recién conoce corrió a abrazarlos con efusividad. Los tres saltaron y gritaron de emoción, porque la verdad la alegría de Jimin, esos ojos que desprendían tristeza ahora estaban llenos de felicidad pura y eso los hacía feliz. Tae y Hobi sabían lo dura que era la vida, lo difícil que es seguir tus sueños y por eso sintieron las ganas de apoyar a Jimin, claro que eso no influyó en la decisión de Hobi, él era muy profesional sabía apartar la vida personal de la laboral por eso fue igual de estricto a la hora de evaluar a Jimin, claro que si no tenía lo necesario para entrar a la empresa lo ayudaría a audicionar en otras pero la verdad es que Jimin es un excelente bailarín y tanto él como los demás estuvieron de acuerdo en tenerlo con ellos, hasta Jungkook dijo que quería que se quedara.

Ese día se la pasaron los tres viendo un maratón de Rápido y Furioso, pidieron pizza y algo de cervezas para pasar el rato. Hobi le dio varios consejos a Jimin, ya que al día siguiente tenía que empezar a asistir a la compañía, ya pronto se acercaban unas premiaciones donde los artistas debían hacer presentaciones por ende los bailarines debía prepararse junto con los cantantes. Aún no le dijo parte de que grupo de bailarines sería porque lo dejaría como sorpresa. Llegada la noche, los chicos se despidieron y le ofrecieron a Jimin pasar por él a la mañana siguiente, este acepto con la condición que él los invitaría a desayunar algo delicioso hecho por él mismo. Aceptaron y quedaron de pasar temprano para comer juntos.

8 de Julio de 2020 a las 18:30 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Capítulo II

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas