lunanuevamcr Luna Nueva

Juntos enredados en un sinfín de sentimientos, a pesar de todo...


Erótico Sólo para mayores de 21 (adultos). © Todos los Derechos Reservados (registro 2007074683786)

#relato-erótico
Cuento corto
9
1.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

No Existe

Una lágrima resbala por su mejilla y él la seca con sus labios. Están juntos enredados en un sinfín de sentimientos. Él la besa, la desborda y la enciende. En algún momento de esa locura, ambos terminaron desnudos. El hambre y la sed desaparecen entre una necesidad más grande, más primitiva.

Vuelve a tomar su boca por sorpresa, muerde su labio inferior y lo hala entre sus dientes, mientras la tiene presa entre la pared y su cuerpo. Adora verla así, totalmente entregada a las sensaciones, lejos de aquel infernal síndrome de control que siempre la posee. Solo puede sentirla así en aquellas situaciones. Solo en sus brazos se olvida de controlar todo lo que pasa a su alrededor. Solo en sus brazos puede olvidar lo rota que él sabe que está.

La sostiene a pulso mientras baja un sinfín de besos, desde boca hasta sus pechos. Toma un pezón en su boca, lo succiona, luego lo sopla, suave, hasta que lo yergue y finalmente lo lame. Ella gime bajito, se estremece y se adelanta sus caderas buscándolo.

— Aún no — le dice haciéndole sentir su aliento sobre su otro pecho, donde todavía fabrica sensaciones para ella. Lentamente la separa de la pared y la lleva hasta la barra de la cocina, la pone sobre ella y se recuestan. Sigue con su recorrido de besos pasando por sus caderas y llegando finalmente a su sexo. Despacio pasa su lengua recorriéndolo entero, haciéndola arquear su espalda, pedir más y enroscar sus manos en su pelo, para mantenerlo fijo, ahí en ese lugar, entre sus piernas y comienza a moverse. Él detiene sus movimientos anclando sus caderas a la barra.

— Quieta — le da un pequeño mordisco que la hace gritar y apretar su agarre. Él sigue con su cometido, ahora introduciendo suavemente un dedo en su interior, mientras sigue besándola. Ella se remueve, sintiendo el placer apodarse de cuerpo. Entra y sale de su interior, mientras lame sus labios y la saborea. Aumenta el ritmo y ella comienza a susurrar palabras inconexas. Siente como se aprieta en su interior y en ese momento para. Se pone sobre ella, la besa mientras guía su erección y la penetra con un movimiento certero, haciendo que ella se funda en un universo de placer inigualable, disfrutando de cómo lo abraza el orgasmo que acaba de provocarle. Se queda muy quieto mientras ella vuelve lentamente a la realidad, para recibirla con otro movimiento certero y volver a encenderla. Ella grita y luego muerde su labio inferior.

— Más — le exige.

Comienza a entrar y salir de su interior y ambos se pierden en el sonido de sus respiraciones, maldiciones y gemidos. Él se apoya en sus manos y mientras se mueve, sigue torturando sus pezones con leves mordiscos. Ella le entierra las uñas en la espalda, en un intento de agarrarse a algo que le permita discernir el placer que está sintiendo. En cada embestida se siente completa de nuevo y así entre sus brazos olvida su horrenda realidad.

Él sale de ella y la hala de las caderas, haciendo que baje de la barra, le insta a darse la vuelta y recostarse de cara a esta. Vuelve a entrar en ella, enredando una mano en su pelo y anclando la otra en su cadera. Pega el pecho a su espalda. Aumenta la fuerza de sus embestidas hasta que de nuevo inconexa, acierta a decir:

— No pares

Ambos siguen así, ofreciéndose el uno al otro, subiendo la temperatura del ambiente, que calienta no solo sus cuerpos sino su interior. Están al borde, al límite de volar juntos al infinito, impulsándose juntos, respirando trabajosamente y al fin brillan, se funden y ahogan en un mar de placer indescriptible, del que ninguno quisiera salir, del que no quisieran emerger.

Otra lágrima errante va a parar a la barra, pero esta vez nadie la rescata. Él la abraza tratando de recuperar el compás de sus latidos y calmar su respiración, mientras ella llora en silencio, llora por lo injusto que es su corazón, que es incapaz de amar al hombre que la hace volar y tan traidor de mantenerse firme con quien lo destrozó. Ha pasado por mucho y aun así se mantiene intacto, a pesar de que desea amar con fuerza a aquel hombre que la sostiene.

— No llores — le dice él bajito, dándole un beso en la espalda.

— No es justo — le responde. — Él aumenta la presión de su abrazo.

— Solo basta con que estés aquí, lo que pase afuera para mí no existe.

6 de Julio de 2020 a las 18:39 11 Reporte Insertar Seguir historia
7
Fin

Conoce al autor

Luna Nueva Escribir es la mi forma de exorcizar mi alma. Mi manera de sacar de adentro todos aquellos sentimientos escondidos, replegados y que necesitan salir, es la forma en que mi corazón habla a través de las líneas y le dan sentido a todo lo que vivo a diario, es mi amor escondido, mi escondite clandestino, el descanso de mi alma, la pasión de mi mente.

Comenta algo

Publica!
Brayan Condori Brayan Condori
me encantos

  • Luna Nueva Luna Nueva
    ¡¡Gracias!!, me alegra que te haya gustado :) 2 weeks ago
Leonardo Nin Leonardo Nin
Te invito a que lea mi historia (Amor De Desenfreno), ¿tal vez te guste? Saludos :)

Leonardo Nin Leonardo Nin
Tu relato es excelente, solo creo que debes arreglar algo referente a las tildes, créeme, esos errores ya han pasado por mis relatos y los he arreglado gracias A Dios, solo debes releer tu historia y lo veras, después de ello, el relato es muy sincero y realista y acorde a una realidad como la que planteas en tu historia, te quedo bien querida.

  • Luna Nueva Luna Nueva
    Mil Gracias por tomarte el tiempo de dejarme tus apreciaciones, son muy valiosas y por supuesto que las tendré en cuenta. :) 2 weeks ago
Luis Rodríguez Luis Rodríguez
Muy bueno.

Angélica Plaza Angélica Plaza
Muy intenso
July 12, 2020, 00:28

YOSAE MARC" YOSAE MARC"
Triste, pero real. Felicidades
July 06, 2020, 18:49
~