jess-jardon1593884104 Jess Jardon

Alicia quiere crecer y descubrir las nuevas maravillas de ser mujer.


Erótico Sólo para mayores de 18.

#aliciamaravillas
Cuento corto
0
542 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Amarillo es el nuevo Rojo


DANZA DEL

En la fiesta del jardín, por las tardes cuando el sol comienza a declinar...

(Alicia)

*Relato*


Las marcas ya cicatrizaron, pero el dolor como lo sanas cómo le dices a los demás que ya no quieres salir del túnel y que las Maravillas son más divertidas que las fiestas de no cumpleaños son una simple excusa y que lo realmente divino es tomar el delirante té, al lado del sexy sombrero que clava la mirada en mis piernas y va subiendo y se detiene...


Y después me vuelve a mirar me ve fijamente a los ojos, esa mirada se pierde y poco a poco va bajando esa loca y retorcida mirada que se detiene en mis senos y los puedo sentir más firmes porque con sólo verlo me puedo excitar, y ya no sé si sus ojos suben o bajan, porque mi entre pierna se humedece y me puedo retorcer, pero no de dolor esta vez de ese gozo, de placer de algo fuera de lo normal y me siento suya, una mirada que quema, que incita y me provoca y dejó la inocencia de lado y pido a gritos una galleta que le diga al mundo que soy mujer, más mujer que deje de ser mía para ser de él, Alicia pide más, pero el Sombrero no da más que choque de esas cuantas miradas.


¿Por qué mi amado Sombrerero? ¿Acaso teme ser amado de la manera correcta?


Alicia, ¿para ti que es la manera correcta? -dijo el Sombrero


Pues una tierna y perversa -aclare- que cuando necesites que te amé estaré ahí para ti, para hacerlo de la manera más dulce y tierna que cuando necesites mi apoyo estaremos hombro con hombro cuando necesites llorar sere tu paño de lágrimas y cuando necesites foll*r seré tu put* una Insaciable perversa que saciara tus más bajos instintos y que al final de sacar toda tu lujuria te abrazaré, te daré la mejor de las sonrisas y con un te amo podrás descansar en su pecho para cuando despiertes si quieres más volver a empezar.


Mi amado sombrerero te quiero cuidar necesito amarte pero sobre todo estoy dispuesta a acompañarte en todas y cada una de las deliranzas que la tierra de Loquilandia nos presente.


Sombrero ¿ te ha comido la lengua el ratón?


No, para nada Alicia, pero mi niña Somos ajenos Mi pequeña y Dulce Alicia no deseo matar ninguna de tus ilusiones sobre el amor es delirantemente hermoso pero ¿acaso es real?


¿Y si mi pequeña Alicia un día sana, y me olvida?


¿Y si mi pequeña y hermosa y exquisita Alicia en la flor de su juventud un día busca una deliranza más apasionada?


Donde quedaría este pobre sombrerero si el nivel de locura máximo ya le ha sido otorgado ¿y ya no te satisface?


¿Cómo olvidar a mí Alicia que me ha regalado las más hermosas aventuras en el país de las maravillas?


Sabe usted mi pequeña cuántas veces le follad* en sueños, la he amado de las maneras más inimaginables y le puedo asegurar que en cada una de ellas usted disfruta y no es que yo me de ser todo un dios pero he intentado en mis más bajos sueños hacerla gozar gritar y créame que usted en cada uno de ellos pide más...


Le pido que por favor lo haga ya, interrumpi


No puedo mi niña Usted es tan divina exquisita diría yo al menos hoy no.


Le parece si tomamos un poco de té y mejor hablamos de lo que no es!


-Alicia- Sombrero; intentaré cada día, juro no darme por vencida.


Carta una de tantas

De J para él.

4 de Julio de 2020 a las 18:31 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas