rafael-villafuerte1583025906 Rafael Villafuerte

Cavada en el vientre de un cerro antes de la guerra con Chile, este túnel guarda tal vez algunos misterios dignos de contarse al amparo de una noche obscura y una fogata.


Paranormal Todo público.

#exploración-misteriosa #caminando #calor #campos #misterios #aire #peces #pescadores #paisajes #tiempo #túnel #Camaná #río
Cuento corto
0
511 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

...

El Túnel del tiempo de Camaná.

Maya, Alexandra, Paula y Yesenia todas amigas y alumnas de la escuela secundaria número 30031 de la provincia de Camaná, eran fanáticas de los temas paranormales y habían descidido explorar el misterioso Túnel del tiempo. En el cual se decía pasaban cosas extrañas, como que una vez en el interior del mismo las horas y los minutos se sucedían más lentamente, se oían o se tenían visiones de personas de un pasado remoto. También se decía que al cruzar el túnel te sentías revitalizado, rejuvenecido y recargado de energías.

Mucha gente había pasado por el túnel y decían no haber experimentado en su interior nada especial, otros hablaban de un aire helado y fresco que se sentía pero que solo era eso. A pesar de ello el túnel gozaba de cierta popularidad e incluso algunas agencias turísticas lo ofrecían como un punto de visita junto a playas y miradores.

Las cuatro amigas estaban contentas de explorar, aunque Maya estaba algo nerviosa pues de las cuatro era la que más miedo tenía. Fueron un día domingo por la tarde, lo hubieran hecho de noche pero consideraron que era peligroso para ellas.

Cuando estuvieron en el interior de mismo empezaron a gravar con sus celulares y a hacerse bromas, empujarse y tomarse fotos, -en realidad no esta tan osbcuro-habían dicho, aunque Maya no estaba tan entusiasmada. Era verdad, el túnel era lo suficientemente espacioso como para el paso de un camión en un recorrido de poco más de cien metros, desde que entrabas podías observar el final como un potente haz de luz blanca y centelleante, Maya se quedó mirando los muros de arena y piedras, el alto techo de varios metros de altura, le parecía más obra de la naturaleza que de los hombres.

Había estado apenas dos o tres segundos contemplando su alrededor, cuando volvió la mirada hacía a sus amigas quedó extrañada porque estas ya no estaban, se asustó por estar sola en aquel paraje, pero trató de tranquilizarse diciéndose que seguramente habían corrido muy rápido y se proponían asustarla al final del túnel, caminó entonces muy deprisa tratando de alcanzar el final del túnel, comprendió que no era posible que sus tres compañeras hayan corrido tan rápido, las manos comenzaron a sudarle cuando se sintió observaba por las paredes, pero solo las veía de reojo borrosamente, cuand llegó al final dio un fuerte suspiro de alivio, se sintió muy feliz de ver a sus amigas, iba a dirigirles la palabra pero Paula y Yesenia la miraron extrañadas y Alexandra estaba llorando

Te buscamos durante dos horas-dijo Yesenia con desesperación,-si y también pasamos por el túnel varias veces pero no te vimos por ningún lado.

Maya quedó atónita por lo que escuchaba y se asustó mucho. Les explicó que ella solo se detuvo unos segundos a contemplar el túnel y cuando se dió cuenta ellas ya no estaban.

Las cuatro amigas se pusieron muy nerviosas y no querían volver a pasar por aquel misterioso corredor. Ya era tarde y pronto anochecería, así que descidieron volver a su casa por otro camino, ninguna de las cuatro tuvo ganas de regresar nunca más a ese lugar.


Ocultos.

En el río Camaná se pesca: liza, camarones, pejerrey, etc. Es agradable meterte al río y ver las aguas correr por entre tus piernas, algunos llegan a sentir una conexión especial con la naturaleza, las aves ponen su nota alegre al paisaje con su piu, piu. piu o sus silbidos agudos. Es agradable pasear por sus orillas de piedras redondas y de diferentes tonalidades, los olores son profundos y agradables. El pasto y las yerbas de las orillas lo hacen aún más encantador. No es el paraiso pero tiene algo especial. Pero cuentan los ancianos que uno no debe confiarse en el río, que este así como es generoso con los pescadores también de vez en cuando les hace maldades, asustándolos sobre todo cuando estan solos. Haciendo que horribles peces con caras de mujer muerdan el ansuelo, el pescador que logra ver esos peces coge susto y permanece enfermo varios días, muriendo si no es curado a riempo por algún curandero...



Notas: ambas historias son fictícias, la primera esta inspirada ligeramente en la película uno de Silent Hill pero más en la leyenda:"La niña de las Peras", la cual puedes encontrar en internet (es una historia misteriosa muy buena).

La segunda esta inspirada en esas noticias falsas o distorcionadas que abundan en You tube sobre peces con caras de personas.

Si haz llegado hasta aqui gracias por leer, hasta la próxima.

4 de Julio de 2020 a las 04:49 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

AMATISTA AMATISTA
El mapa El mapa
Universo Heraldo: Silver Siren Universo Heraldo: Si...