R
Rodrigo Gutierrez


Cómo todos las noches, una joven toma el metro para llegar a casa. Una vez dentro, se encuentra con una extraña e incómoda situación.


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13.

#situación-inesperada #misterio #noche #crimen
Cuento corto
0
538 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Viaje en metro.

El frío de la noche le hizo acelerar el paso. Metiendo la mano en su cartera sacó su celular. Al encender la pantalla, el reloj digital marcaba un cuarto de hora para las nueve de la noche. Debía apurarse si quería llegar a tiempo.

Sobrandolé unos pocos minutos llegó a la estación, al mismo tiempo que el metro que la llevaría a casa. Al ingresar al vagón notó que estaba casi vacío, si no fuera por la presencia de dos hombres. Dos hombres borrachos que besaban a una mujer. La incomodidad la invadió y decidió sentarse en un asiento apartado de ellos. Cuando el metro se detuvo en la siguiente estación, la puerta del vagón se abrió y por allí entró un indigente.

Estuvo un instante mirando a los tipos que aún besaban a la mujer y luego se sentó al lado de la joven que había ingresado antes que él. Ella se tensó.

Cuando el metro se detuvo nuevamente en otra estación, el indigente tomó del brazo a la chica sentada a su lado y a la fuerza la sacó del vagón. La muchacha gritaba pidiendo auxilio.

-¿Por qué gritas?- le pregunta el indigente-. Acabo de salvarte la vida.

La joven lo miró sin entender. A lo que el indigente le dice.

-¿No notaste que la mujer que besaban esos hombres no pestañeaba?. Ellos estabán llevando un cadáver.

5 de Junio de 2020 a las 18:38 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~