jhon-salguero1591065358 Jhon Salguero

Esta historia, contara con 4 capítulos de 7 min de lectura cada uno, donde cuento mi vida deportiva, que es un trayecto de mas de 17 años. Espero aprendan un poco de mi, como yo he aprendido de las historias que me animan a seguir adelante. Edición sin ánimo de lucro, si deseas tener el físico con los 4 capítulos con fotos ¡contácteme!


Historias de vida Todo público.

#ciclismo
1
1.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Historia de Cuarenta

Libro Online Gratuito

1 Año de Ciclismo

Autor: Jhon Salguero

Materia: La vida

Bogotá

Colombia

2020

Introducción:

Después de estar tantas horas conmigo mismo en esta cuarentena 2020, escribí una historia real en la que se pueden identificar como deportistas, no deportistas, gente del común o ¡gente única como tú!

Espero que te quedes a leer mi historia, para quedar en contexto esto sucedió en la ciudad de Bogotá de Colombia, en una época cambiante por la tecnología y moderna. Dejare un capitulo para leer cada semana, feliz 1 de junio de 2020 y que vengan esas historias para leer, que como dijo Charlie Chaplin, “Un día sin reír, es un día perdido” y como dice el dicho “Un día sin leer, es un día perdido” también.

Historia de Cuarentena...

El primer año como ciclista de ruta lo inicie en junio del 2019, en una escuela de ciclismo Bogotano. Estaba entusiasmado por empezar a formarme física y mentalmente, y lo decidí desde diciembre del año 2018 cuando tenía una plata ahorrada, esto fue un dilema porque me inclinaba a comprarme una moto para seguir mi vida citadina y conectarme con el mundo laboral en ella pero al final por no quedar en deuda con mis padres o un banco, decidí que sería bueno ejercitarme a la vez que me transportaba de una manera fácil y rápida.

Inicie con una cicla de una talla más grande de la que me aconsejaban por mis preferencias en el tamaño de las corazas, ya que las quería gruesas para soportar los huecos de la ciudad, luego esa misma cicla la vendí para comprarme una de mejor calidad y más adaptada al ciclismo de ruta, paso 5 meses desde la adquisición de aquella primer cicla de ruta con rines 29 y corazas 32 mm, hasta llegar a una cicla que tenía un tallado Americano con componentes sobresalientes y que me hacía querer mejorar rápidamente cambiando mi estilo de vida y mis hábitos, deje de salir a discotecas para dormir mejor y madrugar a entrenar, esto fue un cambio de verdad difícil pero que aceptaba con mis responsabilidades como también ser practicante de Logística Empresarial en ese mismo periodo de tiempo.

Cada entrenamiento desde que inicie me lo tome como un desafío ya que por mi edad y poca experiencia me “quemaba” literalmente porque el nivel que tenían los “chiquis” era extraordinariamente fuerte y porque yo quería iniciar desde un nivel más o menos básico ya que mi edad era para estar en la Sub 23 y eso es casi igual que andar con los profesionales Elite. Desde ese inicio de año empecé a proponerme la meta de ser un ciclista de alto rendimiento o más bien profesional inspirado por Egan, Nairo y todos los que me compare al estar subido en una bici y sufrir más de lo que había sufrido en cualquier prueba física que haya tenido antes y eso que desde los 5 años me he inclinado por el microfútbol (recreativamente)y hasta me gane una medalla de Subcampeón en el torneo que hicieron cuando estaba en segundo, eso es lo que pienso que me dirigió a una deportiva activa.

Después en el 4 grado me meti 2 goles que marcaron mi vida, uno fue para empatar la final contra los de quinto y el otro para asegurar el penalti en esa misma semifinal, hay logramos el 3 puesto de futsal en el colegio.

Las alegrías me las dio el próximo año tras ganar el torneo del colegio de baloncesto, y ya en el 2008 cuando empiezo la secundaria estuve en atletismo ganándome el 3 puesto en las olimpiadas en la prueba de 100 m; en el 7 grado fue mi primera dupla quedando de 1º en el campeonato de fulsal y Baloncesto gracias a mis amigos que ya en ese año los conocía desde 3. Ese último año dio el fruto de estar de lleno en el arco, gracias a que desde mis 8 años (en quinto) comencé a tapar en una escuela de fútbol que quedaba en el parque el Tunal, después tape en la cancha de microfútbol de mi barrio en la noches cuando salía los chinos y gente de todas las edades a jugar, en la cancha de futbol de mi iglesia con una pequeña escuela de fútbol y en el colegio cuando retaba a mis compañeros a meterme un gol. Después en 8 llegó una época de transición ya que me traslade de casa a otro sector y otra clase de gente.

Esta época sin duda no podría faltar el fútbol, así que me anote a una escuela de fútbol aficionada que intentaba sacar un equipo para los torneos locales, ingrese a otro colegio con nuevas personas que sacaron otras aficiones y me aleje del sueño de ser arquero profesional pero aún lo hacía de manera competitiva en el equipo de mi salón de futsal y en los descansos.

Desde 2010 hasta 2014 no volví a encontrar esa racha de medallas que traía, pero no me rendí, así que desperté gracias a ese aliento motivador que te da un grupo de amigos que les gusto compartir momentos deportivos que simbolizaron mucho para mí en grado 11. Ganamos el oro en los juegos intercursos de baloncesto y voleibol.

Ya después en el 2015 fue un año de viajar en transmilenio todos días entre semana ya que iba a una universidad en el centro de Bogotá, ese año lo aproveche aprendiendo “medios audiovisuales” y jugando tenis de mesa en los descansos.

Luego a mitad de año decidí retomar mi vida deportiva así que busqué escuelas de fútbol, después de casi 5 años y medio de estar sin entrenar, ingrese a una escuela básica del salitre donde me readapte al arco en 1 mes aproximadamente, luego estuve en otra hay mismo donde ya duré 3 meses donde cogí ritmo y me empezaba a acostumbrar el cuerpo. Hasta que busque una donde me exigieran más y tuviera equipo para jugar torneos distritales para probarme. Así es qué ingresé a una escuela de un exjugador profesional Colombiano, cuyos entrenamientos eran más exigentes y el arco se volvía más grande para mí y mis capacidades en ese momento.

Después de 2 meses, tuve una lesión en un musculo del hombro que me había dejado sin ganas para seguir ya que había vuelto de una forma muy dura y quería lograr resultados en poco tiempo. Esta parte fue dura de afrontar “ya que las lesiones musculares son muy delicadas de recuperar, por eso debes cuidarte, estirar antes-durante y después de los entrenamientos), no pongas toda la carne al asador entrenando, debes dejar para luego y dar el 100% en las competencias que valgan la pena”.

Luego tuve varias oportunidades para mostrarme en las inferiores de varios equipos en ese mismo año, pero no estaba disfrutando lo que hacía y bajaba la concentración en los pocos segundos donde chequean a todos los jugadores. Pienso que fue por la inseguridad que me hacía caer en el juego del delantero.

Entonces deje de entrenar ese diciembre, para volver a recuperarme muscularmente de la lesión, y trataba de sentirme seguro mentalmente aprovechando la familia y el descanso.

En el 2016 decidí dejar lo que estaba estudiando porque no me gustaba al 100%, me enfoque en una carrera la cual podría disfrutar, entonces ingrese en enero a un técnico en Logística que estaban dando en Soacha pero que tomé pensando en los sacrificios que traía ya que vivía en el Minuto de Dios. Pero cuando uno le gusta algo, lo hace.

Empecé a volver a estar en contacto con las escuelas de futbol y fui a una llamada Cjw, cuya sede era en el parque la Gaitana, en ese año 2016 ya era Sub 18 así que ya estaba a 1 año de la sub 23 que jugaba tipo profesionalmente en la liga de fútbol de Bogotá, cada año que pasaba, era como un penalti que sí lo atajabas, salías de la confusión y el estrés de saber tu rumbo en tu carrera deportiva y por lo tanto en la vida personal.

En 2016 estaba jugando en un grupo consolidado en el que jugaba como arquero, jugamos varios torneos locales y aprendía a jugar otra vez en equipo, a divertirme, pero también tenía una responsabilidad en la que cargaba con el peso de los goles que se me hacían. En Julio me inscribí de nuevo en la liga de Bogotá de fútbol otra vez ya que había estado antes en la sub 9, sub 11 y sub 13.

2 de Junio de 2020 a las 02:46 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Lo que siguió, y lo que seguirá

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión