lady-andrade1590992816 Lady Andrade

Comparto mi opinión sobre los derechos de la naturaleza desde el punto de vista ontológico, espero les guste!


Inspiracional Todo público.

#338 #interactive
1 / 1 CAPÍTULOS Historia interactiva
1
342 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

La naturaleza no necesita ser cuidada, nosotros necesitamos cuidarla



De éste enunciado emerge mi tesis; y lo llamo así porque considero tan necesario radicalizar y trascender hacia el paradigma biocéntrico a través de la comprensión de que el cuidado de la naturaleza no es una opción, que la naturaleza no tiene sentimientos de querer ser cuidada, que la naturaleza no se resiente… la naturaleza sólo reacciona; es para nosotros, es para todos.

Para desarrollar la hipótesis, empiezo enfatizando en lo que ya sabemos; la naturaleza atraviesa un sinnúmero de amenazas que ponen en peligro no solo ecosistemas, sino también a las personas. La importancia del reconocimiento de los derechos de la naturaleza, emerge del acaparamiento de contaminación, consecuencia del accionar antropocéntrico del hombre. Éste paradigma nos conduce a un insoslayable daño y desaparición de la especie humana.

Los derechos otorgados a la naturaleza, tuvieron su fundamento en la necesidad de conservar la vida humana. Por éste motivo, y sólo por éste motivo, el derecho evolucionó –como siempre lo ha hecho- hasta considerar a la naturaleza como sujeto de derechos.

Ésta nueva figura rompe paradigmas en cuanto de derechos se trata. Como es de conocimiento, los derechos se encuentran íntimamente vinculados con la capacidad, pero los legisladores no se plantearon la interrogante de, si la naturaleza es sujeto de derechos, ¿es capaz?. Tomando en cuenta que la naturaleza no se encuentra entre las excepciones legales de capacidad, se podría decir que es capaz, pero, por otro lado, se encuentra en las mismas condiciones que un sujeto incapaz, por lo que ésta perspectiva es mucho más acomodada.

Proponiendo que la naturaleza es un sujeto de derecho incapaz, pero que necesariamente dispone de derechos, inmiscuyo en la idea de que ésta necesidad es del hombre.

La naturaleza no siente (excluyendo a los animales), no está en elección de lo que quiere o no quiere; los que queremos somos los seres humanos, por nuestro raciocinio tenemos el deseo de vivir, y sólo por éste motivo el Derecho evolucionó, tomando en cuenta que el Derecho es creación del hombre, un ser imperfecto que, en busca de la verdad, crea dédalos interminables para el manejo de su especie, todo esto por la única razón de vivir en sociedad.

Con éste planteamiento, y en sentido ontológico, la naturaleza no posee derechos intrínsecos como los que posee el ser humano, porque así se califica; la naturaleza no pretende, la naturaleza no tiene deseos ni pensares, no se encuentra en preferencia de lo que necesita o no.… la naturaleza sólo reacciona, y lo vemos a diario; si arrancamos una planta ésta se marchita, si deforestamos, la tierra se vuelve infértil, si contaminamos la capa de ozono se degrada; no es una “rebelión de la naturaleza” como muchos consideran, es una reacción natural. Una rebelión se puede hacer o no hacer, queda en manejo de una decisión y la naturaleza no toma decisiones, la naturaleza reacciona inevitablemente, entonces no habrá momento para pedirle de favor que no se muera, no habrá momento para pedirle que no se dañe, ella solo reacciona, y ya será demasiado tarde.

Lo que pretendo esclarecer, es que nuestra existencia está en nuestras manos, nuestra existencia depende de nuestro actuar, y la manera para controlar el actuar del hombre es por medio del Derecho. De aquí surge la importancia de ésta ciencia tan cambiante e incierta, y es que es tan apasionante pensar, que si existiese un solo hombre en la tierra el Derecho no tuviera razón de ser; pero nuestra realidad es la sociedad, y la masa social es mucho más fuerte que un hombre, fuerza que puede llegar a destruir su propio hogar. Por tanto, insisto en el valor y la necesidad de ésta figura jura jurídica en todo el mundo; establecer los derechos de la naturaleza dentro de la normativa, es para nosotros, es para todos.

La naturaleza existió antes que el hombre, y en ese entonces tenía "bienestar", y hasta la palabra "bienestar" es una creación del hombre por su racionalidad, pero todo lo que existe en el universo son estados, no hay cosas buenas o malas en el cosmos, solo estados, pero al hombre no le llama mucho la atención ésta filosofía, la naturaleza del hombre es la supervivencia, pero es contradictorio que siendo así, y con su raciocinio, sea incapaz de racionalizar la idea de que la contaminación es un suicidio.

El hombre es el único ser pensante que, aun con su capacidad, toma decisiones que lo conducen a su ineludible extinción; considerando que su raciocinio es su mejor arma, pero también puede ser su peor virtud.

Lady María Andrade Hidrovo / 2020

1 de Junio de 2020 a las 06:45 2 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
David Zambrano David Zambrano
🙌🏻👏🏻❤️
June 02, 2020, 01:31
Leonela  Reyes Leonela Reyes
💗
June 01, 2020, 15:27
~