scrivivente Lázaro Clemente

En medio de la pobreza tres personas —Kolya (Nikolai), Piotr y un anciano luthier— se entregan mutuamente dos tesoros: el don de la generosidad y una vieja tabla. El resultado es la mejor obra de arte: la vida.


Historias de vida Todo público. © Scrivivente

#amistad #creatividad #pobreza #gratuidad #gratitud #esperanza #música
Cuento corto
0
759 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El violín de Kolya y Piotr

El pequeño Kolya se acurrucaba contra sí mismo para escapar del frío. Las calles de Moscú no son acogedoras en invierno. Otro mendigo pasaba por allí con su carreta llena de tablas y cartones. Se detuvo, y le ofreció unas cuantas para que se hiciera un precario refugio.


—Gracias…


—Me llamo Piotr —dijo el hombre.


Una de las tablas llamó la atención del niño. Tenía una forma extraña, con doble curva, y restos de barniz en algunas zonas: era la tapa de un viejo violín roto.


Kolya conocía a un anciano luthier que le daba leche caliente cuando iba a verle. Fue. Le enseñó la tabla. Con ella el luthier sacó casi de la nada un violín nuevo. Y el violín sacó casi de la nada a un virtuoso: Kolya.


Muchos años después, un viejo mendigo miraba hacia el río Moscova con desesperación. Iba a saltar cuando, de pronto, escuchó una suave música mezclada con el fragor del agua. «¡Es un violín!», se dijo, mientras salía del agua antes de lanzarse a ella.


El joven músico se le acercó. Le reconoció. Llevaba en sus manos la vieja tabla que Piotr le regalase, pero vestida de música y sobre todo, de gratitud.

31 de Mayo de 2020 a las 14:42 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Lázaro Clemente Me llamo Lázaro, hermano Lázaro. Soy monje. Feliz de seguir a Jesús usando, como Él, las palabras. Mi seudónimo «Scrivivente» une dos términos italianos: “scrivere”, escribir, y “vivente”, viviente. Uso tres “lápices”: curiosidad, para descubrir los nanodetalles de la vida; imaginación, para involucrarlos en mis cuartillas, y sentido del humor, para aportar con humildad aire fresco, esperanza, chispa, ternura. Creo que escribir es llegar al folio antes que las palabras, y esperarlas allí.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~