soyarth AR TH

Por motivo de la jornada mundial de las comunicaciones sociales en la cual el Papa Francisco llama a narrar nuestras historias, les contaré la mía lo más breve posible y espero algún día podérselas narrar más ampliamente.


Historias de vida Todo público. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

#Cristo #dios #paz #amor #ayuda #fuerza #animo #pandemia #cuarentena #esperanza #fe #testimonio #mivida #vida
1
921 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

ARTH

Hace varios años tenía mis planes, metas y aparentemente todo para cumplirlas, pensaba que iba por el camino correcto, porque la sociedad así lo señalaba, creía que nada podría detenerme, me sentía autosuficiente, pero repentinamente DIOS cambió mi vida de forma trascendental llevándome a vivir lo que jamás imaginé que podría existir. Mis planes y objetivos de aquel entonces fueron destruidos sin que yo pudiera hacer algo para evitarlo, cambiando drásticamente mi ritmo de vida, el cual nunca más ha vuelto a ser el mismo de antes al igual que yo, teniéndome que alejar de gran parte de lo que quería en aquel momento, conocí el dolor que todo eso implica, la frustración, la terrible incertidumbre y más… viví y sentí mucho de lo que ahora varias personas están experimentando a causa de la pandemia y aunque todo este proceso sí ha sido doloroso y difícil, son muchos y muy importantes los aprendizajes que DIOS me ha otorgado y que de ninguna otra forma yo los habría entendido, pero para no alargar más este escrito, por ahora les puedo decir que Cristo le puso un freno a mi vida para demostrarme mi pequeñez y hacerme ver su grandeza, que no importa tu capacidad, brío o esfuerzo, nada tienes, nada se mueve ni se logra sin su voluntad, me transformó desde lo más profundo de mi ser arrancando de raíz aquellos defectos de los que no me percataba por estar inmersa en las cosas del mundo, pero que me estaban conduciendo al espejismo del éxito que en realidad me dirigía al vacío, perdición y destrucción, nuestro señor Jesús a través de lo que he pasado me ha abierto los ojos del alma y he comprendido el nivel de mi miseria cuando me faltaba su santa presencia, me ha impulsado a reconocer mis errores, la importancia de creer en Él con convicción y no sólo de palabra, despertó mi conciencia y aunque el trayecto para ser la mejor versión de mi misma continuará mientras siga viva, definitivamente soy una mejor persona de lo que era antes, sin la intervención directa de Cristo y la noble compañía de nuestra madre la Santísima Virgen María, ARTH no existiría y los libros que he escrito hasta el momento simplemente nunca los habría querido ni podido realizar y yo ya no estaría viva. Por eso puedo confirmarles que sólo DIOS es capaz de enderezar lo torcido, volver a moldear lo que estaba defectuoso, crear luz en donde hay oscuridad, Él nunca atenta contra el libre albedrío, pero sí cambia las circunstancias dejándote sin el poder de modificarlas, la forma en que reacciones a ellas sí dependerá de ti, ten la certeza de que incluso en una situación que pareciera funesta, en la que no se comprenda el por qué ni cuánto tiempo durará, Él te sostiene cuando no pones resistencia a su voluntad, aquella que te conduce al plan más perfecto y sabio que el tuyo, aunque sea complicado de entender. Al principio de mi conversión creía que máximo sería un mes en esas circunstancias y todo volvería a la normalidad, pensar en más tiempo me parecía inhumano, imposible de soportar, pero DIOS te demuestra que puede hacerte más fuerte de lo que imaginabas y que con su ayuda eres capaz de soportar y sobrevivir a mucho más de lo que creías, así que te exhorto a que confíes en nuestro señor Jesús. Ahora sé que la única forma en que puedo hacer que valga lo que he pasado todo este tiempo es aplicando lo aprendido, de lo contrario ningún sufrimiento ni esfuerzo habrá valido la pena; así que no esperes a que se acabe este lapso de cambio para volver a la normalidad, porque ese no es el propósito de esta travesía, sino de que aprendas lo que necesitabas para precisamente no volver a ser lo que eras, sino ser mejor, para que no sigas contribuyendo a esa “normalidad” en la que ya sobreabundaba la maldad, sino que colabores en la construcción de una nueva alejada de los vicios que envenenan nuestro planeta y dañan a nuestra sociedad. Regresar al mundo sin pertenecer a él (sin retornar al egoísmo, a la inmundicia, a la soberbia, indiferencia ni a la trivialidad). Ahora que esta pandemia ha puesto a muchos en el mismo reto, sirva para que empaticemos más y por tanto amemos de verdad, exista mayor solidaridad para evitar el caos y hallar la auténtica paz aun en medio de la adversidad.

30 de Mayo de 2020 a las 20:38 1 Reporte Insertar Seguir historia
1
Fin

Conoce al autor

AR TH Hola, soy ARTH, una aprendiz de escritora, autora de libros, reflexiones y cuentos. Estoy comprometida en brindarte historias entretenidas y constructivas con el objetivo de lograr que tu satisfacción de leer se extienda aún después de haber terminado la lectura y así nunca sea en vano el tiempo que inviertes en leer mis líneas. Instagram: @soyarth

Comenta algo

Publica!
Lázaro Clemente Lázaro Clemente
El Señor Jesús bendiga Sus sueños sobre ti, ARTH. Unidos en la oración.
~