dayana-beaujon1577826129 Daya Beau

Con las luces apagadas, pienso. Con las luces encendidas, también. Con mi mente en blanco y las letras que me ocupan.


Inspiracional Todo público.

#descubrir
Cuento corto
1
881 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Somos más que piel

No sé a ciencia cierta lo que significa ser "yo". Es muy variante y muy impuntual, a veces es torpe y a veces es feliz. Ya sé, uno es un estado de ánimo, pero, para mi propio "yo" también entra como estado mental la torpeza. Cada que me embarro con sangre ajena, cada que busco caras en la calle, cada que no puedo apagar mi cabeza, cada que prefiero un cuerpo cinco minutos antes de llorar.


Me estoy conociendo constantemente, soy una persona sola y sin rumbo, soy una persona que ama mucho pero no consigue aún manera de saber cómo redactar cartas. Me veo hermosa pero de una manera particular, y no sé si me gusta. Soy una persona extraña, que se extraña a sí misma una vez cada dos días.


Me gusta mi risa y me gusta apreciar la vida que el amor me enseñó a apreciar. Me veo muy dolida y feliz, pero con mucho miedo de perderme sin el amor y de perderme en él. Se me acelera el corazón cada vez que me siento sola, intento caminar ahora por las calles, intento indagar lo que me gusta hacer, y no lo sé, no lo sé. Sola no lo sé.


Hoy, hablando entre tanta multitud, descubrí que me gusta cantar con los audífonos puestos fingiendo que escucho música por las calles. Me gusta escuchar mi propia voz, me gusta que la gente mire y se pregunte por la chica rara que canta alto, o quizás alguno se pregunte por cuál canción estoy cantando tan inspirada. Fantaseo con eso y es un juego que tengo conmigo misma.


Me voy conociendo, y los pequeños gustos que reconozco de mí, me hacen sentir una nueva yo, que reemplaza el dolor, que quiere aprender y caminar por un sendero que sabe que es el correcto, sin puentes frágiles y sin cuerda de protección. Ya quiero ir sin miedos y reparar el cielo que separé en dos.


A través de los días entiendo mucho más la compañía, entiendo el compromiso y lo que significa, y que no debo temerle si soy capaz de entregarlo. Aprecio ahora mensajes cortos y de personas que si aportan un rayo de luz en mi vida, me es fácil diluir con vino y sonrisas a quienes puedo mezclar en mi presente. Meses atrás sentía vacío si no conocía a alguien nuevo o tenía mi bandeja de mensajes lleno de solicitudes, ahora me abruma tener más de dos.


Los sentimientos pueden ser vacíos, pero hay que desarmarlos, amarlos y darles la bienvenida. Aún no sé cómo seguiré avanzando en mi, pero la persona que pensaba ser hace una cantidad de años o meses atrás, no lo es más. De pronto me quiero más, de pronto no necesito hablar mucho para ser escuchada, de pronto escucho más, de pronto salgo menos, abrazo menos, me ilusiono menos. Pero así, es que me construyo y así es me detengo a pensar en mi "yo".

28 de Mayo de 2020 a las 15:58 1 Reporte Insertar Seguir historia
2
Fin

Conoce al autor

Daya Beau Lo que no me atrevo a decir, está acá y lo que me atrevo a decir, también.

Comenta algo

Publica!
Tania Zúñiga Tania Zúñiga
Más que todo una reflexión, de los conflictos internos, es sorprendente todo nosotros mismos. Una forma bastante poética de expresar los pequeños grandes detalles de la vida.
June 06, 2020, 08:13
~