A
Albana Meloni


poco conveniente traficar órganos en horario pico, ¿a que no? igualmente siempre hay que ingeniarse para entrar a una casa


Cuento No para niños menores de 13.

#trágico #traficantes #tormenta #245 #teléfono #secuestro #queen #lluvia #finalizada #drabble #chica #asesinato
Cuento corto
0
725 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

don't- do it!

Golpe de inspiración en una noche de lluvia y con la canción de Queen: Don't try suicide, recomiendo escucharla para entender mejor el desarrollo de la trama.

Truenos y relámpagos, creía que nada era más caótico que mi cabeza, pensamientos indebidos aparecen como los rayos. Flashes de luces blancas, brillantes y molestas, me dan ideas que seguramente pueda ejecutar hoy. Los grupos de apoyo ya no sirven, la iglesia ya no me sirve, todo igual de inútil que yo. Lo tengo pensado hace días, me despedí de varios conocidos y familiares solo por cortesía, también saludé al hombre que me vendió la soga. Supongo que esta batalla contra la vida la va a ganar mi muerte, ¿es que nadie entiende?
Para ahogar mis penas, y tratar de ahogarme a mí, el alcohol se vuelve mi mejor y único amigo. La televisión también.

Ahora para recordar los viejos tiempos... A ver que tenes para nosotros Fer, sorprendenos con unos clásicos...

¿No es estúpido que pasen un programa de radio por la televisión? Es la misma mierda, ni siquiera hacen algo interesante, sólo le hablan al micrófono y ponen música irritante.
Palmas empiezan a resonar, seguidas de un bajo. No voy a mentir, es bastante pegadizo ese riff. En serio, sólo repite la misma frase durante toda la introducción ¿y a esto le llaman clásico? No es ni siquiera un poco buena.

Don't try suicide, nobody's worth it
Don't try suicide, nobody cares
Don't try suicide, you're just gonna hate it

¿Por qué es tan alegre el estribillo? No concuerda con lo que dice realmente la letra, no me llega el mensaje, no debería ser divertido. Nada es divertido. Además no se puede saber si voy a odiar o no suicidarme si nunca lo intento.
De nuevo ese molesto riff del bajo, estúpido y pegadizo, todo lo que una canción barata necesita. Créeme que realmente es la única manera de salir de todo este infierno, y me importa un carajo tus tetas o lo que sea que hayas dicho, hombre. Lo haré, no importa cuantas veces me digas que no. Ya estoy harta del maldito estribillo que ni siquiera combina con la canción.

Don't try suicide, you're just gonna hate it
Don't try suicide, nobody gives a damn...

De repente la televisión se apaga, justo en el final de la oración. Me asusté, pero fue un alivio para mis oídos, me perturbaba mucho esa jodida canción. Termino mi vaso de whisky y me calzo la idea en la mente. El estruendo que hace el teléfono viejo del apartamento me saca de mis casillas. Ya tuve suficiente con la canción esa. Atiendo.

You need help

Una insoportable melodía comienza a resonar del otro lado de la línea, un piano mal afinado y agudo es tocado salvajemente. Un taladro me hace agujeros en el tímpano y llega a mi corazón. Se detiene un momento cuando reconozco que es la misma canción de antes.

Look at yourself, you need help

Inconscientemente miro mi reflejo en el espejo, ojeras oscuras y piel pálida, labios resecos y la boca semiabierta. ¿Quién me quiere hacer una broma?

You need life

No podía despegarme del teléfono hasta ese momento, colgué rápidamente al oír esas palabras; el piano era una tortura y entender las líricas lo hacía peor. Todo daba vueltas a mi alrededor, la habitación se hacía grande y luego pequeña, era una total locura. La canción retumba por todo el apartamento, como si todos mis vecinos estuvieran escuchándola al mismo tiempo, con el volumen al máximo.

It's okay, okay, okay, okay

No me cabe en la cabeza a quién en su sano juicio se le ocurre hacerme una broma de este estilo. De nuevo el teléfono suena y suena sin parar. No sé que es más molesto: las voces repitiendo suicide o el teléfono repitiendo ring.
Atiendo nuevamente, toda mi atención y la música se centran ahora en el teléfono:

Don't do it
Don't do it
Don't...

DO IT!

El hombre sigue cantando frenéticamente, el piano sigue molestando, cada vez escucho todo más fuerte, más distorsionado. Ahora ya está dentro de mi cabeza, lo siento por las venas y en serio me las quiero cortar. Me revuelco en el piso y me aprieto las orejas pero es imposible, no puedo dejar de escucharla. Me oigo gritar muy a lo lejos, como si me hubieran sacado la voz. Cierro los ojos fuertemente para dejar de ver como el teléfono se hace más y más grande. Todo parece calmarse sin razón, mi cuerpo se queda tieso en el suelo, mirando al techo que está demasiado cerca.

Don't put your neck on the line

Y por alguna razón la cuerda es arrastrada hasta mi cuello, pero yo no me estoy moviendo.

Blow your brains out

Escucho un disparo y me hace doler la cabeza, es un dolor nuevo. Una voz nueva.

Don't do it, como dice Freddie, no te suicides, mejor dejame matarte


Ya no siento, ya no respiro, ya no vivo. Se cumplió lo que yo más anhelaba estos días. ¿Era realmente lo que quería? Muerte. Asesinato. Órganos. Música.
Que manera tan victoriosa de despedirse del mundo.



Nobody gives a damn, girl.

26 de Mayo de 2020 a las 21:51 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Más historias

El regreso El regreso
Rafael de Nogales Méndez Rafael de Nogales Mé...
Espíritu maldito Espíritu maldito