pppjimin Saturno

《¿Cuánto cuesta arreglar un juguete roto?》 Taehyung tiene un secreto, Taehyung no está bien, Taehyung tiene un trauma. Sin embargo, Jinhye está dispuesta a /romperse/ para ayudarlo.


Fanfiction Libros Sólo para mayores de 18.

#thriller #romance #drama #bangtan #taehyung #kimtaehyung #bts
0
806 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

Cero

—¿Qué te parecen estas? ¿O aquellas? Dios, no pensaba que podía haber de tantos sabores, ¡esto parece Alemania!

Me reí mientras elegía la cerveza sabor cherry y sabor limón de las al menos, veinte clases de cerveza, todas de importación. Aquel supermercado del centro de Seúl era perfecto para comprar alcohol, perfecto para montar una buena fiesta en tu casa.

A mi lado Taehyung refunfuñó.

—Esas cervezas apenas tienen alcohol.

Seokjin y yo pusimos los ojos en blanco. Taehyung había adquirido una repentina manía de emborracharse con cerveza todos los viernes.

—Vamos, hay que elegir refrescos para Yoongi. —Jin nos alentó a caminar por otro pasillo, donde estaban las bebidas gaseosas, pero Taehyung no nos siguió.

Mi amigo suspiró, pasándome una docena de Coca-Colas para que las metiera en el carrito. Sabía que Jin estaba un poco amargado, tenía que lidiar con el problema de Taehyung más que ningún otro.

El nombrado apareció entonces portando más cerveza y una cosa nueva: vodka. Jin y yo no respondimos mientras observamos como lo metía todo en el carro.

—Tae... —empecé a decir, pero el castaño me interrumpió.

—Tranquila Jinnie, compartiré.

—No se trata de- —puso un dedo en mis labios, haciéndome callar.

Oh mierda, lo hizo.

Tanto Jin como yo nos quedamos en silencio, observando el siguiente movimiento de Taehyung. Era su primer contacto físico en meses, y él no lo pasó de largo. En cuanto su dedo tocó mi boca lo apartó como si se hubiera quemado. Sus ojos negros se ensombrecieron y dio un paso hacia atrás.

Aparté la mirada, intentando que no apareciese el nudo en mi garganta.

Él pareció entrar en pánico y empezó a dar marcha atrás, con pasos temblorosos.

—Yo...—tragó saliva— Yo os esperaré en el coche.

No lo miré cuando se fue por el pasillo, mi mirada estaba fija en los refrescos de la estantería. Jin me observó preocupado y me jaló hacia él. Apreté mis labios en una línea.

—Así que sigue igual.—murmuré decaída.

Jin suspiró y pensó mejor lo de darme un abrazo. Con cansancio sacó la botella de Vodka del carrito y la puso en una estantería cualquiera.

—Dale tiempo, últimamente lo estás presionando mucho. —no dudé en mostrar mi indignación fulminándolo con la mirada. Sí, destruyendo ese bello rostro.

A Taehyung nadie le presionaba, y ese era el problema.

—Lleva mucho tiempo así.

Jin asintió, pero no dijo nada, empezando a caminar de nuevo. Por fin ya nos dirigíamos a la caja.

—Taehyung está en proceso de recuperación, así que simplemente, déjalo ser Jinhye.

No hubo más conversación, me adelantó y yo me quedé viendo su espalda, maldiciendo a mamá Jin por regañarme.

Maldiciendo a Taehyung por no superarlo de una maldita vez.

Con un humor sombrío alcancé de nuevo la botella de Vodka que Jin había colocado allí segundos antes.

El mayor no tendría que aguantar a un borracho rondando por la casa, sino a dos.

25 de Mayo de 2020 a las 09:53 0 Reporte Insertar Seguir historia
0
Leer el siguiente capítulo Uno

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión