aqueloo Enrique Toro

En tiempos en que dioses y demonios caminaban entre los hombres mortales, y las ninfas salían de sus grutas a cantar a los héroes, un joven príncipe Ilirio se verá abocado a expatriarse a la Grecia Homérica. En el largo trayecto conocerá reinos y ciudades legendarias, bestias fabulosas y antiguas divinidades. Franqueará montañas y dilatadas llanuras, mares tempestuosos y ríos. Oirá recitar a los aedos acerca de las gestas de los antiguos. Y ejecutará grandes hazañas en compañía de los fundadores de la nación. Es un mundo joven, renacido, con los ecos de la magia que una vez hubo antes de la venida de los helenos. Pero son los hombres y las mujeres los protagonistas de la acción, sus pasiones, sus empresas, su determinación, y la batalla que libran contra el destino, la guerra y la aflicción que habita en sus corazones a causa de los pecados del pasado.


Histórico Todo público.

#homero #historia #leyenda #aventura #mitología #grecia #dioses #fantasía
1
722 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Proemio

Sois como niños que, con los ojos bien abiertos, os arremolináis alrededor del hogar. Ávidos de historias sobre aquellos que una vez ocuparon la tierra que ahora pisáis. De los que fundaron las ciudades que habitáis, que levantaron las murallas, los templos, los palacios y los puertos. Hombres tan formidables, varones de linaje divino, campesinos guerreros, reyes pastores.

Hoy me preguntáis por los hijos de la Acaya, los que se unieron al Argo, y surcando mares ignotos se enfrentaron a múltiples peligros, en pos de la áurea piel de un carnero. Eran tiempos en que dioses y demonios caminaban entre los hombres mortales, y las ninfas salían de sus grutas a cantar a los héroes.

Etálides me llamaban, cuando me uní a los caudillos Minias en calidad de heraldo, y supe de todos ellos, pues a todos interrogué y todo lo retengo en mi cabeza, regalo del padre Hermes. Allí conocí a los adalides de Pelene y con ellos conviví. Asterio, vigoroso y de ánimo leonino, y Anfión, de muy veloz pensamiento e ideas sagaces, ambos arrojados, ambos decididos. Eran hermanos solo de adopción, ya que Anfión dejando su casa y su familia siendo un muchacho, viajó hasta aquí donde el magnánimo Hiperasio lo adoptó como suyo. Así lo escuché de su boca en el sagrado bosque de Dodona, interesándome yo por su procedencia.

24 de Mayo de 2020 a las 10:03 3 Reporte Insertar Seguir historia
2
Leer el siguiente capítulo I Los Comedores de Anguilas

Comenta algo

Publica!
DF David Fernández
No hay de qué compatriota!! .Para mi también esta plataforma es toda una novedad. Y no te preocupes, yo he estudiado Historia y tampoco puedo evitar hacer algún guiño a los clásicos jejeje. Es que...no hay nada como ellos, de hecho ahora, me estoy leyendo "La descripción de Grecia" de Pausanias y al bueno de Polibio.
June 04, 2020, 16:22
Enrique Toro Enrique Toro
Sí, hay mucho de Homero en todo lo que escribo. No lo puedo evitar :-) Y otros clásicos helenos y latinos. Gracias por ser el primero en seguirme en esta recién descubierta plataforma.
June 04, 2020, 16:01
DF David Fernández
¡Tiene muy buena pinta!, puedo intuir cierta inspiración del lenguaje de Homero en algunas expresiones, ¿verdad?
June 04, 2020, 15:17
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 18 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión