it Pennywise el payaso

Una familia que vive aislada del mundo es visitada por algo que cambiara sus vidas para siempre.


Suspenso/Misterio No para niños menores de 13.
0
745 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

capitulo 1: Una llegada inesperada

En un campo en ninguna parte al atardecer un niño de pelo largo y negro con manchas de barro en la remera está sacando cultivos junto a un hombre grande de gran barba.

-¡Padre!- gritaba Tomás mientras quitaba algunas remolachas de la tierra.

-¿Qué pasa, hijo?- le respondió Juan rascándose la barba llena de tierra.

-Estoy muy cansado de sacar las verduras ¿puedo ir adentro?

-Está bien- dijo Juan secándose la pelada-, pero primero tráeme la pala.

Fue Tomás, cruzando el corral y llegando a la pequeña casita, en donde guardaban las herramientas y donde su padre tenía el rifle de la familia. No encontró la pala y fue hacia él y le dijo:

-No encontré la pala, no está en la bodega.

-Seguramente está en el cementerio, en la cripta.



A Tomás no le había agradado nada la idea de ir a la cripta del cementerio, que estaba siempre rodeada de una niebla espesa, cuervos y humedad. Era desagradable y daba mucho miedo.

Para llegar al mausoleo tuvo que subir una colina y pasar por al lado de su casa que en una ventana se podía ver a una señora con rulos negros poniendo en el horno un pollo.

-¿Vamos a comer eso, mamá?- preguntó Tomás mientras se dirigía hacia la ventana.

-Sí, aunque le falta- contestó María cerrando el horno.

-¿Va a estar para la noche?

-Probablemente, ¿adónde vas?- dijo María acercándose a la ventana.

-A la cripta, a buscar la pala para papá.

-Yo la había dejado ahí la otra vez cuando estaba intentando sacar esa madriguera.

-Bueno, se está haciendo tarde. Voy a buscarlo lo más rápido posible así puedo descansar- dijo Tomás yéndose y moviendo la mano para despedirse.



Tomás bajó la colina y pasó por al lado de un pozo de agua, se acercó y miró por el mismo. El chico recordaba que a una menor edad, la madre le contaba que si se acercaba ahí, un viejo malvado lo agarraría y se lo llevaría adentro del pozo. Continúo subiendo otra colina.



Llegó a la puerta del cementerio donde estaban enterrados más de una generación de su familia y allegados. La cripta le pertenecía al general Almássy, sus más íntimos amigos y otros familiares que batallaron junto a él. Toda la historia quedó en el olvido, se perdió con el paso del tiempo.

Se cernía sobre Tomás la gran puerta oxidada del cementerio que tenía grabada la palabra coemeterium sobre la misma. El pasto estaba húmedo, largo y rasposo. El viento soplaba, los árboles pelados se sacudían delante de él, las tumbas parecían hablar y los cuervos picoteaban la materia muerta. Se centró en ir rápidamente a agarrar la pala.

Cuando entró al mausoleo, abrió la puerta con suma delicadeza. Notó que aunque igual de decadente, tenía más telarañas de lo usual y se notaba más grisácea de lo común. Bajó los peldaños de la cripta y poco a poco su sombra parecía cobrar vida. El polvo entraba por su nariz y lo hacía toser de una manera frenética. Vio la pala, la agarró y se fue rápidamente evitando ese lugar de ultratumba.

Le dio la pala a su padre, se volvió hacia la casa subió las escaleras y fue a un pequeño cuarto que Tomás y su padre llamaban “el cuarto creativo” en donde escribían, construían y descansaban. Lo usaban como un taller. Después de un rato ahí, fue a descansar a su habitación hasta que su madre, María llamó a comer. Tomás bajó las escaleras, se sentó en frente de su padre y la madre trajo el pollo a la mesa y se sentó en la cabecera de la misma. La familia hablaba tranquilamente. Juan se quejaba de las cosechas que no estaban en temporada, Tomas escuchaba y María hablaba de los animales. Aquella armonía fue interrumpida intempestivamente por alguien que tocó la puerta.

24 de Mayo de 2020 a las 06:22 0 Reporte Insertar Seguir historia
1
Leer el siguiente capítulo Capítulo 2: El extraño

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión