astartheahiggs Astarthea Higgs

Miré tu rostro, esos ojos brillantes que inspiraban vida y nada de temor. La curiosidad corriendo por tus venas. Tu piel suave como la seda y esa forma de reir que era imposible olvidar. Y desperté de otra manera. Supe en esos momentos, cuando te sostuve entre mis manos, que sería capaz de dar la vida por ti. Temí por cosas que jamás había temido, me preocupe hasta por un ligero cambio en el brillo de tus ojos. Mi muy querido hermano, mi pequeño tesoro.

  June 11, 2019, 12:13
AA Compartir

Comenta algo

0 Comentarios
Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!

Más microrrelatos