wereyes Waldo Reyes

Los bombazos se repetían en su cabeza. «Teniente necesito apoyo… envíeme la munición», escuchaba las palabras, pero no lo veía. Subió a la torre de la Universidad a observar al enemigo. Tenía una estrategia. Al entrar el camión del gas, lo hizo volar con tiros de su rifle. Cien alumnos huyeron con la ropa en llamas mientras se les caía la piel quemada y derretida, a jirones, sobre el pavimento. ―Coman fuego malditos hadji. —Su labio colgaba mientras chupaba el cigarrillo con los dientes.

#theauthorscup #themicrostoryller #horror
  13 de Mayo de 2019 a las 23:04
AA Compartir

Comenta algo

0 Comentarios
Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!

Más microrrelatos