wereyes Waldo Reyes

Fue un amor eterno, de tres años, hasta que se aburrió de mí. Me arrojó al rio de las pirañas del olvido. Donde, las voraces criaturas, dejaron un esqueleto de mi sangrante corazón. Aún, vivo de amor, anhelante de sus besos, sus caricias y palabras, aunque fueran de odio y desprecio. Han pasado treinta infiernos. Y volvió a mi. Llora en desconsuelo rogándome perdón. —Está todo perdonado, quiero besarte y abrazarte –digo—. No puedes oírme, no puedo tocarte porque, en esta tumba, ya soy de piedra.

#TheBestStoryMicrofiction #theauthorscup
  2 de Mayo de 2019 a las 16:52
AA Compartir

Comenta algo

3 Comentarios
Publica!
Lesbianas Venezuela Lesbianas Venezuela
¡Desgarrador, hermoso!
8 de Mayo de 2019 a las 16:27

  • Waldo Reyes Waldo Reyes
    Gracias, me alegro que te haya gustado. Saludos. 8 de Mayo de 2019 a las 17:08

Más microrrelatos