El Proceso en Creación 2 Seguir blog

1566617928 Francisco Rivera Situaciones encontradas en el proceso de creación, sus avatares y productos...
AA Compartir

Evocaciones e invocaciones...

Si en nuestras tareas personales involucramos la acción corporal y la debida dirección cerebral, también debemos considerar el proceso del laboratorio del sueño, el ejercicio amoroso humano y la reparación y asunción de vida a través del reposo en nuestra cama, estera, hamaca, colchón, sofá cama, catre, litera ad infinitum ...

Si evocamos lo mejor de los tiempos pasados, invoquemos el amor contra el hambre; la solvencia del desarrollo obtenido en la modalidad del "Milagro Mexicano" contra la miseria y la pobreza extendida en nuestro país; la indulgencia sin finalidades de superar la indigencia soterrada prevaleciente en nuestra nación; la medianía de miras de clase media entre quienes suponen que las masas nacionales se merecen continuar donde se encuentran; la verdad en libertad para ser libres sin acotarse en el Estado de Derecho cuando en la práctica propia y técnica de sí, defiende o protege lo que resulta contrario a quienes les desfavorece sin permitir que toda justicia alcance lo pronto y lo expedito, y así, otras tantas evocaciones e invocaciones por el estilo...

Y, si el tiempo nos alcanza, pensar sin Sí Mismo y dejar que, lo Uno Mismo haga mejor comprensión respecto del Otro, la Otra en semejanza de oportunidades.

¿Será que en estos días analicemos con detenimiento el Yo, sus propiedades, sus retos y dificultades en nuestro propio Yo, para luego, darnos cuenta de los "Yo Semejantes" y sus propias circunstancias.

En términos de amor humano de Sí, Para sí e incluso del Por sí, podemos aspirar a ventilar sus rasgos carnales o no carnales; sexuados o no sexuados; sexistas o no sexistas para: interpretar o reinterpretar el mundo; para cambiar la perspectiva de éste y del lugar que se ocupa en términos, de: qué lugar se ocupa; por qué se ocupa y para qué se ocupa, entre oras consideraciones de ese tipo...

¿La transformación del mundo, empezando desde nuestro mundo interior, garantiza la del mundo exterior?

¿No palabras dichas -por decir- sino acciones confirmadas por palabras concernientes, radicalizando transformaciones ineludibles, compartidas como individuos interesados en transformaciones tales, que transformen la sociedad humana planetaria, desde esa sola posibilidad de grano de arena: la propia en compartimento con la ajena?

15 de Abril de 2020 a las 00:24 1 Reporte Insertar 0
~

Sorpresas

Una obsesión circulante y molesta me vuelve a inquietar: el hambre y la miseria humana no se resuelven con discursos; tampoco con gobiernos periódicos dentro de las sucesiones institucionalizadas. Debido a esa piedra en mi zapato opto por dormir para que mañana, al levantarme, tenga otra perspectiva que aclare mi obsesión, la molestia pedrera y la inquietud...


La paz actual debe ser un tipo de paz tal, donde me permita resolver una cuestión siguiente, acumulada: ¿debe ser "a modo" con las familias que dominan a un país o con los poderosos que "guían" al mundo de acuerdo a sus intereses?


¿Qué representa, para los poderosamente ricos del mundo: la serenidad de espíritu, la reflexión constructiva, la solidaridad humanista, cooperativa y resolutiva para atender males estructurales locales, nacionales, internacionales, regionales y mundiales?


¿Se asistirá, acaso, después de esta pandemia, al cultivo "projimal" donde las relaciones humanas mejoren en sus niveles: unipersonales, interpersonales y transpersonales en sentidos horizontales y no verticalistas?


¿Estamos asistiendo a una demostración de cambio individual con visibilidad tal que conjunte esfuerzos para participar de la siguiente configuración mundial, en activo y no en continuidad en pasivo?


Esa actitud de no arriesgar nada, sin cuestionar la obediencia ciega a imperativos desatados desde el arranque del siglo veinte, como de los arrastrados del siglo anterior, nos deben procurar dos situaciones:


Una primera, para continuar nuestro imperativo suicida montado en la conveniencia propia o la que demanda superarla.


Y una segunda, que es la de asumir toda nuestra responsabilidad humana -para con nuestros actos- y, en congruencia, ante nuestros semejantes, sin tajaduras de sexos o condiciones contrarias dominantes de la condición humana, sea donde sea...en este Aquí, en este Ahora, en progresión y nunca en lo contrario.

14 de Abril de 2020 a las 23:47 1 Reporte Insertar 0
~

Querido Diario: Me obsesiono...

Querido Diario: ¿Nos debemo a todas y a todos? Recuerdo que dijo así, una tarde, nuestro escritor en ciernes. Su estado de progresión resultó de menos a más, con más pena que gloria. Recuerdas también lo que te conté, cuando apenas pensaste en compartir su sentimiento lector y cómo adquirió de súbito, un forzado color artificial de progresiva degradación, que implicaba establecer comparaciones entre nuestras propias experiencias de leer y de escribir...?

La pregunta que siempre me he formulado refiere a: ¿Por qué y para qué escribe uno? Es diferente a su vez, a preguntarse, por ejemplo: ¿Para qué escribir lo que se escribe?

¿Tendremos futuro escribiendo para quienes nos quieran leer?

¿Y, los lectores de todas partes, se podrán interesar en leernos con regularidad?

¿Saldremos fortalecidos en términos de lecturas desde esta retracción social o "Sana Distancia"?

¿Alcanzará esta espera a que la gente aprenda a desplazarse entre opciones de plataformas de lectura y escritura y las considere hábitos de arraigo personales, de ahora en adelante?

¿Con o sin pandemias; con o sin rebotes?

¿Cesarán las muestras de generosidades lectoras para continuar ofreciendo en gratitud solidaria lecturas de la producción literaria mundial; de museos virtuales, de cine internacional, de cuentos, poesías y demás que se han puesto a disposición de la gente en confinamientos de todo género...?

14 de Abril de 2020 a las 21:17 1 Reporte Insertar 0
~

Querido Diario: Me levanto...

Me levanto de la cama con una tendencia inusitada-participativa como queriendo hacer pequeñas investigaciones sobre la vida de mis vecinos...pero, creo, me será un tanto difícil hacerlo de manera presencial, así que lo haré en línea, en debida virtualidad donde, me parece, desde mi pensamiento y voz a través de caracteres de escritura convengan para ser oprimidos y capturados en esa pantalla líquida, dando sentido a este afán digitalizado...

¿Qué os parece?

¿Cómo la ven?

Extraño, en verdad ,por cuanto significa todo-un-rollo...

Mira, Querido Diario: mañana nos veremos y me apalabro contigo...dejando fluir esta tensión pandemoniada


Querido Diario: Te cuento el resultado de las primeras investigaciones de mi vecindad virtual...Bueno, en conciencia, he tenido que presentar de modo irreal, es decir, diciendo lo que soy, pero no es así...

Verás, he encontrado personas -supongo que son hombres y supongo que son mujeres, independientemente de la fotografía que adjuntan en sus narraciones.

Algunas personas me resultan sencillas y directas; otras, en cambio, quizá bastante superfluas o por completo, una madeja de sufrimientos que inhiben toda conversación.

Los hay hirientes o con un pansexualismo desbordante; en cambio, otras, las conversadoras que escriben pensamientos, poemas, declaraciones de amistad sin más, me agradan... pero también he debido guardar distancias en términos de correligionarios políticos o religiosos.

En otro aspecto, puedo reconocer la originalidad de diseñadores profesionales; de vendedores de estrategias mercadológicas o del último giro en el marketing on line...

Pero a su vez, están los que proveen historias, enlaces, giffs, narraciones o invitaciones a leer en formato pdf...

Claro está que no faltan los administradores de enlaces a blogs, páginas web e información puntual sobre lo que acontece en otras pares del mundo, como los pasados incendios, los sufrimientos de efectos de guerras devastadoras debido a intereses en nada alejados de aquellos imperialismos de los pasados siglos XIX y XX...

¿Sabes, Querido Diario? De momento me siento asaltado en intimidad cuando me requieren la aceptación de mis cookies o de datos sensibles que, uno supone, podrían respetar, pero, ¿Quién lo asegura que sea en contra...?

Bueno, hasta aquí, Querido Diario. dejo para después lo que se deriva de esta manía de teclear caracteres, de recibir saludos o agregados de personas que, hasta donde recuerdo, ni siquier había pedido que lo hicieran... ¿O, sí...quién sabe?

13 de Abril de 2020 a las 01:47 1 Reporte Insertar 1
~
Leer más Página de inicio 1 2