AA Compartir

En que creer cuando no creo...

La palabra creencia significa tener afecto, amor y confianza en algo o alguien, entonces que tan importante es creer, supongamos que el “creer” es indispensable para crear nuestras ideas, para aceptarlas, para afirmarlas y, en algunos casos defenderlas, la pregunta es ¿cuándo comenzamos a creer? Cuando somos chicos empezamos a confiar en lo que nos enseñan, y en un principio creemos en lo que aprendimos en base a las creencias de las personas que nos rodeaban, podemos aferrarnos a eso o construir nuestras propias creencias, el problema o al menos el mío es cuando no se sabe con seguridad en que o quien creer si es fundamental aceptar una creencia, tener “fe” para construir tus ideas, tratar de explicar o entender “la vida”, para tener esperanza, porque supongo que para crear primero hay que creer.

Desde siempre las personas creen y admiran dioses, hay innumerables religiones, lo que se cree justo para algunas en otras es todo lo contrario, algunas aceptan ciertos tipos de alimentos que en otras son un pecado mortal, hay de todo y en lo único que aunque de diferentes formas coinciden es que son un conjuntos de ideas, enseñanzas o principios básicos que se deben seguir con sus consecuencias, buenas o malas, generalmente depende en el punto del mundo en que naciste y de quienes te enseñan; en mi caso personal en casa no recuerdo que se practicara de forma estricta, pero crecí bajo las ideas del cristianismo, también del evangelismo por parte de mi abuela (fue una de las primeras personas de las cuales aprendí el fanatismo religioso, haciendo que muchas veces le tenga miedo a su Dios y cuestionara mi forma de ser) por consecuencia por mucho tiempo creí en un Dios cristiano, practicando los ideales de un “fiel”, no es que deje de creer de un día para otro, a medida que crecía me fui cuestionando y haciendo preguntas que hicieron que dejara de confiar en las bases de esta religión, así como deje de creer en Papa Nouel y el Hada de los dientes, simplemente no encontraba un motivación para mantener la creencia, tampoco encontraba nada gratificante en lo espiritual que alimentara mí ser, en la escuela aprendí que los humanos evolucionamos con los años, no en siete días como la biblia me explicaba entre otras cosas, entonces se rompió mi base de creencias, en que creer si todo lo que había aprendido ahora me parecía cuestionable y poco creíble por mi razonamiento y entender pero a su vez necesitaba de la espiritualidad, comprendí que no necesariamente se tiene que creer en una religión, que las ideologías pueden separar pero también unir, que te motivan o desmotivan, que destruyen o impulsan a crear, que todo depende de nuestra moral.

Pero… en que creo, no paro de preguntarme, sabiendo que mis creencias e ideales generan acciones que involuntariamente van a afectar a los que me rodean, claro que la búsqueda espiritual es individual pero no dejamos de vivir en sociedad por eso no da igual lo que se cree y lo que no, después de divagar en mi ser, replantearme cosas y de sumergirme en lo que supongo correcto, hoy puedo responderme que creo en la conciencia que es la que me impulsa y me genera paz, entonces así logro explicar mis comportamientos para entender el de los otros, porque trato a los demás como me gustaría que me traten, con respeto, aceptación y amor, cuando no logro disfrutar el presente y el pasado o el futuro me ahogan es la conciencia la que me devuelve a mi espiritualidad, es la conciencia la que me libera de la historia creada por los pensamientos de alguien más, creo en lo espiritual de las decisiones morales del ser humano, creo que hay algo más allá de lo que podemos percibir y demostrar, sería muy egoísta de mi parte pensar que somos los únicos seres sobre el universo, pero no son el amparo de mi esperanza, tampoco creo que sea algo que tenga que alcanzar para rellenar un vacío en mi interior, están, son y a veces se entrelazan en nuestras vidas, entiendo que esto no me responde de si dios como lo conocen existe o no pero hoy elijo creer que existe para el que lo necesite dependiendo de sus ideologías, que no esta mal ni bien las creencias de los demás tampoco las propias, que se trata de aceptar las diferencias entendiendo de que todos somos distintos pero en un punto iguales, que con amor y respeto se puede crecer individualmente en sociedad.

11 de Mayo de 2019 a las 04:22 0 Reporte Insertar 0
~